Genealogía del CADTM y de las luchas contra las deudas ilegítimas

17 de mayo por Eric Toussaint , Benjamin Lemoine , Stathis Kouvelakis

Entrevista a Éric Toussaint, portavoz y uno de los fundadores del CADTM, realizada por Benjamín Lemoine.

Disponible en pdf e inferior de esta página.

En esta entrevista se explica la genealogía de la lucha contra la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
, de las y los que abogaron por su anulación, así como de la creación empírica, al servicio de los combates políticos, de los conceptos de ilegitimidad, ilegalidad, y del posible carácter odioso de las deudas públicas. Así mismo, cómo el Comité para la Abolición de las Deudas Ilegítimas (CADTM) —antes Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo— vio necesaria la alianza con las fuerzas de la oposición y de los movimientos sociales, cuyas ideas y personas, una vez llegadas al gobierno, podrían cuestionar y desmantelar la deuda y su «sistema». No obstante, la prioridad absoluta para el CADTM es el fortalecimiento de la acción Acción Título mobiliario emitido por una sociedad de acciones. Este título representa una fracción del capital social. En particular otorga a su titular (el accionista) el derecho a percibir una parte de los beneficios distribuidos (el dividendo) y de participar en las asambleas generales de la empresa. de las y los de abajo en lugar de actuar como lobby Lobby
Lobbies
Los lobbies son grupos de presión de interés privado, que defienden la mayor parte del tiempo los intereses de grupos industriales o financieros. Se cuentan unos 40.000 lobbistas en Washington
.

Desde África hasta Latinoamérica, las auditorías con participación ciudadana fueron una fuente de esperanza, sin embargo, en su mayoría, resultaron decepcionantes al ser olvidadas por los opositores que se volvieron gobernantes. Aunque el comportamiento de los dirigentes con respecto al orden financiero es decisivo…empero, a veces hubo auditorías que tuvieron un gran éxito. Recordemos la auditoría de la deuda soberana Deuda soberana Deuda de un Estado o garantizada por un Estado. griega, una experiencia repleta de intrigas y de desenlaces inesperados, con pocas opciones. Cuando la ilusión de una nueva cooperación internacional, como hubiese sido la celebración de una nueva conferencia de Londres para la deuda griega demandada por Alexis Tsipras, se desvanece por ingenua, se imponen, según Éric Toussaint, actos soberanos unilaterales, como condición sine qua non para poder invertir la relación de fuerzas.

Los orígenes

Benjamín Lemoine: ¿Cómo comenzó su implicación en las luchas contra las deudas ilegítimas?

Éric Toussaint: Fui profesor de historia y de ciencias sociales entre 1975 y 1994 en la enseñanza secundaria, en institutos públicos, técnicos y profesionales. Siendo profesor en Lieja, en los años 1980, me vi confrontado con la crisis de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
de este municipio de 200.000 habitantes. Una deuda que había alcanzado un nivel catastrófico y que implicaba un plan de austeridad extremadamente duro para esa época. Y eso me llevó, con un grupo de colegas y de diferentes categorías de trabajadores, a analizar los orígenes de la deuda que le era reclamada a la ciudad de Lieja. Al mismo tiempo, había estallado la crisis de la deuda del Tercer Mundo: México se había declarado en cesación de pagos en 1982. En Latinoamérica, en particular, se tomaron varias iniciativas para oponerse al pago de una deuda impagable durante esos mismos años. Asimismo, en África, el tema de la deuda fue liderado por el joven presidente de Burkina Faso Thomas Sankara, a partir de 1985. Eso me llevó a considerar, con las otras personas que fundaron conmigo el Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM) en Bélgica en 1990, que éste era un tema transversal, nuevo, y que justificaba la creación de una organización específica, a imagen de otras organizaciones muy conocidas como Greenpeace o Amnistía Internacional. La idea era partir de un problema determinado, para luego abordar los problemas de la sociedad y del sistema capitalista global. Este comité, que al comienzo era una estructura esencialmente belga conocida por sus publicaciones en francés, tuvo un eco importante en Francia, en Suiza y África francófonas, y en Haití, a tal punto que nuestra organización está implantada, en este momento, en más de 30 países.

LA FUNDACIÓN DEL CADTM

En Bélgica, las personas morales que contribuyeron a la fundación en 1990 del CADTM provenían de diversos horizontes y testimonian el carácter plural de nuestra organización: movimientos de educación popular como Equipes Populaires —mouvement d’éducation permanente lié au Mouvement ouvrier chrétien—, Fondation Joseph Jacquemotte, Fondation Léon Lesoil, Union des Progressistes juifs de Belgique; sindicatos como los dos regionales de la CGSP, Central General de los Servicios Publicos — la de Liège y la de Limbourg—, la totalidad del sector Enseñanza de la CGSP, la regional de Amberes de la ACOD Onderwijs, la Federación de los metalúrgicos de la Provincia de Lieja; ONG como Peuples solidaires, GRESEA, Forum Nord-Sud, Centre Tricontinental, Socialisme sans Frontières, FCD Solidarité Socialiste, Oxfam Solidarité, Centre national de Coopération au Développement; comités de solidaridad como Comité Mennan Men-Haïti, Comité Amérique centrale de Charleroi; movimientos para la paz como la Coordination nationale d’action pour la paix et la démocratie — CNAPD —, VREDE; partidos políticos como el Partido obrero socialista y el Partido comunista; y una asociación femenina “Refugio para mujeres maltratadas y sus hijos”. El Partido obrero socialista (más tarde convertido en la LCR), sección belga de la Cuarta internacional, tuvo un papel importante en la creación e impulso del CADTM, aunque siempre con una gestión plural muy firme.

En relación a mis actividades en la enseñanza, y a pesar de que trabajaba a tiempo completo en la secundaria, continué mis estudios e hice un doctorado en ciencias políticas en las universidades de Lieja y de París VIII en 2004. Mi tesis trató sobre los retos políticos que conlleva la intervención del Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (183 miembros el año 2001) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
y del FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web : https://www.imf.org
en los países en desarrollo. |1|


B. L.: ¿Estuvo comprometido políticamente antes de su experiencia en Lieja?

E. T.: Me comprometí en política siendo muy chico. En mayo de 1968, todavía no había cumplido los 14 años y desde 1967 ya era activista en mi liceo. En esa época, vivía en un pueblo de mineros del carbón que, en su gran mayoría, eran inmigrantes (polacos, italianos, españoles, griegos…). Pero mis padres, maestros en el pueblo, no eran en absoluto marxistas. En la biblioteca familiar no había ni un solo libro marxista. Mi padre era un miembro muy activo del partido socialista. Mis padres eran antirracistas, pacifistas e internacionalistas. Me movilizaron los problemas raciales y fui muy sensible a las luchas llevadas a cabo en Estados Unidos por Malcom X y Martin Luther King, aunque me atraía más la posición de Malcom X. Me sentía totalmente solidario con los trabajadores que luchaban por sus derechos mediante huelgas y manifestaciones. Participé en las que se hicieron contra las armas nucleares y contra la guerra del Vietnam. En mayo de 1968, seguía muy de cerca lo que pasaba en París. Leía muchísimo: de Mao al Che Guevara, pasando por el Manifiesto Comunista y otras lecturas políticas de diferentes corrientes marxistas. Eso me condujo a unirme a la corriente trotskista de la IV Internacional desde el año 1970. En Francia, la organización miembro de la IV Internacional era la Liga Comunista (que luego fue la Liga Comunista Revolucionaria) impulsada por Alain Krivine y Daniel Bensaïd. En junio de 1970, me fui en autostop a París con un amigo de mi edad al encuentro de esa organización. Iba a cumplir los 16 años. Comencé a leer los principales análisis de León Trotsky que me permitieron comprender la degeneración de la Unión Soviética, y por qué era necesaria una política mundial y una revolución permanente.


En el seno de la Cuarta Internacional, ¿existía sensibilidad sobre la cuestión de la deuda o, por el contrario, era una posición aislada?

El CADTM fue creado en 1990. Ernest Mandel, uno de los principales dirigentes de la IV Internacional con el que colaboraba activamente, se había pronunciado en 1986 por la anulación de la deuda del Tercer Mundo. |2| Además, en 1989, a iniciativa de la Liga Comunista Revolucionaria de Francia, se puso en marcha una coalición con personalidades como el cantante Renaud y el escritor Gilles Perrault. La coalición se llamó «Ça suffat comme ci» [¡Ya Basta!] Y fue una respuesta unitaria amplia a la iniciativa tomada por François Mitterrand de convocar para el bicentenario de la Revolución Francesa una reunión del G7 G7 Alemania, Canadá, EE.UU., Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón. Se reúnen anualmente los siete jefes de Estado, generalmente a fines de mayo o principios de julio. El G7 se reunió por primera vez en 1975 a iniciativa del presidente francés, Valery Giscard d’Estaing. . Iniciativa que fue tomada por la izquierda en general como una provocación. Renaud, que sentía apego y una cierta admiración por Mitterrand, entró en conflicto y en crisis de confianza con ocasión del bicentenario. Sin embargo, se celebró un enorme concierto gratuito en Vincennes con Renaud, su colega sudafricano Johnny Clegg y la Mano Negra. Asistieron 150.000 personas y en la manifestación al menos 80.000. Esa coalición tenía como objetivo principal reivindicar la anulación de la deuda del Tercer Mundo. El texto fundador del CADTM en Bélgica fue el redactado, en 1989, por militantes de la Liga Comunista Revolucionaria y por Gilles Perrault: el Llamamiento de la Bastilla para la anulación de la deuda del Tercer Mundo. |3| Por lo tanto hay una filiación bastante clara, en cuanto a corriente política, con respecto al problema de la deuda, particularmente con respecto a la deuda del Tercer Mundo. Esa enorme campaña de 1989 fue sin embargo marginada en Francia por el éxito de SOS Racismo. El lugar de «Ça suffat comme ci» fue ocupado, algunos años más tarde, por SOS Racismo y Harlem Désir. Este último tenía en esa época, los años 1990, relaciones regulares con el CADTM. Fue también el caso de Arnaud Montebourg, responsable, como diputado socialista en la Asamblea Nacional, de la evasión fiscal y de la ayuda al desarrollo. Cuando apareció SOS Racismo, éste retomó la fórmula de los grandes conciertos gratuitos y de las manifestaciones, y trató de ocupar ese ámbito. En 1996, hubo un nuevo florecimiento del tema de la deuda en Francia en el momento del G7 de Lyon. Estaban allí Bill Clinton, Jacques Chirac, Tony Blair, etc. El colectivo que se puso en marcha en Lyon se llamó «Les autres voix de la planète» [Las otras voces del planeta], que era el título de la revista del CADTM. En esa contra cumbre del G7, el CADTM tuvo un papel clave en los análisis y en el contenido de la declaración final. Fue también el CADTM que financió a la única persona liberada de la coalición «Les Autres Voix de la Planète», encargada en Lyon de preparar la contra cumbre unitaria.


Deudas del Sur, deudas del Norte

Durante esos años, ¿hubo una clara diferencia, en las luchas, entre la deuda de los países del Norte y la deuda de los países del Sur?

Sí, a la deuda de los países del Norte no se la consideraba, en 1990, como un tema clave. Pero para mí, esa deuda ya era importante. Con respecto a la actual situación, la deuda pública se disparó cuando varios países para rescatar a sus bancos socializaron sus pérdidas bancarias, y esto se produjo cuando llegó a Europa, en 2007-2008, la crisis que había estallado en Estados Unidos un año antes. Estuve convencido, de inmediato, con otras y otros miembros del CADTM, que era necesario tener en cuenta la nueva dimensión que tomaba la cuestión de la deuda pública en los países del Norte. Y lo hicimos antes de que fuera evidente para muchos. Porque hay que recordar que, en 2008-2009, José Manuel Barroso, presidente de la Comisión Europea, propuso como primera reacción una política que podía hacer pensar en un cambio neokeynesiano. De hecho, solo se trataba de amortiguadores sociales totalmente momentáneos, ya que los gobiernos del Norte tuvieron mucho miedo de que un cuestionamiento del sistema tomara un carácter masivo y activo. Por ejemplo, en Francia, Nicolas Sarkozy lanzó primas para apoyar a la industria del automóvil. Una parte del movimiento altermundista y de la izquierda en sus diferentes componentes no se dio cuenta que muy pronto, bajo el pretexto del aumento de la deuda pública, se desarrollaría una ofensiva extremadamente brutal de austeridad. Y esa ofensiva realmente fue percibida a partir de 2010 y de la famosa crisis griega, cuando los grandes medios de comunicación la llamaron «crisis de las deudas soberanas». Solo fue una amplia operación de comunicación para esconder lo esencial, es decir la continuación de la crisis bancaria y de toda una serie de iniciativas del Banco Central Banco central Entidad que, en un Estado, se encarga generalmente de la emisión de billetes de banco y del control del volumen de moneda y crédito. En España es el Banco de España quien asume dicho rol, bajo el control del Banco Central Europeo (BCE, ver más abajo).

El Banco Central de un país gestiona la política monetaria y tiene el monopolio de la emisión de la moneda nacional. Proporciona moneda a los bancos comerciales a un precio determinado por las tasas directoras, que son fijadas por el proprio banco.
Europeo, de los gobiernos de los países europeos y también de Estados Unidos para socorrer a los bancos con la ayuda de las finanzas públicas. En un artículo de 2008, |4| anunciaba muy claramente lo que pasaría en 2010, cómo se irían desarrollando los acontecimientos. Resumiendo, como CADTM, estábamos preparados a lo que efectivamente se produjo. Por otra parte, publicamos dos libros que dan testimonio de lo acontecido perfectamente: La crisis global, en 2011 ( http://anticapitalistas.org/IMG/pdf... ) y La deuda o la vida: Europa en el ojo del huracán, en 2011 (http://www.cadtm.org/La-deuda-o-la-vida). Este último recibió el premio al libro político en la feria del libro político de Lieja de ese mismo año. También realizamos seminarios e intentamos convencer a varios movimientos de poner en marcha un frente europeo para el cuestionamiento del pago de la deuda a partir de 2010.


Entre los años 1980, con «Ça suffat comme ci», y 2007-2008, pasaron una veintena de años. Sin embargo, la diferente percepción entre la deuda del Norte y la deuda del Sur persiste. ¿Cómo se puede explicar?

Hay un lazo muy fuerte entre el CADTM y lo que se llama la corriente tercermundista. Esta corriente corresponde a los años 1960 y 1970. |5| El CADTM estuvo relacionado con personalidades comprometidas en la corriente tercermundista y personalmente tuve contactos muy estrechos con figuras del tercermundismo como Ahmed Ben Bella (el primer presidente de Argelia independiente, derrocado en 1967 por Boumédiène), |6| François Houtart, Gus Massiah, André Gunder Frank, Theotonio dos Santos… El CADTM colaboró también con Susan George |7| que escribió abundantemente sobre la deuda en los años 1990, así como con el escritor Gilles Perrault a partir de su compromiso con el Llamamiento de la Bastilla, en 1989. Este autor se implicó muchísimo con la publicación de su libro Notre ami le roi |8| y en la defensa de Abraham Serfaty, |9| quien era prisionero político en las mazmorras de Hassan II. A estos contactos y estos temas, agrego a René Dumont, |10| figura emblemática del tercermundismo en el ámbito de la ecología. Entre las y los que se acercaron al CADTM, a comienzos de la década 1990, había personas que tenían 60, 70 años, que se habían movilizado por la solidaridad con el Tercer Mundo o que habían sido dirigentes. El CADTM está también relacionado a redes internacionales surgidas en las luchas de los años noventa, por ejemplo Via Campesina que nació en 1993, la Marcha Mundial de Mujeres que se creó a finales de esa década, Jubileo Sur nacido en 1999, ATTAC a partir de 1998-1999. Estos movimientos convergieron en la creación del Foro Social Mundial en 2001, del que el CADTM es uno de los fundadores.

En el transcurso de su evolución, el CADTM sufrió una mutación: pasó de ser una organización del Norte solidaria con el Sur, a ser una red Norte-Sur de acción sobre las alternativas al sistema-deuda.

Durante la asamblea mundial celebrada a fines de abril de 2016 en Túnez, el CADTM, conservando su sigla, decidió por unanimidad cambiar su denominación y llamarse desde ese momento «Comité para la Abolición de las Deudas Ilegítimas». La moción adoptada argumentó el cambio de denominación debido a lo siguiente: «La adaptación que proponemos se justifica por la evolución del trabajo realizado por el CADTM tanto en el ámbito internacional como en el nacional. El CADTM se creó en 1990, en plena crisis de la deuda del Tercer Mundo, para reclamar la anulación de la deuda de los llamados países tercermundistas. A partir de los años 1990, el término Tercer Mundo se fue utilizando cada vez menos especialmente por la desaparición del Segundo Mundo, el bloque del socialismo real, y como consecuencia de las diferentes evoluciones al interior de la categoría Tercer Mundo —los llamados países en desarrollo que engloban a los países emergentes Países emergentes Los países emergentes designan la veintena de paísesen desarrollo teniendo acceso a los mercados financieros BRIC, PMA, PPME, etc—. Con la crisis de 2008 y sus repercusiones, el trabajo del CADTM se extendió progresivamente a las deudas públicas de los países del Norte, sin dejar de trabajar exigiendo la anulación de las deudas de los países del “Tercer Mundo”. Hemos mostrado cómo el “sistema-deuda” somete tanto a los pueblos del Sur como a los pueblos del Norte. Para luchar contra ello, desde hace 5 años el CADTM desarrolló una nueva sección de acción y reflexión sobre el problema de las deudas privadas ilegítimas: deudas ligadas a los microcréditos en el Sur cuyas primeras víctimas son las mujeres, de los campesinos, de los estudiantes, de las familias expulsadas de sus viviendas por los bancos, etc. El concepto de deuda ilegítima permite englobar las deudas del Sur y del Norte, las públicas y las privadas a la vez.»

Recordemos que el CADTM está implantado mayoritariamente en los países llamados «en desarrollo»: 15 países de África), 6 países de Latinoamérica y Caribe), 2 países de Asia del Sur (India y Pakistán). Con respecto a los países más industrializados, el CADTM está presente en 6 países europeos) y en Japón.


Las primeras experiencias del método CADTM para combatir las deudas ilegítimas: los ejemplos de Ruanda y de la República Democrática del Congo

La auditoría de la deuda: un precedente abortado

¿Cuáles han sido las primeras experiencias del método CADTM para combatir las deudas ilegítimas?

Es necesario situar estas experiencias en la convergencia entre el CADTM y los diferentes movimientos activos en Francia y en otros lados. El CADTM, por ejemplo, se implicó mucho en la solidaridad con el movimiento neozapatista, que se presentó públicamente el 1 de enero de 1994 en Chiapas (México), y por ello ha vuelto varias veces a ese país. Nuestra organización también participó como coorganizadora en la gran movilización de octubre de 1994 en España contra la reunión del Banco Mundial y del FMI para festejar su medio siglo de existencia. Esa acción formaba parte de la campaña mundial «Fifty years is enough» [Cincuenta años: Ya Basta]. En lo que concierne a los contactos con Francia, ya mencioné a la LCR, la campaña «Ça suffat comme ci» [Ya Basta] de 1989, el colectivo «Les autres voix de la planète» [Las otras voces del planeta] creado en 1996 para organizar la contracumbre del G7 en Lyon, hay que añadir a la AITEC (Asociación Internacional de Técnicos, Expertos e Investigadores) y al CEDETIM (Centro de Estudios y de Iniciativas de Solidaridad Internacional) dirigidos por Gus Massiah. También estaba el movimiento Survie, impulsado por François-Xavier Verschave, que luchaba contra la Françafrique y que tomó en cuenta la importancia del tema deuda. Survie tuvo una relación muy estrecha con el CADTM, entre otras cosas porque ambas organizaciones fueron muy activas en la denuncia del genocidio de Ruanda en 1994, así como de la «operación Turquesa» organizada por Mitterrand. En 1995, una delegación del CADTM llegó a Ruanda y luego realizó un encuentro internacional en Bruselas sobre la cuestión del genocidio y de las responsabilidades cruciales de los acreedores. À partir de 1996, el CADTM ha sido asociado a una auditoría de la deuda de Ruanda con, en ese momento, el apoyo del nuevo régimen de Kigali (capital de Ruanda) dirigido por Paul Kagamé, quien todavía continúa en el poder. El presidente ruandés quería claridad sobre la deuda y así fue como un equipo de dos personas se instaló en el lugar. Michel Chossudovsky, un canadiense profesor en la Universidad de Ottawa, con numerosas contribuciones en Le Monde Diplomatique, y Pierre Galand, en ese momento secretario general de Oxfam en Bélgica, fueron a Kigali y llevaron adelante la investigación de la deuda, en estrecho contacto con el CADTM. Mientras estuvieron en la RDC, yo hablaba mucho con ellos, y a raíz de esto escribí un artículo que se llamó «Les créanciers du génocide» (Los acreedores del genocidio) que tuvo bastante eco.

JPEG - 241.8 KB
El FMI tiene dos prioridades: la salud y la educación

¿Esa iniciativa inspiró la metodología CADTM sobre la auditoría de la deuda?

Efectivamente, aun si el desenlace fue frustrante. Poca gente sabe que una de las misiones de la operación Turquesa consistía en hurgar en toda la documentación del Banco Central de Ruanda, en Kigali, y de transferir toda esa información a un contenedor en Goma, en la RDC, con el fin de impedir que las nuevas autoridades tuvieran acceso a los rastros escritos que podían revelar hasta qué punto Francia había sostenido al régimen genocida de Juvénal Habyarimana. Cuando Laurent Desiré Kabila lanzó su ofensiva contra Mobutu en 1996, desde el este del Congo, Kagamé pudo apoderarse del contenedor, repatriarlo a Kigali y abrir los archivos. Y sobre estos documentos trabajaron Michel Chossudovsky y Pierre Galand. |11|

En resumen, se encontró la caja negra…

Por supuesto, y se vio la implicación de los bancos franceses en la financiación de la compra de armas por parte del general Habyarimana. Egipto y China también estaban implicados al proveer los machetes, mientras los franceses suministraban un material más sofisticado para el ejército genocida ruandés. Por lo tanto, en un comienzo hubo movimientos internacionalistas que se pusieron en contacto con un jefe de Estado, en ese caso Paul Kagamé, quien quería poner luz a la oscuridad y que puso a disposición de los expertos una documentación habitualmente secreta. Y este comienzo ha sido común en nuestras otras experiencias. Kagamé, orgulloso de ese recurso, amenazó a Estados Unidos, a Francia, al Banco Mundial y al FMI de hacer pública la financiación del genocidio. Washington y París, así como el Banco Mundial y el FMI respondieron alarmados: «¡No saques eso a la luz! A cambio de tu silencio, te proponemos reducir la deuda de Ruanda, y abrir una línea de crédito máximo en el BM y el FMI. Reduciremos lo que se te reclama como reembolso y te lo refinanciaremos con nuevos préstamos». Y Kagamé entró en el juego. Fue una experiencia totalmente frustrante, no sólo por la energía gastada y la ética, sino también por lo que pudo haber significado como precedente. Efectivamente, antes del régimen de Habyarimana, el nivel de endeudamiento de Ruanda era extremadamente bajo, así que toda la deuda reclamada había sido contraída por un régimen despótico. Por lo tanto, era una deuda que entraba dentro de la doctrina de deuda odiosa Deuda odiosa Según la Doctrina Jurídica de Deuda Odiosa teorizada por Alexander Sack en 1927, una deuda puede ser categorizada de esta forma cuando cumple dos condiciones esenciales:

1) la ausencia de beneficio para la población: la deuda ha sido contraída no en beneficio del pueblo y del Estado, sino contra su interés y/o en beneficio personal de los dirigentes y las personas próximas al poder

2) la complicidad de los prestamistas: los acreedores sabían (o estaban en condiciones de saber) que los fondos prestados no beneficiarían a la población.

Para Sack, la naturaleza despótica o democrática de un régimen no se tiene en cuenta. Una deuda contraída por un régimen autoritario debe, según Sack, ser reembolsada si sirve a los intereses de la población. Un cambio de régimen no cuestiona por naturaleza la obligación del nuevo régimen de pagar las deudas del gobierno precedente salvo si se trata de deudas odiosas.

Tratado Jurídico y Financiero por A.N. SACK, ex profesor agregado en la Facultad de Derecho de la Universidad de Petrogrado

Desde esta definición “conservadora”, otros juristas y movimientos sociales como el CADTM han ampliado la definición de deuda odiosa teniendo especialmente en cuenta la naturaleza del régimen prestatario y la consulta en nombre de los parlamentos nacionales en la aprobación o concesión del préstamo.

Citamos especialmente la definición de deuda odiosa utilizada por la Comisión para la verdad de la deuda griega, que se apoya, al mismo tiempo, en la doctrina de Sack y, también, en los Tratados Internacionales y en los principios generales del Derecho Internacional:

Una deuda odiosa es o bien:
1) una deuda contraída en violación de los principios democráticos (incluyendo el consentimiento, la participación, la transparencia y la responsabilidad) y ha sido empleada contra los más altos intereses de la población del Estado deudor, mientras que el acreedor conocía o estaba en condiciones de saber lo anterior”.
O 2) una deuda que tiene como consecuencia denegar los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de la población mientras que el acreedor conocía o estaba en condiciones de saber lo anterior”.
, un poco como la reclamada a la RDC.

En la República Democrática del Congo, luego del derrocamiento del dictador Mobutu en 1996-1997, Pierre Galand y yo trabajamos en relación con las nuevas autoridades de Kinshasa (era Pierre Galand el que mantenía los verdaderos contactos) y sobre todo con los movimientos sociales. Varios miembros y simpatizantes congoleños del CADTM, que habían pasado 20 años de exilio en Bélgica, volvieron a su país después de la caída de Mobutu y ocuparon puestos de responsabilidad en Kinshasa. |12| También teníamos contactos, desde hacía muchos años, con Jean-Baptiste Sondji, ex militante maoísta congoleño, que era en ese momento ministro de Sanidad en el gobierno de Kabila.

En esos casos, ¿cuáles son los apoyos o las alianzas que buscan ustedes?

Personalmente, daba la prioridad absoluta a las relaciones con los movimientos sociales (sindicatos, organizaciones campesinas, estudiantes…). No tenía mucha confianza en el nuevo gobierno de la RDC salvo, en parte, con respecto a Jean-Baptiste Sondji. Se trataba de cuestionar el pago de la deuda reclamada a la RDC por regímenes e instituciones que habían respaldado a Mobutu y le habían permitido que permaneciera en el poder durante más de 30 años. Laurent Desiré Kabila estableció una «Oficina de los bienes mal habidos», puesto que era evidente la relación entre el enriquecimiento ligado a la corrupción y el endeudamiento del país. Pero en este caso también tuvimos un revés: Kabila negoció con los banqueros suizos una transacción mientras existía la posibilidad de que la RDC obtuviera que la justicia helvética obligase a los banqueros suizos, cómplices en el desvío de fondos de Mobutu, a restituir lo que había sido depositado en sus cofres. De forma escandalosa, L. D. Kabila aceptó la transacción secreta con los banqueros y abandonó el procedimiento jurídico que estaba en curso.

Fui a Kinshasa durante el verano de 2000 para trabajar con los movimientos sociales y las ONG congoleñas sobre la cuestión de la deuda odiosa reclamada a la RDC. Mi libro La bolsa Bolsa Lugar de encuentro de la oferta y demanda de valores mobiliarios que ya fueron emitidos en el mercado financiero primario. La bolsa es por tanto el mercado de ocasión de títulos mobiliarios; también llamado mercado secundario. o la vida tuvo mucho éxito en los medios universitarios y entre la izquierda congoleña. |13| En Bélgica, la ex metrópoli colonial, el CADTM había organizado una gran campaña en pro de la anulación de la deuda odiosa de la RDC y para la congelación de los bienes de Mobutu en Bélgica. |14| Colaboramos en un folleto común con las ONG y las organizaciones de solidaridad Norte/Sur activas en Bélgica, con el fin de reclamar la anulación de la deuda de la RDC. |15| Una consecuencia de las actividades llevadas a cabo por el CADTM fue que algunas organizaciones congoleñas, de Kinshasa, Bakongo, Lubumbashi y Mbuji-Mayi, se adhirieron a la red internacional CADTM.

La lección que se puede sacar de las tentativas de denuncia de la deuda odiosa en Ruanda y en la RDC es que no se puede confiar en los gobiernos. Hay que dar prioridad absoluta al trabajo con las organizaciones ciudadanas de base, con los movimientos sociales y con las personas decididas a actuar hasta el final, para que la claridad triunfe y los gobernantes tomen las correspondientes decisiones.

El CADTM durante la concentración de Blockupy, en Francfort en 2012.


JPEG - 1.2 MB
Linea del tiempo del CADTM
Clic para agrandar

Argentina: continúan las acciones contra la deuda ilegítima

¿En qué otro lugar habéis estado directamente implicados?

En Argentina. Yo estaba en contacto con Alejandro Olmos, un periodista muy valiente que en 1982, cuando todavía no había desaparecido la dictadura, presentó ante la justicia argentina una denuncia por endeudamiento ilegal y odioso. Por lo tanto, denunció a la junta militar antes del fin de la dictadura. Trabajamos mucho juntos, y, en 1997, el CADTM lo invitó a una gran conferencia internacional a celebrarse en Bélgica. Y allí se desarrolló otro tipo de metodología gracias a Alejandro Olmos. Tras su denuncia, la justicia argentina abrió una instrucción y dos jueces fueron encargados de investigar a los responsables del endeudamiento argentino entre 1976 y 1982. Finalmente en julio de 2000, el juez Jorge Ballesteros del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 2 de la Capital Federal, dictó sentencia, recogida en un acta de 195 páginas. Esa sentencia fue por consiguiente el resultado de una auditoría de la deuda argentina llevada a cabo por el poder judicial. A partir de 1998, estuve en contacto con uno de los dos jueces a cargo de la instrucción quien me describió las presiones que sufrieron ejercidas por otros jueces, por el Congreso argentino y por el poder ejecutivo para que no se dictara ninguna sentencia sobre la deuda. Alejandro Olmos murió en abril de 2000 totalmente deprimido, convencido de que la instrucción no llegaría nunca a su fin. La sentencia fue emitida algunos meses después de su muerte.


Conceptos de combate que surgen de la acción Acción Título mobiliario emitido por una sociedad de acciones. Este título representa una fracción del capital social. En particular otorga a su titular (el accionista) el derecho a percibir una parte de los beneficios distribuidos (el dividendo) y de participar en las asambleas generales de la empresa.

A pesar del fin de la dictadura, ¿existe una especie de continuidad de los poderes económicos?

Sí, porque, como la auditoría lo mostró claramente, el Fondo Monetario Internacional, dirigido en esa época por el francés Jacques de Larosière, |16| había avalado al régimen dictatorial con el objetivo de que los bancos estadounidenses financiaran la dictadura de Videla. Hay que recordar también que, después de la caída de la dictadura, se amnistió a diferentes personajes de la junta militar. |17| Hasta los años 2000, con el gobierno de Néstor Kirchner, no se abrogó dicha amnistía. En los años 1990, el FMI, directamente cómplice de la dictadura militar, y también del gobierno de Carlos Menem, que aplicó políticas neoliberales, los personajes de la dictadura que se beneficiaron de la amnistía, sin olvidar los empresarios y los banqueros que se coaligaron para que no se pudiera investigar y aclarar lo que había pasado.

Desde 1998, el CADTM sigue estando en contacto estrecho, en Argentina, con Adolfo Pérez Esquivel, premio Nobel de la paz por su contribución a la defensa de los derechos humanos, con Beverly Keene, coordinadora de Diálogo 2000 y de Jubileo Sur, así como con Nora Cortiñas, una de las madres de Plaza de Mayo que luchan incansablemente por la anulación de las deudas odiosas.

Entre el comienzo de la dictadura (marzo de 1976) y el año 2001, la deuda se multiplicó por casi 20, pasando de 8.000 millones de dólares a cerca de 160.000 millones de dólares. Durante eses mismo período, Argentina reembolsó cerca de 200.000 millones de dólares, o sea, cerca de 25 veces de lo que debía en marzo de 1976. Los capitalistas argentinos se endeudaron alegremente durante la dictadura y en forma simultánea colocaron una buena parte de ese dinero en el extranjero mediante la fuga de capitales. El monto de los capitales colocados en los países más industrializados y en los paraísos fiscales por los capitalistas argentinos superó a las sumas prestadas. Solo en 1980-1982, durante los dos últimos años de dictadura, la fuga de capitales alcanzó más de 21.000 millones de dólares, según el Banco Mundial. Un regalo inmenso para los capitalistas argentinos y de fuera: sus deudas fueron asumidas por el Estado al final de la dictadura. Desde entonces, la deuda pública aumentó por el fardo de la deuda de las empresas privadas, puesto que se asumieron sus obligaciones con respecto a los acreedores. Y desde ese momento, los capitalistas argentinos han mantenido la política de evasión de capitales. La deuda argentina constituye claramente un caso emblemático de deuda odiosa.

¿Fuiste a Argentina para continuar la investigación sobre la deuda?

Sí, fui a Argentina, pero también realicé un trabajo de análisis a distancia, ya que Alejandro Olmos y el juez argentino del que hablé, me hicieron llegar una serie de documentos. Estudié en profundidad la acumulación de la deuda odiosa y luego su proceso de blanqueo fraudulento. |18| Fue el presidente Raúl Alfonsín, que sucedió a la dictadura, quien permitió que se efectuar la operación de blanqueo. Ahora bien, si una deuda es odiosa, su reestructuración no termina con el delito. Por lo tanto, el blanqueo no puso fin al delito anterior. Si el FMI, que había prestado dinero a la dictadura, reestructuró la deuda argentina mientras estaba perfectamente al corriente de lo que había hecho anteriormente. Es evidente que existe una culpabilidad ininterrumpida. El FMI no puede decir simplemente: «la refinanciación de la deuda Refinanciación de la deuda Modificación de los términos de la deuda, por ejemplo, alterando los vencimientos o aplazando los pagos del principal y/o de los intereses. La finalidad es, en general, dar un respiro a un país en dificultades alargando el período de los reembolsos para disminuir el monto puntual o acordando un período de gracia durante el cual se suspenden los pagos. se operó con un régimen, el de Alfonsín, que era un régimen democrático».

Para nosotros, en el CADTM, eso vale también para la deuda de Ruanda y de la RDC. Aunque, finalmente, la justicia argentina dictó una sentencia importante en julio de 2000, no se produjo ninguna condena. El juez pasó la patata caliente al Parlamento argentino, dominado por la derecha neoliberal, que decidió no hacer nada. Fue en septiembre de 2014 que, al cabo de tantos años, el Parlamento tomó la decisión de crear una comisión de auditoría de la deuda acumulada por Argentina desde el comienzo de la dictadura (marzo de 1976) hasta 2014. Fui invitado al Parlamento, en octubre de 2014, con el fin de ofrecer mis recomendaciones, |19| pero, en la práctica, la comisión no cumplió con su tarea y la derecha, que ganó las elecciones en 2015, enterró el asunto. ATTAC Argentina, que es miembro de la red internacional CADTM, es muy activo Activo En general, el término “activo” hace referencia a un bien que posee un valor realizable o que puede generar ingresos. Por el contrario, hablamos de “pasivo”, es decir la parte del balance compuesta por los recursos de los que dispone una empresa (capital propio aportado por los socios, provisiones por riesgos y gastos, así como las deudas). sobre la cuestión de la deuda y contribuyó a la creación de la «Asamblea para la suspensión del pago de la deuda y la auditoría de la deuda en defensa del patrimonio nacional y de los bienes comunes Bienes comunes En economía los bienes comunes se caracterizan por un modo de propiedad colectiva, que se diferencia tanto de la propiedad privada como de la pública. En filosofía hacen referencia a aquello que comparten los miembros de una misma comunidad, ciudad o la propia humanidad, desde un punto de vista jurídico, político o moral. ». |20|


Durante varios años Argentina estuvo en suspensión de pagos y no dejó de tener acceso a la financiación externa por medio de los mercados financieros. ¿Qué pasó con eso?

La situación era la siguiente: a fines de diciembre de 2001, en un marco de grandes movilizaciones populares, las autoridades argentinas —en ese momento había un presidente interino, Adolfo Rodríguez Saá— suspendieron el pago de los títulos de la deuda argentina por un monto de 80.000 millones de dólares a los acreedores privados y de 6.500 millones de dólares al Club de París. Sin embargo, no se suspendió el pago de la deuda contraída ni con el FMI, ni con el Banco Mundial, ni con otros organismos financieros multilaterales. Esa suspensión se produjo en un momento de crisis económica y de rebelión popular contra las políticas llevadas a cabo desde hacía años por una serie de gobiernos neoliberales, siendo el último el de Fernando de la Rua. Fue, por lo tanto, bajo la presión popular y cuando las cajas del Estado estaban casi agotadas, que las autoridades argentinas suspendieron el pago de una parte de la deuda.

La suspensión del pago de la deuda, en forma de títulos soberanos, duró desde diciembre de 2001 hasta marzo de 2005. Esa suspensión resultó beneficiosa para la economía y el pueblo argentinos. De 2003 a 2009, Argentina registró unas tasas de crecimiento anuales de entre el 7 % y el 9 %. Algunos economistas afirman que el crecimiento argentino solo se explica por el aumento en el precio de las materias primas que ésta exporta. No obstante, está claro que si Argentina hubiera continuado con los pagos, las ganancias del Estado gracias a las exportaciones (es decir, a los impuestos retenidos sobre los beneficios de los exportadores privados) se habrían destinado al reembolso de la deuda. Las autoridades no hubieran podido hacer los gastos públicos dedicados a la ayuda a los desempleados, al aumento de las jubilaciones y pensiones, y a generalizar el derecho a recibirlas, al estímulo a la actividad económica en otros ámbitos fuera del sector exportador.

Entre 2002 y 2005, las autoridades argentinas mantuvieron intensas negociaciones con los acreedores para intentar convencer, a una mayoría de ellos, de que aceptaran un canje de títulos. Las autoridades del país proponían intercambiar los títulos en circulación por otros nuevos, con una reducción de más del 60 %, pero, a cambio, se comprometían a garantizar el reembolso de esos nuevos títulos y asegurar un tipo de interés Interés Cantidad pagada como remuneración de una inversión o percibida por un prestamista. El interés se calcula sobre la base de la cantidad de capital invertido o prestado, de la duración de la operación y del último tipo aplicado en ese momento. atractivo que, además, quedaría indexado a la tasa de crecimiento del PIB Producto interno bruto
PIB
El PIB es un índice de la riqueza total producida en un territorio dado, estimada sobre la base de la suma de los valores añadidos.
argentino. Por consiguiente, fue una reestructuración de la deuda por canje de títulos: en marzo de 2005, se habían intercambiado un 76 % de los títulos. Y ese porcentaje fue considerado como una mayoría suficiente para protegerse del 24 % que no habían participado en el canje. Las autoridades habían anunciado, por aquel entonces, que aquellos que no participasen en el canje perderían todos los derechos a una posterior reestructuración de la deuda.


Pero entonces, ¿por qué Argentina hizo otra reestructuración de la deuda en 2010?

En efecto, fue en contradicción con aquellas declaraciones y a pesar de las protestas de Roberto Lavagna, ex ministro de Economía, que había participado activamente en la reestructuración de 2005, que el gobierno argentino abrió de nuevo la negociación con el 24 % restante de los acreedores. Eso terminó en un nuevo canje de títulos en 2010 en el que participó el 67 % de los que no lo habían hecho en 2005. Finalmente, solo un 8 % de los títulos, que estaban en suspensión de pagos desde 2001, se mantuvieron fuera de estos dos canjes sucesivos (2005 y 2010), títulos a los que se les denomina «hold-out». Otra de las características de estas dos reestructuraciones fue que los nuevos bonos producto de los canjes de 2005 y 2010, incluyeron una cláusula según la cual Argentina aceptaría, en caso de litigio, la jurisdicción competente de Estados Unidos. |21|


¿Se puede considerar esta reestructuración como un éxito?

Esta reestructuración fue presentada por las autoridades argentinas como un éxito, ya que la reducción de la deuda (en términos de stock con relación al monto reclamado al país) fue significativa, del orden de entre el 50 % y el 60 %. Sin embargo, Argentina hizo concesiones muy grandes a los acreedores: altos tipos de interés; una indexación al crecimiento del PIB, y eso significaba que el país aceptaba perder una parte de los beneficios de su propio crecimiento, de los que hacía disfrutar a sus acreedores; además de la renuncia a ejercer su soberanía en caso de litigio.

En realidad, la vía argentina no es un ejemplo a seguir pero constituye, sin embargo, una fuente de inspiración. Muestra el interés que tiene una suspensión de pagos y los límites de una reestructuración negociada donde se hacen importantes concesiones a los acreedores. Se puede tomar como prueba la situación actual. Primero, las cantidades a reembolsar a los acreedores que aceptaron el canje fueron bastante considerables: las propias autoridades argentinas reconocen que pagaron el equivalente a 190.000 millones de dólares desde 2003 a 2013. Segundo, la deuda pública (externa+interna) argentina ciertamente disminuyó entre 2005 y 2010, pero en 2014 superaba el monto de 2001. Tercero, Argentina se ve bajo presión de manera claramente abusiva por los fondos buitre Fondos buitre Fondos de inversiones que compran, en el mercado secundario (el mercadillo de la deuda), títulos de deuda de países que están en dificultades financieras. La compra es a un valor muy inferior a su valor nominal ya que los adquieren a otros inversores que prefieren sacárselos de encima a un coste menor para enjugar una pérdida o por miedo a que el país deudor haga cesación de pagos. Los fondos buitre reclaman seguidamente el pago integral de la deuda que acaban de adquirir, llegando a llevar al país deudor ante tribunales que privilegian los intereses de los inversores, típicamente tribunales estadounidenses y británicos. que renunciaron a participar en el canje, como consecuencia de los veredictos de la justicia estadounidense —es decir, no solamente de un juez de Nueva York, sino también del Tribunal Supremo de Estados Unidos— que le dio la razón a dichos fondos buitre. |22|


¿En qué consistió vuestra participación en el combate de Argentina contra sus acreedores pleitistas y recalcitrantes, los fondos buitre, para conseguir una reestructuración de la deuda del país?

La ley adoptada por Bélgica contra los fondos buitres en 2015 es un resultado de nuestro trabajo. |23| Habitualmente, no practicamos el lobbying —a diferencia de Eurodad, |24| otra organización movilizada por la cuestión de la deuda—. No obstante, hemos trabajado con parlamentarios belgas, sobre todo socialistas, ecologistas, y, por supuesto, no con los neoliberales. Ese trabajo finalmente dio sus frutos y permitió constituir una mayoría.

Con respecto a Argentina, critiqué la orientación de la presidente del país, Cristina Fernández de Kirchner, que quería absolutamente reestructurar su deuda con el Club de París. Eso terminó por concretarse y su costo fue muy grande. |25| El gobierno argentino desplegó una estrategia de buen alumno, aunque Cristina Fernández de Kirchner, en su discurso, adoptara una estrategia de enfrentamiento con el FMI, ya que éste está muy mal visto por la población argentina.

Los responsables de la economía argentina y también su presidente creyeron que François Hollande los ayudaría en esa gestión, puesto que Francia había aceptado ser amicus curiae en el proceso que los fondos buitre intentaron contra Argentina en Estados Unidos. Pensaron erróneamente que Hollande se comprometería, pero ese no fue el caso.

Con respecto a la estrategia a seguir en Argentina, las dos cuestiones centrales sobre las que el CADTM ha intervenido son las siguientes:

En primer lugar, Argentina demostró, a partir de 2001, que era posible no depender del financiamiento por medio de los mercados financieros. |26| Argentina no emitió ningún empréstito tradicional en los mercados financieros internacionales entre 2001 y comienzos de 2016. Si embargo, tuvo una tasa de crecimiento particularmente elevada, en particular entre 2002 y 2009, el año de la gran crisis económica internacional. Si hubiera tenido un gobierno de otra naturaleza, podría haber reforzado los lazos con países como Venezuela, Bolivia, Ecuador y otros para poner en marcha el Banco del Sur (se tratará más adelante) y no depender de la financiación mediante los mercados financieros. El desafío era realizar una integración regional diferente a la realizada en Europa, una integración de pueblos en lugar de una integración de capitales. Argentina habría podido también poner en marcha otra política fiscal, aumentando la contribución de sectores privilegiados con el fin de reforzar sus fuentes endógenas de financiación. Por otro lado, se tendría que alejar del modelo extractivista-exportador.

En segundo lugar, se tendría que haber puesto en marcha un proceso de auditoría de la deuda con participación ciudadana y repudiar la deuda identificada como odiosa, ilegítima y/o ilegal.

Argentina perdió una oportunidad histórica.

Finalmente, en el transcurso de las elecciones de fines de 2015, una derecha pura y dura volvió al poder con Mauricio Macri como presidente. Sin ninguna vergüenza, le hizo el juego a los fondos buitre y a todos los demás acreedores, ya que satisfizo todas sus demandas. Además se lanzó a una nueva ola de ataques neoliberales contra los derechos económicos y sociales de la población y contra los bienes comunes. En Bélgica, en 2016, el CADTM se comprometió en una batalla jurídica con el objetivo de impedir que el fondo buitre NML de Paul Singer (con sede en Estados Unidos), muy activo contra Argentina, consiguiera la anulación de la ya mencionada ley belga. |27|


JPEG - 97.7 KB
Denise Comanne (1949-2010) Feminista comprometida con las luchas locales e internacionales contra el capitalismo, el racismo y el patriarcado. Denise Comanne participó en la fundación del CADTM en 1990 y tuvo un papel muy activo hasta el fin de su vida.

Fortalecimiento voluntarista y estructural del compromiso feminista del CADTM

Para el CADTM, la lucha contra la deuda es un medio para llegar a la liberación de los seres humanos de las diferentes formas de opresión. En nuestro manifiesto político, entre nuestros objetivos está el de «garantizar la igualdad entre las mujeres y los hombres en todas las esferas de la vida». Efectivamente, la defensa de los derechos humanos fundamentales implica necesariamente la lucha por los derechos de las mujeres y la defensa de los mismos. El CADTM defiende esa igualdad en el propio seno de la organización de la red con el fin de ir eliminando en sus prácticas cualquier reproducción del modelo patriarcal (como la división sexual del trabajo) y conseguir, en un futuro próximo, hacerlas desaparecer. El CADTM garantiza en sus estatutos la paridad entre mujeres y hombres en el seno de sus órganos, y busca favorecer la implicación de las mujeres miembros de la red en la redacción de artículos y de análisis, en las intervenciones durante los seminarios de formación y las conferencias, e incluso en la representación de la red ante el público. Además, cualquier organización miembro puede verse excluida de la red, mediante un proceso democrático, en caso de un comportamiento sexista.

El sistema capitalista integró al patriarcado en su funcionamiento, sometiendo de esa manera a más de la mitad de la población mundial a la opresión de género. Las mujeres continúan haciéndose cargo de la mayor parte del trabajo doméstico (desvalorizado, invisible y gratuito), y constituyen la mayoría de la fuerza laboral precaria. Por otro lado, los capitalistas las utilizan como una variable de ajuste en el mercado de trabajo, convirtiéndose en las primeras víctimas de la austeridad.

En efecto, la destrucción del Estado social, objetivo privilegiado de la austeridad, afecta prioritariamente a las mujeres. Y a partir de esa desaparición, sobre la espalda de las mujeres recaen —mediante el aumento de su trabajo gratuito e invisible— las tareas del cuidado y la protección social dejadas de lado por la función pública. Se asiste a una verdadera sustitución de las obligaciones sociales fundamentales del Estado hacia lo privado y por lo tanto hacia las mujeres: cuidados de los niños, de los enfermos, de las personas ancianas y discapacitadas, e incluso de jóvenes desamparados y sin trabajo. Esas tareas están garantizadas por las mujeres en detrimento de su tiempo de descanso, de ocio, de trabajo asalariado, y de su participación en los asuntos públicos. Esa situación conduce a una degradación de la salud física y psíquica de las mujeres.

Además, esa vuelta atrás se acompaña de medidas que ponen en peligro los derechos más fundamentales de las mujeres, conquistados por sus luchas. Los recortes presupuestarios impuestos por las medidas de austeridad obstaculizan el goce de los derechos a la salud sexual y reproductiva, fundamentales para la promoción efectiva de la igualdad de los sexos. Porque son menores los recursos financieros destinados a la prevención del VIH, a los centros de interrupción voluntaria del embarazo, a la planificación familiar, a las maternidades y a los cuidados de salud preventivos de las mujeres.

A la vista de los innumerables retrocesos que imponen la deuda y la austeridad a los derechos y a la emancipación de las mujeres, nuestra lucha es necesariamente una lucha feminista.
Desde su creación, el CADTM fortalece constantemente su compromiso con los combates feministas. Para nosotros, la liberación de las mujeres pasa por las propias mujeres: nos incluimos plenamente en el movimiento autónomo de mujeres, al que nos parece indispensable contribuir no solamente en el ámbito nacional, sino también en el regional e internacional. Es por eso que el CADTM trabaja con las redes feministas compartiendo esa perspectiva, como la Marcha Mundial de Mujeres (MMM), que actúa tanto en el nivel nacional como en el internacional.

JPEG - 783.9 KB
Clic para agrandar

En Ecuador, de las esperanzas frustradas al éxito. Los ejemplos de Sudáfrica, Brasil, Paraguay y Ecuador.

¿La historia de las auditorías sería la historia de las esperanzas frustradas y de cambios abortados?

Volvamos a los años 1990. En aquella época trabajábamos mucho con la izquierda sudafricana. La transición post-apartheid comenzó realmente en 1994. Una gran parte del movimiento anti-apartheid tanto el internacional como el del interior de Sudáfrica impulsaba la reivindicación de la anulación de la deuda del apartheid, y eso estuvo presente también en La Bastilla en 1989, con Johnny Clegg, un cantante sudafricano anti-apartheid. Allí también se produjo una decepción: Nelson Mandela, en lugar de poner en práctica lo que reivindicaba cuando estaba en la cárcel, o sea, la anulación de la deuda del apartheid, reconoció esa deuda contraída por el régimen que había combatido. Eso causó una gran frustración en la izquierda sudafricana, en el seno del Congreso Nacional Africano, del partido comunista sudafricano, de la COSATU, el gran sindicato que se había constituido para luchar contra el apartheid. El foso se fue profundizando entre el sector que no aceptaba esa renuncia a exigir la anulación de la deuda del apartheid y el sector que aplicaba la real politik y renunciaba a sus principios mientras decía: «si queremos atraer a los inversores extranjeros no debemos entrar en conflicto con los acreedores».

En resumen, la historia de las auditorías abortadas es más larga que la historia de las auditorías que llegaron a buen puerto: Ruanda, RDC, Brasil, Filipinas, |28| Paraguay, Zimbabwe, |29| sin olvidar la auditoría griega, de la que hablaremos más adelante.


¿Cuáles son los factores que, según vosotros, explican esos fracasos?

Tomemos el caso de Brasil: antes de acceder al poder en 2003, el partido de los Trabajadores dirigido por Lula era favorable a la realización de una auditoría. En septiembre de 2000 había apoyado la realización de un referéndum popular con el fin de presionar al gobierno de esa época. De los 6 millones de participantes, más del 90 % pedían la realización de una auditoría de la deuda que, por otra parte, está prevista en la Constitución brasileña desde 1988. Más del 90 % también se pronunciaba por la suspensión del pago de la deuda durante la ejecución de la auditoría. Personalmente, mantuve contactos estrechos con Lula y con numerosos miembros del PT desde 1990. Fui a Brasil una decena de veces durante la década de 1990. El CADTM invitó a Lula a Bélgica en 1991. En 1996, el CADTM invitó a la contracumbre del G7 de Lyon a José Dirceu, uno de los principales dirigentes del PT en ese momento, ex guerrillero, que, a partir de 2003, tuvo cambios negativos. Una vez llegado al gobierno gracias a las elecciones de fines de 2002, el PT y el presidente Lula bloquearon cualquier posibilidad de realizar la auditoría y recondujeron los acuerdos con el FMI mientras le pagaban anticipadamente. La última vez que encontré a Lula fue en Ginebra en junio de 2003 durante el G8 G8 Corresponde al G7 más la Federación de Rusia (desde 1995). celebrado en Évian. Lula, que era presidente de Brasil desde el 1 de enero de 2003, me invitó a reunirme con él en compañía de otras dos personas, un dirigente de ATTAC Francia y una representante del Foro Social italiano. Solo pudimos constatar nuestras divergencias sobre el problema de la deuda que Lula, desde entonces, rechazaba cuestionar así como sobre la reforma neoliberal de las pensiones que acababa de emprender —fue en la misma época de la reforma Fillon de las pensiones en Francia—. La organización brasileña que es miembro del CADTM se llama «Auditoría Ciudadana de la Deuda», y es muy activa desde 2000-2001. En 2009 consiguió que se constituyera una comisión parlamentaria para la auditoría de la deuda. Aunque en su seno, los parlamentarios del PT se aliaron a otros parlamentarios conservadores con el fin de impedir que los trabajos acabaran cuestionando la legitimidad de la deuda brasileña. Dada la degradación de la situación económica de Brasil desde hace dos años, la cuestión de la deuda externa e interna volverá a ser, tarde o temprano, protagonista.

JPEG - 9 KB
Éric Toussaint y Fernando Lugo

Tomemos el caso de Paraguay, país enclavado entre Brasil, Argentina y Bolivia. En diciembre de 2008, el presidente progresista Fernando Lugo, con seis meses de gobierno, me invitó a que lo ayudase a crear una comisión para la auditoría de la deuda paraguaya. Fui a Asunción para una entrevista personal con el presidente, y luego mantuve una reunión con el gobierno paraguayo. |30| Era evidente que lo esencial de la deuda paraguaya podía clasificarse de odiosa ya que se había generado (y por otra parte es siempre el caso) en un contrato leonino firmado en los años 1970 entre dos dictaduras militares: la junta militar brasileña y la dictadura paraguaya del general Stroessner. |31| El tratado incriminado se refería a la construcción y funcionamiento de la represa más grande del mundo en ese momento, la represa de Itaipú. Yo había estudiado muy bien el problema mediante una excelente documentación elaborada por expertos paraguayos. Además, un antiguo miembro del equipo CADTM en Bélgica, el jurista paraguayo Hugo Ruiz Díaz Balbuena, fue consejero del presidente Lugo, lo que facilitó los contactos. |32| La iniciativa de una auditoría internacional con participación ciudadana abortó por la presión del gobierno de Brasil durante la presidencia de Lula. Hay que señalar que los principales acreedores de Paraguay, al que explotan, son algunas de las grandes empresas brasileñas. Cuando fue el momento de firmar el decreto presidencial de creación de la comisión para la auditoría, Fernando Lugo finalmente cedió ante la presión de Lula y de su gobierno que protegía a las empresas brasileñas acreedoras de Paraguay. Lula, para convencer al gobierno paraguayo a renunciar a la auditoría internacional y cuestionar la deuda reclamada por las empresas brasileñas, hizo algunas concesiones marginales y aumentó la suma que paga anualmente Brasil a Paraguay por la electricidad suministrada por la represa de Itaipú. |33| Dicho esto, a pesar de las presiones de Brasil, la Contraloría General de la República (Tribunal de Cuentas) efectuó una auditoría en 2010 y 2011 |34|, y yo volví a Paraguay invitado por el presidente Fernando Lugo. En junio de 2012, Lugo fue finalmente derrocado por un «golpe de Estado parlamentario», según una fórmula que ya había sido utilizada en Honduras y que recientemente se ha aplicado en Brasil para derrocar a Dilma Rousseff, la presidente brasileña que sucedió a Lula a partir de 2010. |35|

El hecho de que la derecha haya podido utilizar esa forma de golpe de Estado institucional tanto en Brasil como en Paraguay se debe en parte a la incapacidad de esos dos gobiernos de izquierda de afrontar enérgicamente a los acreedores y de realizar reformas estructurales. El apoyo popular del que se beneficiaron fuertemente al comienzo de sus mandatos, se vino abajo debido a las decepciones producidas por las políticas conciliadoras con el gran capital local e internacional. Cuando la derecha decidió pasar a la acción, el pueblo de izquierda estaba demasiado desencantado y desorientado como para movilizarse y defender a sus gobernantes.

Hubo un caso en el que las tentativas de sabotear a la auditoría por parte tanto de algunos poderes nacionales como internacionales, el FMI y otros, no funcionó y ese fue el de Ecuador. Sí, realmente, fue el único ya que, en base a los resultados de la auditoría, el gobierno suspendió el pago y obtuvo un importante éxito contra los acreedores. |36|


Relaciones entre contra-poderes y poderes: el éxito ecuatoriano

Si revisamos el caso de Ecuador, surge una pregunta: ¿Cómo se hicieron los contactos con los opositores que luego fueron dirigentes?

La regla general que aplica el CADTM no es la de colaboración con las autoridades, sino, con preferencia, la del trabajo con los movimientos de oposición: esencialmente los movimientos sociales o las fuerzas políticas radicales arraigadas en las clases populares. Durante la evolución de la situación política de un país determinado, la gente que está en la oposición puede llegar al gobierno. Fue el caso típico de Ecuador. El CADTM tenía contactos desde 1999. En Ecuador, una campaña a favor de la anulación de la deuda se puso en marcha en 1997-1998, cuando en el ámbito internacional se había lanzado la campaña Jubileo 2000. |37| La iglesia católica designó el año 2000 como año de gran jubileo para el mundo cristiano y por consiguiente una serie de organizaciones cristianas —que no es el caso del CADTM— con relaciones con los países del Tercer Mundo se comprometieron con el tema: «El año 2000 debe ser un año de perdón de deudas». Ecuador es un país cristiano y los cristianos de izquierda se movilizaron por esa campaña. Había sido invitado a visitar Ecuador en 1999 y en 2000 por el movimiento cristiano por la anulación de la deuda y sobre todo por el Centro de Defensa de los Derechos Económicos y Sociales (CDES), que no pertenece a la familia cristiana. A iniciativa de esta última organización y en estrecho contacto con las organizaciones cristianas de Noruega, apoyamos una campaña específica para denunciar las deudas reclamadas por Noruega a Ecuador y a cuatro otros países en desarrollo: Sierra leona, Perú, Jamaica y Egipto. Noruega había hecho endeudar a esos países en los años 1980 para poder venderles barcos de pesca y así salvar a sus astilleros. Pero nuestra campaña, muy bien argumentada, llevó al gobierno noruego a anular en 2006 las deudas que reclamaba. Fue una victoria concreta de una campaña de auditoría de deudas ilegítimas. |38|

Rafael Correa, el actual presidente del país, surgido de la pequeña burguesía, del movimiento cristiano y del movimiento scout, fue influenciado también por la teología de la liberación. En 2007, cuando Correa comenzó su mandato, nombró ministro de Finanzas a Ricardo Patiño, |39| el dirigente del movimiento contra la deuda con el que yo trabajaba desde hacía años. En abril de 2007, fui invitado por Ricardo Patiño a una reunión del «movimiento deuda» para contribuir en la redacción del decreto presidencial que, en el mes de julio siguiente, iba a firmar Rafael Correa con el fin de instituir una comisión para la auditoría de la deuda. También asesoré, a fines de abril-comienzos de mayo de 2007, al presidente ecuatoriano y a su ministro de finanzas sobre la creación de un Banco del Sur entre Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Paraguay y Uruguay. |40| Paralelamente a esta asesoría, presentada a las autoridades ecuatorianas, el CADTM participó en la redacción de varias cartas abiertas de los movimientos sociales latinoamericanos a los 7 presidentes de los países concernidos para pedirles que pusieran en marcha un Banco del Sur, realmente alternativo a instituciones como el Banco Mundial y el FMI, necesario para favorecer la integración de los pueblos en lugar de la integración del Capital. |41| Finalmente, a partir de julio, participé activamente, representando al CADTM, en la comisión para la auditoría creada por el presidente Correa con el objetivo de identificar las deudas ilegítimas contraídas durante el período 1976-2006. Nuestros trabajos fueron entregados al gobierno en septiembre de 2008 y publicados en noviembre del mismo año |42| y condujeron a la suspensión del pago de una importante parte de la deuda, en forma de títulos soberanos, reclamada a Ecuador, que estaba, principalmente, en manos de bancos de Estados Unidos. Esa suspensión unilateral del pago supuso una gran victoria de Ecuador ya que éste pudo imponer a los acreedores una reducción del 70 % de las deudas concernidas. Eso permitió un fuerte aumento en los gastos sociales a partir de 2009-2010.

Por supuesto, no decimos que necesariamente los movimientos sociales con los que trabajamos llegarán al poder. Pero, en ciertos momentos, resulta que gente con la que hemos trabajado desde un cierto tiempo llega… Por ejemplo, cuando me encontré en 2007 a Diego Borja, ministro de Economía ecuatoriano en 2008, luego presidente del Banco central del país en 2010, me dijo: «Tu no te acuerdas de mi, pero yo había ido a las reuniones del CADTM en 1992, en Bélgica. Cursaba en aquel momento economía en la universidad católica de Lovaina y fui a las sesiones del CADTM.» Sin duda, también es el caso de Grecia, al cual me referiré en la quinta parte.

JPEG - 256.6 KB
Campaña CADTM-FGTB-CEPAG para una auditoría de la deuda pública belga. Cartel realizado por Pierre Gottiniaux, en 2013.

El trabajo del CADTM en el mundo árabe

El desarrollo internacional de la red CADTM permitió establecer numerosos contactos en la región de Oriente Próximo y de África del Norte. Los países de esa zona también soportan la carga de la deuda pública y las políticas de ajuste estructural Ajuste estructural Política económica impuesta por el FMI como condición para la concesión de nuevos préstamos o para la refinanciación de préstamos anteriores. de las instituciones financieras internacionales. En Túnez, la asociación RAID (Asociación para una alternativa internacional al desarrollo), miembro de la redes ATTAC y CADTM, se fundó en 1999 pero tuvo que hacer frente a la represión del régimen de Ben Ali hasta la revolución de 2011, que finalmente permitió su reconocimiento oficial. La asociación ATTAC Marruecos fue fundada en el año 2000 y se convirtió en miembro de la red CADTM en 2006. Actualmente, ATTAC-CADTM Marruecos comparte con CADTM Bélgica las responsabilidades de la Secretaría Internacional de la red. Sus actividades han de hacer frente también a la represión de las autoridades.

El CADTM apoya en forma activa los procesos revolucionarios desencadenados en diciembre de 2010 en la región. En 2011, RAID lanzó en Túnez una importante campaña para la anulación de la deuda odiosa acumulada por el clan Ben Ali. Esa campaña fue apoyada activamente por el CADTM en Bélgica y en Francia, estableciéndose un trabajo en común con el colectivo ACET (Auditemos las acreencias europeas de Túnez). Asimismo se lanzó en Egipto, a fines de 2011, la campaña popular por la abolición de la deuda, también apoyada en Europa por el CADTM. Esas campañas consiguieron varias victorias. En julio de 2011 fue aprobada por el Senado belga una resolución que reconocía el carácter odioso de la deuda tunecina y que reclamaba una moratoria de su pago así como una auditoría de las acreencias belgas respecto de Túnez (sin embargo esa resolución quedo en papel mojado). En septiembre de 2011 se hizo pública una declaración de más de 120 eurodiputados y parlamentarios nacionales de países europeos a favor de una «suspensión inmediata del reembolso de las acreencias europeas respecto a Túnez (con congelación de intereses) y la instauración de una auditoría de esas deudas». En mayo de 2012, el parlamento europeo aprobó una resolución por la que «juzga odiosa la deuda pública externa de los países de África del Norte y de Oriente Próximo» y «pide examinar de nuevo la deuda, especialmente la ligada a los gastos de armamento» (como la resolución del Senado belga, esta tampoco tuvo ningún efecto).

En diciembre de 2015, RAID/ATTAC-CADTM Túnez lanzó una nueva campaña para una auditoría de la deuda pública tunecina. Esto condujo a una proposición de ley, en junio de 2016, para una auditoría de la deuda desde 1986 (fecha del primer plan de ajuste estructural impuesto por el FMI en el país, mientras que Ben Ali llegaba al poder en 1987), iniciada por el Frente popular y firmada por 73 parlamentarios tunecinos. La proposición de ley reclama la suspensión del pago de la deuda hasta que sean publicados los resultados de la auditoría. Esos datos permitirán formular los argumentos necesarios para el repudio de las deudas odiosas, ilegales, ilegítimas e insostenibles.

ATTAC-CADTM Marruecos milita especialmente contra la estafa del microcrédito, cuyo impacto en las poblaciones ya precarizadas (y en particular las mujeres) son desastrosas. En Marruecos, el 99 % de los préstamos concedidos en el marco del microcrédito están sometidos a tipos de interés de dos dígitos, oscilando entre el 30 y el 35 %. El microcrédito lleva a situaciones de sobreendeudamiento privado ilegítimo. Además de los problemas de la deuda, ATTAC-CADTM Marruecos interviene activamente en lo que respecta a los tratados de libre comercio, la crisis ecológica y el compromiso feminista. En 2016, la asociación organizó un seminario internacional sobre los tratados de libre comercio en Casablanca, y una conferencia internacional sobre el cambio climático que de hecho fue una contracumbre a la conferencia oficial sobre el clima de Marrakech (COP 22)

El trabajo del CADTM en la región ¡no se va a detener! En diciembre de 2016, las asociaciones marroquí y tunecina organizaron un encuentro con militantes egipcios y argelinos (militantes del Líbano tuvieron que anular su asistencia a último momento) con el fin de ampliar y reforzar la red de la región. Las y los militantes de Egipto ya han anunciado su voluntad de adherir-se al CADTM. Deudas odiosas, microcréditos, políticas de ajuste estructural… Hay mucho para hacer y los grupos de los diferentes países comenzarán un trabajo en común.


Introducción por Stathis Kouvelakis

Un examen profundo de las causas que llevaron a la capitulación del gobierno griego en julio de 2015 y a la firma del tercer memorando permite trazar una de las principales líneas de separación de este periodo, una separación que no es un simple asunto de balance Balance “Fotografía” a final de año de los activos (lo que la empresa posee) y pasivos (lo que la empresa debe) de una sociedad. Dicho de otra forma, los activos el balance aportan información acerca de la utilización de los fondos recabados por la sociedad. Los pasivos del balance informan sobre el origen de los fondos captados. histórico, sino que reviste un carácter directamente político.

Es evidente que semejante desastre no se puede explicar solo en términos de psicología, ni de simples errores, ni de personas -sin que, por supuesto, se borren las enormes responsabilidades personales de aquellos que asumieron un papel dirigente en este proceso-.

El testimonio de Éric Toussaint constituye una importante contribución a esta imperiosa necesidad de reexaminar todo el proceso de forma crítica. El público griego conoció a Toussaint cuando a éste le confiaron la coordinación científica del Comité para la Verdad sobre la Deuda Pública, constituido en abril de 2015 bajo el auspicio de la Presidente del Parlamento griego en ese momento, Zoe Konstantopoulou.

Éric Toussaint tiene en su activo varias decenas de trabajos y de acción militante en torno a las cuestiones de la deuda pública y, antes de Grecia, había contribuido al trabajo de auditoría de la deuda en varios países de América Latina (Ecuador, Paraguay…), de Asia (Timor Occidental), así como en el marco de organismos como la Unión Africana.

Esa rica experiencia internacional le confiere naturalmente una posición privilegiada, no solo para contribuir a la investigación sobre las causas que llevaron a Grecia derecho a las garras de la «deudocracia» europea e internacional, |43| sino también para evaluar las estrategias políticas que eligieron seguir, sobre esta cuestión capital, los protagonistas de la actual tragedia griega.

Y es precisamente en eso por lo que su testimonio se revela tan fundamental. A partir de su posición particular, la de un actor «extranjero» que, sin embargo, se encontró desde el comienzo en la primera línea de la batalla que se desarrolló alrededor de la crisis griega. Toussaint conoció de primera mano la manera en la que Syriza, la fuerza política que, rápidamente, se constituyó en la principal protagonista de los acontecimientos que siguieron, había abordado la cuestión de la deuda.

En el texto que sigue -extracto de una serie de entrevistas que se debe leer integralmente- Toussaint revela la deriva de Alexis Tsipras y de sus próximos precisamente sobre esta cuestión fundamental. Habiendo partido de una posición que reclamaba la anulación de la deuda ilegítima y la realización de una auditoría ciudadana, los dirigentes de Syriza se sumaron a una lógica de soluciones de «consenso», tan irrealizables como ciegas a las enseñanzas de la historia. Su modelo era el acuerdo de Londres de 1953 por el cual, en plena guerra fría, los vencedores de la segunda guerra mundial anularon la mayor parte de la deuda de Alemania, ya que se trataba de reconstruir (y rearmar) Alemania a marcha forzada. Pero esa deriva no se produjo en el momento en que Syriza ganó las elecciones, en enero de 2015, sino mucho antes, y, en forma precisa, al día siguiente de las elecciones que Syriza ganó en la primavera de 2012. Es el momento en que accedió a ser la primera fuerza de oposición y que sus dirigentes se autonomizaron con respecto a las instancias colectivas de su partido y comenzaban a funcionar, de hecho, como «gabinete fantasma» en espera del ejercicio efectivo de las funciones gubernamentales.

Éric Toussaint no puede ser más claro con respecto a las razones de esa deriva. Como lo señala en esta entrevista: «el núcleo alrededor de Tsipras -no hablo ni del comité político de Syriza, ya que sus miembros fueron excluidos de las decisiones capitales, ni de los miembros del comité central, a los que también se los mantuvo aparte-, con Yanis Dragasakis, el viceprimer ministro actual que tiene un papel clave, tomó en los momentos decisivos la siguiente orientación: Hay que evitar a cualquier precio el enfrentamiento con el gran capital griego, los banqueros griegos y los armadores.» Los intereses de los dos últimos están enlazados, totalmente intrincados. Así mismo, ese núcleo consideraba que había que evitar el enfrentamiento con las instituciones europeas».

Como sabemos, el compromiso de no ruptura con el euro y la UE, a cualquier precio, y la sumisión absoluta al marco fijado por la OTAN Organización del Tratado del Atlantico Norte
OTAN
Este organismo asegura a los Estados europeos la protección militar de los Estados Unidos en caso de agresión, pero, sobre todo, ofrece a los Estados Unidos la supremacía en el bloque occidental. Los países de Europa Occidental aceptaron la integración de sus fuerzas armadas en un sistema de defensa puesto bajo el mando estadounidense, reconociendo de hecho la preponderancia de los Estados Unidos. Fue fundada en 1994 en Washington, y pasó a un segundo plano acabada la guerra fría. En el año 2002 se componía de 19 miembros: Bélgica, Canadá, Dinamarca, Estados Unidos, Francia, Islandia, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Portugal y el Reino Unido, a los que se sumaron Grecia y Turquía en 1952, la República Federal de Alemania en 1955 (sustituida por la Alemania unificada en 1990), España en 1982, Hungría, Polonia y la República Checa en 1999.
, también formaban parte integrante de esa opción.

Éric Toussaint, con el fin de conservar la posibilidad de intervenir de la manera más eficaz posible en su propio campo, o sea el de la deuda pública, y con buen juicio se cuidó de entrar, en ese momento, en el debate sobre el euro. Actualmente, como lo señala en esta entrevista, considera la salida del euro como una etapa necesaria para cualquier país de la periferia europea que quiera revertir las políticas de austeridad y romper las cadenas de la «deudocracia».

Esa relativa distancia con respecto a la confrontación sobre la cuestión del euro, central en la separación en el seno de Syriza en esa época, confiere a su testimonio un peso aún mayor. Demuestra que el abandono de la posición inicial de Syriza «ningún sacrificio por el euro», surgido exactamente en el mismo momento, o sea, al día siguiente de las dobles elecciones de 2012, no era ni un movimiento táctico ni el producto de una simple obsesión europeísta, aunque fuera el caso, sin duda, para una gran parte de los dirigentes y también de los militantes de base de Syriza.

Los juramentos de fidelidad al euro y el rechazo obsesivo a cualquier otro plan alternativo en el caso de que fracasaran las negociaciones no eran más que otra faceta de una elección estratégica de no confrontación, tanto con la burguesía interior como con las clases dominantes de Europa y los mecanismos políticos de dominación, es decir la Unión Europea y sus apéndices (BCE BCE
Banco central europeo
El Banco Central Europeo es una institución radicada en Fráncfort, creada en 1998. Los países de la zona euro* le transfirieron sus competencias en materia monetaria y su funcióin oficial es el de asegurar la estabilidad de precios (luchar contra la inflación) en dicha zona. Sus tres órganos de decisión (El Consejo de Gobierno, el Comité Ejecutivo y el Consejo General) están compuestos por los gobernadores de los bancos centrales* de los países miembros y/o de “reconocidos” especialistas. Sus estatutos le hacen “independiente” políticamente pero está directamente influenciado por el mundo financiero.
, Fondo de Estabilidad Monetarios, etc.)

Fue precisamente esa elección, que, por supuesto, nunca fue presentada como tal en esa época, la que determinó el marco intangible en el que el gobierno de Syriza evolucionó entre enero y julio de 2015, a excepción del referéndum de julio, el que, en ese marco, no podía constituir más que una última convulsión antes de la capitulación.

El final de esta secuencia es conocido y sus consecuencias sufridas día tras día por el pueblo griego, aunque también por las fuerzas de la «izquierda de la izquierda» en Europa y más allá, a cuyos ojos, Grecia viró, en pocos meses, de ser un faro de esperanza a ser una herida abierta.

Luego de esa derrota histórica, cualquier comienzo nuevo requiere imperativamente que se saquen las conclusiones que se imponen.

A lo largo de estos años, Éric Toussaint se mostró como un participante activo y un sostén fundamental en la lucha del pueblo griego. Ahora, mediante su palabra, prueba que su contribución así como su combate siguen y seguirán hasta que se consiga justicia. |44|


Grecia: la ambigüedad de los dirigentes con respecto al orden financiero y a la deuda

Benjamin Lemoine: ¿Cómo logró abrirse camino en Grecia la idea de una auditoría? ¿Cuáles eran vuestros apoyos y cómo habéis podido contactar con los potenciales partidarios de la reivindicación de una auditoría en Grecia?

Éric Toussaint: El CADTM actuó tanto en el ámbito europeo como en la propia Grecia. Con el fin de intentar crear un movimiento unitario europeo anti austeridad que reuniera a las fuerzas sociales y políticas, el CADTM convocó una reunión europea en Bruselas el 29 de septiembre de 2010 con ocasión de una manifestación europea convocada por la Confederación Europea de Sindicatos (CES). |45|

Anteriormente, a comienzos de julio de 2010, a iniciativa de Moisis Litsis, de Sonia y Yorgos Mitralias se había creado en Atenas el Comité contra la deuda, miembro del CADTM internacional. |46| Yorgos Mitralias tradujo el manual de auditoría ciudadana editado por el CADTM internacional. Una edición en griego apareció en 2011 publicada por la editorial Alexandria.

La posición del CADTM comenzó a ser conocida en Grecia a partir de 2010. Varias entrevistas fueron publicadas en la prensa griega. Por ejemplo, la revista griega Epikaira publicó una larga entrevista que me hizo Leonidas Vatikiotis, periodista y militante político de extrema izquierda muy activo. |47| En ella expliqué las causas de la explosión de la deuda pública griega y en qué la experiencia de Ecuador podría ser una fuente de inspiración para Grecia en la concepción de una auditoría y de una suspensión del pago de la deuda. Como conclusión a la pregunta ¿Qué debe hacer Grecia?, respondí: «Se debería constituir rápidamente una comisión de auditoría con personalidades prestigiosas y experimentadas. Mi consejo es categórico: ¡abrid los libros de la contabilidad! Debéis examinar todos los contratos del Estado con total transparencia y en presencia de la sociedad civil —desde los más importantes, como por ejemplo los correspondientes a los recientes juegos olímpicos, hasta los menores— y descubrid qué parte de la deuda es fruto de la corrupción, y por consecuencia es ilegal y odiosa, según la jerga internacional, y denunciadla». |48|

Por su lado, el economista Costas Lapavitsas, |49| en varios artículos profusamente difundidos en Grecia, defendía también activamente la necesidad de crear una comisión de auditoría. En uno de ellos, afirmaba: «La Comisión internacional de auditoría podría tener el papel de catalizador contribuyendo a la transparencia de la investigación. Esa comisión internacional, compuesta por expertos de la auditoría de las finanzas públicas, de economistas, de sindicalistas, de representantes de los movimientos sociales, deberá ser totalmente independiente de los partidos políticos. Se deberá respaldar en las numerosas organizaciones que permitirán movilizar a amplios sectores sociales. Es así como comenzará a ser una realidad la participación popular necesaria frente a la cuestión de la deuda». |50|

El 9 de enero de 2011, el tercer diario de mayor tiraje (en ese momento), Ethnos tis Kyriakis, me entrevistó y tituló: «No es normal reembolsar las deudas que son ilegítimas. Los pueblos de Europa tienen también el derecho de controlar a sus acreedores». |51| El diario explica que «el trabajo del Comité en Ecuador fue recientemente mencionado en el Parlamento griego por la diputada Sofía Sakofara».

Efectivamente, en diciembre de 2010, la diputada Sofía Sakofara había intervenido en el Parlamento griego para afirmar que una Comisión de auditoría de la deuda, inspirada por lo que había pasado en Ecuador, era necesaria. El Parlamento, en ese entonces dominado por el PASOK y Nueva Democracia, no tenía ningún interés en investigar la deuda, y esa propuesta fue, por lo tanto, rechazada. Sin embargo, el combate fue librado en otros terrenos, fuera de los profesionales de la política. En marzo de 2011, fue lanzado el comité griego para la auditoría de la deuda (ELE), resultante de los grandes esfuerzos de convergencia entre personas que apenas o nada se conocían algunas semanas antes. El proceso de creación fue catalizado por la amplitud de la crisis en Grecia. Para lanzar ese comité, Costas Lapavitsas difundió un llamamiento internacional apoyado por el CADTM, que tuvo gran resonancia.

Costas Lapavitsas me consultó sobre el contenido del llamamiento internacional de sostén a la constitución del comité, y yo hice algunas enmiendas. Después de eso, comenzamos a buscar apoyos entre las personalidades susceptibles de ayudarnos a aumentar el eco y la credibilidad de esa iniciativa. Me encargué de recoger un máximo de firmas de personalidades internacionales a favor de la instauración del comité de auditoría. Conocía desde hacía años a varias como Noam Chomsky (Estados Unidos) con el que estuve en contacto sobre el tema de la deuda desde 1998, Jean Ziegler (Suiza), en ese momento relator especial de las Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación, Tariq Ali (Reino Unido), así como a numerosos economistas.

JPEG - 9.7 KB
Capa da edição grega do livro {Uma Breve História do Neoliberalismo} (de Éric Toussaint)

¿Habéis obtenido fácilmente los apoyos?

En mi búsqueda de firmas, sufrí solo un rechazo, el del economista estadounidense James Galbraith. Debatíamos desde hacía varios años en las conferencias sobre la globalización Globalización (ver también Mundialización)

Origen y sentido de este término anglosajón: en inglés, la palabra «global» se refiere tanto a fenómenos que interesan a la (o las) sociedad(es) humana(s) a nivel del globo como tal (es el caso de la expresión «global warming» que designa el efecto invernadero), como a procesos que poseen la característica de ser «globales» únicamente en la perspectiva estratégica de un «agente económico» o de un «actor social» preciso. En lo que estamos viendo, el término «globalización» nació en las bussiness schools norteamericanas y reviste el segundo sentido. Se refiere a los parámetros pertinentes de la acción estratégica del gran grupo industrial. Lo mismo sucede en la esfera financiera. A la capacidad estratégica del gran grupo de adoptar una aproximación y una conducta «globales». En un debate público, el patrón de uno de los mayores grupos europeos explicó, en sustancia, que la «globalización» representa «la libertad para su grupo de implantarse donde quiera, cuando quiera, para producir lo que quiera, aprovisionándose y vendiendo donde quiera, y en donde tenga que soportar las menores obligaciones posibles en materia de derechos laborales y convenciones sociales» (extraido de Chesnais, 1997[a]).
financiera, donde nos habíamos encontrado. Más tarde, recibí una parte de la explicación de ese rechazo. James Galbraith, como el mismo lo confirmó en un libro publicado en 2016, había apoyado a Georges Papandreu, el primer ministro que introdujo el primer memorando en mayo de 2010. James Galbraith criticaba ese memorando pero aceptaba la narración mentirosa de Papandreu a propósito de la crisis, como lo indica la introducción que escribió para su libro Welcome to the Poisoned Chalice. The destruction of Greece and the future of Europe, publicado en 2016.

James K. Galbraith, Welcome to the Poisoned Chalice. The destruction of Greece and the future of Europe, Yale University Press, New Haven, 2016.

Véase este extracto de la introducción: «Cuando Georges Papandreu fue elegido primer ministro, en octubre de 2009, fui invitado a hacerle una visita, para asesorarlo y (sobre todo) ofrecerle mi apoyo moral. Durantes esos muchos encuentros, mi papel fue limitado. Papandreu había hecho campaña promoviendo un programa de protección social y crecimiento económico que la crisis financiera y de la deuda rápidamente hicieron fracasar. Desde el mes de mayo de 2010, fue obligado a aceptar un plan de austeridad, en contrapartida de un préstamo colosal, para evitar el desplome del sistema bancario griego, fuertemente expuesto por sus inversiones en deudas de un Estado insolvente.»

Esta última frase presenta una narración que no corresponde a la realidad. El sistema bancario griego no estaba amenazado de derrumbe debido a su exposición a las deudas públicas griegas y el Estado griego no se había vuelto insolvente. Los bancos griegos estaban particularmente amenazados por el estallido de la burbuja del crédito privado, que los mismos bancos habían contribuido a generar, con los bancos franceses, alemanes y holandeses. Si los bancos griegos se desplomaban, eso habría causado grandes pérdidas a los bancos franceses, alemanes, holandeses y griegos. En lugar de la opción elegida por Papandreu, las autoridades europeas y el FMI se tendría que haber impuesto pérdidas a los bancos extranjeros, socializar el sector bancario en Grecia y reducir radicalmente la deuda pública griega. Dicho esto, a pesar de las críticas que le dirijo por la manera en la que James Galbraith presenta lo que pasó en 2010, recomiendo la lectura de este libro, ya que contiene unas informaciones totalmente interesantes.

La segunda razón que llevó a James Galbraith a no firmar ese llamamiento fue el consejo que le dio Yanis Varoufakis. Este explicó públicamente en 2011 por qué se había negado a firmar el llamamiento para la creación de la comisión de auditoría. Declaró que Galbraith lo había contactado para preguntarle si se debía firmar ese llamamiento y que él le recomendó que no lo firmara. Ese rechazo de Varoufakis permite comprender mejor su actitud distante con respecto al Comité para la verdad sobre la deuda griega cuando fue ministro de Finanzas en el primer gobierno de Alexis Tsipras en 2015. |52|

En una larga carta pública publicada en la primavera de 2011, Yanis Varoufakis justificó su rechazo a apoyar la creación del comité ciudadano de auditoría (ELE). Declaró que si Grecia suspendía el pago de la deuda, debería salir de la zona euro y se encontraría de golpe en la edad neolítica (¡sic!). Varoufakis explicaba, además, que las personas que habían tomado esa iniciativa eran muy simpáticas y bien intencionadas y que, en principio, el era favorable a una auditoría pero que, en las circunstancias en las que se encontraba Grecia, no era oportuna. |53|

El documental Debtocracy, difundido a partir de abril 2011, permitió que la propuesta de auditora ciudadana de la deuda y la necesidad de la anulación de su parte ilegítima y odiosa |54| tuvieran una gran repercusión. Aris Chatzistefanou y Katerina Kitidi, que realizaron ese documental con la colaboración de Leonidas Vatikiotis, me asociaron de forma activa al contenido desde comienzos de febrero de 2011, y aceptaron mi propuesta de filmar una parte del documental en Dakar con ocasión del Foro Social Mundial, que se celebró del 6 al 11 de febrero de 2011. La película se terminó en un tiempo record y comenzó a circular por Internet. En Grecia, fue descargada por más de un millón y medio de personas durante 6 semanas de la primavera de 2011. Para una población de 10 millones, era una proporción importante, teniendo en cuenta, además, que ninguna cadena de TV la difundió en ese momento.

La conferencia internacional de apoyo a la auditoría ciudadana de la deuda griega que se celebró en Atenas en mayo de 2011 tuvo indudablemente un gran éxito, con la asistencia de cerca de 3.000 personas durante los tres días que duró el evento. El CADTM formaba parte del grupo de organizaciones que había convocado esta reunión. Durante esta conferencia, coordiné el primer panel de discusión en el que participaron especialmente Nadia Valavani, |55| que luego sería viceministra de Finanzas del primer gobierno de Tsipras, y Leonidas Vatikiotis. El CADTM había contribuido, con los organizadores griegos y otros movimientos no griegos, a convencer a un número significativo de organizaciones de Europa de que apoyaran la conferencia y adoptaran colectivamente una declaración que conservara su total vigencia.

Declaración de la Conferencia de Atenas sobre la deuda y la austeridad adoptada en mayo de 2011

Nosotros, representantes de movimientos y activistas provenientes de diferentes lugares del globo, nos hemos reunido en Atenas para extraer lecciones de las diferentes crisis económicas internacionales precedentes, para cuestionar la deuda ilegítima y movilizarse para su anulación, para aportar nuestra solidaridad a los pueblos europeos en lucha contra la injusticia de los programas de austeridad impuestos por sus respectivos gobiernos, por la UE y por el FMI, y cuyos «protocolos de acuerdo» (Memoranda of Understanding) son la ilustración. También se formuló un plan de acción económica que satisficiera las necesidades de los pueblos en lugar de servir a los intereses de una pequeña elite social.

Numerosos países en desarrollo atraviesan crisis de deuda desde los años 1970. Durante años las finanzas internacionales se arriesgaron de manera muy imprudente al abrir ampliamente la oferta de crédito, así que el FMI, en contrapartida al rescate de los bancos y de las finanzas, impuso a las poblaciones, de entre las más pobres del mundo, unas políticas de austeridad brutales que redujeron los ingresos de la población y su protección social. Esas políticas injustas no permitieron un rebrote de la economía, por el contrario, aumentaron la dependencia de los países endeudados de la ley de los mercados financieros, e hicieron que los gobiernos fueran cada vez menos responsables ante los ciudadanas y ciudadanos. Fue solo cuando un puñado de países reivindicó sus derechos y se rebelaron contra la imposición de la austeridad, contra el rescate de las finanzas y contra la aplastante carga de la deuda, que la recuperación económica fue posible, al menos por un corto periodo. Es lo que pasó en Argentina en 2001. Esa experiencia debe servir a otros países como Egipto, Túnez y el mundo árabe en su conjunto, que luchan actualmente por la democracia y hacen frente a deudas odiosas de antiguos regímenes dictatoriales.

Ahora, como consecuencia de la crisis económica, los países periféricos de la UE se enfrentaron a una grave crisis de la deuda. Llegaron a esa situación por la actuación del sistema financiero internacional, y también por el marco institucional y las políticas económicas de la UE, que favorecieron y favorecen sistemáticamente los intereses del capital. El Pacto de Estabilidad y Crecimiento presionó sobre las condiciones del trabajo en todos los países de la zona euro, mientras que el Banco Central Europeo respaldó los intereses de los grandes bancos. La UE se dividió en un centro potente y una periferia débil. Las deudas acumuladas por la periferia son el resultado de la barrera que la separa del centro y también del aumento de la desigualdad entre los muy ricos y el resto de la sociedad. Las trabajadoras y los trabajadores, desempleadas y desempleados, pequeños agricultores y agricultoras, las pequeñas y medianas empresas están desde ahora obligadas y obligados a soportar la carga de esas deudas aunque no obtuvieran ningún beneficio Beneficio Resultado contable positivo neto fruto de la actividad de una sociedad. El beneficio neto es el beneficio después de impuestos. El beneficio a distribuir es la parte de aquél que puede ser repartido entre los accionistas. de ellas.

La austeridad y las medidas de privatización harán presión primero sobre los más pobres, mientras aquellos y aquellas que están en el origen de la crisis son rescatados. El Pacto por el euro exacerbará la presión sobre el trabajo. Los ricos y las grandes empresas continuarán evadiendo unos impuestos que podrían utilizarse para construir una sociedad más justa. Si estas medidas no se cuestionan, tendrán un considerable impacto en Europa, al modificar de manera drástica la relación de fuerzas a favor del capital y en detrimento del trabajo por muchos años.

Los que están en primera línea se oponen a esta tentativa de hacer pagar el coste de la crisis a los trabajadores y trabajadoras, y a los pobres, y ahorrárselo a los muy ricos. Los pueblos de Grecia, de Irlanda y Portugal, y también los de Polonia, Hungría, Eslovenia y otros países de Europa central y oriental, cuestionan las políticas de austeridad de la UE y del FMI, se oponen al poder de las finanzas internacionales y rechazan la esclavitud de la deuda. Llamamos a los pueblos del mundo entero a manifestar su solidaridad con los movimientos en esos países que luchan contra la deuda y las perniciosas políticas que engendra.

De manera especial, llamamos a apoyar:

  • La auditoría democrática de las deudas como un paso concreto en dirección a la justicia en materia de endeudamiento. Las auditorías de la deuda con participación de la sociedad civil y del movimiento sindical, tales como la Auditoría ciudadana de la deuda en Brasil, permiten establecer qué parte de la deuda pública es ilegal, ilegítima, odiosa o simplemente insostenible. Ofrecen a las trabajadoras y los trabajadores los conocimientos y la autoridad necesarios para el rechazo al pago de la deuda ilegítima. También alientan la responsabilidad, la rendición de cuentas y la transparencia en la administración del sector público. Expresamos nuestra solidaridad con las auditorías de Grecia y de Irlanda y estamos preparados para aportar nuestra ayuda en términos prácticos.
  • Respuestas soberanas y democráticas a la crisis de la deuda. Los gobiernos deben responder en primer lugar a sus pueblos, y no a las instituciones de la UE o al FMI. Los pueblos de países como Grecia deben decidir qué políticas pueden mejorar sus perspectivas de recuperación y de satisfacer sus necesidades sociales. Los Estados soberanos tienen el poder de imponer una moratoria sobre el reembolso de la deuda si la deuda destruye los medios de subsistencia de la ciudadanía. La experiencia de Ecuador en 2008/2009 y de Islandia en 2010/2011 demuestra que es posible dar respuestas radicales y soberanas al problema de la deuda, aun repudiando su parte ilegítima. La cesación de pagos justificada por el estado de necesidad incluso está reconocida legalmente por resoluciones de la ONU.
  • Una reestructuración económica y una redistribución, además de ningún endeudamiento. La dominación de las políticas neoliberales y el poder de las finanzas internacionales nos llevaron a un crecimiento débil, a desigualdades crecientes y a crisis mayores mientras al mismo tiempo se socavan los procesos democráticos. Es imperativo cambiar los fundamentos de las economías por programas de transición que comprendan el control de capitales, una regulación estricta de los bancos e incluso su transferencia al sector público, políticas industriales que surjan de inversiones públicas, el control público de los sectores estratégicos de la economía y el respeto al medio ambiente. El primer objetivo debe ser proteger y aumentar el empleo. También es crucial que los países adopten políticas redistributivas radicales. La base impositiva debe ser ampliada y ser más progresiva, imponiendo al capital y a los ricos, permitiendo de ese modo la movilización de recursos internos como alternativas al endeudamiento. La redistribución debe también incluir la restauración de los servicios públicos de salud, educación, de transporte y de las pensiones, así como revertir la presión a la baja sobre los salarios.

Se trata de los primeros pasos hacia la satisfacción de las necesidades y aspiraciones de trabajadoras y trabajadores, medidas que, por otro lado, invertirían la relación de fuerzas en detrimento del gran capital y de las instituciones financieras. Estas medidas permitirían a los pueblos de Europa, y también al mundo entero, dominar sus medios de subsistencia, sus vidas y el proceso político. Además ofrecerían esperanzas a la juventud de Europa cuyo porvenir parece bastante sombrío, con pocos empleos, bajos salarios y ausencia de perspectivas. Por estas razones, sostener la lucha contra la deuda en Grecia, en Irlanda, en Portugal y en otros países de Europa es del interés de trabajadoras y trabajadores, en cualquier parte que se hallen.

Atenas, 8 de mayo de 2011

Esta declaración fue firmada por:

Iniciativa para una Comisión de Auditoría Griega (ELE)
- Red Europea sobre Deuda y Desarrollo (European Network on Debt and Development-Eurodad)
- Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM)
- The Bretton Woods Project, Reino Unido
- Research on Money and Finance, ReinoUnido
- Debt and Development Coalition Irlande
- Afri - Action from Ireland
- WEED - World Economy Environment Development, Alemania
- Jubilee Debt Campaign, Reino Unido
- Observatorio de la Deuda en la Globalización, Estado español

Fuente

¿Fue un éxito la iniciativa para una auditoría ciudadana de la deuda y Syriza lo tuvo en cuenta?

El comité ELE constituido en Grecia tuvo una amplia resonancia al amparo de la versión griega del movimiento de los Indignados en 2011. En junio-julio, centenares de miles de personas ocuparon plazas públicas en las grandes ciudades como Atenas y Tesalónica pero también en muchas ciudades medianas. Los miembros del Comité que mantenían paradas en las plazas ocupadas, sobre todo en la plaza Sintagma, tuvieron muchísimo éxito. Esa campaña tuvo un efecto positivo en Syriza a pesar de las reticencias de una serie de sus dirigentes.

La auditoría fue parte del núcleo del programa de Syriza durante las dos vueltas electorales de mayo-junio de 2012. En el programa de 2012, Syriza proponía la «suspensión del pago de la deuda durante los trabajos de la comisión de auditoría internacional y hasta que la recuperación económica no hubiera comenzado», lo que significaba que la suspensión podía durar mucho tiempo…

Considero que, desde ese punto de vista, la evolución de Syriza entre 2009 y las elecciones de mayo-junio de 2012 fue positiva en el aspecto político. Y eso no había sido seguro. Recuerdo muy bien una gran conferencia a la que fui invitado por la corriente política principal en el seno de Syriza, Synaspismos, dirigida por Alexis Tsipras. Se celebró a comienzos de marzo de 2011, en el momento en que nacía el comité de auditoría de la deuda griega (ELE) en las circunstancias que acabo de resumir.

Unas palabras sobre esa conferencia. Tuvo lugar, como ya he dicho, a comienzos de marzo de 2011 en Atenas. Había sido invitado para intervenir por Synaspismos, componente principal de Syriza y por el partido de la Izquierda Europea. Durante la conferencia intervinieron Alexis Tsipras, Yanis Varoufakis, Oskar Lafontaine (uno de los fundadores de Die Linke), Pierre Laurent (dirigente del PCF y del Partido de la Izquierda Europea), Mariana Mortagua del Bloc de Izquierda de Portugal, Euclides Tsakalotos (que fue sucesor de Varoufakis, cuando éste renunció, en el ministerio de Finanzas, Yanis Dragasakis, viceprimer ministro en el primer y segundo gobierno de Tsipras, yo mismo y otros invitados.

En esa conferencia, hablé sobre las causas de la crisis, la importancia vital de reducir radicalmente la deuda por medidas de anulación ligadas a la realización de una auditoría de la deuda con participación ciudadana. |56| Yanis Varoufakis presentó lo que llamó una modesta proposición, que retomó durante la primera fase de las negociaciones con los acreedores en febrero de 2015, o sea, 4 años más tarde.

Había de 600 a 700 participantes y varias de las comunicaciones, entre las cuales la de Tsipras, Varoufakis y la mía fueron reunidas en un libro publicado en inglés por el Instituto Nikos Poulanzas con el título The Political Economy of Public Debt and Austerity in the EU. |57|

Quedé sorprendido por la reacción que mi comunicación había levantado. Uno de los organizadores, que dirigía el Instituto Nikos Poulanzas, explicó que se sorprendió al escucharme abogar por la anulación de la deuda griega considerada como ilegítima u odiosa, aunque yo había sido invitado para presentar la experiencia de la auditoría de la deuda. Esa intervención chocante me indicaba claramente que la propuesta de suspensión o/y anulación de la deuda había sido rechazada (o no era evidente) al menos para un sector importante de Syriza. Y eso fue confirmado posteriormente.

Con ocasión de esa conferencia pude discutir largamente con Costas Ischios, en ese momento responsable de relaciones internacionales de Syriza y más tarde viceministro de Defensa durante el primer y segundo gobierno de Tsipras —actualmente forma parte de Unidad Popular— y con varios responsables sindicales, miembros también de Syriza.

Pude constatar que había entre el CADTM y ellos un acuerdo sobre la necesidad de recurrir a un acto unilateral de suspensión de pago y de realizar una auditoría.

Como recordatorio: Syriza había obtenido el 4 % en las elecciones de 2009, en mayo de 2012 logró tener el 16 % y un mes más tarde el 26,5 % en las elecciones de junio de 2012, solo dos puntos por debajo de Nueva Democracia, el gran partido de la derecha. Syriza por lo tanto llegó a ser el segundo partido de Grecia. Entre las dos vueltas, Tsipras avanzó 5 propuestas concretas para comenzar las negociaciones con los partidos opuestos a la Troika Troika Troika : el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (salvo Amanecer Dorado que, aunque opuesto al memorando, fue excluido):

  1. La abolición de todas las medidas antisociales (incluidas las reducciones de salarios y de pensiones);
  2. La abolición de todas las medidas que redujeron los derechos de los trabajadores en materia de protección y de negociación;
  3. La abolición inmediata de la inmunidad de los parlamentarios y la reforma del sistema electoral:
  4. Una auditoría de los bancos griegos;
  5. La constitución de una comisión internacional de auditoría de la deuda junto a la suspensión del pago de la deuda hasta el fin de los trabajos de esa comisión.

Pero, en el lapso de algunos meses, el compromiso de realizar una auditoría de la deuda y de suspender el pago durante su realización fue progresivamente desapareciendo del discurso de Alexis Tsipras y de otros dirigentes de Syriza. |58| Eso se hizo discretamente y la quinta medida propuesta por Tsipras en mayo de 2012 fue reemplazada por la propuesta de celebrar una conferencia europea para, especialmente, reducir la deuda griega.


Según tu opinión, ¿Alexis Tsipras realizó un cambio hacia la moderación después del éxito electoral de mayo-junio de 2012?

JPEG - 63.1 KB
Alexis Tsipras e Éric Toussaint, Outubro de 2012, no Festival da Juventude do Syriza, em Atenas

Durante una entrevista con Tsipras en octubre de 2012 mis dudas sobre su cambio de orientación fueron confirmadas. Dos días antes, el The Wall Street Journal había publicado las notas secretas de la reunión del FMI del 9 de mayo de 2010, que indicaban explícitamente que una decena de miembros de la dirección del FMI (de 24 miembros) estaba en contra del memorando ya que asumían que no iba a funcionar, puesto que era un rescate de los bancos franceses y alemanes y no un plan de ayuda a Grecia. Se lo dije a Tsipras y a su asesor económico: Tenéis un argumento fuertísimo para luchar contra el FMI, porque si se tiene la prueba de que el FMI sabía que su programa fracasaría y sabía que la deuda no era sostenible, ese es el material que nos permite llevar adelante la campaña sobre la ilegitimidad y la ilegalidad de la deuda.» Tsipras me respondió: «Pero, escucha…. El FMI se distancia de la Comisión Europea.» Me di cuenta de que se le había metido en la cabeza que el FMI podría ser un aliado de Syriza en caso de que éste accediera al gobierno. Al día siguiente, el 6 de octubre de 2012, Alexis Tsipras y yo dimos una conferencia pública ante 3.000 personas durante el primer festival de la juventud de Syriza. Me di cuenta de que mi discurso, que insistía en la necesidad de adoptar una orientación radical a escala europea, no le gustaba. |59|

Es evidente que esta experiencia griega ha sido especialmente memorable, aunque finalmente haya abortado… ¿Cómo lo explicáis?

La capitulación griega ha sido también una capitulación ante los intereses financieros dominantes ligados al sistema-deuda. Esa experiencia también fue la ocasión de una recomposición inédita del campo político griego y se gestó en los cambios de orientación política del pequeño círculo de asesores y cargos electos gravitando en torno a Tsipras. Mi hipótesis es clara: el núcleo alrededor de Tsipras —no hablo ni del comité político de Syriza, ya que sus miembros fueron excluidos de las decisiones capitales, ni de los miembros del comité central, a los que también se los mantuvo aparte—, con Yanis Dragasakis, el viceprimer ministro actual que tiene un papel clave, tomó en los momentos decisivos la siguiente orientación: «Hay que evitar a cualquier precio el enfrentamiento con el gran capital griego, los banqueros griegos y los armadores.» Los intereses de los dos últimos están enlazados, totalmente intrincados. Así mismo, ese núcleo consideraba que había que evitar el enfrentamiento con las instituciones europeas. A raíz de eso, se produjeron toda una serie de renunciamientos en cadena: «Si se quiere evitar el enfrentamiento con esos dos enemigos, es necesario dar garantías Garantías Acto que proporciona a un acreedor una seguridad en el cumplimiento del compromiso del deudor. Distinguimos entre garantías reales (derecho de retención, fianza, prenda, hipoteca, privilegio) y las garantías personales (caución, aval, carta de intención, garantía autónoma). a los banqueros griegos y decirles que en caso de la ascensión de Syriza al gobierno, sus intereses no se verán afectados. Por lo tanto, ninguna nacionalización u otras medidas coercitivas con respecto a los bancos.» Con respecto a la Unión Europea, con el fin de evitar la confrontación era necesario apartar la auditoría y la suspensión de pagos. También había que prometer que un gobierno de Syriza respetaría la disciplina presupuestaria exigida por las instancias europeas. Por ello Syriza afirmó en su programa de Tesalónica, con el que se presentó a las elecciones del 25 de enero de 2015, que las medidas para ir contra la austeridad serían contrabalanceadas por una recaudación fiscal capaz de garantizar el respeto al presupuesto previsto para 2015 por el gobierno precedente. El núcleo alrededor de Tsipras y Dragasakis razonaba de la siguiente manera: «Si no tocamos a los banqueros y si respetamos la disciplina presupuestaria exigida por Bruselas, nos dejaran llegar al gobierno y podremos gobernar».

¿Es posible conocer la composición de ese núcleo duro en torno a Tsipras y su evolución? ¿Cómo lo habéis percibido a través de la cuestión de la auditoría?

Antes de la victoria electoral de Syriza, tuve dos encuentros personales con Alexis Tsipras. La primera vez fue en octubre de 2012 como ya lo indiqué. |60| Alexis Tsipras estaba acompañado de John Milios, quien en esa época era su asesor especial sobre las cuestiones económicas. John Milios no era partidario de la auditoría de la deuda y de la suspensión de pagos. Finalmente fue apartado por Tsipras, a partir de fines de 2014 debido a razones de orientación política, aunque realmente fuera muy moderado… El otro asesor económico que dejó su impronta en el seno del equipo de Tsipras fue Yanis Dragasakis, un personaje muy influyente. Fue viceprimer ministro en el primer gobierno de Tsipras y todavía lo es, y dirige la política económica. Dragasakis mantenía desde hacía largo tiempo relaciones con los banqueros. Fue administrador de un banco comercial de tamaño medio, y constituyó, de alguna manera, el puente entre Tsipras y los banqueros. Syriza era una formación nueva, y por lo tanto sus líderes políticos tenían relativamente poco arraigo en las esferas estatales —contrariamente, por ejemplo, al partido socialista francés, cuya historia está ligada a la República y a la gestión de los asuntos de Estado—. Con respecto a esto, el perfil de ese nuevo asesor económico próximo a Tsipras desentonó. Mientras que en 2012 y 2013, entre los dirigentes de Syriza no había nadie que hubiera ocupado una función en el Estado, el único que había sido ministro en un momento dado, durante algunos meses en 1989, era Dragasakis. |61| Había participado en un gobierno de coalición entre el partido de derecha Nueva Democracia y el partido comunista (KKE), del que Dragasakis formaba parte. Dragasakis era claramente opuesto a una auditoría de la deuda y a una suspensión de pagos.


¿Una nueva «conferencia de Londres»?
La esperanza de una cooperación internacional
versus «la acción soberana unilateral»

¿Cómo se ha manifestado esa pusilanimidad nueva de Syriza frente a los poderes del dinero? ¿Cuáles eran las divergencias sobre la cuestión de la deuda?

Una de las iniciativas que deseaba emprender Alexis Tsipras era la convocatoria de una gran conferencia internacional sobre la reducción de la deuda en Atenas en marzo de 2014. Tsipras, bajo la presión de Sofia Sakofara, diputada de Syriza desde 2012, me encontró de nuevo en octubre de 2013 y me pidió mi contribución a la celebración de esa conferencia, convenciendo a una serie de personalidades internacionales para que respondieran afirmativamente a la invitación. Confeccioné una lista de participantes y lo discutimos con Alexis Tsipras, Sofia Sakofara y Dimitri Vitsas, secretario general de Syriza en eses momento. Había propuesto que se invitara a personalidades como Rafael Correa, Diego Borja (ex director del Banco Central de Ecuador), Joseph Stigltz, Noam Chomsky, Susan George, David Graeber, Naomi Klein, así como a miembros de la comisión de auditoría ecuatoriana que habían trabajado conmigo en 2007 y 2008. Me di cuenta de que de la lista propuesta, Rafael Correa no le interesaba para nada, pero Tsipras quería al ex presidente de Brasil, Lula, y a la presidente de Argentina Cristina Fernández. Para Tsipras, Ecuador era demasiado radical. Y, por supuesto, quería a Joseph Stiglitz y a James Galbraith, totalmente justificado. Sin embargo, en su cabeza, todo eso no era para constituir una comisión de auditoría, sino para convocar a los países miembros de la Unión Europea a una conferencia europea sobre la deuda, a imagen y semejanza del acuerdo de Londres de 1953, cuando los vencedores de la segunda guerra mundial concedieron una reducción de deuda muy importante a Alemania del Oeste. Le dije que no había ninguna posibilidad de que se pudiera realizar. Como dirigente de Syriza, tenía toda la legitimidad para avanzar ese plan A, pero era impensable que Draghi, Hollande, Merkel, Rajoy lo consintieran. Le dije que era necesario un plan B en el que debía haber una comisión de auditoría de la deuda. También lo declaré ante la prensa griega. Aquí tengo un extracto de una entrevista que me hicieron y que publicó El diario de los editores, próximo a Syriza, en octubre de 2014. El periodista me había preguntado qué pensaba de la conferencia europea sobre la deuda que proponía Alexis Tsipras, basándose en la conferencia de Londres de 1953, y le respondí: «Se trata, por supuesto, de una demanda legítima (…) pero no podréis convencer a los gobiernos de las principales economías europeas y a las instituciones de la UE a hacerla. Mi consejo es el siguiente: la última década nos ha mostrado que podemos llegar a soluciones equitativas aplicando actos soberanos unilaterales. Es necesario desobedecer a los acreedores que reclaman el pago de una deuda ilegítima e imponen políticas que violan los derechos humanos fundamentales, que incluyen los derechos económicos y sociales de las poblaciones. Pienso que Grecia tiene argumentos sólidos para actuar ya para formar un gobierno que será apoyado por la ciudadanía y que exploraría las posibilidades en esa dirección. Un gobierno popular y de izquierdas podría organizar un comité de auditoría de la deuda con una amplia participación ciudadana, que permitiría determinar qué parte de la deuda es ilegal y odiosa, suspendería unilateralmente los pagos y repudiaría luego la deuda identificada como ilegítima, odiosa y/o ilegal.» |62|

Finalmente, Alexis Tsipras me propuso preparar con él y con Pierre Laurent, presidente en ese momento del Partido de la Izquierda Europea, una conferencia europea en la que uno de los temas fuera la deuda. Se debería realizar en Atenas en marzo de 2014. Eso no se pudo concretar porque durante una reunión celebrada en Madrid en diciembre de 2013, el Partido de la Izquierda Europea decidió convocar una conferencia en Bruselas, en lugar de Atenas, en la primavera de 2014. En esa conferencia de Bruselas, que tuvo muy poca repercusión, estaban presentes entre otros Alexis Tsipras, Pierre Laurent así como Gabi Zimmer (miembro de Die Linke y presidente del grupo parlamentario de la GUE/NGL en el parlamento europeo), Willy Meyer , eurodiputado de IU. Allí participé como conferenciante en un panel con Euclides Tsakalotos, que se convertiría en ministro de Finanzas de Alexis Tsipras a partir de julio de 2015. |63| Me di cuenta en ese momento de que no era en absoluto favorable a un plan B que contemplara la deuda, los bancos, la fiscalidad. El plan de Euclides Tsakalotos era negociar a cualquier precio con las instituciones europeas para obtener una reducción de la austeridad sin recurrir a la suspensión de pagos de la deuda ni a la auditoría. Durante esa conferencia, de nuevo argumenté a favor de un plan B que debía incluir la auditoría y la suspensión del pago de la deuda.

La discusión sobre la necesidad de un plan B no proviene de 2015, puesto que remonta claramente a 2013-2014. El núcleo dirigente alrededor de Tsipras decidió excluir la preparación de un plan B y se aferraron a un plan A irrealizable.

JPEG - 342.1 KB
Manifestación «Con los griegos», Bruselas, 21 de junio de 2015.

Grecia: El Comité para la Verdad sobre la Deuda, la capitulación de Tsipras, y las perspectivas internacionales para la lucha contra las deudas ilegítimas

¿Cómo pudo lanzarse la auditoría después de la victoria electoral del 25 de enero de 2015, considerando el cambio hacia la moderación de Syriza entre 2013 y 2014?

En primer lugar, algunas personalidades que habían apoyado el proyecto de auditoría desde sus comienzos se habían convertido en miembros del nuevo gobierno de Syriza a fines de enero de 2015. Nikolaos Chountis, que había comisionado con el acuerdo de Alexis Tsipras, a comienzos de enero de 2015, a un funcionario europeo griego en retiro —Georges Caravelis— para que trabajara conmigo en la preparación de la auditoría, fue nombrado viceministro a cargo de las Relaciones con las instituciones europeas. Panagiotis Lazanis, uno de los seis «súper ministros» en la jerarquía protocolaria del primer gobierno de Tsipras, había apoyado desde 2011 la auditoría ciudadana de la deuda y estaba por una suspensión de pagos. |64| Nadia Valavani, a quien conocí en 2011, fue nombrada viceministra de finanzas. |65| Rania Antonopoulos, una profesora del instituto Levy en Nueva York, que fue nombrada viceministra a cargo de la lucha contra el desempleo, |66| me había escrito unos días antes de las elecciones del 25 de enero para decirme que estaba de acuerdo con mi propuesta de auditoría. Dimitris Stratoulis |67| fue viceministro encargado de las pensiones y Costas Ischios, a quien conocía desde marzo de 2011 y con el que tenía contactos regulares, fue nombrado viceministro de Defensa. Finalmente el jurista Georges Katrougalos, |68| miembro activo de la auditoría ciudadana de la deuda (ELE) y con quien mantenía intercambios regularmente desde mayo de 2011, fue nombrado viceministro de la Reforma administrativa. Lo volví a encontrar cuando llegué a Atenas el 13 de febrero de 2015, le pedí que me pusiera en contacto con la nueva presidente del Parlamento griego con el fin de constituir una comisión de auditoría. Zoe Konstantopoulou acababa de ser nombrada presidente del Parlamento con 299 votos a favor, o sea más del 90 % de los diputados. Por intermedio de Katrougalos, la presidente respondió inmediatamente de forma positiva.

Tuvimos una reunión el 16 de febrero de 2015 con la intención de proponerle la formación de un equipo de auditoría, sin retribución monetaria. Me dijo que contaba conmigo y que eso se resolvía en una hora. Al final de la reunión, Zoe Konstantopoulou convocó a la prensa del Parlamento y a la hora siguiente publicó un comunicado en la web de éste, donde explicaba que habíamos tenido una reunión y que habíamos discutido sobre la constitución de una comisión de auditoría… |69| Como presidente del Parlamento, ocupaba un puesto importante en la jerarquía (la tercera después del presidente de la República y del primer ministro), y sobre todo tenía la confianza de Tsipras con el que se entendía muy bien. No obstante, todo eso parecía asentarse sobre unos cimientos muy frágiles: en marzo-abril, Zoe Konstantopoulou y Georges Katroúgalos se habían convertido en las bestias negras de la prensa y de la derecha griega. A Zoe Konstantopoulou la pintaban como una irresponsable. Katroúgalos me confió el 3 de abril de 2015: «Escucha, en la reunión pública de lanzamiento de la auditoría que tendrá lugar mañana en el Parlamento, creo que no habrá ningún otro ministro, y que, realmente, no hay un verdadero apoyo a esta iniciativa.» Sin embargo, Zoe me dijo por la noche: «Mañana, Alexis Tsipras estará allí, el presidente de la República estará allí y una mayoría de ministros también…». Después de una mala noche, descubrí que realmente estaban presentes el presidente de la República, la presidente del Parlamento, el primer ministro y una decena de ministros, incluido el ministro de defensa Panos Kamenos, el presidente de los griegos independientes. ¡La presidente del Parlamento griego había obtenido un apoyo oficial para la comisión de auditoría! Estaba claro que Zoe Konstantopoulou tuvo un papel decisivo con respecto a la decisión de realizar la auditoría. Obtuvo luz verde de Alexis Tsipras con el que, hasta ese momento, mantenía excelentes relaciones y apoyó constantemente nuestros trabajos.

JPEG - 257.2 KB
Éric Toussaint y Alexis Tsipras en la ceremonia del comienzo oficial de la actividad del Comité para la Verdad sobre la Deuda en el Parlamento griego el 4 de abril de 2015. Justo a la izquierda de Alexis Tsipras vemos a Panos Kamenos, presidente de «los Griegos independientes» y ministro de Defensa


Por lo tanto, vosotros comenzáis los trabajos… ¿Cuáles eran las cuestiones urgentes?

La comisión estaba compuesta por 15 extranjeros (provenientes de 10 países de tres continentes) y por 15 griegos. Zoe Konstantopoulou me había confiado la tarea de definir la composición de la comisión en lo que concernía a los miembros extranjeros e hice también propuestas con respecto a 7 u 8 miembros griegos que conocía desde hacía muchos años por su compromiso con la auditoría ciudadana. Zoe Konstantopoulou y yo hicimos el máximo posible para reunir personas capaces de asumir plenamente y en forma no remunerada la pesada carga que incumbía a la comisión. Se reunieron diferentes competencias y diferentes experiencias en varios ámbitos importantes para nuestro trabajo: derecho internacional, derecho constitucional, derechos humanos, auditoría de cuentas públicas, finanzas privadas, por lo tanto bancos, economía internacional, banco central, estadística, etc. Más de la mitad de los miembros, además de esas competencias, tenía experiencia en materia de movimientos sociales. Durante dos meses y medio tuvimos reuniones de trabajo. En un primer momento, se trató de elaborar los términos de referencia de la auditoría y de repartirse el trabajo de investigación. Habíamos definido los criterios —sacados del derecho nacional e internacional—que utilizaríamos para identificar las deudas ilegítimas, ilegales, insostenibles y odiosas. |70| Vista la diversidad de enfoques y de competencias en el seno de la comisión, este trabajo de elaboración de la metodología y de adopción de definiciones fue llevado a cabo con mucho cuidado para poder llegar a un consenso. Posteriormente, nos hemos repartido en varios subgrupos encargados de auditar las deudas reclamadas a Grecia y de escribir los diferentes capítulos del informe que queríamos presentar a mediados de junio de 2015.

Celebramos comparecencias públicas. Por ejemplo, hicimos ir a Panagiotis Roumeliotis, |71| el representante de Grecia en el FMI durante el período 2010-2011, y a Philippe Legrain, |72| quien, desde 2011 hasta 2014, fue consejero de José Manuel Durão Barroso, ex presidente de la Comisión Europea. También nos desplazamos al ministerio de Defensa con el fin de analizar con el ministro y sus consejeros los casos más manifiestos de deudas ilegítimas e ilegales. Así mismo, fuimos al Banco Central. Durante nuestras sesiones públicas, una docena de ministros, el presidente de la República, el primer ministro, el responsable del servicio científico del Parlamento tomaron la palabra.

Para el período 2000-2015, estudiamos todas las deudas tal como son reclamadas por los acreedores actuales de Grecia, en qué condiciones fueron contraídas, etc.

En dos meses y medio redactamos un informe en inglés compuesto de nueve capítulos. Eso representó más de 1.500 horas de trabajo realizadas gratuitamente durante 10 semanas, si se consideran las contribuciones de los miembros de la comisión. El informe fue aprobado por la comisión a comienzos de junio y fue traducido al griego en una semana para que se pudiera presentar durante una sesión pública el 17 y 18 de junio de 2015. Durante esa sesión presidida por Zoe Konstantopoulou, estaban presentes el primer ministro, una docena de miembros del gobierno, parlamentarios europeos, dos parlamentarios argentinos, un parlamentario tunecino, delegados de los movimientos sociales europeos y griegos.

Después de más de una año de su publicación, es muy evidente que nuestras conclusiones fueron corroboradas por las múltiples revelaciones, por la evolución de la situación en Grecia y en la zona euro, por los estudios publicados por diferentes instituciones internacionales, ya sea la oficina independiente de evaluación del FMI |73| o la European School of Management and Technology de Berlín. |74|


¿Cuáles fueron vuestras relaciones con el gobierno?

Durante nuestros trabajos, se produjo una separación creciente entre lo que hacíamos y lo que, por su parte, consentía el gobierno con respecto a los acreedores y a las instituciones europeas. Mientras que 7.000 millones de euros eran utilizados para reembolsar al FMI, al BCE y a los bancos privados, el gobierno gastaba apenas 200 millones para resolver los problemas de la crisis humanitaria: los problemas de salud, los planteados por los pensionistas, las 300.000 familias que ya no tenían electricidad en sus casas, etc.

Yanis Varoufakis declara en su libro publicado en 2016 que le repugnaba conceder una garantía de 50.000 millones de euros a los bancos griegos, garantía exigible en todo momento, mientras que los gastos sociales estaban muy reducidos. Escribió: «En todo momento, mi firma garantizaba más de 50.000 millones de euros de deudas de los bancos privados, mientras nuestro Estado no podía disponer de algunos centenares de millones de euros para financiar nuestros hospitales, nuestras escuelas o las pensiones de nuestros jubilados». |75| Esta claro que se debía optar por otras políticas. Personalmente, estaba convencido de que el camino tomado por Tsipras conducía al fracaso.

Expresaba con regularidad mis dudas a la presidente del Parlamento griego, quien a su vez, intentaba convencer a Alexis Tsipras y a otros dirigentes de Syriza a radicalizar su posición. Hablaba también con los miembros de la comisión, con algunos miembros del gobierno, con periodistas de confianza, con toda una serie de militantes tanto de Syriza como de otros grupos políticos de la izquierda radical especialmente activos en Antarsya, que agrupa a una docena de partidos a la izquierda de Syriza. El 15 de mayo de 2015, visité a Dimitris Stratoulis, viceministro encargado de las pensiones, para aportarle el apoyo de la comisión a su rechazo a las presiones de los acreedores y de una parte del gobierno. He aquí un extracto de la declaración pública que hice a la salida de ese encuentro: «Es evidente que hay una relación directa entre las condiciones impuestas por la Troika y el aumento de la deuda pública desde 2010. El Comité para la Verdad sobre la Deuda griega presentará un informe preliminar en junio de 2015 en el que el carácter ilegítimo e ilegal de la deuda reclamada a Grecia será evaluado. Hay pruebas evidentes de violaciones de la constitución griega y de los tratados internacionales que garantizan los derechos humanos. El Comité considera que hay una relación estrecha entre las políticas impuestas por los acreedores y el empobrecimiento de una mayoría de la población así como la reducción de un 25 % del PIB desde 2010. Por ejemplo, los fondos públicos de pensiones sufrieron enormes pérdidas debido a la reestructuración de la deuda griega organizada en 2012 por la Troika. Esta impuso una pérdida de 16 a 17.000 millones de euros en relación a su valor original de 31.000 millones de euros. Los ingresos del sistema de seguridad social también sufrieron directamente debido al aumento del desempleo y de la reducción de los salarios como consecuencia de las medidas impuestas por la Troika. La deuda griega no es sostenible, y no solo desde un punto de vista financiero, ya que es evidente que Grecia no se encuentra en condiciones de reembolsar, pero también es insostenible desde el punto de vista de los derechos humanos. Varios juristas especializados en derecho internacional consideran que Grecia puede declarase en estado de necesidad. Según el derecho internacional, cuando un país está en estado de necesidad existe la posibilidad de suspender el reembolso de su deuda de manera unilateral (sin acumular los retrasos y pagos de intereses) con el fin de garantizar a sus ciudadanos los derechos fundamentales, tales como la educación, la salud, la alimentación, jubilaciones decentes, empleos…» |76| Hice esta declaración después de haber hablado con Dimitris Stratoulis, para apoyar en todo lo que pudiera a los que en el gobierno proponían la suspensión de pagos. Por su parte, Dimitris Stratoulis difundió al máximo nuestro encuentro ya que buscaba respaldos frente a las presiones que sufría por parte del núcleo de Alexis Tsipras.

A pesar de que no era público, el gobierno estaba dividido: seis ministros y viceministros estaban por la suspensión del pago de la deuda (entre los que se encontraban P. Lafazanis, C. Ischios, D. Stratoulis, N. Valvani, N. Chountis…), también rechazaban las concesiones en materia de privatización y la tendencia hacia nuevas restricciones en materia de pensiones. Lafazanis, en particular, se oponía a la privatización del sector energético del que estaba encargado, además de negarse a comunicar una serie de informaciones pedidas por los acreedores y transmitidas por Tsipras y Varoufakis. Zoe Konstantopoulou resistía también a ciertas presiones de Tsipras. Por ejemplo: éste le había pedido la transferencia de lo que estaba disponible en la caja del Parlamento, 80 millones de euros, para pagar las pensiones. La presidente del Parlamento telefoneó a Dimitris Stratoulis para preguntarle si necesitaba esa suma para garantizar el pago de las pensiones. Stratoulis le respondió que el problema estaba resuelto y que las pensiones se pagarían normalmente. De pronto, Zoe Konstantopoulou se dio cuenta de que Tsipras había utilizado ese pretexto para convencerla de alimentar la caja que servía en realidad para rembolsar la deuda. Y, por supuesto, se negó a hacer esa transferencia.


¿Cómo se popularizó la auditoría?

Un momento cumbre fue la audición de Panayiotis Roumeliotis, el ex negociador de Grecia ante el FMI, que era uno de los hombres de confianza del ex primer ministro del PASOK Papandreu y un amigo personal de Dominique Strauss-Khan, con el que había estudiado en París. Tuve una reunión personal con Roumeliotis y le mostré que tenía documentos secretos del FMI, especialmente, las notas de una reunión conseguidas gracias a la presidente del Parlamento que había decidido desclasificar esos documentos. Como eran demasiado explosivos, el ex presidente del Parlamento los había metido en un cajón, aunque formaban parte de una investigación abierta durante la legislatura precedente sobre asuntos criminales en materia financiera. Esos documentos probaban que en la reunión del 9 de mayo de 2010, durante la cual el FMI tomó la decisión de prestar 30.000 millones de euros a Grecia (o sea, 32 veces más de lo que, normalmente, Grecia tenia derecho), varios directores ejecutivos consideraron que la ayuda aportada por el FMI era ante todo una ayuda a los bancos franceses y alemanes. |77| Eso fue denunciado con total claridad tanto por el representante de Brasil en la dirección del FMI como por el representante suizo. Para responder a esas objeciones en cuanto a la finalidad real de los préstamos del FMI a Grecia, el director ejecutivo francés, el alemán y el holandés respondieron, en sesión, que los bancos de sus respectivos países no se desligarían de Grecia. He aquí la declaración hecha por el director ejecutivo francés durante esa reunión: «Hubo una reunión anterior esta semana entre los grandes bancos franceses y mi ministra, la Sra. Lagarde. |78| Querría insistir en la declaración publicada a la salida de esa reunión, según la cual los bancos franceses se comprometen a mantener su exposición en Grecia durante todo el tiempo del programa». El director ejecutivo alemán afirmó «los bancos [alemanes] tienen la intención de mantener cierta exposición con respecto a los bancos griegos, lo que significa que no venderán las obligaciones griegas y mantendrán las líneas de crédito para Grecia. Cuando estas lleguen al vencimiento, al menos en parte se renovarán». El representante holandés también hizo promesas: «Los bancos holandeses mantuvieron discusiones con nuestro ministro de Finanzas y públicamente anunciaron que mantendrían su papel para sostener al gobierno y a los bancos griegos». Se reveló que esos tres dirigentes mintieron deliberadamente a sus colegas con el fin de convencerlos para que votaran a favor del préstamo del FMI a Grecia. |79| El préstamo no estaba destinado a mejorar la economía griega o a ayudar al pueblo griego, el dinero sirvió para reembolsar a los bancos franceses, alemanes, y holandeses puesto que entre ellos solos poseían el 70 % de la deuda griega en el momento de la decisión. Mientras esos bancos se hacían reembolsar, al mismo tiempo se negaban a continuar con los préstamos a Grecia y revendían sus antiguos títulos, que todavía no habían vencido, en el mercado secundario. El BCE dirigido por el francés Trichet los ayudó al comprarles esos títulos griegos. O sea, hicieron exactamente lo contrario de los que los directivos de los bancos alemanes, franceses y holandeses habían declarado en la reunión del FMI. Es necesario agregar que durante esa misma sesión de mayo de 2010, varios directores ejecutivos criticaron el hecho de que la dirección del FMI hubiera cambiado a escondidas el reglamento del FMI sobre la condicionalidad de los préstamos: |80| hasta ese momento, el FMI solamente podía conceder un préstamo a un país endeudado si al efectuarse ese préstamo la deuda se hacía sostenible. Como la dirección lo sabía perfectamente, al prestar 30.000 millones a Grecia sin realizar una reducción de la deuda, ésta no se volvería sostenible, incluso sería más insostenible. Y ese reglamento fue modificado. También adoptaron otro criterio sin someterlo a deliberación: se presta a un país si dicho préstamo puede evitar una crisis bancaria internacional. Lo que constituía para nosotros la prueba de que la amenaza era la quiebra de los bancos franceses y alemanes que habían prestado demasiado, tanto al sector privado como público griego, con el fin de obtener grandes beneficios, sin aplicar las indispensables medidas de precaución, como limitar los préstamos a los agentes griegos ya fueran privados o públicos.

Con respecto a la crítica del conjunto del programa impuesto a Grecia por el FMI, vale la pena citar parcialmente la intervención del representante argentino, Pablo Pereira, durante la reunión de mayo de 2010. Éste explicó que el tipo de política que el FMI quería imponer a Grecia no funcionaría, y criticó sin ambages la orientación pasada y presente del FMI: «Las duras lecciones de nuestras propias crisis pasadas son difíciles de olvidar. En 2001, políticas similares fueron propuestas por el Fondo a Argentina. Sus catastróficas consecuencias son bien conocidas (…). Existe una realidad que no ofrece ninguna duda y que no puede ser cuestionada; una deuda que no puede pagarse no se pagará a menos que haya un crecimiento sostenido (…) Conocemos muy bien cuales son los efectos de las «reformas estructurales» o de las políticas de ajuste que acaban por deprimir la demanda global y, en consecuencia, las perspectivas de recuperación económica (…) Es muy probable que Grecia termine peor después de la aplicación de este programa. Las medidas de ajuste recomendadas por el Fondo reducirán el bienestar de su población y la capacidad real de reembolso de Grecia». |81|

P. Roumeliotis, por lo tanto, testimonió ante el Comité sobre todo este asunto durante la sesión pública del 15 de junio de 2015. Lo interrogué, también lo hizo la presidente del Parlamento y nos respondió…luego lo hicieron los miembros del Comité, y les respondió. Esa audición pública, totalmente excepcional, duró 8 horas. P. Roumeliotis reconoció ante el Comité que: «hubo encuentros secretos, en hoteles, entre representantes del FMI y representantes franceses y alemanes para discutir sobre la participación de los bancos en una eventual reestructuración. Esas discusiones tuvieron lugar antes de la decisión del primer memorando y se llegó al acuerdo de no reestructurar». |82| Como todas las sesiones importantes estaban retransmitidas en directo por la cadena de televisión del Parlamento tuvo un descomunal aumento de audiencia. Los medios privados, que boicoteaban al principio los trabajos del Comité y que no nos tomaban en serio, se interesaron puesto que fueron alertados por los anunciadores publicitarios. El 17 de junio de 2015, durante mi exposición introductoria a la presentación pública de los trabajos del Comité, resumí el análisis que hicimos de las razones profundas de la aplicación del primer memorando impuesto al pueblo a partir de mayo de 2010. Se puede ver esa intervención que tuvo una gran repercusión aqui.

JPEG - 257.8 KB
Alexis Tsipras, Éric Toussaint y Zoe Konstantopoulou durante la presentación del informe del Comité el 15 de junio de 2015 en el Parlamento griego.

El acto soberano: el fin del sistema-deuda de privatización de beneficios y de socialización de pérdidas

¿Cuál fue el mayor aporte de la auditoría en el caso de Grecia?
El Comité para la Verdad sobre la Deuda Griega demuestra que las deudas contraídas por Grecia ante la Troika durante los tres memorandos sucesivos fueron bajo la condición expresa de violar los derechos garantizados por todos los pactos, tratados y convenciones internacionales en materia de derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos. El informe del Comité enumera una serie de violaciones precisas (véase el capítulo 6)

En forma más amplia, el aporte principal fue romper, y eso es evidente, con una narración política dominante de la crisis griega elaborada por la Troika, por los diferentes gobiernos de la UE y por los medios de comunicación dominantes. La explicación dada fue totalmente contraria a la verdad que destapó la auditoría. Según la narración dominante, la deuda pública habría alcanzado un nivel insostenible debido al exceso de gasto público debido a un Estado social demasiado desarrollado, por un sistema de jubilaciones muy ventajoso o, incluso, por la incapacidad, por naturaleza, de recaudar los impuestos. Pero nosotros mostramos en el informe de la auditoría que lo que es sorprendente, ante todo, es la explosión de la deuda privada, fenómeno que desborda ampliamente al caso griego. A comienzos de los años 2000, los grandes bancos franceses, alemanes y de otros países, los del llamado «centro económico» de Europa, otorgaron cantidades enormes de flujos financieros hacia los países de la Periferia en el seno de la UE, en general y en particular dentro de la zona euro. Eso se aceleró con la entrada de Grecia en la zona euro ya que los grandes bancos franceses y alemanes tenían la certeza que en caso de problemas, no habría ni devaluación Devaluación Modificación a la baja del tipo de cambio de una moneda frente a otras divisas. ni pérdidas. Los banqueros franceses y alemanes estaban muy interesados en prestar a los agentes griegos, principalmente privados y no públicos. Consideraban que sus préstamos estarían garantizados por sus gobiernos, por el Banco Central Europeo y por la Comisión Europea que harían lo necesario, en caso de problemas, para ayudar a los acreedores. Y es lo que efectivamente pasó. Hay que señalar que hubo flujos masivos de capitales financieros que se dirigieron también a España, Portugal, Eslovenia e Irlanda.


¿Existe una continuidad con los otros casos de deudas odiosas, ilegítimas, de los países llamados «en vías de desarrollo»?

Si, y como en otros momentos de la historia, de pronto los flujos se detienen, generalmente por razones propias a los países del Centro, pero también ligadas a circunstancias de los países de la Periferia. Y en esos momentos se produce un enorme aumento de la deuda privada. ¿Quién se endeudaba en Grecia? ¿Quién estaba detrás de la deuda privada? Estaban las familias griegas estimuladas por las ofertas tentadoras de los bancos griegos, o incluso de los bancos alemanes y franceses que les prestaban directamente. También eran empresas no financieras ENF
Empresas no financieras
Las empresas no financieras agrupan a los agentes económicos para los que su tarea principal consiste en producir bienes y servicios mercantiles no financieros. Representan la mayor parte del sistema productivo.
griegas que pedían préstamos masivamente en el extranjero, a buen precio. Los bancos griegos se endeudaban con los bancos franceses y alemanes para luego, con ese dinero, ofrecer préstamos a las familias y a las empresas. Por supuesto, hubo un endeudamiento público que creció debido a los gastos militares demasiado elevados, especialmente alentados por los proveedores privados de armas alemanes, franceses y estadounidenses. Dicho esto, está claro que la deuda privada aumento mucho más rápido y mucho más fuertemente que la deuda pública. La situación crítica que vivió Grecia a fines de 2009, no fue el riesgo de una suspensión de pagos inmediata de la deuda soberana Deuda soberana Deuda de un Estado o garantizada por un Estado. . El riesgo era la incapacidad que tenían los agentes griegos privados para reembolsar sus deudas. Fue ese contexto de posibilidad de una gran crisis de los bancos griegos con consecuencias negativas para los bancos franceses y alemanes (e incluso de Estados Unidos) que empujo a la Troika a intervenir.


En resumen, ¿lo que hay es una causalidad financiera y bancaria más bien que una causalidad presupuestaria o ligada a las finanzas públicas?

Sí, y es allí donde actúa la narración oficial, ya que para explicar la necesidad de aportar 110.000 millones de euros a Grecia para salvar el sistema financiero griego, francés o alemán, se necesitaba una explicación aceptable para la opinión pública. No era posible que las autoridades europeas y del FMI dijeran en 2010 que ese dinero era para rescatar a los banqueros. Ya se había hecho, desde 2007-2008, y la opinión pública estaba harta. La Troika necesitaba otra explicación centrada en el hecho de que «las autoridades públicas habían gastado demasiado». Papandreu falsificó las estadísticas griegas: hizo un acuerdo con la dirección de la Oficina de Estadísticas de Grecia para exagerar el déficit del Estado griego, para aumentar el monto de la deuda pública griega y el porcentaje de deuda en relación al PIB, al integrar en la deuda elementos que no deberían estar, y que estaban en contradicción con las normas contables europeas de Eurostat. Eso fue objeto de procedimientos judiciales todavía en curso en Grecia, con pruebas absolutamente claras y netas.

JPEG - 86 KB
Conferencia de prensa del Comité para la Verdad sobre la Deuda el 25 de septiembre de 2015


¿Qué salidas «hacia arriba» propone la auditoría?

El derecho internacional permite a los Estados confrontados a una actitud injusta (unfair en inglés), deshonesta, por parte de los acreedores y de las autoridades que reclaman el pago de una deuda, recurrir a «contra medidas», o sea, medidas soberanas y unilaterales de autodefensa: suspensión de pagos, denuncia del contrato de la deuda, y también el repudio de una deuda ilegítima, ilegal, insostenible y/u odiosa.


¿Qué apoyos os faltaron en Grecia además de los que ya señalaste más arriba de parte del círculo que rodea a Alexis Tsipras?

En Grecia, una serie de fuerzas políticas radicales dijeron: « ¿Para qué auditar la deuda? Hay que anular la deuda, y auditarla sería una forma de legitimación de la deuda» Y por ello, los representantes de esas fuerzas abandonaron el movimiento desde 2011 o simplemente rechazaron sostener la iniciativa de auditoría ciudadana de la deuda (ya sea la coalición de izquierda radical Antarsya, como una buena parte de Syriza o el partido comunista que llegó a tratarnos de enemigos). Felizmente, había militantes de algunas organizaciones de izquierda que se comprometieron con nosotros a fondo en el combate (una parte de Syriza, algunos militantes del NAR miembros de Antarsya, sindicalistas). Aunque la mayor parte de los miembros de la comisión eran individuos u organizaciones ciudadanas que se habían movilizado por la deuda, sin tener el apoyo de organizaciones políticas. Estamos todavía esperando a las organizaciones políticas que rechazaron su apoyo a la auditoría de la deuda en Grecia que nos digan, después de haber leído los informes publicados en el mes de junio (véase: http://www.cadtm.org/Informe-prelim... y en septiembre de 2015 véase: http://www.cadtm.org/Ilegitimidad-I..., si nuestro trabajo sirvió para legitimar una parte de la deuda o no. Lo que es cierto es que si esas organizaciones, en lugar de criticarnos o de contentarse de mirar desde el balcón, hubieran participado en la auditoría con sus argumentos a favor de la anulación, habrían reforzado, por supuesto, a aquellas y aquellos que realmente querían instaurar una política alternativa a la capitulación de Alexis Tsipras y de su gobierno. También estamos esperando una explicación de Yanis Varoufakis: ¿Por qué en ningún momento siendo ministro apoyó públicamente el trabajo de la comisión para cuestionar la actitud de las instituciones europeas y del FMI? ¿Por qué aceptó reembolsar la deuda y vaciar las cajas de todo el sector público? ¿Por qué no colaboró realmente con la comisión tal como lo había prometido durante la sesión pública el 4 de abril de 2015 cuando comenzaron los trabajos de auditoría? Yanis Varoufakis se opuso a la capitulación y eso hace una gran diferencia con respecto a Tsipras, a Dragasakis, a Katrougalos, a Tsakalotos, etc. pero si hubiera adoptado otra actitud desde fines de febrero de 2015, los acontecimientos podrían haber sido diferentes. La victoria del «No» en el referéndum del 5 de julio de 2015 muestra que el pueblo griego tenía la voluntad de oponerse a las exigencias de los acreedores.


¿Qué lecciones importantes podemos sacar para el futuro?

Principalmente, dos lecciones para el futuro:

1.- La necesidad para cualquier gobierno popular (o para cualquier fuerza de izquierda que pretenda participar en un gobierno) de resistir a los acreedores, de desobedecer a las instituciones y a los tratados europeos, de apoyarse en las movilizaciones populares y de respetar la voluntad del pueblo.

2.- La necesidad para aquellas y aquellos de debajo de mantener una presión máxima sobre los gobiernos considerados como afines para evitar que capitulen y para obligarlos a realmente poner en marcha un auténtico programa alternativo.


¿Es suficiente la anulación de la deuda ilegítima?

Resolver el problema de la deuda ilegítima es una de las condiciones sine qua non de una ruptura con las políticas de austeridad pero no es la única. Una alternativa debe consistir en un plan integrado coherente que comprenda la auditoría y la suspensión del pago de la deuda; la resolución de la crisis de los bancos, que pasa por su socialización —y esto debería haber pasado en Grecia haciendo quebrar a los bancos privados y creando un sistema bancario público socializado, sano, y al mismo tiempo, con protección de los depósitos—; el lanzamiento de una moneda complementaria con el fin de alcanzar varios objetivos como reactivar la economía local, garantizar los pagos que no necesitan utilizar euros, aumentar las pensiones y los salarios, aumentar las ayudas financieras a las víctimas más afectadas por la crisis; implantar unes medidas fiscales muy fuertes para hacer pagar a los ricos y disminuir la carga fiscal a los pobres; la abrogación de medidas socialmente injustas; detener las privatizaciones y comenzar la desprivatización; reforzar los servicios públicos; repartir el tiempo de trabajo; aplicar medidas para avanzar hacia la transición ecológica. Si se trata de salir del euro, es necesario combinar esa salida con una reforma monetaria redistributiva (véase el final del texto de publicado en http://www.attac.es/2015/09/29/una-...)
También es necesario lanzar un proceso constituyente para modificar de manera democrática la constitución del país. En los nuestros, es necesario cambiar al mismo tiempo las constituciones nacionales y refundar Europa. Y eso pasa por la abrogación de los tratados europeos inaceptables. La Unión Europea no es reformable. La cuestión del proceso constituyente implica una gran participación popular: los ciudadanos y las ciudadanas deben empoderarse de la cuestión política y de las alternativas políticas y para conseguirlo se debe poder redefinir totalmente las Constituciones. Esta es una de las lecciones positivas que deberemos ir a buscar a América Latina, en esos procesos constituyentes riquísimos de Venezuela (1999), de Bolivia (2006-200() o de Ecuador (2007-2008), que permitieron por una parte integrar en las tres constituciones un mecanismo de revocación democrática de todos los mandatarios públicos. Agreguemos a eso que la nueva constitución ecuatoriana contiene la interdicción total de socializar las pérdidas.


¿Se prosiguen las acciones contra las deudas ilegítimas?

El CADTM realiza un esfuerzo de divulgación de los resultados de los trabajos del Comité para la Verdad sobre la deuda griega. El CADTM tradujo el informe al francés y lo publicó en forma de libro. También se hicieron traducciones: al castellano (por miembros de la Plataforma de Auditoría de la Deuda y del CADTM), y se publicó como libro (http://www.icariaeditorial.com/libr... ); al alemán (por miembros de ATTAC Alemania); al italiano (Por ATTAC Italia, miembro de la red CADTM), y, parcialmente, al esloveno, portugués, etc. Circulan vídeos que tienen una importante resonancia. |83|

En varios países, se tomaron iniciativas para actuar en contra de las deudas ilegítimas: en Puerto Rico, un país con una relación casi colonial con Estados Unidos, está en curso una iniciativa para una auditora de la deuda y varios movimientos piden la adopción de políticas de resistencia frente al pago de la deuda con respecto a los bancos del Tío Sam, http://www.cadtm.org/Puerto-Rico-La...
; dentro del Estado español, en varios ayuntamientos (Barcelona, Madrid, Oviedo, Cádiz…) y en comunidades autónomas (Cataluña…) avanzan procesos de auditorías de la deuda con participación ciudadana) http://www.cadtm.org/Eric-Toussaint... y http://www.cadtm.org/Oviedo-Exito-d... ; en Italia, varias organizaciones que unen sus esfuerzos para cuestionar el pago de las deudas ilegítimas crearon el CADTM Italia en 2016 http://www.cadtm.org/Genova-15-anos... y http://www.cadtm.org/Nace-el-CADTM-... ); en Túnez, a iniciativa de Raid-ATTAC-CADTM Túnez, 73 diputados firmaron en junio de 2016 una propuesta de ley para instaurar una comisión de auditoría de la deuda (http://www.cadtm.org/Le-reseau-CADT... y http://www.cadtm.org/Anular-toda-la... ); en Grecia, el Comité para la Verdad sobre la deuda griega prosigue sus trabajos de manera totalmente independiente del gobierno http://www.cadtm.org/Video-Zoe-Kons... y http://www.cadtm.org/Grecia-el-Comi... ; en Argentina, la «Asamblea por la suspensión del pago y la auditoría de la deuda en defensa del patrimonio nacional y de los bienes comunes» continúa sus acciones de resistencia http://www.cadtm.org/Resistencia-al...; en Venezuela, fue creada una plataforma de auditoría pública y ciudadana de la deuda por un grupo de fuerzas y personalidades de izquierda, véase «La implosión de la Venezuela rentista» en http://www.rebelion.org/docs/214427.pdf o en https://www.aporrea.org/energia/a23...; https://auditoria.org.ve ; http://www.cadtm.org/Que-pasa-si-Ve... ; http://www.cadtm.org/CADTM-AYNA-exh...); Y se prosiguen actividades en Ucrania, |84| Eslovenia, |85| Portugal, |86| etc.


Para concluir, no hay ninguna duda sobre nuestra voluntad de extender las iniciativas y acciones contra las deudas ilegítimas.

JPEG - 384 KB
Asamblea mundial de la red CADTM, en Bouznika, Marruecos, en mayo de 2013.

Traducido por Griselda Pinero.


Notas

|1| Éric Toussaint, tesis doctoral en ciencias políticas presentada en 2004 a en las universidades de Lieja y de Paris VIII, Enjeux politiques de l’action de la Banque mondiale et du Fonds monétaire international envers le tiers-monde, 2004. Disponible en http://www.cadtm.org/Enjeux-politiques-de-l-action-de. Véase también: http://www.diffusiontheses.fr/50749...

|2| Véase Ernest Mandel, «La dynamique infernale de la spirale de l’endettement», Inprecor, abril de 1986 Voir http://www.cadtm.org/La-espiral-infernal-de-la-deuda y http://www.ernestmandel.org/new/ecr...

|3| Véase http://www.cadtm.org/Acerca-del-CADTM

|4| http://cadtm.org/Union-sagrada-para-una-sagrada

|5| Véase: http://www.cadtm.org/Eric-Toussaint-Lo-que-es, http://cadtm.org/Le-CADTM-et-la-cooperation-au, http://cadtm.org/Le-CADTM-et-la-cooperation-au,13144

|6| Éric Toussaint, «En recuerdo de Ahmed Ben Bella, primer presidente de la Argelia independiente, muerto el 11 de abril de 2012 a la edad de 96 años», http://cadtm.org/En-recuerdo-de-Ahmed-Ben-Bella

|7| https://es.wikipedia.org/wiki/Susan...

|8| http://www.gallimard.fr/Catalogue/G...

|9| https://es.wikipedia.org/wiki/Abrah...

|10| https://es.wikipedia.org/wiki/Ren%C...

|11| Véase Michel Chossudovsky y Pierre Galand, L’usage de la dette extérieure du Rwanda (1990/1994). La responsabilité des bailleurs de fonds. La responsabilité des bailleurs de fond, Analyse et recommandations. Rapport préliminaire. Bruselas - Ottawa, noviembre de 1996. http://www.cadtm.org/L-usage-de-la-dette-exterieure-du .Véase también Michel Chossudovsky y otros, 1995: «Rwanda, Somalie, ex Yougoslavie : conflits armés, génocide économique et responsabilités des institutions de Bretton Woods», 12 p., en Banque, FMI, OMC: ça suffit! CADTM, Bruselas, 1995, 182 p.

|12| Especialmente es el caso de Genero Ollela del FLNC lumumbista, quien a su retorno a Kinshasa se integró en la Oficina de los bienes mal habidos (OBMA). Después de un año, fue encarcelado por razones totalmente injustas. Como CADTM, hicimos presión para obtener su libertad.

|13| Véase : https://www.monde-diplomatique.fr/1998/09/CASSEN/4039 y http://www.cadtm.org/La-Bolsa-o-la-Vida-Las-Finanzas; http://www.cadtm.org/La-bolsa-o-la-vida,2257

|14| Véase especialmente http://cadtm.org/La-Republique-democratique-du

|15| CNCD-OPERATION 11.11.11, Pour une annulation des créances belges sur le République Démocratique du Congo, Bruselas, 2002, 34 p.

|16| Jacques de Larosière de Champfeu, nacido en París en 1929, fue director general del Fondo Monetario Internacional de 1978 a 1987. Después fue gobernador del Banco de Francia (1987-1993). A partir de 1993, presidió el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD). El mismo año, el 3 de mayo de 1993, fue elegido en la sección general de la Academia de Ciencias Morales y Políticas para ocupar el sillón del Cardenal Henri de Lubac. A partir de 1998, fue asesor de Michel Pébereau, presidente de BNP Paribas.

|17| Sobre la complicidad de las compañías privadas de Estados Unidos, entre las que se hallan los bancos, podéis consultar el estudio de Juan Pablo Bohoslavsky y Veerle Opgenhaffen «Pasado y presente de la complicidad corporativa: responsabilidad bancaria por financiamiento de la dictadura argentina» en http://www.palermo.edu/derecho/revi...
Este estudio muestra también la implicación del gobierno de Estados Unidos en el apoyo a la dictadura. Respecto a esto, Obama ha comenzado a desclasificar este año, 2016, una serie de documentos secretos que podéis consultar en https://icontherecord.tumblr.com/po..."

|18| Argentina: Eslabón débil en la cadena mundial de la Deuda, artículo de Éric Toussaint en Rebelión: https://www.rebelion.org/hemeroteca...

|19| Véase, artículo de María Elena Saludas http://www.cadtm.org/Argentina-Eric-Toussaint-sobre-la y el de Jorge Marchini en http://www.cadtm.org/Argentina-Eric-Toussaint-sobre-la

|20| Artículos de Julio C. Gambina http://www.cadtm.org/Investigacion-de-la-deuda-en-la y de Maud Bailly http://www.cadtm.org/Resistencia-al-endeudamiento

|21| Esta renuncia al ejercicio de la soberanía nacional se remonta a la dictadura militar impuesta a partir de 1976.

|22| Sobre Argentina y los fondos buitre, véase: Renaud Vivien, «Un vautour peut en cacher d’autres», carta abierta publicada en Le Soir, el 23 de junio 2014 http://www.cadtm.org/Argentina-Un-buitre-puede-ocultar; Jérôme Duval, Fatima Fafatale, «Los fondos buitre que acorralan Argentina también van a por ti», publicado el 6 de julio de 2014, http://cadtm.org/Los-fondos-buitre-que-acorralan; Éric Toussaint, «Cómo enfrentar a los fondos buitre y el imperialismo financiero, publicado el 19 de septiembre», 2014, http://cadtm.org/Como-enfrentar-a-los-fondos-buitre,10675; Julia Goldenberg y Éric Toussaint, «Los fondos buitre son una vanguardia», publicado el 2 de octubre de 2014, http://cadtm.org/Los-fondos-buitre-son-una

|23| Véase el texto de la ley y la exposición de los motivos: http://www.dekamer.be/FLWB/PDF/54/1...

|24| Véase la web de Eurodad http://www.eurodad.org/sites/about

|25| Artículo de Julio C Gambina Y María Elena Saludas sobre el acuerdo con el Club de París: http://www.cadtm.org/Historico-acuerdo-con-los-paises

|26| En otro contexto, Benjamin Lemoine muestra de manera muy convincente que Francia se financió durante más de 20 años, después de la segunda guerra mundial, sin recurrir al mercado. Véase Benjamin Lemoine, L’ordre de la dette, Enquête sur les infortunes de l’État et la prospérité du marché (La Découverte, 2016). Véase también http://www.cadtm.org/Refaire-de-la-dette-une-chose y sobre el libro de Lemoine antes citado http://www.cadtm.org/Livres-pour-l-ete-la-dette-pour

|27| Véase Renaud Vivien, «Fonds vautours: quand les spéculateurs veulent faire la loi en Belgique», http://www.cadtm.org/Fonds-vautours-quand-les

|28| En 2004, el parlamento filipino votó a favor de la realización de una auditoría pero esa tentativa no fructificó.

|29| En 2009, el ministro de Finanzas del gobierno de Zimbawe, proveniente de la oposición de izquierda al régimen de Mugabe, llamó al CADTM para lanzar una auditoría de la deuda. El FMI bloqueó la concreción del proyecto

|30| Sobre los comentarios que produjo ese encuentro entre el presidente Lugo, su gobierno y Éric Toussaint, en diciembre de 2008 aparecieron artículos en la prensa paraguaya de oposición a Lugo: http://www.ultimahora.com/politolog...; En el diario ABC un artículo titulado El belga que se reunió con el Presidente…: http://www.cadtm.org/Belga-que-se-reunio-con-el; sobre la crisis y el Banco del Sur en ABC: http://www.cadtm.org/Paraguay-Le-pays-sera-touche-par; y una entrevista realizada a Éric Toussaint por Roberto Irrazábal, periodista del diario Última hora. www.cadtm.org/Paraguay-tendria-que-acelerar-la

|31| En el momento de la firma del tratado de Itaipú en 1973, Paraguay estaba gobernado por el dictador Stroessner, quien estuvo en el poder desde 1954 hasta 1989, mientras que Brasil estaba dirigido por la dictadura de Garrastazú Medici (1969-1974)

|32| Hugo Ruiz Díaz Balbuena y Éric Toussaint, Deuda externa y auditoría_ Aproximación práctica y teórica, http://www.cadtm.org/Deuda-externa-..., publicado el 6 de mayo de 2004. Hugo Ruiz Díaz Balbuena es doctor en derecho y fue responsable del departamento de derecho del CADTM hasta 2005. A partir de 2008 y hasta el golpe de Estado institucional que derrocó al presidente Fernando Lugo en junio de 2012, fue uno de sus asesores cercanos. Véase también: Hugo Ruiz Díaz Balbuena: «La decisión soberana de declarar la nulidad y/o la suspensión de pago de la deuda», http://www.cadtm.org/Decision-soberana-de-declarar-la, publicado el 8 de septiembre de 2008.

|33| Un artículo de Cécile Lamarque sobre el acuerdo firmado entre Paraguay y Brasil en julio de 2009: http://www.cadtm.org/Un-accord-historique-sur-Itaipu-ou

|34| Véase también Éric Toussaint y Cécile Lamarque: «Paraguay. La Contraloría General de la República califica de ilegal una deuda contraída con Brasil», http://www.cadtm.org/Paraguay-La-Contraloria-General-de y Cécile Lamarque, http://www.cadtm.org/La-Cour-des-Comptes-du-Paraguay,7724

|35| Véase Éric Toussaint, «Paraguay (junio de 2012)- Honduras (junio de 2009), de un golpe de Estado a otro, http://www.cadtm.org/Paraguay-junio-de-2012-Honduras.

|36| http://www.cadtm.org/Video-La-auditoria-de-la-deuda-en, y http://cadtm.org/En-2007-2008-l-Equateur-a-ose-dire

|37| https://es.wikipedia.org/wiki/Jubil...

|38| Véase CADTM «El CADTM celebra la iniciativa de Noruega sobre la deuda y pide a todos los acreedores de ir todavía más lejos», http://www.cadtm.org/El-CADTM-celebra-la-iniciativa-de

|39| Para una biografía detallada consultar: https://es.wikipedia.org/wiki/Ricar....

|40| Éric Toussaint, El Banco del Sur y la nueva crisis internacional. Ediciones de Intervención Cultural/El Viejo Topo, Barcelona, 2008

|41| Primera carta abierta a los presidentes de Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay y Venezuela, http://www.cadtm.org/Carta-abierta-a-los-Senores, publicada el 26 de junio de 2007 y Segunda carta abierta a los presidentes de Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Paraguay, Uruguay y Venezuela, http://www.cadtm.org/Segunda-carta-abierta-a-los, publicada el 2 de diciembre de 2007

|42| Podéis consultar el informe final de la Auditoría Integral de la Deuda de Ecuador (CAIC) en http://www.cadtm.org/Informe-final-de-la-Auditoria y ver el vídeo: http://www.cadtm.org/Video-La-auditoria-de-la-deuda-en

|43| El documental de Aris Chatzistefanou «Debtocracy», en el que el testimonio de Toussaint es fundamental.

|44| Esta introducción fue traducida del griego por Marie-Laure Veilhan.

|45| Véase el informe de la reunión del 29 de septiembre de 2010, Por una coordinación europea de lucha contra la deuda y los planes de austeridad, en http://www.cadtm.org/IMG/article_PDF/article_a5991.pdf y http://www.cadtm.org/Informe-sobre-...

|46| Véase http://cadtm.org/Grece-Fondation-du-Comite-Grec. Existe también una web en griego: http://www.contra-xreos.gr/

|47| Cinco años más tarde, Leonidas Vatikiotis formaba parte del Comité para la verdad sobre la deuda griega

|48| «¡Abrid los libros de contabilidad de la deuda pública!» http://cadtm.org/Ouvrez-les-livres-de-compte-de-la

|49| En enero de 1015, Costas Lapavitsas fue elegido diputado en el parlamento griego por la lista de Syriza. Debido a la capitulación, contribuyó a fundar Unidad Popular. Podéis ver su biografía en https://en.wikipedia.org/wiki/Costas_Lapavitsas (en inglés).

|50| Artículo publicado el 5 de diciembre de 2010 en el diario Eleftherotypia, en, http://cadtm.org/Commission-Internationale-d-audit

|51| En 2011, Ethnos tis Kyriakis, de centro izquierda, era el tercero diario griego de acuerdo a la tirada (100.000 ejemplares). La versión en griego de la entrevista fue publicada el 9 de enero de 2011: http://www.ethnos.gr/article.asp?catid=22770&subid=2&pubid=49752949 y en francés http://cadtm.org/Les-peuples-de-l-Europe-ont-aussi

|52| En un libro publicado en 2016, Yanis Varoufakis no hace ninguna mención al Comité para la verdad sobre la deuda griega. Tampoco menciona la acción de la presidente del parlamento griego, Zoé Konstantopoulou. Yanis Varoufakis, Et les faibles subissent ce qu’ils doivent ? Comment l’Europe de l’austérité menace la stabilité du monde, Les Liens qui Libèrent, Paris, 2016 http://www.editionslesliensquiliberent.fr/livre-Et_les_faibles_subissent_ce_qu_ils_doivent__-481-1-1-0-1.html

|53| Véase en griego ΣχόλιαΓιάνης Βαρουφάκης Debtocracy: Γιατί δεν συνυπέγραψα http://www.protagon.gr/?i=protagon.el.article&id=6245, publicado el 11de abril de 2011. En eses largo texto, Varoufakis da su opinión crítica sobre el documental Debtocracy.

|54| A propósito de Debtocracy: «Dette: les Grecs et la Debtocracy». http://cadtm.org/Dette-les-grecs-et-la-Debtocracy , publicado el 13 de julio de 2011. En ese documental se presentan especialmente entrevistas a Yanis Varoufakis, Costas Lapavitsas y a mí.

|55| Nadia Valavani es una personalidad pública griega, respetada por su coraje en la lucha contra la dictadura de los coroneles (1967-1974), encarcelada y duramente reprimida por el ejército.

|56| Véase mi presentación: Éric Toussaint, Greece: Symbol of Illegitimate Debt, publicado el 12 de marzo de 2011.http://www.cadtm.org/IMG/pdf/Debt_Crisis_Athens_SITE_March2011_EricToussaint.pdf. Las principales propuestas que sobresalen de mi conferencia están explicadas en este texto: Eric Toussaint, Ocho propuestas urgentes para otra Europa, publicado en 4 de abril de 2011: http://www.cadtm.org/Ocho-propuesta...

|57| Elena Papadopoulou y Gabriel Sakellaridis (eds.), The Political Economy of Public Debt and Austerity in the EU, Atenas: Nissos Publications, 2012, 290 p., ISBN: 9-789609-535465. Puede ser útil reproducir el índice de este interesante libro ya que los nombres de los actores clave de Syriza aparecen en él.

Índice:

Elena Papadopoulou, Gabriel Sakellaridis (Gabriel S. fue portavoz del grupo parlamentario de Syriza en 2015. Renunció en diciembre de 2015 en desacuerdo con la aplicación del tercer memorando. Actualmente, ya no es miembro de Syriza): Introducción

Sección 1: Understanding the European Debt Crisis in a Global Perspective
George Stathakis (George Stathakis, ministro de Economía en el segundo gobierno de Tsipras, formaba parte del ala derecha de Syriza y era totalmente opuesto a una auditoría de la deuda griega. A fines de 2015, la prensa reveló que habría omitido declarar al fisco1,8 millón de euros y 38 bienes inmobiliarios): The World Public Debt Crisis. Brigitte Unger: Causes of the Debt Crisis: Greek Problem or Systemic Problem?

Euclides Tsakalotos (ministro de Finanzas desde julio de 2015): Crisis, Inequality and Capitalist Legitimacy.

Dimitris Sotiropoulos: Thoughts on the On-going European Debt Crisis: A New Theoretical and Political Perspective
Sección 2: The Management of the Debt Crisis by the EU and the European Elites. Marica Frangakis: From Banking Crisis to Austerity in the EU - The Need for Solidarity. Jan Toporowski: Government Bonds and European Debt Markets. Riccardo Bellofiore: The Postman Always Rings Twice: The Euro Crisis inside the Global Crisis.

Sección 3: Facets of the Social and Political Consequences of the Crisis in Europe. Maria Karamessini: Global Economic Crisis and the European Union - Implications, Policies and Challenges
Giovanna Vertova: Women on the Verge of a Nervous Breakdown: The Gender Impact of the Crisis. Elisabeth Gauthier: The Rule of the Markets: Democracy in Shambles

Sección 4: The PIGS as (Scape)Goats. Portugal - Marianna Mortagua

Ireland - Daniel Finn
Greece - Eric Toussaint
Spain - Javier Navascues
Hungary - Tamas Morva
Sección 5: Overcoming the Crisis: The Imperative of Alternative Proposals. Yanis Dragasakis (vicepremier ministro del primer y del segundo gobierno de Tsipras): A Radical Solution only through a Common Left European Strategy. Kunibert Raffer: Insolvency Protection and Fairness for Greece: Implementing the Raffer Proposal. Pedro Páez Pérez: A Latin-American Perspective on Austerity Policies, Debt and the New Financial Architecture
Nicos Chountis (ex viceministro de Relaciones con las instituciones europeas en el primer gobierno de Tsipras, fue despedido por Tsipras por su rechazo a la capitulación y, desde septiembre de 2015, es eurodiputado por Unidad Popular): The Debt Crisis and the Alternative Strategies of the Left. Yanis Varoufakis (ministro de Finanzas desde enero a julio de 2015): A Modest Proposal for Overcoming the Euro Crisis.
Sección 6: The Crucial Role of the European Left - Political Interventions. Alexis Tsipras: A European Solution for a European Problem: The Debt Crisis as a Social Crisis.
Pierre Laurent: People Should Not Pay for the Crisis of Capitalism.

El libro está disponible en PDF en: http://www.cadtm.org/Public-Debt-and-Austerity-in-the

|58| Esto lo expliqué en: «Grecia : ¿Por qué la capitulación? Otra vía es posible (texto del vídeo con notas explicativas)», publicado el 27 de agosto de 2015: http://www.cadtm.org/Grecia-Por-que-la-capitulacion

|59| Véase Éric Toussaint: «El pueblo griego está en el epicentro de las resistencias a la crisis capitalista», http://www.cadtm.org/El-pueblo-griego-esta-en-el

|60| Yo estaba en compañía de Aris Vasilopoulos, militante de Kokkino, una corriente dentro de Syriza, ahora es alcalde de Filadelfia en la región de Atenas, y de Yorgos Mitralias, el responsable del Comité contra la deuda.

|61| Sobre Dragasakis y sobre un balance sobre Syriza, véase el punto de vista de Stathis Kouvelakis en la New Left Review de enero-febrero de 2016: https://newleftreview.org/II/97/stathis-kouvelakis-syriza-s-rise-and-fall. Véase también el balance realizado por Antonis Ntavanelos: http://www.anti-k.org/2015/12/19/premieres-reflexions-sur-un-bilan-de-notre-parcours-avec-syriza-i/

|62| Véase: «El llamamiento de Alexis Tsipras a una Conferencia Internacional sobre la deuda es legítimo», http://www.cadtm.org/Eric-Toussaint-El-llamamiento-de

|63| Euclid Tsakalotos, que en 2014 era profesor de economía en el Reino Unido, reemplazó a partir de julio de 2015 a Yanis Varoufakis en el puesto de ministro de Finanzas. Y todavía sigue en esa función en julio de 2016, en el segundo gobierno de Tsipras.

|64| Panagiotis Lafazanis es actualmente el principal dirigente de la Unidad Popular, el movimiento que abandonó Syriza a fines de agosto de 2015. Nikolaos Chountis, también miembro de la Unidad Popular, fue elegido diputado europeo en septiembre de 2015.

|65| Véase su biografía en inglés : https://en.wikipedia.org/wiki/Nadia...

|66| Encontré a Rania Antonopoulos por primera vez en febrero de 2015 cuando acababa de integrarse en el gobierno de Alexis Tsipras. En esa ocasión, me confirmó que apoyaría el lanzamiento de una auditoría. La encontré de nuevo en mayo de 2015. En esa ocasión, me confió que estaba muy decepcionada por el funcionamiento del gobierno puesto que no había verdaderas reuniones a las que asistiese todo el gobierno. Además estaba en desacuerdo con la orientación demasiado moderada tomada por el primer ministro y afirmaba apoyar el trabajo de la comisión de auditoría que había sido creada por la presidente del Parlamento en abril. Sin embargo, en julio de 2015 aceptó la capitulación. A fines de septiembre, Tsipras la reubicó con las funciones de viceministra encargada de la lucha contra el desempleo. Puede consultarse su biografía en inglés en: https://en.wikipedia.org/wiki/Rania... et http://www.levyinstitute.org/schola...

|67| Se puede consultar su biografía en francés: https://fr.wikipedia.org/wiki/Dim%C...

|68| Georges Katrougalos aceptó la capitulación de Tsipras y fue designado ministro de Trabajo en el segundo gobierno de Tsipras. Defendió la contrarreforma de las pensiones adoptada en mayo de 2016. Véase el artículo de Stathis Kouvelakis sobre esta contrarreforma: http://www.cadtm.org/Grece-La-mort-...

|69| Puede verse la información en griego: http://www.antenna.gr/news/Politics.... Cuatro días más tarde, el 20 de febrero de 2015, durante una reunión de la Oficina del Parlamento Europeo en Atenas, la presidente del Parlamento griego Zoe Konstantopoulou declaró que «habíamos puesto en marcha iniciativas para auditar la deuda griega». También estaban presentes Nikos Chountis (viceministro de Asuntos europeos), G. Papadimoulis (eurodiputado de Syriza) y otros parlamentarios europeos. La fuente de información en griego es. http://left.gr/news/konstantopoyloy... El 17 de marzo de 2015, durante una conferencia de prensa organizada en el Parlamento griego por Zoe Konstantopoulou, Sofia Sakorafa y yo, anunciamos la creación de la comisión de auditoría http://www.cadtm.org/Annonce-offici... y en castellano http://www.citizen-audit.net/es/lan...

|70| Informe preliminar del Comité para la Vedad sobre la Deuda Pública Griega: http://www.cadtm.org/Informe-prelim...

|71| Puede consultarse su biografía en ingles: https://en.wikipedia.org/wiki/Panag..., y el informe sobre su comparecencia en la audiencia pública: http://www.cadtm.org/Audition-de-Pa..., y en castellano https://elmicrolector.org/2015/06/1...

|72| Puede consultarse su biografía en inglés: https://en.wikipedia.org/wiki/Phili... y el informe de su comparecencia en la audición pública: http://www.cadtm.org/Audition-de-Ph... y en un artículo de Vicenç Navarro: http://www.vnavarro.org/?p=12304

|73| Véase el informe de la Oficina Independiente de Evaluación del FMI (IEO, Independent Evaluation Office) The IMF and the Crises in Greece, Ireland, and Portugal, Julio de 2016. http://www.brettonwoodsproject.org/... también el documento asociado sobre Grecia: Charles Wyplosz y Silvia Sgherri, The IMF’s Role in Greece in the Context of the 2010 Stand-By Arrangement, IEO background paper, febrero de 2016. http://www.brettonwoodsproject.org/...

|74| Rocholl, J., y A. Stahmer (2016). Where did the Greek bailout money go? ESMT White Paper No. WP–16–02. https://www.esmt.org/where-did-gree...

|75| Yanis Varoufakis, ¿Y los pobres sufren lo que deben? ¿Cómo hemos llegado hasta aquí y por qué necesitamos un plan B para Europa?, Ediciones Deusto, Barcelona, 2016 http://www.planetadelibros.com/libr...

|76| Véase: http://cadtmtravaux.free.fr/?Comuni...

|77| Después de que el Comité haya hecho públicos los documentos confidenciales más importantes, finalmente todo se publicó en Internet: El acta: «Minutes of IMF Executive Board Meeting», 9de mayo de 2010; https://www.imf.org/external/spanis..., página 24, recuadro; el informe y la revelación de las decisiones: «Board meeting on Greece’s request for an SBA», Office memorandum, 10 de mayo de 2010. Gracias a nuestro trabajo de investigación, esos documentos ahora son totalmente públicos.

|78| En esa época Christine Lagarde era todavía ministra en el gobierno de Nicolas Sarkozy. Fue durante 2011 que la nombraron directora general del FMI después de la dimisión obligada de Dominique Strauss-Kahn

|79| Véase en el resumen oficial de la reunión de la dirección del FMI del 10 de mayo de 2010 el final del punto 4, en la página 3: «The Dutch, French, and German chairs conveyed to the Board the commitments of their commercial banks to support Greece and broadly maintain their exposures.” http://gesd.free.fr/imfinter2010.pdf

|80| Véase en el resumen oficial de la reunión de la dirección del FMI del 10 de mayo de 2010, el punto 7, página 3 que indica muy claramente que varios miembros de la dirección del FMI reprochan a la dirección general de haber cambiado silenciosamente las reglas.

|81| Fuente: « Minutes of IMF Executive Board Meeting », Mayo 9 de 2010. Véase el excelente artículo de Michel Husson sobre todo este asunto: Michel Husson, «Grecia, el mea culpa del FMI», http://www.cadtm.org/Grecia-El-mea-... publicado el 12 de septiembre de 2016.

|82| Emilie Paumard, «Audition de Panagiotis Roumeliotis du 15 juin 2015», CADTM, junio de 2015. Este testimonio de Roumeliotis es, por cierto, muy importante, pero no nos debe hacer olvidar lo que este señor escribía en 2010, como representante de Grecia: «El programa comprende medidas destinadas a proteger los sectores más vulnerables de la población. Mis autoridades están determinadas a repartir la carga del ajuste de manera equitativa y justa. La presión fiscal aumentará para los ricos, mientras se respetarán las pensiones y los subsidios familiares mínimos (…). La fuerte implicación de las autoridades en la implantación del programa esta apoyada por la gran mayoría del pueblo griego». Fuente: «Statement by Panagiotis Roumeliotis, Alternate Executive Director for Greece» en anexo del documento Greece: Staff Report on Request for Stand-By Arrangementen http://gesd.free.fr/cr10110.pdf, citado en la nota 7.

|83| El último, hasta la fecha, fue realizado por el CADTM en colaboración con las producciones del Pavé: http://www.cadtm.org/La-deuda-grieg.... Fue visto más de 110.000 veces en 7 semanas. Véase también el documental realizado por Philippe Menut, La tourmente grecque II – Chronique d’un coup d’État : www.cadtm.org/La-tourmente-g...

|84| http://www.cadtm.org/Conference-d-E... y http://www.cadtm.org/Organicemos-la...

|85| http://www.cadtm.org/Un-pas-en-avan... y http://www.cadtm.org/Video-conferen...

|86| http://www.cadtm.org/La-deuda-recla...

Autor

Eric Toussaint

es maître de conférence en la Universidad de Lieja, es el portavoz de CADTM Internacional y es miembro del Consejo Científico de ATTAC Francia. Es autor de diversos libros, entre ellos: Bancocracia Icaria Editorial, Barcelona 2015,, Procès d’un homme exemplaire, Ediciones Al Dante, Marsella, 2013; Una mirada al retrovisor: el neoliberalismo desde sus orígenes hasta la actualidad, Icaria, 2010; La Deuda o la Vida (escrito junto con Damien Millet) Icaria, Barcelona, 2011; La crisis global, El Viejo Topo, Barcelona, 2010; La bolsa o la vida: las finanzas contra los pueblos, Gakoa, 2002. Es coautor junto con Damien Millet del libro AAA, Audit, Annulation, Autre politique, Le Seuil, París, 2012. Coordinó los trabajos de la Comisión de la Verdad Sobre la Deuda, creada por la presidente del Parlamento griego. Esta comisión funcionó, con el auspicio del Parlamento, entre abril y octubre de 2015. El nuevo presidente del Parlamento griego anunció su disolución el 12 de noviembre de 2015. A pesar de ello, la comisión prosiguió sus trabajos y se constituyó legalmente como una asociación sin afán de lucro.

Otros artículos en español de Eric Toussaint (512)

0 | 20 | 40 | 60 | 80 | 100 | 120 | 140 | 160 | ...

Autor

Benjamin Lemoine

est chercheur en sociologie au CNRS spécialisé sur la question de la dette publique et des liens entre les États et l’ordre financier. Il est l’auteur de L’ordre de la dette, Enquête sur les infortunes de l’État et la prospérité du marché (La Découverte, 2016)

Autor

Stathis Kouvelakis

enseña la filosofía política en el King’s College de la universidad de Londres. Miembro de la redacción de la revista Contretemps, ha dirigido la obra Y a-t-il une vie après le capitalisme ? (Le Temps des Cerises, 2008) y es el autor de La France en révolte : Luttes sociales et cycles politiques (Textuel, 2007)) y de Philosophie et révolution, De Kant à Marx (PUF, 2003). Es miembro del Comité central de la Coalición de izquierda griega SYRIZA.

Otros artículos en español de Stathis Kouvelakis (6)

Traduccion(es)

Otras publicaciones en español :

  • Descifra Tu Deuda: Guía de auditoría ciudadana municipal
    25 de octubre de 2016 - Yago Álvarez
  • La construcción europea al servicio de los mercados financieros
    17 de febrero de 2016 - Jérôme Duval, Fátima Martín
  • Auditoría Ciudadana de la Deuda Pública - Experiencias y metodos
    5 de marzo de 2015 - Maria Lucia Fattorelli
  • Las Cifras de la Deuda 2015
    11 de febrero de 2015 - Eric Toussaint, Daniel Munevar, Pierre Gottiniaux, Antonio Sanabria
  • Bancocracia
    14 de enero de 2015 - Eric Toussaint

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LAS DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org