Ecos del Foro Social Américas

Agresión a Venezuela: no es paranoia, es realidad

14 de agosto de 2010 por Eduardo Tamayo G.


ALAI AMLATINA, 13/08/2010.- Venezuela actualmente es el blanco
principal de la agresión de Estados Unidos: esto no es una conducta
paranoica sino que está fundamentada en un análisis de los hechos y de
la geopolítica de la región. Esa fue una de las ideas fuerza que se pudo
percibir en el panel denominado “nuevo momento de agresión imperial:
resistencias y propuestas de paz” que se desarrolló en Asunción, en el
contexto del IV Foro Social Américas.

El panel contó con la presencia de la investigadora mexicana Ana Esther
Ceceña, la Premio Nobel de la Paz, Rigoberta Menchú, y la directora y
ex ministra de Comunicación de Venezuela y directora de Vive TV, Blanca
Eekhout. La socióloga ecuatoriana Irene León moderó el debate.

Ceceña hizo un análisis geopolítico de la región destacando que si se
mira retrospectivamente lo que pasaba hace apenas dos años se podía
constatar que los procesos de integración avanzaban muy rápido,
especialmente instancias como la Alternativa Bolivariana para los
Pueblos de Nuestra América (ALBA), Petrocaribe, la UNASUR y el Banco del
Sur.

Estas iniciativas constituyen un obstáculo para la hegemonía de Estados
Unidos, país que ha entrado en una contraofensiva que incluye el ataque
a un campamento de las FARC en Ecuador, el golpe de Estado en Honduras,
el despliegue de la IV Flota por el Atlántico y en el último año y medio
la instalación de nuevas bases militares en Colombia, Haití (con el
pretexto de la “ayuda humanitaria” para la víctimas del terremoto),
Costa Rica y Panamá.

Según Ceceña, las bases en Colombia no serían 7 sino 13, destacando que
prácticamente Estados Unidos puede ocupar todo su territorio, de acuerdo
con el convenio suscrito por Alvaro Uribe. Con las tecnologías de punta
que maneja Estados Unidos, su aviación puede alcanzar en tres horas
cualquier lugar del continente pudiendo desplegar tropas hacia
cualquier punto que lo considere necesario. En Costa Rica, Estados
Unidos ha instalado 7000 efectivos y 46 barcos, 43 de los cuales son
artillados.

En el caso de Venezuela, Estados Unidos intenta instalar un discurso que
justifique la injerencia y la agresión insistiendo que “Chávez es un
dictador”, “que tiene a la FARC en sus fronteras para atacar a
Colombia”, etc. Otro de los argumentos, ya usado en Honduras, es la
agitación del fantasma del comunismo por parte de la jerarquía católica.

Ceceña señaló varias evidencias que son motivo de preocupación: el
sobrevuelo sobre territorio venezolano de dos aviones estadounidenses
que partieron de su base en Curazao; la llegada a Venezuela del
salvadoreño Francisco Chávez Abarca, del «grupo» contrarrevolucionario
de Miami, que tenía el propósito de realizar atentados antes de las
elecciones parlamentarias del 26 de septiembre de este año. Chávez
Abarca fue detenido por las autoridades venezolanas y entregado a Cuba
para ser juzgado por actos terroristas cometidos en la Isla.

Blanca Eekhout corroboró y amplió el panorama descrito por Ana Esther
Ceceña. Señaló que las invasiones de Estados Unidos a América Latina en
los últimos dos siglos suman más de mil. Y ello confirma que las
amenazas son reales: Estados Unidos, en un contexto de crisis y cuando
el “sueño americano comienza a caerse en pedazos”, intenta desbaratar
los importantes avances logrados por los gobiernos progresistas en la
región. El ALCA fue detenido pero no así el brazo armado del mismo, que
es el Plan Colombia.

Venezuela posee las reservas de petróleo más grandes del mundo:
apoderarse de esas riquezas es la parte oculta de la estrategia
estadounidense. Eso pasó en Irak: el pretexto de las armas de
destrucción masiva invocado por George W. Bush para invadir ese país,
solo fue solo un montaje, el objetivo era el petróleo iraquí.

La “guerra mediática” es otro de los componentes de la ofensiva contra
Venezuela. Blanca Eekhout señala que en 28 días, se ha contabilizado
1600 artículos en la prensa internacional en los que se desacredita y se
sataniza al proceso bolivariano y al presidente Hugo Chávez Frías.

Para impedir que haya una escalada del conflicto de Venezuela y
Colombia, el presidente Chávez se acercó y dialogó con el nuevo
presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, sin embargo el peligro no ha
desaparecido, porque las bases militares de Estados Unidos continúan
presentes en Colombia y otros países, enfatizó Blanca Eekhout.
Más información: http://alainet.org
RSS: http://alainet.org/rss.phtml


Ver en línea : Alainet.net

Otros artículos en español de Eduardo Tamayo G. (5)

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org