Auditoría ciudadana de la deuda municipal en Brasil

Entrevista a Rémi Chatain de la Auditoría Ciudadana de la Deuda en Brasil

16 de septiembre de 2015 por Jérôme Duval , Rémi Chatain

Rémi Chatain, frente al Parlamento griego, en Atenas. 17/06/15.

Jérôme Duval: ¿Cuál es tu cometido en la Auditoría Ciudadana de Brasil?

Rémi Chatain: Pertenezco al grupo de Sao Paulo. Además de estudiar las deudas de la ciudad de Sao Paulo y del Estado de Sao Paulo, que representan dos de las mayores deudas de Brasil, organizamos la comunicación entre el grupo de auditoría de nivel nacional y los demás grupos locales de Brasil en el marco de campañas nacionales, en las redes sociales, etc. Todo lo relativo a la sensibilización e información sobre la temática de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
pública pasa por el grupo de Sao Paulo.

J. D: La Auditoría Ciudadana de Brasil ¿Debe implicar a mucha gente, no? ¿Dónde está implantada? ¿Cómo nació esta iniciativa y cuáles son sus objetivos?

R. M: Actualmente, la Auditoría Ciudadana tiene representaciones en una docena de Estados, de un total de 27 en Brasil. |2| Se cuentan entre 7 y 20 personas por cada grupo local. En total debe de haber un centenar de personas militando en la Auditoría Ciudadana de Brasil, además tenemos también muchos colaboradores dispuestos a participar en nuestros eventos, manifestaciones, etc. Hay muchos funcionarios pero también gente que procede de una multitud de campos y profesiones.

La Auditoría Ciudadana nació a raíz de un plebiscito popular sobre la deuda, organizado por un centenar de movimientos sociales brasileños en septiembre 2000. Aquejado de una crisis económica (y energética), Brasil necesitó contraer nuevos préstamos con el FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web : https://www.imf.org
con el fin de pagar los intereses de su deuda. Con motivo de esta campaña que aglutinaba a la mayoría de los grandes movimientos sociales y a ciudadanos independientes, se organizó este escrutinio que planteaba, entre otras cosas, si Brasil debía seguir reembolsando su deuda sin haber realizado antes una auditoría. La participación fue masiva y más de 6 millones de personas votaron en 3.444 municipios (de un total de 5.570). Más del 95% de los votantes se pronunciaron en CONTRA de mantener el acuerdo con el FMI así como de seguir pagando la deuda sin la realización de una auditoría que prevé la Constitución Federal. A pesar de una toma de conciencia espectacular sobre estas cuestiones, la campaña no aportó ningún cambio objetivo y en el primer encuentro de los organizadores de la campaña, se decidió crear la Auditoría Ciudadana de la Deuda. Maria Lucia Fattorelli, quien tuvo una participación relevante en el plebiscito, fue elegida como coordinadora de la Asociación.

J. D.: ¿Cuáles son vuestras actividades principales y vuestros canales de difusión?


R. M.:
Ya hemos publicado 4 libros y el último ha sido traducido a 4 idiomas; publicamos regularmente algunos artículos sobre la evolución de la deuda así como informes específicos sobre las regiones o sobre partidas presupuestarias como la seguridad social o sobre el sistema fiscal. Actualizamos diariamente nuestra página de Facebook y nuestra página web también periódicamente. Desde el año pasado ofrecemos un curso a distancia de 4 meses. También colaboramos con otros movimientos sociales. Organizamos debates públicos, sesiones de formación, conferencias y encuentros con sindicatos, parlamentos regionales, universidades, etc… También participamos en acciones judiciales y ponemos denuncias ante los órganos responsables.

Nuestra tarea consiste en realizar en paralelo una auditoría ciudadana de las deudas, aunque ésta no entre en el marco institucional oficial. Buscamos todos los documentes relativos a los procesos de endeudamiento de estas ciudades y estados para comprender el origen y el significado de los números. Además, divulgamos todas estas informaciones para que los ciudadanos puedan hacer suya esta cuestión, para arrojar luz sobre un tema opaco y hacer presión sobre las políticas y los acreedores. El objetivo es la anulación de estas deudas o por lo menos una parte de las mismas probando las irregularidades, las ilegitimidades…

J. D.: Parece que Sao Paulo es la ciudad donde la auditoría municipal está más avanzada, ¿qué hay de ello?

J. M.: En Sao Paulo hemos avanzado bastante. En 2013 hemos conseguido adquirir casi todos los documentos relativos al proceso de endeudamiento que estábamos investigando y hemos obtenido los últimos documentos este año. Por lo que podemos estudiarlo completamente. De hecho, existe mucho material en relación a la ciudad de Sao Paulo, porque es el lugar donde se creó un nuevo tipo de delito en asuntos de finanzas públicas y luego se exportó a distintas ciudades y estados de Brasil. Esta técnica de creación de deuda refleja la corrupción de los gobernantes en connivencia con los mercados financieros. En el caso de la ciudad de Sao Paulo, se trata de una deuda que procede en un 90% de un mecanismo de emisión de bonos llamados “precatórios” (órdenes judiciales de pago), es decir, una deuda del Estado contraída con los ciudadanos cuando éstos ganan un juicio contra una municipalidad o contra una administración pública. Esas órdenes judiciales de pago o “precatórios” no han sido nunca pagadas y se han convertido en una enorme deuda pública de Sao Paolo. Hay que decir que desde la promulgación de la nueva Constitución de Brasil en 1988, los municipios y los estados tienen prohibido emitir bonos del Tesoro Bonos del tesoro Títulos de empréstito emitidos por el Tesoro público para financiarse. Su duración puede ir de unos meses a treinta años. , con una única excepción: para obtener los fondos necesarios con los que saldar las deudas de asuntos judiciales juzgados y ganados por los ciudadanos antes de 1988. De ello se desprende que ha habido una manipulación de las cifras con respecto a la cuantía de las deudas con el fin de poder emitir más bonos. Se desconoce todavía el destino de estos importes adicionales que han sido generados de manera fraudulenta.

J. D.: ¿Cuál es la función del Gobierno central con respecto a la deuda de los municipios, en particular la de Sao Paulo?

R. M.: En 1997 se votó una nueva ley en la Asamblea Nacional que creó las condiciones para que el Gobierno central de Brasil fuera el acreedor de las deudas regionales, de los estados y de los municipios, porque estos últimos tenían grandes dificultades financieras. En el año 2000, el gobierno municipal de Sao Paolo realizó una refinanciación de su deuda a través del Gobierno federal por un importe total de 11.000 millones de reales brasileños (poco más de 3.000 millones de euros). Desde entonces ya hemos devuelto 30.000 millones (unos 8.500 millones de euros) y debemos todavía 60.000 millones de reales (unos 20.000 millones de euros), todo ello sin haber contraído ninguna deuda más, ni emitido ningún bono para reembolsarla. Dicho de otra manera, hemos pagado 3 veces la deuda inicial y todavía debemos 6 veces lo que se debía en el año 2000.

J. D.: ¿Cómo es esto posible?

R.M.: Mientras que para la deuda estatal de Brasil, tanto la interna como la externa, es difícil hacer este tipo de cálculos, para los estados o los municipios, este mecanismo fraudulento sale a la luz más fácilmente porque dichas instituciones no han contraído más deudas posteriormente. El pago sólo de los intereses hace aumentar la deuda. Porque la parte presupuestaria de los estados y de los municipios que se destinaba al pago de la deuda está limitado al 13% cada año, lo cual resulta insuficiente. El importe que supera ese 13% no es reembolsado, pasa a incrementar el remanente de la deuda y por lo tanto se le volverán a cargar intereses.

Ya ha habido tres comisiones oficiales de investigación sobre la deuda que resulta de este mecanismo: dos de ellas en la cámara del Consejo municipal de Sao Paolo y otra en el Senado federal en 1997. Estas comisiones no han conseguido resultados concluyentes, ya que han dado lugar a la creación de una nueva comisión de investigación sobre los bancos, a la cual se le impidió continuar su trabajo de investigación sobre el mecanismo de endeudamiento por “precatorios” descrito más arriba, por orden de la Corte Superior de Justicia de Brasil. Todo ello demuestra hasta qué punto el poder público y político está en manos del poder económico.

Cuando el PT (Partido de los Trabajadores, en el poder desde la llegada de Lula da Silva al Gobierno en 2002) estaba en la oposición, era muy activo en el trabajo de investigación que se llevaba a cabo en esas comisiones, pero una vez en el poder, el PT se implicó menos e incluso boicoteó la continuación del trabajo de las comisiones.

J. D.: ¿Cuáles son las próximas etapas de la Auditoría Ciudadana de Brasil?

R. M.:
Los 30 y 31 de octubre de este año 2015, en Sao Paulo se organiza el Congreso nacional de la Auditoría Ciudadana, que va a reunir a todos los grupos locales de Brasil para definir conjuntamente los programas de acción y las futuras estrategias a seguir. Es muy interesante poder participar en el actual encuentro internacional de Buenos Aires, porque permite crear vínculos con otros militantes y colectivos y participar en una red de lucha a nivel continental e internacional que pueda contrarrestar la desinformación de los grandes medios.

Por otra parte, Maria Lucia Fattorelli de la Auditoría Ciudadana de Brasil, participa en la Comisión de auditoría de la deuda de Grecia |3| y nos sentimos muy entusiastas con respecto al proceso en curso y a las posibles repercusiones que esta Comisión va a generar en otros países europeos, como por ejemplo España. Tenemos mucha esperanza en que tanto el pueblo griego como el español puedan liberarse del yugo del sistema financiero. Entre los pueblos víctimas del sistema deuda, debemos ser solidarios.

Traducción: Manuela López Andújar (PACD Alicante)


Autor

Jérôme Duval

es miembro del CADTM, Comité para la abolición de las deudas ilegítimas (www.cadtm.org) y de la PACD, la Plataforma de Auditoría Ciudadana de la Deuda en el Estado español (http://auditoriaciudadana.net/). Es autor junto con Fátima Martín del libro Construcción europea al servicio de los mercados financieros, Icaria editorial 2016 y es también coautor del libro La Deuda o la vida, (Icaria, 2011), libro colectivo coordinado por Damien Millet y Eric Toussaint, que ha recibido el Premio al libro político en la Feria del libro político en Lieja, Bélgica, en 2011.


CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org