Internacional

La Vía Campesina llama a la movilización contra la OMC y los tratados de libre comercio

4 de septiembre por CLOC- LVC


Pasadas dos décadas desde su fundación, los propios creadores de la Organización Mundial del Comercio (OMC), una de las principales abanderadas de la globalización y el neoliberalismo, la han llevado a una crisis existencial. Y esto se da en un momento en el que los campesinos y los pueblos indígenas están visiblemente peor que hace dos décadas: se han visto las caras con el descomunal desgaste y la expropiación forzosa de sus tierras, ríos, océanos y bosques por parte de empresas que se lucran gracias al hambre de los demás. Los mercados campesinos autóctonos y los sistemas de alimentación de varios países se han visto mermados por un comercio internacional que solo busca mercantilizarlo absolutamente todo, incluyendo los alimentos.

Para ser una organización que incluyó entre sus objetivos principales «ayudar a que los países en vías de desarrollo se beneficien del sistema de comercio global», la OMC Organización Mundial del Comercio
OMC
Firmado el acuerdo el 15 de abril de 1994 y en vigencia desde el 1º de enero de 1.995, la OMC sustituye al GATT (Acuerdo general sobre aranceles y comercio). La mayor innovación introducida es que la OMC posee el estatuto de organización internacional. Su función es asegurar que ninguno de sus miembros se entregue a cualquier tipo de proteccionismo, a fin de acelerar la liberalización mundial de los intercambios comerciales, de favorecer las estrategias de las multinacionales. Está dotada de un tribunal internacional (órgano de resolución de conflictos) que juzga las eventuales violaciones de su texto fundador de Marraquech.
es una de las culpables de las realidades a las que se enfrentan hoy esos mismos países: aumento del desempleo en el medio rural, aumento de las desigualdades tanto entre países como dentro de ellos, y aumento de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
mundial per cápita.

La Vía Campesina lleva mucho tiempo advirtiendo al mundo del riesgo que conllevan la falta de regulación y la expansión desenfrenada del capital global. Los trabajadores y trabajadoras del medio rural alimentan al 70 % de la población mundial, pero fueron los primeros en encararse con el lado oscuro de los acuerdos de libre comercio propuestos por la OMC y por otras instituciones multilaterales. La OMC tomó la iniciativa a la hora de seducir y coaccionar a nuestros gobiernos para adherirse a los grandiosos planes de unos cuantos países ricos. La devastación que causó este modelo descendente de gobernanza global se empezó a notar en nuestros territorios: se desplomaron los precios de los productos, se destruyeron los mercados campesinos locales, se perdió de golpe la rica biodiversidad que existía en nuestros campos, se eliminó nuestra autonomía sobre las semillas y se expulsó de su territorio a millones de nuestros hermanos y hermanas.

Y es esta destrucción de los campos lo que forzó a uno de los nuestros, Lee Kyung Hae de Corea del Sur, a quitarse la vida a las puertas de una conferencia ministerial de la OMC en Cancún, México, en el año 2003. El día 10 de septiembre de ese mismo año, cuando cometió esta acción Acción Título mobiliario emitido por una sociedad de acciones. Este título representa una fracción del capital social. En particular otorga a su titular (el accionista) el derecho a percibir una parte de los beneficios distribuidos (el dividendo) y de participar en las asambleas generales de la empresa. tan trágica, llevaba colgado un cartel del cuello: «WTO Kills Farmers (La OMC mata a los granjeros)». Lee se dedicaba a cultivar arroz en la zona rural de Corea, hasta que lo perdió todo a causa de la caída de los precios resultado de la importación de arroz y carne baratas, una de las consecuencias de los acuerdos de libre comercio impulsados por la OMC. Decidió dar un paso tan extremo porque los pocos ricos que estaban a la cabeza de estas instituciones vivían demasiado alejados de la realidad cotidiana del campo. Su sacrificio llevó los sufrimientos del mundo rural hasta las mismas puertas de la OMC. Incluso en sus últimos momentos hizo eco de las peticiones de los campesinos y campesinas de las comunidades rurales de todo el mundo: «mantener la agricultura lejos de las negociaciones de libre comercio de la OMC».

Desde entonces, La Vía Campesina celebra el 10 de septiembre de cada año el Día de Acción Global contra la OMC y los Acuerdos de Libre Comercio, para mantener viva la memoria de Lee Kyung Hae y no callar ante las desastrosas consecuencias del comercio libre internacional.

Han pasado dieciséis años desde esa tragedia. ¿Qué ha cambiado?

Nada, salvo que las manos que daban de comer a la OMC se niegan a continuar. Resulta irónico que los ricos líderes del capitalismo digan que les fue mal en la OMC. Hace que automáticamente nos planteemos una pregunta: ¿a quién le fue bien, entonces? Pero que no nos engañen con esta sarta de amenazas falsas proferidas por los países occidentales para abandonar la OMC. Lo que hemos estado viendo durante la última década es que han pasado al «plan B»: varios acuerdos bilaterales y regionales de comercio aún más libre y nuevos bloques de comercio unificados.

Así, mientras que sí es posible que se debilite o incluso se disuelva la OMC, el capitalismo busca continuar prosperando de otra manera. Recibe nombres distintos según el continente.

La Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por sus siglas en inglés) incluye a los países ASEAN, India, Australia y Nueva Zelanda. Es uno de estos acuerdos de comercio modernos que aspiran a crear en la región un mercado unificado que se negocie «fuera de la OMC». Las organizaciones campesinas ya han señalado cómo esto podría impactar muy negativamente sus medios de vida (especialmente en el caso de los pequeños productores de lácteos) y cómo podría imponer leyes más restrictivas sobre las semillas, entre otros. Aun así, se sigue negociando a puerta cerrada y de la manera más opaca posible. ¡Y lo hace gente que ni sabe lo que es un arado!

El Acuerdo UE-Mercosur Mercosur El Mercosur es una zona regional de cooperación económica del Cono Sur (mercado del Cono Sur) que reúne a Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, más dos países asociados, Chile y Bolivia entre Europa y el bloque político-económico que comprende Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela, que tras diecisiete años de negociaciones se ratificó por parte de la Comisión Europea en julio de este año, es un caso similar. La Coordinadora Europea de Vía Campesina (ECVC) ya ha avisado de que el tratado con Mercosur amenaza con minar los estándares de sanidad, medio ambiente y bienestar animal en la Unión Europea, además de carecer de coherencia con los altos estándares sentados en la COP 23. Las organizaciones campesinas del bloque Mercosur lo describen como un modelo neocolonialista cuyo resultado será una concentración del capital en muy pocas manos o, dicho de otra manera, la pobreza de la mayoría de la población.

El Tratado de Libre Comercio Africano es un enorme acuerdo regional de libre comercio. Está «basado en la noción de que la liberalización del comercio, mediante la reducción de obstáculos arancelarios y no arancelarios, aumentará drásticamente el comercio intracontinental, y que este aumento del comercio será beneficioso para todos» (CADTM, 20191). Nada más lejos de la verdad.

Las organizaciones agrarias de Canadá también han hecho un llamamiento al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (USMCA, conocido anteriormente como NAFTA), ya que no ha logrado solucionar las preocupaciones de los productores de grano y lácteos de su país.

El Tratado Integral y Progresivo de Acción Transpacífico (CPTPP, por sus siglas en inglés) entre Australia, Brunéi, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam, a su vez, es responsable de la captura de los sistemas de semillas por parte de las corporaciones, la disolución de la regulación de transgénicos y de las grandes preocupaciones de los pequeños productores de alimentos.

Muchos de estos acuerdos comerciales, si no todos, llevan implícita la controversia del arbitraje de diferencias inversor-estado (ISDS), lo que a todos los efectos permite a las empresas privadas ignorar las leyes de soberanía nacional de los diversos países y demandar a los gobiernos si amenazan su margen de beneficios. Se trata de un sistema que permite que empresas privadas multinacionales lleven a juicio a un país soberano, frente a un tribunal elegido de manera opaca, por el «delito» de decantarse por el bienestar de su ciudadanía antes que por los beneficios. Se trata de un peligro al que hay que oponerse firmemente.

¡NO A LA OMC Y A LOS TRATADOS DE LIBRE COMERCIO!

¡MOVILÍCENSE POR UNA ALTERNATIVA LIDERADA POR CAMPESINOS!

Por todo esto, La Vía Campesina hace un llamado a todos sus miembros y aliados para que no se dejen engañar por la cortina de humo de que «la OMC se está debilitando», y sean conscientes de que los enormes acuerdos bilaterales de comercio libre son incluso más dañinos.

Mientras recordamos a Lee Kyung Hae este mes de septiembre, movilicemos, eduquemos y organicemos a lxs miembrxs de nuestro movimiento que se encuentran en el medio rural y a nuestrxs aliadxs. Tienen que ser conscientes de los peligros que entrañan estas negociaciones comerciales a puerta cerrada. Es importante que rechacemos todo tipo de acuerdos de libre comercio y que trabajemos para desmantelar completamente la OMC mientras se prepara para la siguiente reunión ministerial en Kazajistán.

Es de suma importancia informar a todo el mundo de que existen alternativas, lideradas por campesinos y campesinas, que pueden alimentar a las personas y, a la vez, salvar el planeta. La Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Campesinos y Otras Personas que Trabajan en Zonas Rurales (UNDROP), que fue una victoria para nuestro movimiento tras diecisiete años de duras negociaciones, es un instrumento que protege los derechos de nuestra gente. Estos esfuerzos tendrán que ponerse en práctica en nuestros países.

Es crucial para nuestros movimientos que impulsemos y reforcemos los mercados campesinos globales, que venden alimentos producidos en su área geográfica y cultivados con métodos agroecológicos. Eso es lo que representa y respeta la diversidad de los sistemas alimentarios locales. Exigimos políticas nacionales que refuercen esos sistemas campesinos de mercado y rechacen los acuerdos de libre comercio que los amenazan.

Asimismo, nuestros movimientos también deben apoyar la Campaña Global para un Tratado Vinculante de la ONU sobre las Corporaciones Transnacionales y los Derechos Humanos, cuyo objetivo es terminar con la impunidad de las corporaciones transnacionales y eliminar el ISDS de todos los acuerdos de libre comercio.

A partir del día 10 de septiembre, pedimos a las 182 organizaciones dentro de La Vía Campesina en 81 países, a todos los movimientos sociales que nos son aliados, a las instituciones académicas, a las escuelas de formación política y a las ONG, que organicen acciones directas, eventos públicos, sesiones de formación y manifestaciones para exponer los peligros que entrañan estos acuerdos de libre comercio en sus propios regiones y países, y también que presenten alternativas enraizadas en nuestros contextos, culturas y biodiversidades locales.

Que este llamamiento a las acciones globales, una vez más, sea por…

«OMC, acuerdos de libre comercio: ¡fuera de la agricultura y los alimentos!»

«Sistema de comercio campesino por encima del libre comercio»

«¡Soberanía alimentaria, no libre comercio!»



Fuente: Vía Campesina

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org