De la Troika a Goldman Sachs: las puertas giratorias de Barroso traen cola

Con su incorporación al banco de inversiones Goldman Sachs, el ex-presidente de la Comisión Europea José Manuel Barroso retoma un camino ya bien trillado.

8 de diciembre de 2016 por Jérôme Duval

«José Manuel Barroso va a aportar una capacidad de análisis y una experiencia inmensa a Golman Sachs y sobre todo una comprensión profunda de Europa. Estamos impacientes por trabajar con él en el marco de nuestra labor de asesoramiento a nuestros clientes, en un contexto económico y de mercado incierto y delicado». Es en estos términos como se expresaba Michael Sherwood y Richard Gnodde, co-directores generales de Goldman Sachs International, realmente «impacientes» ante la idea de recibir al antiguo presidente de la Comisión Europea como nuevo colega en el seno del famoso banco de inversiones.

Un excelente fichaje para Goldman Sachs

Por medio de un comunicado fechado el 8 de julio 2016 |1|, el banco implicado en el maquillaje de las cuentas públicas de Grecia que posibilitaron su entrada en la zona euro anunció el reclutamiento de José Manuel Barroso, ex-primer ministro de Portugal de 2002 a 2004 y presidente de la Comisión Europea durante toda una década (del 2004 al 2014).

Así que quien fue más que condescendiente con los grandes bancos privados durante sus dos mandatos a la cabeza de la Comisión Europea e impulsó rescates bancarios de una amplitud hasta ese momento deconocida en Europa, pasa a ocupar las funciones de consejero y presidente no ejecutivo de Goldman Sachs International, rama europea del grupo estadounidense con sede en Londres. Durante su mandato como presidente de la Comisión Europea, Barroso se empleó a fondo en conseguir la impunidad para los grandes bancos, auténticos responsables de la crisis, así como de garantizar su supervivencia, ésto último por medio de inyecciones colosales de dinero público a costa de un endeudamiento y de una política de austeridad brutal para las poblaciones.

Ahora, este mismo Barroso es oficialmente contratado para aconsejar a uno de los bancos más implicados en la crisis de las hipotecas subprime (que desembocó en una de las peores crisis financieras desde la crisis de 1929) durante el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea en el contexto del Brexit. No importa bajo qué bandera, ya sea como defensor de la UE o secundando la salida de uno de sus miembros, Barroso permanece fiel aliado de la banca.


Vender al sector privado la influencia adquirida en el sector público

Esta nominación ha suscitado una ola de indignación en los medios políticos y en los grandes medios comerciales. Sin embargo este comportamiento Goldman Sachs no tiene nada de excepcional en el microcosmos de los círculos políticos y financieros, el cual se caracteriza por la existencia de «puertas giratorias» entre la esfera pública y la privada. En efecto, el fenómeno que consiste en vender al sector privado la influencia adquirida en el sector público no es algo nuevo y es algo que se demuestra tremendamente beneficioso para las multinacionales. Estas obtienen por esta vía los contactos y las conexiones de los antiguos responsables políticos que sirven para conseguir nuevos contratos o para afinar mejor sus estrategias comerciales. Es el caso de Barroso que ha sido recrutado esencialmente por sus numerosos contactos en las altas esferas.

«En tanto que banco norteamericano que actúa internacionalmente y por lo tanto también en el ámbito europeo, Goldman Sachs tiene una necesidad imperiosa de saber qué se trama en los pasillos de Bruselas», explica Marc Roche, autor y director de un documental sobre Goldman Sachs. Este banco de inversión quiere saber antes que nadie lo que se prepara en términos de reglamentaciones en su ámbito de actividad, así como sobre la tasa de interés Interés Cantidad pagada como remuneración de una inversión o percibida por un prestamista. El interés se calcula sobre la base de la cantidad de capital invertido o prestado, de la duración de la operación y del último tipo aplicado en ese momento. y en general sobre todas las decisiones macroeconómicas, puesto que estas decisiones van a influenciar sus actividades crediticias que componen el origen de sus beneficios. |2|

En una entrevista al Financial Times que fue comentada por Mediapart, Barroso explica el interés de Goldman Sachs en su persona: «Evidentemente yo conozco bien la UE y conozco el entorno británico. Si mis consejos pueden ser útiles en las circunstancias actuales, estoy dispuesto claro está a colaborar».


Trayectoria controvertida

Se comprende mejor la amplitud de la «colaboración» que puede aportar José Manuel Barroso leyendo su declaración durante el discurso pronunciado en el Instituto Europeo de Florencia el 18 de junio de 2010, cuando afirma: «Lo que ocurre actualmente es una revolución silenciosa, paso a paso, hacia una gobernanza económica más fuerte. Los estados miembros [de la UE] han aceptado, y yo espero que ellos lo hayan comprendido bien, ceder a las instituciones europeas importantes poderes en materia de control y vigilancia» |3|.

Repasemos algunos de los momentos cruciales de la controvertida trayectoria de José Manuel Barroso. En marzo de 2003 se alinea del lado norteamericano y británico para desencadenar la guerra de Irak, un fracaso apabullante, y organiza la cumbre de las Azores |4| con sus promotores principales, George W. Bush, Tony Blair y José María Aznar.

Ferviente defensor de los tratados de libre comercio, Barroso ha sido uno de los más vigorosos sostenes del Tratado de Lisboa, que retomó la parte esencial del Tratado Constitucional Europeo (TCE) rechazado en referéndum en el 2005 por cerca del 55% de los franceses |5| y el 62% de los votos holandeses. El Tratado de Lisboa por su parte fue aprobado sin consulta popular, despreciando la opinión de más de 20 millones de franceses y holandeses. Posteriormente y en el mayor de los secretos pone en marcha los tratados de libre comercio, hoy día fuertemente contestados, entre Europa y Canadá (CETA) así como el acuerdo entre Europa y los Estados Unidos (TTIP). Finalmente, como miembro representante de la Troika Troika Troika : el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo , Barroso se convertirá en el adalid de las políticas antisociales de austeridad.


Traducción: David Garcia Delgado


Notas

|1| Ver la carta de Goldman Sachs aquí y aquí en PDF

|2| Benoît Zagdoun, « Avec Barroso, Goldman Sachs continue à tisser sa toile au cœur du pouvoir ». France Télévisions, 13 de julio 2016.

|3| Citado por Anne Dufresne, « El consenso de Berlín », Le Monde Diplomatique, febrero 2012

|4| El 16 de marzo de 2003, en el archipiélago de las Azores, el primer ministro portugués Manuel Barroso recibe al primer ministro británico Tony Blair, al presidente de los Estados Unidos George Bush Jr y al primer ministro español José María Aznar para acordar una operación militar conjunta en Irak. Menos de un mes más tarde, el 9 de abril, la coalición bombardea Bagdad.

|5| Ver los resultados del referéndum de 2005

Autor

Jérôme Duval

es miembro del CADTM, Comité para la abolición de las deudas ilegítimas (www.cadtm.org) y de la PACD, la Plataforma de Auditoría Ciudadana de la Deuda en el Estado español (http://auditoriaciudadana.net/). Es autor junto con Fátima Martín del libro Construcción europea al servicio de los mercados financieros, Icaria editorial 2016 y es también coautor del libro La Deuda o la vida, (Icaria, 2011), libro colectivo coordinado por Damien Millet y Eric Toussaint, que ha recibido el Premio al libro político en Lieja, Bélgica, en 2011.


Otros artículos en español de Jérôme Duval (92)

0 | 10 | 20 | 30 | 40 | 50 | 60 | 70 | 80 | 90

Traduccion(es)

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LAS DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org