26-J: Cuando la deuda se convierte en tabú

16 de junio por PACD

Ocho años después, no sólo no hemos reducido la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
pública, sino que la hemos hinchado a base de transferir deuda privada a la factura de lo que debemos pagar entre todas.
El precio: reducir los derechos económicos y sociales conquistados con duras luchas. Sufrimos las consecuencias a diario.

Mientras los partidos políticos que han gobernado en las últimas décadas han desplegado grandes redes corruptas, los bancos y grandes empresas han recibido cantidades masivas de dinero de los contribuyentes. Leyes y tratados ―la reforma constitucional al frente de todas― cronifican la pobreza y el paro. Madrid, Bruselas y Frankfurt concentran cada vez más poder mermando soberanía de las administraciones autonómicas y locales. Asfixian con obligaciones de déficit y prioridades financieras hasta amenazar con la intervención. La tónica se repite a lo largo y ancho de la Unión Europea donde la población es sometida a expolio y empobrecimiento, mientras los bancos continúan siendo sustentados con dinero público, rescate tras rescate. Todo esto, está llevando a un crecimiento de la desigualdad y un empobrecimiento y precariedad generalizado para la mayoría, con un paralelo deterioro de las instituciones democráticas y de la credibilidad del pacto social.

Con todo ello, los partidos políticos que ahora se presentan a las elecciones del 26-J, lo hacen sin tan sólo mencionar la deuda en sus discursos. Es evidente que sin abordar la cuestión de la deuda no se puede avanzar hacia políticas que beneficien a la mayoría social. Y para abordar la cuestión de la deuda es urgente realizar una auditoría con participación ciudadana activa para poder analizar en profundidad los mecanismos que cargan sobre la mayoría de la población deudas de las que no somos responsables y que justifican un retroceso de derechos sin parangón en las últimas décadas.

En la actual dinámica de expropiación, a través de las finanzas, es necesario, en defensa de las democracias, sentar las bases de un nuevo paradigma legal, socioeconómico y ecológico, que deje atrás el neoliberalismo y ponga límites al poder de las grandes finanzas. Para ello, la auditoría puede ayudar a tomar consciencia ciudadana de lo que suponen estos procesos de endeudamiento y expropiación. La auditoría nos ha de ayudar a clarificar qué deudas son admisibles y cuáles son ilegales, ilegítimas, odiosas o insostenibles para, de forma democrática, decidir qué hacer, incluso si se trata de rechazar su reembolso. Ante el tabú sobre el impago de la deuda, debemos comprender la imposibilidad de seguir pagando.

Desde la Plataforma de Auditoria Ciudadana de la Deuda (PACD) entendemos que durante esta campaña electoral o se habla de deuda o no se está abordando una cuestión clave del presente y futuro de este país. Por ello difundimos el manifiestoEl nuevo gobierno del Estado español debe auditar la deuda pública con activa participación ciudadana“. Si estás de acuerdo, te invitamos a que te unas firmándolo. Lo haremos llegar a las diferentes candidaturas con las firmas recogidas en la última semana de campaña electoral.


Fuente: Publico.es


Autor

PACD

Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda http://auditoriaciudadana.net/


CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org