Estado español, País Valencia:

Los recortes en sanidad y la necesidad de una auditoria ciudadana

23 de octubre de 2015 por Marea Roja

El pasado mes de septiembre la Marea Blanca envío un articulo de opinión al Diario Información de Alacant, periódico que hasta la fecha solía publicar todo aquello que hasta ahora se le había enviado, pero ha pasado más de un mes y el articulo no ha sido publicado, parece ser que la sintonía con el nuevo gobierno de la Generalitat impide publicar tribunas sobre ciertos temas y más si parten de movimientos sociales celosos de su autonomía. Dicho articulo lo reproducimos en este blog e intentaremos que alcance la difusión necesaria.

Un año más la Conselleria de Sanitat aprovechó el verano para cerrar camas y para cerrar centros de salud por la tarde. En el Hospital General de Alacant, cerraron 200 camas de un total de 800. El cierre de los Centros de Salud por las tardes supuso que muchas personas que vieron imposibilitada o dificultada su asistencia porque no pudieron acudir en otro momento, y esto aumentó las situaciones de urgencia por el empeoramiento de sus enfermedades. El cierre de plantas de hospital conllevó pasar más tiempo en los pasillos de urgencias esperando una cama en una sala, y una mayor presión sobre el personal sanitario para evitar ingresos y dar más altas desde urgencias. Además, el personal de vacaciones no fue sustituido. Dado que estos recortes en sanidad no se debió a una menor necesidad de asistencia debemos preguntarnos ¿cuál es su causa real?

En primer lugar, la Generalitat, en estos últimos años, ha visto disminuir sus ingresos de forma ilegítima. La Generalitat recibe menos dinero del gobierno central tanto por una infrafinanciación histórica como por una disminución de las transferencias derivada de la crisis del 2008. Esta disminución de las transferencia de dinero se debe, en primer lugar, a la decisión política de los gobiernos estatales de disminuir la recaudación fiscal sobre los más ricos y de proteger sus patrimonios durante este periodo de «crisis». Esta política fiscal discriminatoria ha sido secundada por el gobierno del País Valencià (por ejemplo, con la exención del Impuesto sobre el Patrimonio cuando lo podía haber mantenido y con la congelación de los tipos de gravamen a las rentas altas cuando los podía haber subido). La disminución de ingresos también se debe a la falta de persecución del fraude fiscal de las grandes empresas. Esta debilidad recaudatoria se vió agravada con el aumento de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
pública derivada del rescate de la deuda privada de bancos y grandes empresas realizada por la administración central. La disminución de transferencias desde la administración central del estado -que se añade a una deuda histórica Deuda histórica

Es la deuda contraída fundamentalmente durante el colonialismo con los países y pueblos pertenecientes a las antiguas colonias, por la invasión y conquista de sus territorios, así como por la explotación de sus poblaciones y recursos. En la actualidad, esa deuda continúa acumulándose a través de las acciones de las empresas transnacionales, las políticas comerciales y migratorias y otras instituciones supranacionales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial o la Organización Mundial del Comercio.

Incluiría entre otros aspectos :

  • Expolio de recursos naturales
  • Genocidios
  • Esclavitud
  • Exterminio cultural y religioso
de 1000 millones anuales- ha obligado a pedir préstamos, y a aumentar, por tanto, la deuda de la Generalitat y los intereses que paga por ella.

En segundo lugar, parte del dinero público puede haberse gastado de forma como mínimo ilegítima. Se ha gastado para el pago de los conciertos con las grandes empresas aseguradoras dueñas de las concesiones de los hospitales de Alzira, de Elx, de Torrevella y de Dènia. El ejemplo reciente de la privatización sanitaria en Holanda ha mostrado que la privatización sale más cara y, como se ha documentado en revistas científicas de alto prestigio, se sabe que tiene peor resultado que una asistencia 100% pública. Además, parte del dinero público se ha transferido para pagar los conciertos con las empresas privadas a las que se ha cedido la realización de resonancias, ya que como mostró la Sindicatura de Comptes esta concesión es más cara que el servicio público. Y el dinero público ha servido también para pagar negocios ilegítimos, y de una legalidad que hay que probar, como la Fórmula 1, la Ocean Volvo Race, el aeropuerto de Castelló, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, los sobrecostes de empresas públicas como Ciegsa, etc ... Esto son gastos que no cubren necesidades básicas de la población.

Esta disminución de ingresos y aumento de gastos ilegítimos es el origen de recortes como el cierre de centros y de camas o la instauración de copagos. Estos recortes y el copago deterioran la sanidad pública y ponen en peligro la propia vida de los pacientes, en especial, de aquellos en situación de dependencia, muchos de ellos diagnosticados con enfermedades graves y degenerativas. Los copagos y las continuadas exclusiones de los derechos a las prestaciones empujan a las personas con dependencia a la pobreza y a la exclusión social.

Estos recortes de la sanidad pública son una estrategia de largo recorrido. Sólo con una sanidad pública con más listas de espera, con menos prestaciones y de menor
calidad puede prosperar el negocio de la sanidad privada. Como ha señalado el Instituto Nacional de Estadística, la disminución de inversión en la sanidad pública ha provocado que las familias deban gastar más en sanidad privada. Esta es una situación intolerable en un periodo en el que el desempleo, la pobreza y los desahucios impactan sobre las familias, en donde este impacto tiene graves consecuencias a largo plazo sobre la salud de los niños y niñas. Las graves dificultades, el malestar y las enfermedades que padecen hoy se convertirán en graves enfermedades mañana. Por ello, en este periodo, la respuesta social de la administración pública es más necesaria que nunca y su recorte es una dura agresión a la gente trabajadora, y especialmente a las familias sin trabajo, endeudadas y sin dinero para cubrir necesidades básicas.

La Marea Blanca de las Comarcas del Sur del País Valencià exige una auditoria ciudadana de la deuda y de los gastos ilegítimos o ilegales de la Generalitat y de la
Administración central, así como la devolución inmediata de lo privatizado a la sanidad pública. Exige una sanidad 100% pública y bajo el control de la ciudadanía, así como que los responsables de los recortes paguen lo que deben.


Marea Blanca País Valencià Comarques del Sud está constituida por:

15M, ACDESA-PV (grup d’Alacant), Alicante accesible, CCOO, Colla Ecologista-Ecologistes en Acció, Derecho a Morir Dignamente, Grupo de Cooperación de Enfermería, Intersindical Salud, Marea Roja Alacant, Plataforma Auditoria Ciutadana del Deute, Plataforma contra la Pobreza, Plataforma de la Dependencia, Plataforma de Afectados por la Hepatitis C, UGT


Fuente : Marea Roja

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org