Europa sigue permitiendo la venta de armas a países en conflicto

7 de julio por Yago Álvarez

Pese a que Oriente Medio presenta un panorama convulso y bélico alimentado por varios conflictos, pese a embargos parciales a la venta de armas decretados por la ONU o la Unión Europea a muchos de esos países y pese a la grave situación humanitaria que está causando la crisis migratoria de los refugiados que huyen de esos conflictos, los Estados miembros permitien que las empresas armamentísticas sigan vendiendo armamento a países de Oriente Medio y el norte de África.

Desde 2008, se ha producido un gran aumento de las exportaciones de armas de la UE a países de Oriente Medio y el norte de África. Dichas armas han podido ser usadas para alimentar los conflictos bélicos de la zona, así como en la represión de la población de esos mismos países. El uso de estas armas para reprimir los levantamientos populares llamados “primaveras árabes” de 2011 no dio lugar a políticas de exportación de armas más restrictivas. Y, de hecho, a pesar de las guerras de Siria y Yemen, los conflictos armados en Libia, Iraq y Turquía, y los graves abusos de los derechos humanos en Egipto y Arabia Saudí, la exportación de armas de los Estados miembros de la UE a Oriente Medio y al Norte de África continúa.

En la década de 2005 a 2014, los Estados miembros de la UE otorgaron licencias de exportación de armas a Oriente Medio y al Norte de África por valor de más de 82.000 millones de euros. Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos (EAU) son el segundo y tercer mayor receptor de armas de la UE. Incluso pese a los embargos parciales de armas decretados por la ONU o la UE contra Egipto, Irán, Libia, Siria, Somalia, Sudán, Sudán del Sur y Yemen y contra fuerzas no gubernamentales en Iraq y Líbano, la exportación de armas de la UE a la región ha sido muy significativa, tal y como muestra a continuación la tabla extraída del informe “Guerras de Frontera”, publicado por el Transnational Institute, Stop Wapenhandel y el Centro Delàs de Estudios por la Paz.

JPEG - 84.2 KB

Según el instituto de investigación SIPRI, las exportaciones globales de armas a Oriente Medio aumentaron un 61% entre 2006-2010 y 211-2015. En 2015, Arabia Saudí fue el mayor importador de armas del mundo junto con Egipto, los EAU, Iraq, Qatar, Argelia, Israel y Turquía, que están también entre los 20 primeros.

Un ejemplo muy significativo es el de la empresa BAE Systems, la mayor empresa de armas europea, la cual obtuvo el 21,8% de sus ingresos de las ventas a Arabia Saudí. Las principales ventas incluyeron aviones Typhoo –utilizados en la guerra de Yemen–, aviones de entrenamiento Hawk y la mejora de los vehículos blindados de rastreo.

Al igual que BAE Systems, los otros tres grandes fabricantes de armas europeos, Airbus, Finmeccanica y Thales, tienen oficinas en Oriente Medio y hacen buenos negocios allí. Habib Fekih, Presidente del Grupo Airbus en África y Oriente Medio, presumió de “aumentar las ventas militares debido a los conflictos en la región”.

JPEG - 59.1 KB

Gráfica extraída del informe «Guerras de frontera»

Migración clandestina: Nuevo mercado para la industria armamentística

La política de defensa de nuestras fronteras que la UE está adoptando ante la “crisis migratoria” deja en evidencia el escaso carácter solidario y de acogida de estas, frente a una cada vez más militarizada defensa de nuestras fronteras frente a la “migración clandestina”. Las mafias que gestionan el tráfico de personas han sido señaladas por la UE como los principales culpables de las migraciones masivas que están llegando a nuestras fronteras provenientes de países en conflicto como Siria. La UE, de este modo, esquiva admitir su responsabilidad por haber permitido que durante años las empresas armamentísticas europeas hayan exportado armamento a esos mismos países.

En los últimos años, los Estados miembros y las instituciones europeas les han concedido a esas mismas empresas un nuevo negocio, la defensa de las fronteras. Las empresas europeas continúan haciendo negocio con la exportación de armas a los países en conflicto, a la misma que vez que se lucran con el negocio de defensa enfocado en la lucha contra las mafias de la migración. Todas estas compañías de armamento han desarrollado divisiones empresariales específicas para entrar en el lucrativo negocio de la «defensa» de las fronteras, desarrollando sistemas de localización, rastreo, sistemas de control fronterizo o incluso levantando muros, rejas y vallas que imposibilitan la entrada de refugiados en los países europeos o en el mismo Oriente Medio.

Un ejemplo de la concesión de estas licencias de exportación a países de Oriente Medio es la controvertida concesión realizada por el Gobierno holandés en 2015 por valor de 34 millones de euros a Thales Nederland para la entrega de sistemas de radar y C3 a Egipto, que fue utilizado en corbetas importadas de Francia, a pesar de que esto suponía una continuidad en las graves violaciones de derechos humanos que tienen lugar en Egipto. Una de las razones dadas por el Gobierno holandés para la concesión de la licencia de exportación a Thales es el papel que juega la marina egipcia para detener la inmigración ‘clandestina’ a Europa.


CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org