La Plataforma Contra los Fondos Buitre echa andar y reclama una ley estatal que prohíba la especulación

18 de abril por Sabela Rodríguez Álvarez


La plataforma, compuesta por organizaciones sociales, nace con vocación de «poner límites a la especulación» y priorizar el interés general frente al «pago de las deudas ilegítimas». Advierte de las consecuencias de los fondos buitre en sectores como la vivienda, la sanidad o los servicios de atención a la dependencia.

Nace la Plataforma Contra los Fondos Buitre y lo hace con una vocación clara: poner límites a la especulación Especulación Actividad consistente en buscar ganancias bajo la forma de plusvalía apostando por el valor futuro de los bienes y activos financieros o monetarios. La especulación genera un divorcio entre la esfera financiera y la esfera productiva. Los mercados de cambios constituyen el principal lugar de especulación. y crear una ley estatal que impida operar a estos fondos «que se enriquecen destrozando los derechos básicos de la población». Así lo han anunciado este martes varios portavoces de la recién nacida plataforma, que está compuesta por organizaciones sociales como Ecologistas en Acción Acción Título mobiliario emitido por una sociedad de acciones. Este título representa una fracción del capital social. En particular otorga a su titular (el accionista) el derecho a percibir una parte de los beneficios distribuidos (el dividendo) y de participar en las asambleas generales de la empresa. , el Sindicato de Inquilinas o PAH Madrid.

Tras los conocidos como fondos buitre Fondos buitre Fondos de inversiones que compran, en el mercado secundario (el mercadillo de la deuda), títulos de deuda de países que están en dificultades financieras. La compra es a un valor muy inferior a su valor nominal ya que los adquieren a otros inversores que prefieren sacárselos de encima a un coste menor para enjugar una pérdida o por miedo a que el país deudor haga cesación de pagos. Los fondos buitre reclaman seguidamente el pago integral de la deuda que acaban de adquirir, llegando a llevar al país deudor ante tribunales que privilegian los intereses de los inversores, típicamente tribunales estadounidenses y británicos. , señaló la plataforma, se esconden empresas financieras cuya principal labor consiste en especular con la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
emitida por los países. «Cuando un país necesita financiación emite bonos que son comprados» por grandes entidades financieras, y que posteriormente pueden ser vendidos en el mercado secundario. «Cuando el país emisor entra en dificultades, los bonos pierden valor». Es precisamente en ese escenario donde hacen aparición los fondos buitre, «que los recuperan a muy bajo precio y luego reclaman a los estados el pago del 100% del valor de esos bonos, más intereses y penalizaciones».

Con el objetivo de dar a conocer este tipo de situaciones y ponerles freno, la Plataforma Contra los Fondos Buitre reivindicó una ley estatal inspirada en la ya desarrollada norma belga, que «impida además operar a estos fondos que se enriquecen destrozando los derechos básicos de la población». La norma estatal, explicaron los portavoces, deberá ser capaz de establecer criterios para identificar a los acreedores especuladores. La ley belga propone, entre dichas características, la existencia de una desproporción manifiesta entre el precio pagado y el importe reclamado, el abuso de la debilidad del Estado deudor para lograr ventajas anormales, la ubicación de su sede en un paraíso fiscal o el inicio de procedimientos judiciales excesivos por parte del acreedor a nivel mundial. «La importancia de la ley se ha puesto de manifiesto a través de las reacciones en su contra por parte de los especuladores», concretamente el fondo buitre NML Capital, que la ha impugnado en los juzgados.

La organización reclamó asimismo el desarrollo de una normativa similar de alcance internacional, empezando por la Unión Europea. Para este cometido es fundamental «la priorización del interés Interés Cantidad pagada como remuneración de una inversión o percibida por un prestamista. El interés se calcula sobre la base de la cantidad de capital invertido o prestado, de la duración de la operación y del último tipo aplicado en ese momento. general frente al pago de las deudas ilegítimas» –con la «derogación del artículo 135 de la Constitución»– y la desaparición de los paraísos fiscales, en los que muchos de estos fondos se encuentran ubicados, evadiendo de esta forma el pago de impuestos.


Vivienda y sanidad

Mercedes Revuelta (PAH) y Vicente Losada (Audita Sanidad) recordaron los efectos de los fondos buitre en sectores sociales como la vivienda y la sanidad. «Los fondos están atacando a la vivienda» y lo hacen «comprando miles de viviendas» que hasta ahora pertenecían a los bancos, explicó Revuelta. Tras el rescate bancario «los bancos han estado deshaciéndose de sus hipotecas e inmuebles» y buena parte de ellas han pasado «a manos de la Sareb, el llamado banco malo». El problema es que, en lugar de «ser el gran parque de vivienda social», el banco malo se ha dedicado «a repartir en grandes paquetes los activos inmobiliarios entre fondos buitre». El resultado, denunció Revuelta, es que un fondo buitre puede poseer miles de viviendas en un barrio concreto y por tanto controlar esa zona, a través de «movimientos especulativos» que se encuentran reforzados gracias a la legislación vigente –la renovada Ley de la Vivienda, por ejemplo–.

«Más de tres millones de viviendas» se encuentran vacías y «más de medio millón de familias desahuciadas, con todos los problemas que acarrea», como consecuencia de la expulsión que han arbitrado los fondos buitre «a través del desalojo por usurpación» o mediante «la no renovación de contrato», lo que se conoce como «desahucio invisible».

La plataforma recién constituida señala algunos ejemplos en la Comunidad de Madrid. En el año 2013 la Empresa Municipal de Vivienda del Ayuntamiento de Madrid vendió 1.860 viviendas de protección oficial al fondo Blackstone por 128,6 millones de euros y el Instituto de Vivienda de la Comunidad de Madrid (Ivima) hizo lo propio con 2.935 viviendas sociales al fondo buitre Goldman Sachs-Azora por 201 millones de euros.

Algo similar ocurre en el ámbito sanitario. Así lo explicó Vicente Losada, quien constató la «creciente presencia» de fondos de inversión en este terreno. Ocurre que las consejerías de sanidad «conceden un contrato de adjudicación para la construcción de un hospital a empresas constructoras concretas» que llevan la gestión no sanitaria del hospital. A continuación, dichas empresas «venden parte del accionariado a fondos buitre» con la consecuencia de una «precarización» del servicio, «la disminución de las plantillas», una «pérdida de calidad» y la derivación a «hospitales privados o semiprivados propiedad de los fondos buitre».

En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, Sacyr vendió en 2013 el 49% de su participación respecto al hospital de Henares (Coslada) al fondo LBEIP BV, cuyo único accionista es Lloyd’s Bank European Infrastructure Partners LP. Situaciones similares se reproducen a lo largo de todo el país. En Galicia, el hospital Domínguez de Pontevedra fue vendido en 2016 al fondo de capital de riesgo CVC Capital Partners. «Tenía concertados servicios para atender a pacientes de la sanidad pública, por lo que su venta a un fondo buitre supone un riesgo para la asistencia de éstos», señaló la plataforma. Esta dinámica se está extendiendo a otras esferas como las residencias para personas mayores.

El 10 de abril, la plataforma, que está abierta a más adhesiones, ha sido presentada ante el público en el madrileño Teatro del Barrio.


Ver en línea : Info Libre

Reproducimos este artículo con la amable autorización de infoLibre.es.

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org