La coacción del BCE a Grecia

6 de febrero de 2015 por Antonio Sanabria


El Banco Central Europeo (BCE) anunciaba el pasado 4 de febrero de 2015 [1] que, a partir del 11 de febrero, dejaría de aceptar los bonos de deuda griegos como garantía o “colateral” en sus préstamos a los bancos, al entender que el programa de ajuste no se cumpliría. El argumento técnico del organismo monetario es que hasta hora podía hacer una excepción al admitir como aval los títulos de deuda pública griegos, calificados como “bonos basura” (junk bonds) siempre que Grecia se mantuviera bajo un programa de ajuste de la UE y el FMI, lo que garantizaría la solvencia de esos activos. Pero si no se alcanza ese acuerdo, según el BCE, no podrían aceptarlos para no poner en riesgo al conjunto de la Unión.
Tras esta fachada tecnocrática, con la imagen de una autoridad monetaria decidida en aplicar de manera mecánica su mandato, la motivación real desde el BCE es obviamente política. Una extralimitación de sus funciones y un evidente chantaje en pleno proceso de renegociación planteado por Grecia, entre otros con el propio BCE.

El anuncio supone que los bancos helenos perderían una vía de acceso a la financiación por parte del BCE BCE
Banco central europeo
El Banco Central Europeo es una institución radicada en Fráncfort, creada en 1998. Los países de la zona euro* le transfirieron sus competencias en materia monetaria y su funcióin oficial es el de asegurar la estabilidad de precios (luchar contra la inflación) en dicha zona. Sus tres órganos de decisión (El Consejo de Gobierno, el Comité Ejecutivo y el Consejo General) están compuestos por los gobernadores de los bancos centrales* de los países miembros y/o de “reconocidos” especialistas. Sus estatutos le hacen “independiente” políticamente pero está directamente influenciado por el mundo financiero.
, aunque no el cierre definitivo del grifo para ellos. Aún les quedaría otra opción como es la asistencia de liquidez de emergencia (ELA por sus siglas en inglés) por parte del Banco de Grecia, quien asumiría el riesgo. Pero incluso esta segunda vía podría cerrarse si así lo votan al menos 2/3 del Consejo de Gobierno del BCE. [2] Aunque complicado en la práctica (y más si Varoufakis y Tsipras recaban suficientes apoyos en su actual gira europea) es algo que podría ocurrir de todas formas si Grecia permaneciera fuera del memorándum. En todo caso, aun manteniéndose sería complicado aumentar la ELA a los bancos griegos. [3] Según algunas estimaciones como la realizada por el Deutsche Bank, estos necesitarían una ELA de unos 50 mil millones de euros a partir de la semana próxima.
Los bancos griegos no son muy dependientes de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
pública como vía de financiación, por lo que directamente no tendría un impacto serio ahora mismo. Así, en diciembre de 2014, de un total de 56 mil millones de euros prestados por el BCE algo menos de 8 mil millones habrían sido mediante el uso de estos títulos como garantía. [4]
En realidad las entidades helenas sí dependen de la asistencia financiera del BCE pero por otra vía bien conocida en Irlanda o España: bonos de los bancos garantizados por el Estado (en Grecia son los llamados Pillar II y Pillar III). Pero en 2013 el BCE anunció [5] que no admitiría estos bonos a partir del 28 de febrero de 2015. Justo la fecha de las nuevas negociaciones para un nuevo préstamo de la UE y el FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
a Grecia, qué casualidad.
Se trata pues de algo ya anunciado con tiempo y conocido por el actual ejecutivo de Tsipras. Cabe preguntarse entonces, ¿qué necesidad había de añadir este anuncio si no es para meter más presión aun gobierno democráticamente electo?
Destacaremos al menos dos elementos que evidencian este chantaje y la extralimitación evidente de su mandato.
El primero es la presión directa sobre el gobierno griego. Ya vimos que los bancos no dependen tanto de la deuda pública, pero el Estado heleno sí de las emisiones de títulos (fundamentalmente Letras del Tesoro a 13 y 16 meses) que le compran los bancos griegos. Pero si las entidades no pueden usarlas como garantías Garantías Acto que proporciona a un acreedor una seguridad en el cumplimiento del compromiso del deudor. Distinguimos entre garantías reales (derecho de retención, fianza, prenda, hipoteca, privilegio) y las garantías personales (caución, aval, carta de intención, garantía autónoma). no interesa su adquisición y el gobierno se queda sin su único comprador. Cabe señalar a este respecto que el 42 % de las emisiones de deuda [6] griega entre enero y septiembre de 2014 fueron mediante la venta de estas Letras. La presión es grande, pues el gobierno enfrenta varios pagos en los meses venideros, como son los 2.500 millones de euros al FMI durante el primer trimestre de 2015 más esa misma cantidad en el trimestre siguiente. Asimismo, entre julio y agosto de 2015 vencen los 6.700 millones de euros en bonos adquiridos por el propio BCE.
El segundo elemento de chantaje es sobre el efecto de esta medida en el actual contexto de tensión. Desde diciembre de 2014 parecen haberse intensificado las retiradas de dinero en los bancos griegos, algo que parece haberse intensificado en enero de este año. No es una simple cuestión de “los ricos”, ni tampoco un supuesto pánico a un gobierno “comunista” de Syriza. Se trata más bien del temor a que de una u otra forma el desenlace sea la salida de Grecia del euro con la consiguiente pérdida de al menos una parte de los ahorros, devaluados en nuevos dracmas. Un efecto similar a lo que desembocó en el “corralito” argentino de 2001 ante el fin de la paridad del peso con el dólar.
Este segundo elemento de presión es importante en la medida que muestra una actitud contra natura de lo que debería ser un banco central Banco central Entidad que, en un Estado, se encarga generalmente de la emisión de billetes de banco y del control del volumen de moneda y crédito. En España es el Banco de España quien asume dicho rol, bajo el control del Banco Central Europeo (BCE, ver más abajo).

El Banco Central de un país gestiona la política monetaria y tiene el monopolio de la emisión de la moneda nacional. Proporciona moneda a los bancos comerciales a un precio determinado por las tasas directoras, que son fijadas por el proprio banco.
. Si hay algo que entre todas sus funciones que justifica su relevancia es la de actuar como prestamista de última instancia. Se trata de algo evidenciado ya al menos desde que Walter Bagehot escribiera su obra Lombard Street allá por 1873. [7] Es decir, su labor como banco de bancos para proporcionar la liquidez necesaria en caso de emergencia a las entidades financieras para evitar pánicos bancarios ante el temor de los depositantes a no poder recuperar el dinero depositado en sus cuentas. Pero el BCE ahora, en lugar de enviar señales de calma azuza irresponsablemente los miedos de la población helena. ¿Qué punto de sus estatutos sigue para actuar de semejante modo? Nos tememos que el mismo que le permitió a Trichet en 2010 exigir reformas estructurales a los gobiernos de España e Italia, por ejemplo.
Desde Fráncfort se defiende que se trata de evitar el “riesgo moral” del gobierno griego aprovechándose del BCE para hacer lo que quiera a costa del resto de la eurozona. Pero esto no es cierto y en todo caso queda fuera de su incumbencia. Pero sobre todo no se aplicó esa misma lógica al dar en su día la financiación a bancos comerciales europeos en quiebra técnica.
En definitiva, el anuncio del BCE no representa un cambio sustancial en la posición negociadora griega frente al Eurogrupo. Era delicada ya antes y se evidencia más ahora. Para Grecia, romper drásticamente presenta el coste político de la salida del euro y un severo riesgo de ingobernabilidad a corto plazo para el ejecutivo de Tsipras. Pero aceptar sin más el chantaje plantea el rechazo de un electorado que no votó a Syriza para hacer lo mismo que los anteriores, además de una muy probable quiebra interna en el partido.
El BCE por su parte envía un severo aviso, pero también se equivocaría si piensa que la salida de Grecia puede ser una explosión controlada. Al contrario, la ruptura de una unión monetaria que se decía a sí misma irrevocable solo abre las apuestas para ver quién será el siguiente en salir, lo que supondría fuertes tensiones financieras sobre todo en Portugal y España. Precisamente los dos países que, absurdamente, más se posicionan ahora contra los planteamientos del nuevo gobierno griego. En medio de todo esto se presenta discretamente la posibilidad de posibles alternativas de financiación desde China o Rusia, en este último caso con el conflicto de Ucrania como telón de fondo.
Tampoco cabe olvidar que las propuestas de una nueva reestructuración vienen a partir de la evidencia del fracaso de los programas de ajuste estructural Ajuste estructural Política económica impuesta por el FMI como condición para la concesión de nuevos préstamos o para la refinanciación de préstamos anteriores. impuestos por la troika Troika Troika : el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo , [8] con una deuda impagable [9] y una reestructuración que se aplazó desde el inicio de la crisis griega en 2010 hasta 2012 a fin de que los bancos, fundamentalmente alemanes y franceses, redujeran su exposición crediticia a Grecia y se socializara esa deuda. El gobierno alemán afirma no estar dispuesto a que los contribuyentes sufraguen los excesos griegos, pero miente. Berlín no quiere reconocer que la negociación es la factura pendiente del rescate público de sus propios bancos privados. El 28 de febrero será el primer desenlace.



Antonio Sanabria es coautor junto a Pierre Gottiniaux, Daniel Munevar y Éric Toussaint del libro Cifras de la Deuda 2015 publicado por el CADTM.

Notas

[2La financiación vía ELA es además más cara: 1,55 % frente al 0,05 % de la financiación del BCE. Al respecto de la normativa del BCE sobre la ELA véase, https://www.ecb.europa.eu/pub/pdf/other/elaprocedures.en.pdf

[3Silvia Merler, “ECB Collateral Damages on Greece”, Publicado por Bruegel el 5 de febrero de 2015,
http://www.bruegel.org/nc/blog/detail/article/1562-ecb-collateral-damages-on-greece/#.VNMoYbLKBdZ.twitter

[4Véanse datos en este post de Yiannis Mouzkis, “2014 is not 2012”, publicado en Macropolis el 5 de diciembre de 2014, http://www.macropolis.gr/?i=portal.en.the-agora.1974 Al respecto consultar también el artículo más reciente de Karl Whelan, “What’s Going On with Greece and the ECB? It’s complicated…”, publicado en Bull Market, 1 de febrero de 2015, https://medium.com/bull-market/whats-going-on-with-the-ecb-and-greece-3821de717625

[5Véase comunicado de prensa del BCE del 22 de marzo, 2013,
http://www.ecb.europa.eu/press/pr/date/2013/html/pr130322.en.html

[6Fuente: Datos oficiales de la PDMA (Public Debt Management Agency) de Grecia: http://www.pdma.gr/index.php/en/public-debt-strategy/public-debt/composition-of-debt/composition-by-instrument

[7Existe versión en castellano Lombard Street, editorial Marcial Pons: Barcelona, 2012.

[8Existen además elementos sustanciales para argumentar que estos planes de ajuste son además ilegales. Al respecto véase, Renaud Vivien, “¿Por qué los programas de austeridad impuestos por la Troika son ilegales?”, publicado el 5 de enero de 2015, http://cadtm.org/Por-que-los-programas-de

[9Véase al respecto Costas Lapavitsas y Daniel Munevar, “Greece needs a Deep debt write off”, publicado el 6 de junio de 2014, http://cadtm.org/Greece-needs-a-deep-debt-write-off

cadtm.org

Otros artículos en español de Antonio Sanabria (24)

0 | 10 | 20

Traduccion(es)

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org