Deudas fiscales: una administración inapelable que ejerce todo su poder y medios a cobrárselas a l@s de abajo

Estado Español

3 de julio por Javier Onieva Larrea


La crisis económica que venimos padeciendo desde hace una década, ha generado un problema de deuda pública en los estados que les ha llevado a ser esclavos de las entidades financieras y únicamente volverán a ser libres cuando consigan revelarse contra esa tiranía neoliberal que lastra sus economías nacionales.

A la auditoria ciudadana de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
y el impago de la deuda considerada ilegitima, los estados también deberían de poner todos los medios para atajar el fraude fiscal, la economía sumergida y modificar la legislación para acotar en mayor medida, todo lo relacionado con la elusión fiscal

Sin embargo, lejos de activar estas vías, los estados se centran principalmente en la persecución, reclamación y recaudación de las deudas contraídas por sus contribuyentes.

Esta ciudadanía que está soportando, en su inmensa mayoría, la precariedad como consecuencia de unas políticas para salir de esta crisis, carentes totalmente de una voluntad y de una valentía política por parte de los estados, para plantar cara a las directrices impuestas por el capitalismo neoliberal que les marca día a día su agenda.

A la hora de realizar anualmente la declaración de la renta, Hacienda le reclamaba de golpe esta cantidad abonada incorrectamente cada mes.Es preocupante comprobar cómo, durante esta década, la mayoría de los Departamentos de Hacienda, tanto de los estados como de las regiones que tienen hacienda propia en Europa, han incrementado los medios y empleado la mayor parte de su tiempo en cobrar las deudas fiscales a la ciudadanía de clase media y baja de sus respectivos países.

Los sistemas informáticos en vez de adecuarse y evolucionar hacia el cruce de informaciones entre administraciones, verificación de datos y persecución del fraude a las grandes empresas y fortunas. Se han especializado en el control de las circunstancias financieras de la ciudadanía normal y corriente. Así tienen acceso directo a sus cuentas bancarias, a sus salarios y lugares de trabajo y en el caso se trabajadores autónomos a sus clientes y proveedores

El procedimiento en cuanto se genera una deuda y Hacienda la comunica, se activa automáticamente. Procediéndose a su cobro por la denominada vía ejecutiva, aplicándole los correspondientes intereses y recargos y descontándola de las cuentas bancarias, de los salarios o de las facturas que les deben los clientes al contribuyente deudor. Es lo que se denomina embargos de cuentas bancarias, salarios o créditos Créditos Suma de dinero que una persona (el acreedor) tiene el derecho de exigir de otra persona (el deudor).

Créditos privados
Préstamos concedidos por los bancos comerciales, sea cual sea el prestatario.

Créditos públicos
Préstamos concedidos por acreedores públicos, sea cual sea el prestatario.
, respectivamente. Un sistema rápido y eficiente ante el que el contribuyente no tiene ninguna defensa.

Se da la circunstancia que esta crisis además de producir la mayor desigualdad entre clases, jamás conocida. Ha creado un nuevo status, el de la clase trabajadora precaria. Es decir, gente que aunque estén desarrollando un trabajo, no tienen la suficiente capacidad adquisitiva para poder llevar a cabo una vida digna.

A esto se le unen sus deudas fiscales, y una administración inapelable que ejerce todo su poder y medios a cobrárselas, sin tener en cuenta las circunstancias económicas y personales de esta clase precarizada.

Unas deudas generadas por el sistema activado por el neoliberalismo durante esta crisis. Ya que ante la bajada de los salarios, las empresas aplicaban unos tipos en la retención del Impuesto de la renta de las personas físicas, más bajos que lo marcado por la administración. Así en la nómina mensual, el trabajador tenía unos ingresos superiores a lo que le correspondían, que disimulaban el bajo salario percibido. Pero que a la hora de realizar anualmente la declaración de la renta, Hacienda le reclamaba de golpe esta cantidad abonada incorrectamente cada mes.

Quizás sirva como muestra un estudio realizado en Navarra con datos del año 2017 sobre el número de contribuyentes con deudas fiscales y el importe de las mismas.

Navarra es una comunidad europea con 641.000 habitantes y que goza de Hacienda propia.

Sobre el total de deudores fiscales que figuraban el 31 de diciembre de 2017, el 55% tenían una deuda inferior a los 1000 euros (la media era 483€) y el importe total que sumaban estas deudas suponía el 1% del importe total que a esa fecha se adeudaba a la Hacienda de Navarra. Frente al 45% que tenían una deuda superior a los mil euros (con una media de 58.430€) y cuyo importe total suponía el 99% de la cantidad total adeudada.

En las circunstancias económicas que estamos viviendo, es fácil imaginarse el sufrimiento que supone para un trabajador precario el que de repente te desaparezcan de la cuenta bancaria, 200, 400 o 800 euros. O que de tu nómina te quiten una parte de tu sueldo.

El sufrimiento que supone para un trabajador precario el que de repente te desaparezcan de la cuenta bancaria, 200, 400 o 800 euros Por eso, así como demandamos que las administraciones hagan auditorias ciudadanas de su deuda pública, con el fin de detectar la deuda considerada ilegitima y procedan a su quita de las entidades financieras responsables. También solicitamos de esas mismas administraciones, exoneren a la ciudadanía cuyas condiciones de vida rozan la pobreza, del hace frente a las deudas fiscales adquiridas como consecuencia de las condiciones laborales impuestas por esta crisis.

Y desde luego, como primera medida, prohíban la tramitación de cualquier tipo de embargo sobre este tipo de deudores



Javier Onieva Larrea

Técnico del Parlamento Social de Navarra

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org