Las cifras de la deuda 2015 : Introducción

Del Sur al Norte del planeta: breve historia de la crisis de la deuda y de los programas de ajuste

19 de febrero de 2015 por Eric Toussaint , Daniel Munevar , Pierre Gottiniaux , Antonio Sanabria

A partir de los años 1980, la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
pública, tanto en los países llamados del Tercer Mundo como en los países más industrializados fue sistemáticamente utilizada para imponer políticas de austeridad bajo el nombre de ajuste. |1| Acusando a sus predecesores de «haber vivido por encima de sus posibilidades» mediante un fácil recurso al crédito, la mayoría de los gobiernos actualmente en funciones han impuesto un ajuste en los gastos públicos, especialmente en las partidas sociales, que obligan a las poblaciones a ajustarse el cinturón.

En lo que respecta al Tercer Mundo y Europa del este, el enorme aumento de la deuda pública comenzó a fines de los años 1960 y desembocó en una crisis de pagos en 1982. Ese endeudamiento tiene responsables, y éstos se encuentran, principalmente, en los países más industrializados: los bancos comerciales, el Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (183 miembros el año 2001) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
y los gobiernos del Norte que, literalmente prestaron miles de millones de eurodólares Eurodólares El mercado de eurodólares encuentra su origen anecdótico en la preocupación de las autoridades soviéticas, en el contexto de la guerra fría de los años ’50, de hacer fructificar sus reservas en dólares sin tener que colocarlas en el mercado financiero norteamericano. Es, sin embargo, la magnitud de las salidas de capitales norteamericanos lo que constituye la causa estructural del vuelo espectacular de este mercado en la segunda parte de la década de los ’60. El déficit creciente de la balanza de capitales norteamericana durante este período resulta de la conjugación de tres elementos: las inversiones masivas de las firmas norteamericanas en el extranjero, en Europa sobre todo; el techo de las tasas de interés por la reglamentación Q, que alentó los préstamos extranjeros en el mercado norteamericano y desalentó los depósitos en EE.UU.; la financiación de la guerra de Vietnam. Para frenar estas salidas de capitales, las autoridades norteamericanas introdujeron en 1963 una tasa sobre los empréstitos de los no residentes, que tuvo por efecto desplazar la demanda de financiación en dólares del mercado norteamericano hacia los euromercados, donde las filiales de los bancos norteamericanos podían operar con total libertad. La oferta de dólares en estos mercados emana, por una parte, de las instituciones y firmas norteamericanas desmotivadas por el nivel muy bajo de las tasas de interés en EE.UU., y por otra parte, de los bancos centrales del resto del mundo que colocan sus reservas en dólares. Fuera de todo control estatal, no obligados a constituir reservas obligatorias, los eurobancos -dicho de otro modo, los bancos que trabajan en dólares en suelo europeo, y por extensión los xenobancos, bancos que trabajan con todas las monedas fuera de sus territorios de emisión- pueden ofrecer remuneraciones elevadas a sus depositantes y tasas competitivas a sus clientes sin reducir sus márgenes de beneficios (Adda, 1996, t. 1, pp. 94 y siguientes). y de petrodólares Petrodólares Los petrodólares son los dólares salidos del petróleo. , forzando al pago a los prestatarios. |2|

Para colocar su excedente de capitales y de mercaderías, esos diferentes actores del Norte concedieron créditos Créditos Suma de dinero que una persona (el acreedor) tiene el derecho de exigir de otra persona (el deudor).

Créditos privados
Préstamos concedidos por los bancos comerciales, sea cual sea el prestatario.

Créditos públicos
Préstamos concedidos por acreedores públicos, sea cual sea el prestatario.
con tipos de interés Interés Cantidad pagada como remuneración de una inversión o percibida por un prestamista. El interés se calcula sobre la base de la cantidad de capital invertido o prestado, de la duración de la operación y del último tipo aplicado en ese momento. muy bajos. De esa forma, la deuda pública de los países del Tercer Mundo y de los países del este se multiplicó por doce entre 1968 y 1980. En los países más industrializados, el endeudamiento público también aumentó con intensidad durante los años 1970. Los gobiernos trataban así de responder al fin de los «treinta gloriosos» de la posguerra |3| con políticas keynesianas de relanzamiento de la maquinaria económica.

Un cambio histórico se inició entre 1979 y 1981, con la llegada al poder de Margaret Thatcher en el Reino Unido y de Ronald Reagan en Estados Unidos. Ambos gobernantes aplicaron a gran escala las políticas con las que soñaban los neoliberales. De entrada, el gobierno de Estados Unidos procedió a un fuerte aumento de los tipos de interés con el objetivo de frenar la inflación Inflación Subida acumulativa del conjunto de los precios (por ejemplo, una subida del precio del petróleo, que conlleva luego un reajuste de los salarios al alza, luego la subida de otros precios, etc.). y una masiva salida de dólares. Ese aumento unilateral, seguido por numerosos países, obligó a los poderes públicos endeudados a transferir ingentes cantidades de dinero a las instituciones financieras privadas y a otros tenedores de títulos de la deuda.

A partir de ese momento, a escala planetaria, el pago de la deuda pública constituyó un poderoso mecanismo de bombeo de una parte de las riquezas de los países, creadas por los trabajadores y los pequeños productores en provecho del 10 % más rico y en particular de los capitalistas. Esas políticas, dictadas por los neoliberales, lanzaron una formidable ofensiva del capital contra el trabajo. Endeudados, los gobiernos comenzaron a reducir sus gastos sociales y de inversiones públicas, para equilibrar sus cuentas, luego recurrieron a nuevos préstamos para hacer frente al aumento de los tipos de interés: es decir, se produjo el famoso «efecto bola de nieve» que consiste en contraer nuevos préstamos para reembolsar los anteriores.

Los impuestos, que habían sido utilizados abundantemente por los gobiernos para pagar la deuda pública, fueron modificándose en forma regresiva a partir de los años 1980-1990. La parte de la recaudación fiscal proveniente de las retenciones correspondientes a las rentas del capital disminuía mientras, por una parte, aumentaba la recaudación proveniente de las retenciones correspondientes a los trabajadores, y, por la otra, la recaudación sobre el consumo masivo, mediante la generalización del impuesto sobre el valor añadido (IVA),

En resumen, el Estado tomó más de los trabajadores y de los «pobres» para dar a los «ricos», al capital: exactamente a la inversa de una política redistributiva que debería, sin embargo, ser la preocupación principal de los poderes públicos.


Los intereses estratégicos del ajuste estructural Ajuste estructural Política económica impuesta por el FMI como condición para la concesión de nuevos préstamos o para la refinanciación de préstamos anteriores. en los países de la periferia

Mientras que el FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web : https://www.imf.org
, el Banco Mundial y el gobierno de Estados Unidos negaron en un primer momento la crisis de la deuda, las políticas de ajuste estructural comenzaron a ser aplicadas sobre todo a partir de fines de los años 1980 bajo la cobertura del FMI, que impuso sus condiciones a cambio de préstamos a los gobiernos endeudados. Esas políticas constituyeron la continuación bajo una nueva forma de la ofensiva comenzada durante la década anterior con las políticas implantadas por las dictaduras militares en Chile, Argentina y Uruguay, entre otras.

Para los estrategas de los gobiernos del Norte y de las instituciones financieras multilaterales a su servicio, comenzando por el Banco Mundial (véase los puntos 4.2 y 4.3 sobre el reparto de votos en el FMI y en el Banco Mundial), era necesario responder a un desafío: la pérdida de control sobre una parte creciente de la periferia. Entre los años 1940 y 1960 las independencias respecto a las antiguas potencias coloniales europeas se iban sucediendo, el bloque soviético se había impuesto en Europa del este, las revoluciones china y cubana habían triunfado, y emergieron políticas populistas y nacionalistas puestas en marcha por regímenes capitalistas de la periferia —del peronismo argentino al partido del Congreso indio de Nehru, pasando por el panarabismo nasseriano en Egipto—. Resumiendo, se habían desarrollado nuevos movimientos y organizaciones, sin orden, en el mundo entero, constituyendo un gran peligro para la dominación de las grandes potencias capitalistas en un contexto de «Guerra Fría» con el bloque soviético.

Los préstamos masivos concedidos, a partir de los años 1960 a un número creciente de países de la periferia (comenzando por los aliados estratégicos como el Congo de Mobutu, la Indonesia de Suharto, el Brasil de la dictadura militar, hasta países como México y Yugoslavia), tuvieron un papel de lubricante de un poderoso mecanismo de recuperación del control. Esos préstamos «bien adjudicados» tenían por objetivo que esos países abandonasen sus políticas nacionalistas y que se estableciera una conexión más fuerte de las economías de la periferia en el mercado mundial, dominado por el centro. Se trataba también de garantizar el abastecimiento de las economías del centro en materias primas y combustibles. Poniendo a los países de la periferia progresivamente en competición unos con otros, incitándoles a reforzar el modelo exportador, el objetivo era el de hacer bajar los precios de los productos exportados y, en consecuencia, reducir los costes de producción en el Norte para, de esa manera, aumentar el porcentaje del beneficio Beneficio Resultado contable positivo neto fruto de la actividad de una sociedad. El beneficio neto es el beneficio después de impuestos. El beneficio a distribuir es la parte de aquél que puede ser repartido entre los accionistas. .

Ciertamente, no se puede afirmar que hubo, por parte de los bancos privados, del Banco Mundial y de los gobiernos del Norte la elaboración de un complot. Pero también es cierto que el análisis de las políticas llevadas a cabo, por el Banco Mundial y los principales gobiernos de los países más industrializados en materia de préstamos a la periferia, demuestra que no estaban exentas de ambiciones estratégicas. |4|

JPEG - 96.4 KB
«¿una ayudita más ?»


La crisis de 1982

La crisis que estalló en 1982 fue el resultado del efecto combinado del descenso de los precios de los productos exportados por los países de la periferia hacia el mercado mundial y del aumento descomunal de los tipos de interés. De un día para otro había que reembolsar mucho más mientras los ingresos disminuían, lo que produjo un estrangulamiento de las economías. Los países endeudados anunciaron que se enfrentaban a graves problemas para el pago de sus deudas. Los bancos comerciales del centro rechazaron de inmediato la concesión de nuevos préstamos y exigieron la devolución de los otorgados. El FMI y los principales países capitalistas industrializados concedieron nuevos préstamos para permitir a los bancos recuperar sus préstamos e impedir una serie de quiebras bancarias.

Después de esa época, el FMI apoyado por el Banco Mundial, impuso los planes de ajuste estructural. Un país endeudado que rechaza el ajuste estructural se verá amenazado por una suspensión de los préstamos del FMI y de los gobiernos del Norte. Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que aquellos que, a partir de 1982, proponían a los países de la periferia no continuar con el reembolso de sus deudas y de constituir un frente de países deudores, tenían razón. Si los países del Sur hubiesen instaurado ese frente, habrían sido capaces de dictar sus propias condiciones a unos acreedores acorralados.

Al elegir la vía del reembolso, bajo la fuerte presión del FMI, los países endeudados transfirieron hacia el capital financiero del Norte el equivalente a varios planes Marshall. |5| Las políticas de ajuste estructural implicaron el abandono progresivo de elementos claves de la soberanía nacional, lo que desembocó en un incremento de la dependencia de los países del Sur respecto a los países más industrializados y de sus multinacionales. Ningún país que implementó políticas de ajuste estructural pudo sostener de manera estable una tasa de crecimiento elevada. Por todos lados las desigualdades sociales aumentaron. No hubo excepciones entre los países «ajustados».

Los programas de ajuste estructural del FMI perseguían tres objetivos (y continúan en ello): 1) garantizar el reembolso de la deuda contraída; 2) establecer reformas estructurales que tienen por fin liberalizar la economía, abrir a los mercados internacionales y reducir la presencia del Estado; 3) permitir progresivamente a los países endeudados tener acceso a los préstamos privados por medio de los mercados financieros, aunque sin dejar de estar endeudados.


¿En qué consiste ese «ajuste»?

El ajuste estructural comprende dos grandes tipos de medidas:

Las primeras son medidas de estabilización macroeconómica que tradicionalmente se incluyen en las condicionalidades del FMI. Se trata de medidas de choque (generalmente la devaluación Devaluación Modificación a la baja del tipo de cambio de una moneda frente a otras divisas. de la moneda y el aumento de los tipos de interés en el interior de dicho país).
Las segundas son las reformas estructurales (privatizaciones, reforma fiscal, etc.) |6|

Las devaluaciones tienen como fin hacer más competitivas las exportaciones de esos países (a causa del descenso del valor de la moneda local con relación a las otras monedas), para incrementar así las entradas de las divisas necesarias para el pago de la deuda. Otra ventaja nada despreciable, si consideramos el punto de vista de los intereses del FMI y de los países más industrializados, es que estas medidas acarrean un descenso en los precios de los productos exportados por los países del Sur.

Para estos últimos, todas son igual de nefastas: engendran un aumento vertiginoso del precio de los productos importados en sus propios mercados, y deprimen al mismo tiempo la producción anterior. Así, no sólo sus costes de producción aumentan, tanto en la agricultura como en la industria y en el artesanado —y aún más, si consideramos que incorporarán numerosos insumos Insumos Elementos que entran en la producción de un bien. En la agricultura, los abonos, los pesticidas y herbicidas son insumos destinados a mejorar la producción. Para obtener las divisas necesarias para el pago del servicio de la deuda, los mejores insumos se reservan para los cultivos para la exportación, en detrimento de los cultivos alimentarios necesarios para la población. importados como consecuencia del abandono de las políticas «autocentradas»— sino que se paraliza o desciende el poder de compra de la gran masa de sus consumidores (el FMI prohíbe cualquier indexación de los salarios).

En cuanto a la deuda, como el valor de la recaudación baja (en moneda local) mientras que aumenta el de los préstamos respecto al exterior (en divisas y, por lo tanto, mucho más caros), su monto real crecerá. La política de los tipos de interés elevados solo hace aumentar la recesión interior: el campesino o el artesano que debe pedir un préstamo para comprar los insumos necesarios para su producción, no puede seguir haciéndolo a causa del encarecimiento del crédito. Por el contrario, el capital rentista prospera. El FMI justifica esos tipos de interés elevados por la supuesta atracción de capitales extranjeros de los que el país necesita. En la práctica, los capitales atraídos por esos tipos de interés son volátiles y se van volando al menor problema o cuando una mejor perspectiva de beneficios aparece en el horizonte.

Otras medidas de ajuste específicas para los países de la periferia: la supresión de subsidios a algunos bienes y servicios básicos, así como la contrarreforma agraria. En la mayor parte de los países del Tercer Mundo, la alimentación básica (pan, tortillas de maíz, arroz, etc.) está subvencionada para evitar subidas elevadas de precio muy perjudiciales para la población más vulnerable. También, con frecuencia, es el mismo caso para el transporte público, la electricidad y el agua. El FMI y el Banco Mundial exigen sistemáticamente la supresión de esos subsidios, lo que conlleva un empobrecimiento de los más pobres y algunas veces revueltas del hambre.

En cuanto a la propiedad de las tierras, el FMI y el Banco Mundial lanzaron una ofensiva de largo aliento que tiene por objetivo hacer desaparecer cualquier forma de propiedad comunitaria. Consiguieron que se modificara el artículo de la Constitución mexicana que protegía los bienes comunales (llamados ejidos). Y estas dos instituciones ahora trabajan en la privatización de las tierras comunales o estatales en el África subsahariana. Durante estos últimos años, el acaparamiento de tierras por las grandes empresas extranjeras se ha acelerado beneficiándose del apoyo del BM y del FMI.


Medidas de ajuste comunes al Norte y al Sur

La reducción del papel del sector público en la economía, la disminución de los gastos sociales, las privatizaciones, la reforma fiscal favorable al capital, la desregulación del mercado de trabajo, el abandono de los aspectos esenciales de la soberanía de los Estados, la supresión de los controles de cambio, el estímulo a las pensiones por capitalización, la desregulación de los intercambios comerciales, el estímulo a las operaciones bursátiles… todas esas medidas se aplican en el mundo entero a dosis variables según la correlación de fuerzas sociales. Lo que asombra es que, de Malí a Grecia, de España a Brasil, de Francia a Tailandia, de Estados Unidos o de Bélgica a Rusia se constata una profunda similitud y una complementariedad entre las políticas llamadas de «ajuste estructural» en los países en desarrollo y las llamadas políticas de «austeridad» o de «convergencia» en los países desarrollados. |7|

En todos lados, la crisis de la deuda pública, o al menos un fuerte aumento del endeudamiento público, representa un engranaje infernal de transferencia de riquezas en beneficio de los tenedores de capital.

François Chesnais resume la situación en estas frases: «Los mercados de títulos de la deuda pública (los mercados de obligaciones públicas) establecidos por los principales países beneficiarios de la globalización Globalización (ver también Mundialización)

Origen y sentido de este término anglosajón: en inglés, la palabra «global» se refiere tanto a fenómenos que interesan a la (o las) sociedad(es) humana(s) a nivel del globo como tal (es el caso de la expresión «global warming» que designa el efecto invernadero), como a procesos que poseen la característica de ser «globales» únicamente en la perspectiva estratégica de un «agente económico» o de un «actor social» preciso. En lo que estamos viendo, el término «globalización» nació en las bussiness schools norteamericanas y reviste el segundo sentido. Se refiere a los parámetros pertinentes de la acción estratégica del gran grupo industrial. Lo mismo sucede en la esfera financiera. A la capacidad estratégica del gran grupo de adoptar una aproximación y una conducta «globales». En un debate público, el patrón de uno de los mayores grupos europeos explicó, en sustancia, que la «globalización» representa «la libertad para su grupo de implantarse donde quiera, cuando quiera, para producir lo que quiera, aprovisionándose y vendiendo donde quiera, y en donde tenga que soportar las menores obligaciones posibles en materia de derechos laborales y convenciones sociales» (extraido de Chesnais, 1997[a]).
financiera y luego impuestos a otros países (en general, sin muchas dificultades) son, según dice el propio FMI, la piedra «angular» de la globalización financiera. Traducido a un lenguaje más claro, es exactamente el mecanismo más sólido, puesto en marcha por la liberalización financiera, de transferencias de riquezas de algunas clases y sectores sociales y de algunos países hacia otros. Atacar a los fundamentos del poder de las finanzas significa el desmantelamiento de esos mecanismos y, por lo tanto, la anulación de la deuda pública; no sólo la de los países más pobres, sino de todos los países en los que las fuerzas sociales vivas rechacen la actitud de los gobiernos de continuar imponiendo la austeridad presupuestaria a los ciudadanos por el pago de los intereses de la deuda pública.
» |8|

Los planes de ajuste estructural y otros planes de austeridad constituyen una máquina de guerra que tiene por objetivo destruir todos los mecanismos de solidaridad colectiva (y eso va desde los bienes comunes Bienes comunes En economía los bienes comunes se caracterizan por un modo de propiedad colectiva, que se diferencia tanto de la propiedad privada como de la pública. En filosofía hacen referencia a aquello que comparten los miembros de una misma comunidad, ciudad o la propia humanidad, desde un punto de vista jurídico, político o moral. hasta el sistema de pensión por reparto) y someter todas las esferas de la vida humana a la lógica mercantil.


Evolución de los años 2000 a 2014

Numerosos cambios se produjeron entre finales de los años 1990 y el momento actual. Mencionemos los siguientes:
1) Varios países en desarrollo han tomado cierta distancia con el neoliberalismo.
Después de veinte años de política neoliberal, varios pueblos de América Latina, a partir de fines de los años 1990 y comienzos de los años 2000, se liberaron de los presidentes neoliberales y eligieron jefes de Estado que instauraron políticas más conformes con los intereses populares —como es el caso de Venezuela, Bolivia y Ecuador |9| — gracias a importantes movilizaciones populares. El gobierno de Ecuador tomó una iniciativa remarcable y muy positiva en 2007-2008 al realizar, con la participación activa de delegados de los movimientos sociales, una auditoría integral de la deuda. |10| Sobre la base de esa auditoría, el gobierno ecuatoriano suspendió el reembolso de una parte de la deuda identificada como ilegítima e impuso a los acreedores una importante reducción de esta. |11| Otra evolución positiva: los gobiernos de esos tres países también aumentaron los impuestos para los ingresos de las grandes sociedades privadas extranjeras que explotan sus recursos naturales. Eso hizo aumentar de manera importante la recaudación fiscal y permitió aumentar los gastos sociales.

Los ciudadanos de esos tres países adoptaron, en el curso de un proceso democrático, nuevas Constituciones que prevén especialmente la revocabilidad de todos los mandatarios públicos a la mitad de sus mandatos.

Agreguemos que Bolivia, Ecuador y Venezuela tomaron una muy buena decisión al retirarse del tribunal del Banco Mundial en materia de litigios sobre las inversiones (Centro Internacional de Arreglos de Diferencias en las Inversiones –CIADI CIADI Con el fin de resolver eventuales litigios que puedan darse entre Estados e inversionistas extranjeros, se creó en 1965, en el marco del Banco Mundial, el Centro Internacional de Arreglo de Disputas entre Inversionista Extranjero y Estado, (conocido por sus siglas en español CIADI, o ICSID en inglés), mediante la Convención de Washington: esta Convención establece un mecanismo arbitral en el marco del Banco Mundial, para resolver este tipo de disputas.

Más
–).

2) Aumento del precio de las materias primas y de las reservas de divisas.
A partir de 2003-2004, el precio de las materias primas y de los productos agrícolas |12| comenzó a aumentar en un contexto de alta demanda internacional. Eso permitió a los países exportadores de esos productos a incrementar sus recaudaciones, sobre todo en monedas fuertes (dólar, euro, yen, libra esterlina). Algunos PED aprovecharon esa situación para aumentar sus gastos sociales, mientras que la mayoría invirtió esos ingresos en la compra de bonos del Tesoro Bonos del tesoro Títulos de empréstito emitidos por el Tesoro público para financiarse. Su duración puede ir de unos meses a treinta años. estadounidense, financiando de esa manera a la principal potencia mundial. En otras palabras, aumentaron sus préstamos a la principal potencia económica del mundo, lo que contribuyó a mantener su dominio ya que le proveyeron los medios para vivir a crédito y mantener un importante déficit comercial. Explicación: Estados Unidos pide prestadas grandes sumas a países que están dispuestos a comprar los títulos de su deuda (bonos del Tesoro de Estados Unidos). El tipo de interés de esos bonos y de otros títulos son muy bajos: entre 0,01 % y el 2,2 % según el caso. |13| Y eso permite que Estados Unidos se financie a muy bajo coste.

3) Pérdida de poder del Banco Mundial y del FMI sobre algunos países en desarrollo.
El aumento de los recursos de algunos países, causado por el ingreso de divisas y la afluencia de inversores privados antes del estallido de la crisis de 2007-2008, produjo una pérdida de influencia a esas dos instituciones. Esa situación proviene también del hecho de que China (véase en los dos puntos siguientes) y otros países del grupo de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), y en particular Brasil; multiplicaron sus préstamos a algunos países en desarrollo.

4) La salida al escenario mundial de China como país acreedor.
Otro factor reforzó el fenómeno ya descrito: China, en plena expansión, se ha transformado en el taller del mundo y acumula enormes reservas de divisas (sobre todo dólares). También aumentó en forma significativa la financiación a los países en desarrollo. Sin embargo, se debe prestar atención al respecto de esas nuevas deudas. China no hace regalos y sus inversiones tienen el fin de asegurar su control sobre las materias primas que necesita.

5) Los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) anunciaron en 2014 la creación de un banco multilateral de su pertenencia. |14|
Ese banco, si algún día entrara en actividad —lo que no está garantizado— no será un organismo capaz de ofrecer una alternativa positiva para los países en desarrollo puesto que los gobiernos que lo fundan buscan que sirva directamente a sus intereses (asegurar fuentes de abastecimiento en materias primas y de salidas para sus exportaciones), y no a los intereses de los pueblos empobrecidos.

6) El aumento de la deuda pública interna.
Lenta pero inexorablemente, los acreedores internos reemplazaron a los externos. Los pagos ya no van a parar a cuentas en Nueva York, Londres o París, sino a bancos de los propios países del Sur. No obstante, no hay que dejarse engañar. A menudo esos bancos que prestan en moneda local a las administraciones públicas de sus países no son más que filiales de los bancos extranjeros y los préstamos en moneda local son, en numerosos casos, indexados a una divisa fuerte (generalmente el dólar). Eso significa que en caso de una devaluación de la moneda local o de una apreciación de la divisa fuerte, el monto del reembolso aumentará considerablemente. |15| La transformación aparente no cambia la situación de fondo: los recursos que deberían ser destinados prioritariamente a responder a las necesidades sociales fundamentales, se dedican al pago de las deudas, que en muchos casos son ilegítimas o ilegales.

7) La deuda pública se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los países del Norte, desde la crisis provocada por los grandes bancos privados.
En Estados Unidos y en particular en Europa, |16| la crisis generó un fuerte aumento de la deuda privada y luego de la pública. Las lecciones de la crisis de la deuda en el Tercer Mundo son muy útiles para analizar los acontecimientos que siguieron a la crisis iniciada en 2007-2008. Las políticas implementadas en el Norte se parecen en mucho a las que afectaron a los países del Sur desde los años 1980. Por esta razón, el CADTM refuerza su trabajo de análisis y sus actividades en los países del Norte, sin olvidar de ninguna manera a los países del Sur.

8) La reducción de los tipos de interés en el Norte redujo el coste de la deuda en el Sur.
Los bancos centrales de los países más industrializados procedieron a una reducción de los tipos de interés, sobre todo después de la crisis actual y de la inyección masiva de liquidez en el sistema financieros para salvar a los grandes bancos y empresas endeudadas, lo que implica indirectamente una reducción del coste de financiación para los países en desarrollo. |17| Esa financiación a bajo coste, combinada con el flujo de capitales del Norte, que llegan en búsqueda de rendimientos más altos frente a los tipos de interés bajos practicados en el Norte, y a elevadas recaudaciones por exportaciones, dan a los gobiernos de los países en desarrollo una peligrosa impresión de seguridad. Efectivamente, la situación puede invertirse en el curso de los próximos años: es decir, los tipos de interés en el Norte pueden aumentar, en particular en Estados Unidos, y el precio de las materias primas puede bajar en función de una reducción de la demanda, especialmente la proveniente de China.

Es conveniente estar atento a esa cuestión y, para los pueblos del Sur, aprovechar este contexto favorable para implantar políticas al servicio de la satisfacción de los derechos humanos y del respeto a la naturaleza. Se trata de romper radicalmente con el modelo actual.

9) Algunos países pobres emiten y venden títulos de sus deudas externas en los mercados internacionales.
Ruanda y Senegal, dos países pobres muy endeudados, vendieron títulos de sus deudas públicas en los mercados financieros del Norte. Una cosa nunca vista en los últimos treinta años. Costa de Marfil, que salió de una situación de guerra civil hace apenas algunos años, también emitió títulos a pesar de formar parte, como Senegal y Ruanda, del grupo de países pobres muy endeudados- Kenia y Zambia también emitieron títulos de deuda. Esto muestra una situación internacional muy especial: los inversores financieros del Norte disponen de una liquidez enorme y frente a tipos de interés muy bajos en su zona, emigran en busca de rendimientos interesantes. Senegal, Zambia y Ruanda prometen un rendimiento del 6 % al 8 % sobre sus títulos, atrayendo de esa manera a sociedades financieras que buscan colocar provisionalmente su enorme liquidez, incluso si los riesgos son grandes. Los gobiernos de los países pobres se vuelven eufóricos e intentan hacer creer a sus poblaciones que la felicidad está en la esquina, mientras que la situación puede cambiar de forma dramática. Esos gobiernos están acumulando deudas de manera exagerada, y cuando la situación económica se deteriore, presentarán la factura a sus pueblos.

10) Las crisis alimentaria y climática.
En 2007- 2008, las poblaciones de los países en desarrollo se encontraron frente a un muy fuerte aumento de los precios de los alimentos. Y esto produjo revueltas del hambre en 18 países Antes de la crisis, el número de personas que pasaba hambre era de unos 900 millones; por la crisis aumentó en cerca de 120 millones, así que en 2009 pudo haber superado los 1.000 millones. Como veremos más adelante, esa cifra se ha reducido paulatinamente, pero esto nos debe alertar sobre la increíble vulnerabilidad de cientos de millones de personas. Esa situación dramática está directamente ligada a otros factores de la crisis global y del sistema de endeudamiento. |18| Entre los factores relacionados con esta crisis alimentaria, que mantiene a uno de cada ocho seres humanos en una situación de hambruna, se puede mencionar a la especulación Especulación Actividad consistente en buscar ganancias bajo la forma de plusvalía apostando por el valor futuro de los bienes y activos financieros o monetarios. La especulación genera un divorcio entre la esfera financiera y la esfera productiva. Los mercados de cambios constituyen el principal lugar de especulación. financiera con el precio de los productos alimentarios básicos, la utilización de las tierras para la producción de agrocarburantes en lugar de alimentos, la prioridad dada a los monocultivos de exportación, y agregado a todo eso, el fin de las subvenciones destinadas a garantizar la alimentación local con productores locales.

También debemos agregar los efectos de la crisis climática que empeora en los países en desarrollo. Y también en este caso, las políticas impulsadas por el Banco Mundial, en particular, y el sistema capitalista productivista en general, son parte del problema y no de la solución. |19|

JPEG - 221.1 KB
«Si no nos dejáis soñar no os dejaremos dormir»

11) Las deudas individuales ilegítimas.
Se trata de un nuevo campo de análisis y de intervención del CADTM. Así como los pueblos en tanto que sujeto colectivo, las personas de las clases populares sufren también de este «sistema deuda»: suicidios de campesinos endeudados en la India ; |20| familias expulsadas de sus viviendas por los bancos en Estados Unidos, España o Irlanda, entre otros países; mujeres atrapadas en el sistema del micro-crédito en el Sur, como es el caso de las mujeres endeudadas en Marruecos |21| ; estudiantes universitarios sobreendeudados en Estados Unidos y en el Reino Unido por la simple hecho de querer proseguir sus estudios. La deuda de los estudiantes en Estados Unidos supera el billón de dólares. |22| Esa cifra es muy superior al total de la deuda externa pública acumulada de América Latina y de África (véase la tabla 2.3). Han surgido movimientos de resistencia en estos últimos años: en Estados Unidos para defender a los estudiantes endeudados víctimas de los bancos; en Estados Unidos y sobre todo en España para impedir los desalojos inmobiliarios; en Marruecos para apoyar la lucha de las mujeres víctimas de la estafa de los microcréditos; en la India, para proteger a los campesinos del abuso de los usureros…

12) Los fondos buitre Fondos buitre Fondos de inversiones que compran, en el mercado secundario (el mercadillo de la deuda), títulos de deuda de países que están en dificultades financieras. La compra es a un valor muy inferior a su valor nominal ya que los adquieren a otros inversores que prefieren sacárselos de encima a un coste menor para enjugar una pérdida o por miedo a que el país deudor haga cesación de pagos. Los fondos buitre reclaman seguidamente el pago integral de la deuda que acaban de adquirir, llegando a llevar al país deudor ante tribunales que privilegian los intereses de los inversores, típicamente tribunales estadounidenses y británicos.  |23|
La deuda pública se ha convertido en el objetivo de las estrategias especulativas de «acreedores pleitistas», conocidos por el nombre de «fondos buitre», es decir, fondos de inversión privados, en general con sede en los paraísos fiscales, que se especializan (entre otros objetivos) |24| en la recompra de títulos de la deuda pública en o próximos al default. Una vez en poder de esos títulos llevan a esos Estados ante los tribunales del país bajo cuya jurisdicción fueron emitidos los bonos (con frecuencia la inglesa o la de Estados Unidos) con el fin de obligarles a pagar sus deudas según su valor nominal, más el plus de los intereses acumulados, las sanciones por el retraso en los pagos y costas judiciales. Contrariamente a los acreedores habituales, se niegan a participar en cualquier negociación y operación de reestructuración, privilegiando un acuerdo judicial y, en caso del no pago, el embargo de los bienes del deudor (propiedades diplomáticas, recaudación de exportaciones y diversos haberes invertidos en el extranjero). Desde los años 2000, más de una veintena de Estados, entre los más endeudados del mundo, pagaron las consecuencias de esas estrategias, en América Latina (Argentina, Nicaragua, Honduras, Perú), y en África (Sierra Leona, República del Congo, Uganda) con grandes batallas jurídico-financieras, que todavía continúan. Estos fondos Desde 2007, el fenómeno se desarrolla en contra de los países del sur de Europa (Grecia, España, Portugal). Las estrategias buitre podrían prosperar en el futuro tanto en el Sur como en el Norte: Las deudas nuevamente emitidas por aquellos países continúan colocándose en muchos casos bajo jurisdicción estadounidense o británico, potencialmente más favorable a los acreedores. Algunos países se endeudan nuevamente en los mercados internacionales de capitales y privilegian el endeudamiento con China, favoreciendo las futuras operaciones de compra de deuda en los mercados secundarios.

En este año de 2014, Argentina está bajo los focos desde que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó el recurso del Estado argentino y dio la razón a los fondos buitre NML y Aurelius. Su sentencia fue que Argentina debía pagar a esos fondos buitre 1.330 millones de dólares. Por otro lado, ese país sudamericano acaba de adoptar una ley, el 10 de septiembre de 2014, con el fin de dotarse de un mecanismo de defensa contra los fondos buitre. De todas maneras, el CADTM nos recuerda que la mejor defensa contra esos especuladores es rechazar la competencia de los tribunales extranjeros en la resolución de litigios con los acreedores y estipular en los contratos de emisión de bonos la competencia de la jurisdicción local en la materia.

13) La auditoría ciudadana.
Estos últimos años, se crearon plataformas que trabajan para la realización de una auditoría ciudadana con el fin de identificar las deudas ilegítimas, odiosas o ilegales. Esos movimientos en diferentes países |25| nos invitan a una reflexión interesante y enriquecedora que permite determinar las partes de la deuda pública que no se deben pagar. Sin pretender ser exhaustivos, se pueden avanzar las definiciones siguientes:

  • a) La deuda pública ilegítima: es la deuda contraída por las administraciones públicas sin respetar el interés general o de una manera perjudicial al mismo
  • b) La deuda pública ilegal: se trata de la deuda contraída por las administraciones públicas en flagrante violación del orden jurídico vigente.
  • c) La deuda pública odiosa: se compone de créditos concedidos a regímenes autoritarios, o que imponen condiciones que violan los derechos sociales fundamentales.
  • d) La deuda pública insostenible: es la deuda cuyo reembolso condena a la población de un país a un empobrecimiento y a una degradación de la salud y de la educación pública, a un aumento del desempleo o a problemas de deficiencia en la alimentación. En otras palabras, una deuda cuyo pago impide a las administraciones públicas garantizar los derechos humanos fundamentales.

Una auditoría ciudadana de la deuda pública acompañada, en algunos casos, por una suspensión unilateral y soberana de su pago, permitirá la anulación/repudio de la parte ilegítima, insostenible y/o ilegal de la deuda y reducir de manera importante la parte restante. Además, es fundamental que se ponga un freno a ese tipo de endeudamiento en el futuro.


Notas

|1| Esta introducción constituye una versión algo adaptada de la introducción de Éric Toussaint en la obra colectiva FMI: Les peuples entrent en Résistance, CETIM/CADTM/Syllepse (coedición), Ginebra, 2000. Esta obra colectiva fue el fruto de una elaboración conjunta entre el CDTM, ATTAC y la Asociación Internacional de Técnicos, Expertos e Investigadores (AITEC), http://www.cetim.ch/fr/documents/PAS-texte.pdf

|2| «Eurodólares» se refiere a los dólares prestados en los años 1950 por Estados Unidos a las naciones europeas, especialmente mediante el Plan Marshall destinado a financiar la reconstrucción de Europa. A partir de los años 1960, los bancos comerciales europeos rebosaban de capitales, principalmente constituidos por esos «eurodólares», y, por lo tanto, esos bancos salieron a buscar a quién prestárselos para obtener beneficios. En cuanto los «petrodólares», son los generados por el petróleo. A partir de 1973, el aumento del precio del petróleo (lo que se llamó la primera crisis del petróleo) aportó unos confortables beneficios a los países productores—los «petrodólares»— que fueron colocados en los bancos occidentales. Y para aprovecharlos, esos bancos los prestaron en condiciones ventajosas.

|3| El período conocido como «los treinta gloriosos» se refiere a las tres décadas entre 1945 y 1975.

|4| Para analizar en profundidad, véase Éric Toussaint; Enjeux politiques de l’action de la Banque mondiale et du Fonds monétaire international envers le tiers-monde, tesis doctoral en Ciencias Políticas, Universidad de Lieja y Universidad de París VIII, 2004. Disponible en http://cadtm.org/Enjeux-politiques-de-l-action-de. Y también del mismo autor: Banco Mundial, el Golpe de Estado Permanente, El Viejo Topo, Mataró (Barcelona), 2007; Damien Millet y Éric Toussaint, 60 Preguntas/60 Respuestas sobre la deuda, el FMI y el Banco Mundial, Icaria editorial, Barcelona, 2009.

|5| El Plan Marshall fue un programa de reconstrucción económica propuesto por George C.Marshall, Secretario de Estado de Estados Unidos. Dotado de un presupuesto de 12.500 millones de dólares de la época (unos 100.000 millones de dólares de 2014) bajo forma de donaciones y de préstamos a largo plazo, el plan Marshall permitió a 16 países (especialmente Francia, Gran Bretaña, Italia y los países escandinavos) aprovechar esos fondos para su reconstrucción después de la segunda guerra mundial.

|6| El FMI comenzó sus préstamos acompañando a los programas de ajuste estructural en 1986, y al año siguiente aprobó el ajuste reforzado.

|7| Véase por ejemplo, Varios Autores, Ajuste y Salario. Las consecuencias del neoliberalismo en América Latina y Estados Unidos, Fondo de Cultura Económica, Madrid, 2009.

|8| François Chesnais, Tobin or not Tobin, L’Esprit Frappeur, París, 1998.

|9| Véase Éric Toussaint, Banco del Sur y la nueva crisis internacional, El Viejo Topo, Mataró (Barcelona), 2008.

|10| El CADTM participó directamente en la comisión presidencial que realizó la auditoría de la deuda pública ecuatoriana.

|11| Véase Éric Toussaint «Les leçons de l’Équateur pour l’annulation de la dette illégitime», 29 de mayo de 2013, http://cadtm.org/Les-lecons-de-l-Equateur-pour-l. Más recientemente, las autoridades ecuatorianas parece que vuelven a una política tradicional en materia de endeudamiento: préstamos otorgados por China, primer préstamo (desde 2005) concedido por el Banco Mundial en 2014, nueva emisión de títulos ecuatorianos en los mercados financieros gestionada por los bancos Citibank y Crédit Suisse. Una noticia inquietante.

|12| Se trata de un cambio de tendencia: los precios de las materias primas se habían desplomado a partir de 1981 y se mantuvieron bajos hasta los años 2003-2004.

|13| El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense es del orden del 0 % al 2,57 % según sea el vencimiento de un mes (0,01 %) o de 10 años (2,57 %). Véanse los rendimientos publicados por el Tesoro de Estados Unidos http://www.treasury.gov/resource-center/data-chart-center/interest-rates/Pages/TextView.aspx?data=yield (consultado el 17 de diciembre de 2014).

|14| Véase la crítica que hace de ello Daniel Munevar (economista CADTM): «El banco de los BRICS: ¿una alternativa para el financiamiento al desarrollo?», 28 de julio de 2014, http://cadtm.org/El-Banco-de-los-BRICS-una. Véase también Benito Pérez, «La Banque du Sud est une alternative, pas celle des BRICS», entrevista a Éric Toussaint, Le Courrier, 19 de agosto de 2014. Disponible en http://cadtm.org/Eric-Toussaint-El-Banco-del-Sur

|15| Es lo que les pasó, entre mayo y diciembre de 2013, a países como Turquía, Indonesia, Brasil…

|16| En Japón, una crisis parcialmente comparable estalló durante los años 1990. Véase Daniel Munevar, «Décadas perdidas en Japón», en el libro colectivo bajo la dirección de Damien Millet y Éric Toussaint, La Deuda o la Vida, Icaria editorial, Barcelona, 2011

|17| En septiembre de 2014, el tipo de interés de la Reserva Federal era del 0,25 %, el del BCE del 0,05 % y el del Banco de Inglaterra del 0,5 %. En el caso del Banco del Japón, se mantuvo por debajo del 1 % desde mediados de los años 1990, y en septiembre de 2014 fue del 0,1 %.

|18| Éric Toussaint, «Volvamos a hablar de las causas de la crisis alimentaria», 28 de octubre de 2008, http://cadtm.org/Volvamos-a-hablar-de-las-causas-de. Véase también: Damien Millet y Éric Toussaint, « Pourquoi une faim galopante au XXIe siècle et comment l’éradiquer ? », 24 de abril de 2009, http://cadtm.org/Pourquoi-une-faim-galopante-au ; Éric Toussaint, «La banca especula con materias primas y alimentos», 18 de marzo de 2014, http://cadtm.org/La-banca-especula-con-materias

|19| Éric De Ruest y Renaud Duterme, La dette cachée de l’économie, Les Liens qui Libèrent, Paris, 2014. Véase http://cadtm.org/La-dette-cachee-de-l-economie

|20| En la India, más de 270.000 campesinos endeudados se suicidaron entre 1995 y 2011.

|21| Véase ATTAC/CADTM Marruecos, «Le micro-crédit ou le business de la pauvreté», 2014, http://cadtm.org/Le-micro-credit-ou-le-business-de

|22| «$ 1 Trillion Student Loan Problem Keeps Getting Worse», Forbes, 21 de febrero de 2014, http://www.forbes.com/sites/halahtouryalai/2014/02/21/1-trillion-student-loan-problem-keeps-getting-worse/

|23| Los autores agradecen a Louise Abellard por su contribución en este párrafo. Para profundizar en el tema, véase especialmente Renaud Vivien: «Argentine: un vautour peut en cacher d’autres», Carte blanche, Le Soir, 23 de junio de 2014. Disponible en http://cadtm.org/Argentina-Un-buitre-puede-ocultar, 25 de junio de 2014; Éric Toussaint, «¿Cómo enfrentar a los fondos buitre y al imperialismo financiero?», intervención durante el Seminario Internacional «Alternativas al imperialismo financiero y a los fondos buitre», Caracas (Venezuela), 12 de agosto de 2014, http://cadtm.org/Como-enfrentar-a-los-fondos-buitre,10675,19 de septiembre de 2014.

|24| También buscan otros activos como créditos aparentemente incobrables. En casos como el español han acudido asimismo para hacer con la propiedad de diversos inmuebles incluidos bloques de viviendas sociales.

|25| Brasil, España, Portugal, Francia, Bélgica…

Autor

Eric Toussaint

es maître de conférence en la Universidad de Lieja, es el portavoz de CADTM Internacional y es miembro del Consejo Científico de ATTAC Francia. Es autor de diversos libros, entre ellos: Bancocracia Icaria Editorial, Barcelona 2015,, Procès d’un homme exemplaire, Ediciones Al Dante, Marsella, 2013; Una mirada al retrovisor: el neoliberalismo desde sus orígenes hasta la actualidad, Icaria, 2010; La Deuda o la Vida (escrito junto con Damien Millet) Icaria, Barcelona, 2011; La crisis global, El Viejo Topo, Barcelona, 2010; La bolsa o la vida: las finanzas contra los pueblos, Gakoa, 2002. Es coautor junto con Damien Millet del libro AAA, Audit, Annulation, Autre politique, Le Seuil, París, 2012. Coordinó los trabajos de la Comisión de la Verdad Sobre la Deuda, creada por la presidente del Parlamento griego. Esta comisión funcionó, con el auspicio del Parlamento, entre abril y octubre de 2015. El nuevo presidente del Parlamento griego anunció su disolución el 12 de noviembre de 2015. A pesar de ello, la comisión prosiguió sus trabajos y se constituyó legalmente como una asociación sin afán de lucro.


Otros artículos en español de Eric Toussaint (461)

Autor

Daniel Munevar

es un economista post keynesiano de 30 años de Bogotá, Colombia. Desde Marzo hasta Julio de 2015 trabajó como asesor del ex ministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis, en temas de política fiscal y sostenibilidad de la deuda. Previamente, fue asesor fiscal del Ministerio de Hacienda de Colombia y asesor especial de la Inversión Extranjera Directa para el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ecuador. Es miembro de la Red CADTM AYNA.


Otros artículos en español de Daniel Munevar (84)

0 | 10 | 20 | 30 | 40 | 50 | 60 | 70 | 80

Autor

Pierre Gottiniaux

CADTM Bélgica


Otros artículos en español de Pierre Gottiniaux (13)

0 | 10

Otros artículos en español de Antonio Sanabria (24)

0 | 10 | 20

Traduccion(es)

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org