Haití: Un país ocupado por fuerzas extranjeras y castigado por la pobreza

18 de enero de 2010

Correspondencia de Prensa

En 2004, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una nueva invasión de Haití. Desde entonces, 7.031 «cascos azules» y 2.034 policías, apoyados por 488 funcionarios internacionales, controlan el país. Las tropas ocupantes de la "Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (Minustah) son comandadas por los generales de Lula, y están compuestas principalmente por Brasil, Uruguay, Chile, Argentina, Bolivia, Ecuador, Perú y Guatemala, entre otros. Brasil y Uruguay son los que tienen el mayor contingente de soldados.

El jefe de policía haitiano es un africano: Mamadou Moutanga Diallo, de la República de Guinea.

Cinco años después de la invasión, el pueblo haitiano sigue en la miseria más espantosa. La «intervención humanitaria» de la ONU solo ha traido más «estabilidad» para las empresas multinacionales que instalan fábricas maquiladoras en las zonas francas y explotan los recursos naturales. Para el pueblo pobre y trabajador ninguna mejora. La salud y la educación derruídas. La infraestructura civil colapsada. Cuando el pueblo protesta (lo que ocurre regularmente), le va peor: es brutalmente reprimido por los «cascos azules». Las organizaciones populares y humanitarias hablan de centenares de muertos, heridos y encarcelados.

Cuando las espeluznantes imágenes del terremoto empezaban a difundirse, «Resumen Latinoamericano» informaba de un nuevo asesinato político. Al salir de la Universidad, fue acribillado el escritor Jn. Anil Louis-Juste, autor de numerosas denuncias sobre la ocupación de la Minustah y defensor de la autodeterminación del pueblo haitiano.

En medio de toda la tragedia, CNN en español destacaba, por fin, una «noticia alentadora»: el gobierno Obama decidió la «suspensión temporal» de la deportación de «inmigrantes ilegales» haitianos.

Radiografía desoladora

- Haití tiene algo más de 9 millones de habitantes.

- Más de la mitad de la población es rural. El 95% son negros, y el resto, mulatos y blancos.

- Las lenguas oficiales son el francés y el creole. Casi la mitad de la población de más de 15 años (el 47,1%) es analfabeta.

- El PBI nominal anual ronda los 7.000 millones de dólares. Corregido por lo que se denomina «paridad de poder adquisitivo», el PBI anual per cápita es el más bajo de América Latina (el siguiente es Nicaragua), y sólo supera a países de Africa y a Nepal.

- Las remesas (enviadas por haitianos residentes en el exterior, mayoritariamente en Nueva York y Miami), representan el 40% del PBI.

- Haití es uno de los países con peor distribución del ingreso en todo el mundo. El 10% más pobre sólo recibe el 0,7%, mientras que el 10% más rico se lleva el 47,7%.

- El 80% de la población sobrevive por debajo de la línea de pobreza. Con un «ingreso» de menos de un dólar diario.

- Casi el 75% de las casas (de madera y lata) no tienen saneamiento.

- Menos del 40% de la población tiene acceso al agua potable.

- No existe servicio de recolección de basura.

- El 80% de la población está desempleada. El salario promedio no supera los 50 dólares mensuales.

- La tasa de mortalidad infantil es del 59,7 por mil nacidos vivos, la más alta de América y sólo superada por países africanos y algunos asiáticos.

- Sólo el 24% de los partos son atendidos por personal médico calificado.

- La expectativa de vida cayó de 52,6 años (2002), para 49,1 años (2005) . Es la más baja de América Latina y sólo superior a algunos países de Africa, Bangladesh, Laos y Afganistán.

- Con aproximadamente 120.000 infectados de VIH (el 2,2% de la población), es uno de los países con más problemas por el Sida.

- El país cuenta con apenas 108.000 líneas de telefonía fija.

Fuente : Rebelion


CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LAS DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org