La red CADTM África

Anulacíon de la deuda pública de los países africanos para que puedan hacer frente a la pandemia del coronavirus

Comunicado de prensa

13 de abril por CADTM África


(CC - Wikipedia)

Para hacer frente a las necesidades financieras imprescindibles con destino a la lucha urgente contra la pandemia del coronavirus, los movimientos sociales de América Latina, de África Austral y África del Norte, y de Europa lanzaron varios llamamientos en pro de la anulación de la deuda pública. Los responsables oficiales en África (los ministros de finanzas africanos, representantes de la CEMAX, así como los presidentes de Senegal y de Níger) también llamaron a que se concretara una moratoria de la deuda de sus países. Pero, con su hipocresía habitual, el grupo del Banco Mundial y del FMI también expresaron esos mismos sentimientos.

En nuestro continente, la catástrofe sanitaria se añada a los focos de inseguridad y a la precariedad. El temor más extendido es si las estructuras de la salud pública de la región tienen la capacidad necesaria para hacer frente a una gran propagación de la pandemia. La privatización a ultranza de los servicios esenciales, incluidos los de la salud pública, impidió a los países africanos respetar la ratio médicos/población, matronas/población, enfermeros/as/población, arrastrando a la degradación el plantel técnico de las estructuras sanitarias, el no respeto de la distancia reglamentaria entre la población y las estructuras de sanidad.

La situación sanitaria en África está caracterizada por varios factores limitantes, especialmente la débil cobertura sanitaria y la desigualdad de la repartición sobre la extensión del territorio; la insuficiencia de infraestructuras y equipamientos; un personal sanitario insuficiente y mal calificado para ofrecer servicios de calidad; el coste elevado de los servicios en relación al ingreso medio de las poblaciones.
Esta situación tiene como consecuencia un acceso difícil de la gente, particularmente mujeres y niños, a los servicios de salud.

Las dificultades de la lucha contra la propagación de la pandemia actual del coronavirus Covid-19 acentúan la debilidad de varios países africanos, ya precarizados por la carga de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
pública y de las políticas de austeridad. La deuda exterior pública de los países africanos se duplicó con creces entre 2010 y 2018, pasando de 160.000 millones de dólares USD a 365.500 millones de dólares USD. Este endeudamiento fue impuesto por las instituciones financieras internacionales (BM y FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
) con la complicidad de las clases dominantes de nuestros países.

La lucha contra la pandemia del Covid-19 crea una necesidad urgente de ayudar a los países pobres que están particularmente afectados por la pandemia. Por lo tanto, anular el conjunto de las deudas externas de los países africanos permitiría que pudieran dar prioridad a los gastos sanitarios, así como a otras necesidades inmediatas en este entorno económico, caracterizado por los fuertes descensos de los ingresos, de las pérdidas de las recaudaciones y de un aumento de los gastos.

A raíz de esta situación, el CADTM África afirma que la vía segura para iniciar un modelo económico y social autocentrado y basado en la satisfacción de las necesidades de las poblaciones de los países del Sur pasa indispensablemente por la anulación de las deudas públicas. Una auditoría ciudadana también es necesaria para identificar las partes ilegítimas, odiosas, e ilegales y exigir su repudio. En la tormenta de la crisis del coronavirus, las poblaciones deben movilizarse para imponer sus gobiernos decretar una decisión unilateral de suspensión de pagos de la deuda. Y para apoyar este acto soberano, pueden recurrir a varios argumentos entre ellos: el estado de necesidad. El cambio fundamental de circunstancias o la fuerza mayor.

El CADTM África también reivindica:




CADTM África

SECRETARIAT RESEAU CADTM AFRIQUE, CAD-Mali Djélibougou Rue : 326 Porte : 26 - BP. 2521 Bamako - Mali - Tél./Fax : 20 24 01 34 / E-mail : secretariatcadtmafrique chez gmail.com

Traduccion(es)

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org