FMI, de nuevo en Argentina

“En el horizonte, una crisis económica y social aún más aguda que la actual”

Entrevista con Eric Toussaint

11 de junio por Eric Toussaint , Sergio Ferrari


Luego de más de una década de “distanciamiento” oficial, el Gobierno de Mauricio Macri acaba de golpear, nuevamente, a las puertas del Fondo Monetario Internacional (FMI). El crédito de 50 mil millones de dólares otorgado por el organismo la primera semana de junio constituye un récord internacional y tendrá repercusiones directas en la situación económico-social del país sudamericano. Así lo subraya el historiador belga Eric Toussaint, reconocido especialista en la materia y portavoz del Comité por la abolición de las deudas ilegítimas (CADTM), con sede en Bruselas. Entrevista.

P: ¿Por qué el gobierno argentino recurrió al FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
, sabiendo lo que las relaciones con este organismo internacional le han significado al país en su historia y sus consecuencias políticas nefastas? ¿Se podría pensar en una cierta desesperación de parte de la conducción económica del equipo Macri?

Eric Toussaint (ET): La política implementada desde su asunción hasta ahora por el Gobierno de Mauricio Macri condujo a una situación crítica. Disminuyó los ingresos fiscales al reducir importantes impuestos a los exportadores; aumentó sensiblemente los gastos ligados al pago de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
– lo que significa un 100% más en el 2018 con respecto al 2017. En consecuencia, al país le faltan dólares. Las reservas de divisas bajaron en 8 mil millones de dólares en los primeros meses del año en curso. Macri necesita de ese crédito del FMI para seguir pagando la deuda. Los prestamistas privados internacionales exigen ese crédito como condición para continuar prestando a la Argentina. Parte importante de lo que el FMI presta no está destinado a ser usado en Argentina, sino que va a ir del FMI al Banco Central Banco central Entidad que, en un Estado, se encarga generalmente de la emisión de billetes de banco y del control del volumen de moneda y crédito. En España es el Banco de España quien asume dicho rol, bajo el control del Banco Central Europeo (BCE, ver más abajo).

El Banco Central de un país gestiona la política monetaria y tiene el monopolio de la emisión de la moneda nacional. Proporciona moneda a los bancos comerciales a un precio determinado por las tasas directoras, que son fijadas por el proprio banco.
y de este organismo directamente a esos prestamistas.

P: Viendo la historia argentina de los noventa, sin embargo, es un mecanismo que significa jugar con fuego…

ET: Sí, seguramente. Pero quisiera evaluar un poco más el marco que determina la solicitud al FMI…

Fuente: La Nación

P: Adelante…

ET: Expresa el fracaso total de la política del Gobierno. Con un peso aceleradamente devaluado; la tasa de interés Interés Cantidad pagada como remuneración de una inversión o percibida por un prestamista. El interés se calcula sobre la base de la cantidad de capital invertido o prestado, de la duración de la operación y del último tipo aplicado en ese momento. dictada por el Banco Central de la República Argentina que llega al 40%; la reducción de 8 mil millones de dólares de las reservas internacionales y que no para de continuar en caer. Y con un servicio de la deuda Servicio de la deuda Suma de la amortización más los intereses del capital prestado. que aumenta en un 100% con respeto al 2017. Ante una fotografía de tal naturaleza, no hay duda que se trata de un fracaso total. Macri pretendía que pagando la deuda -hacia fines del 2015 e inicios del 2016-, compensando a los Fondos Buitres al aplicar la sentencia del Juez Thomas Griesa, iba a asegurar un nivel de crecimiento alto y una deuda sostenible… Pero los hechos confirmaron que esta visión no le funcionó. Y fue creciendo en forma vertiginosa -llamativo por la velocidad del aumento- la deuda y la incapacidad de convencer a los acreedores que Argentina puede reembolsarla en el futuro. Y por eso pide este crédito al FMI de 50 mil millones de dólares ¡Hay que recordar que cuando Grecia, en el marco de una situación muy dramática, recibió 30 mil millones de dicho organismo en el 2010, se habló de récord!

P: Algunos analistas afirman que con ese crédito el presidente Macri intenta tener oxígeno para llegar en una posición confortable a la elección de octubre del 2019…

ET: No quisiera a la distancia entrar en especulaciones. Prefiero remitirme a los hechos. Leí el contenido del Acuerdo suscrito con el FMI y está aceptada la reducción muy fuerte a nivel de gastos sociales, de salarios y de inversiones públicas, lo que va a desembocar en una depresión económica y una nueva reducción de los ingresos fiscales en consecuencia del declive de la actividad económica y del consumo público y privado. Seguramente aumentará el IVA y otros impuestos indirectos que se imponen al pueblo. Pero esa reducción de la actividad económica va a conspirar contra el pago de la deuda. La política dictada por el FMI va a llevar al país a una crisis económica y social aún más aguda que la que se vivía antes de recibir este crédito. Volviendo a la pregunta. Es muy probable que, políticamente, Macri, trate de argumentar que lo que está ejecutando no es su proyecto sino lo que le exige el FMI…

P: Quisiera insistir con una reflexión que nos conduce a un pasado no muy lejano…La década de endeudamiento -y el rol del FMI- en los 90 que finalmente lleva a la explosión social del 2001. ¿Se puede repetir la historia sin caer en una tragedia?

ET: Observamos una repetición de la historia en un país que es un pagador en serie de deuda. Que arranca incluso con la deuda ilegítima heredada de la dictadura militar de los 70. El sostén del FMI fue esencial para el mantenimiento de la misma. Y se continúa en los 90 con Menem y De la Rúa, dando pie a la gran crisis social de fines del 2001. Rodríguez Saá, en sus escasos días de presidente, anunció la suspensión de la deuda, y le resultó muy positivo a la economía y al pueblo argentino.

Desafortunadamente, siguió pagando al FMI y al BM, lo que hemos criticado desde el inicio. En 2005 se reestructuró la deuda y luego se negoció con los acreedores que no habían participado entonces. El gobierno argentino no quiso nunca – como sí lo implementó Ecuador en el 2007-2008- una auditoría con participación ciudadana que pudiera decidir sobre la parte odiosa e ilegítima de la deuda. Lo que creó frustraciones desde la perspectiva del discurso de soberanía nacional del kirchnerismo, e incluso explica, parcialmente, la victoria electoral de Macri en el 2015.

P: Proceso de décadas en las que la deuda ilegítima condiciona políticas de gobierno sin lograrse nunca soluciones estructurales…

ET: Sí. Y que llega hoy a este crédito, que desde el vamos, se pueda clasificar como fuente de deuda odiosa Deuda odiosa Según la Doctrina Jurídica de Deuda Odiosa teorizada por Alexander Sack en 1927, una deuda puede ser categorizada de esta forma cuando cumple dos condiciones esenciales:

1) la ausencia de beneficio para la población: la deuda ha sido contraída no en beneficio del pueblo y del Estado, sino contra su interés y/o en beneficio personal de los dirigentes y las personas próximas al poder

2) la complicidad de los prestamistas: los acreedores sabían (o estaban en condiciones de saber) que los fondos prestados no beneficiarían a la población.

Para Sack, la naturaleza despótica o democrática de un régimen no se tiene en cuenta. Una deuda contraída por un régimen autoritario debe, según Sack, ser reembolsada si sirve a los intereses de la población. Un cambio de régimen no cuestiona por naturaleza la obligación del nuevo régimen de pagar las deudas del gobierno precedente salvo si se trata de deudas odiosas.

Tratado Jurídico y Financiero por A.N. SACK, ex profesor agregado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Petrogrado

Desde esta definición “conservadora”, otros juristas y movimientos sociales como el CADTM han ampliado la definición de deuda odiosa teniendo especialmente en cuenta la naturaleza del régimen prestatario y la consulta en nombre de los parlamentos nacionales en la aprobación o concesión del préstamo.

Citamos especialmente la definición de deuda odiosa utilizada por la Comisión para la verdad de la deuda griega, que se apoya, al mismo tiempo, en la doctrina de Sack y, también, en los Tratados Internacionales y en los principios generales del Derecho Internacional:

Una deuda odiosa es o bien:
1) una deuda contraída en violación de los principios democráticos (incluyendo el consentimiento, la participación, la transparencia y la responsabilidad) y ha sido empleada contra los más altos intereses de la población del Estado deudor, mientras que el acreedor conocía o estaba en condiciones de saber lo anterior”.
O 2) una deuda que tiene como consecuencia denegar los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de la población mientras que el acreedor conocía o estaba en condiciones de saber lo anterior”.
e ilegítima. Según el concepto de lo que es una deuda odiosa, es la que se contrae contra el interés del pueblo y cuando los acreedores sabían que la misma era ilegítima. Somos por lo tanto testigos de contratación de deuda ilegítima y odiosa.

P: ¿Y las perspectivas en el horizonte?

ET: Ya hablé de la agudización de la crisis económica y social. Mi esperanza es que la reacción popular, en los meses que vienen, será muy fuerte y que no va a tardar mucho en lograrse una convergencia de energías de las fuerzas populares para oponerse aun con más fuerza al Gobierno Macri y a las imposiciones del FMI y de los otros acreedores internacionales.



Eric Toussaint

es maître de conférence en la Universidad de Lieja, es el portavoz de CADTM Internacional y es miembro del Consejo Científico de ATTAC Francia.
Es autor de diversos libros, entre ellos: Bancocracia Icaria Editorial, Barcelona 2015,, Procès d’un homme exemplaire, Ediciones Al Dante, Marsella, 2013; Una mirada al retrovisor: el neoliberalismo desde sus orígenes hasta la actualidad, Icaria, 2010; La Deuda o la Vida (escrito junto con Damien Millet) Icaria, Barcelona, 2011; La crisis global, El Viejo Topo, Barcelona, 2010; La bolsa o la vida: las finanzas contra los pueblos, Gakoa, 2002. Es coautor junto con Damien Millet del libro AAA, Audit, Annulation, Autre politique, Le Seuil, París, 2012.
Coordinó los trabajos de la Comisión de la Verdad Sobre la Deuda, creada por la presidente del Parlamento griego. Esta comisión funcionó, con el auspicio del Parlamento, entre abril y octubre de 2015. El nuevo presidente del Parlamento griego anunció su disolución el 12 de noviembre de 2015. A pesar de ello, la comisión prosiguió sus trabajos y se constituyó legalmente como una asociación sin afán de lucro.

Sergio Ferrari

Journaliste RP/periodista RP

Otros artículos en español de Sergio Ferrari (31)

0 | 10 | 20 | 30

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org