Declaración de Docentes e Intelectuales - Argentina

¡No al acuerdo con el FMI!

Por el no pago de la deuda fraudulenta e ilegítima

7 de junio por Colectivo


¡No al acuerdo con el FMI! ¡Basta de ajuste contra el pueblo trabajador! ¡No al pago de la deuda fraudulenta, ilegítima y usuraria!

El gobierno de Mauricio Macri ingresó a fines de abril en una fuerte crisis que es resultado directo de la estrategia económica implementada desde que asumió en diciembre de 2015.

La actual administración eliminó desde su inicio las restricciones para salida de capitales, junto con la eliminación de restricciones para la compra de dólares. Ha propiciado un ciclo de endeudamiento externo aceleradísimo y la atracción de capitales especulativos. Esto para solventar el déficit de cuenta corriente y financiar además una fuerte salida de dólares que se aceleró durante 2017 y lo que va de este año.

A la vez, Cambiemos eliminó impuestos y derechos de exportación, beneficiando a sectores del empresariado (sobre todo el más concentrado) y a los estratos sociales de mayor riqueza en detrimento de la capacidad recaudatoria, lo cual agravó sobremanera la cuestión fiscal. Esto se profundiza este año con la reforma tributaria que reduce el pago de impuesto por ganancias no distribuidas y contribuciones patronales. Por esta trasferencia de riqueza, y por el peso creciente de los servicios de deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
, el déficit se mantiene a pesar del ajuste, que sobre todo por la combinación de recorte de subsidios y tarifazos en los servicios públicos degradó el poder adquisitivo de los asalariados, alimentando la escalada inflacionaria que otras decisiones del gobierno también agravaron.

Ante la corrida cambiaria, el gobierno apela al Fondo Monetario Internacional FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
como garante para aplacar a los acreedores. Como ya hemos vivido en la Argentina, un acuerdo con el organismo vendrá de la mano de fuertes exigencias en el terreno fiscal, centradas en atacar a los trabajadores del Estado y limitar el gasto social. Es decir un nuevo salto de lo que ya viene haciendo desde que asumió, apoyado por el peronismo que gobierna provincias y la mayoría de los legisladores justicialistas (y de otros partidos nacionales y provinciales). También puede esperarse que ponga sobre la mesa exigencias de más ataques a los jubilados, reforma laboral, privatizaciones. Nada bueno puede esperarse del acuerdo con el FMI para las y los trabajadores y sectores populares.

Aquí es necesario evidenciar que las crisis económicas tienen impactos diferenciados en varones y mujeres, siendo las mujeres las más perjudicadas teniendo mayores tasas de desempleo y de informalidad.

La encerrona que el gobierno de Macri quiere afrontar con más ajuste de la mano del FMI, pone de relieve una vez más el problema de la deuda pública. El crecimiento acelerado de los pasivos, mayormente en dólares, desde diciembre de 2015, sabemos cómo termina. Con una gran crisis cuyos costos la clase dominante transfiere al resto de la sociedad. Esto no admite medias tintas: debemos rechazar del plano el pago de la deuda externa, que es fraudulenta e ilegítima desde su origen. Y que desde la vuelta de la democracia ha sido saldada varias veces, a pesar de lo cual no para de crecer, siendo una formidable hipoteca que lastra recursos en beneficio Beneficio Resultado contable positivo neto fruto de la actividad de una sociedad. El beneficio neto es el beneficio después de impuestos. El beneficio a distribuir es la parte de aquél que puede ser repartido entre los accionistas. del capital financiero e importantes segmentos de la clase dominante argentina. La idea de que podía salirse del problema de la deuda pagando, y que esto podía constituir un acto de soberanía gracias al “desendeudamiento”, se ha mostrado falsa. Tuvo un formidable costo en términos de recursos presupuestarios y divisas, y no fue más que el preámbulo para un nuevo ciclo de endeudamiento acelerado. Los pagos «seriales» según proclamó la propia ex presidenta (por 200 mil millones de dólares nada menos) fueron parte de las causas del ajuste con el que concluyó el gobierno de Cristina Fernández.

Por eso decimos ¡No al acuerdo que el gobierno de Macri se dispone a firmar con el FMI! ¡Fuera el FMI!

Exigimos. ¡No al pago de la deuda externa ilegítima y fraudulenta!

Repudiamos al gobierno fondomonetarista y denunciamos el papel de una oposición que, desde el Congreso y las gobernaciones, ha sido complice de los ajustes a cuenta del capital financiero internacional.

Entendemos a esta deuda como parte de un mecanismo de opresión nacional y expoliación de los trabajadores. Por eso, asociamos su superación a un programa más amplio de medidas de transformación social. Ellas incluyen la nacionalización de la banca y el comercio exterior, La anulación de los tarifazos y la nacionalización de la energía y el transporte, y un plan económico de las y los trabajadores.

Es necesario que el conjunto de las y los trabajadores y sectores populares articulen iniciativas para que no descarguen otra vez la crisis sobre nuestras espaldas, y para darle a esta nueva crisis nacional una salida en términos de los intereses del pueblo trabajador.

Primeras firmas:

Eduardo Grüner - Mercedes D’Alessandro - Claudio Katz - Christian Castillo - Marcelo Ramal - Martín Kohan - Hernán Camarero - Guillermo Gigliani - Eduardo Lucita - Jorge Marchini - Candelaria Botto - Martin Schorr - José Castillo - Andrés Wainer - Pablo Bonavena - Francisco Cantamutto - Mario de Cristofaro - Paula Bach - Paula Varela - Santiago Gándara - Fernando Lizárraga - Esteban Mercatante - Mariano Féliz - Alejandro López Mieres - Ariel Petruccelli - Leonidas «Noni» Ceruti - Pablo Scatizza -Guillermo Almeyra - Daniel Campione - Inés Izaguirre - Fernando Aiziczon - Martín Mosquera - Facundo Martín- Mariano Millán - Claudio Lozano - Tomas Raffo - Ana Rameri - Mariana Rivolta - Sergio Anchorena - Saúl Gaviola - Matías Maiello - Ariane Díaz - Gastón Gutiérrez - Gastón Remy - Lucía Ortega - Pablo Anino - Juan Dal Maso - Santiago Juncal - Lucas Castiglioni - Guillermo Caviasca - Julio C. Gambina - Santiago Buraschi - Martín Rodriguez Miglio - Hernan Garré - Bartolomé Fernández - Pablo Bergel - Gustavo Lahoud - Lautaro José Breitman Pacheco - Maria Elena Saludas - Nora Tamagno - Luciana Hernandez Lois - Nerina Coria - Fernando Lizárraga - Leandro Morgenfeld - Saúl Gaviola - Esteban Hoffmann - Ernesto Mattos - Jorge Kulemeyer - Lucas Perassi - Fernando Rovelli López - Juan M. Graña - Mariano Treacy - Juan Marcelo Cuello - Esteban Del Cogliano - Carla Castelluccio - Silvia Lago Martínez - José María Pérez - Salvador Moscato Lo Monaco - Corina Luchía -Gabriel Paissan - Leo Venerus - German Noguera - Alejandro Schneider - Paula Fergnani - Santiago Benitez Vieyra - María Luján Rojas Kaufmann- Hernán Díaz- Laura Medina - Alicia Rojo - Aldo Casas - Alejandro Olmos Gaona - Paula Andrea Lenguita - Javier Ciancio - Fernando Gaspar Dellatorre - Nestor Kohan - Viviana Lara - Marina Matos - Eduardo Mileo - Cintia Nerina Gimenez - Verónica Paiz - Mabel Thwaites Rey - Martín Miguel Gamboa Lerena - Clara Marticorena - Mario Hernandez - David Galvan - Nuria Vazquez - Brian De La Haye - Lorena Córdoba - Julieta Ferreyra - Mariela Diaz - Fernando Hugo Azcurra - Nicolás Cejas - Raquel Angel - Alberto Guilis - María Patricia Palacios - Adrián Piva - Gabriela Liszt - Diego Gómez - Laura Pasquali - María Luciana Nogueira - Alberto Wiñazky - Federico Pozzi - Patricia Laterra - Jaqueline Becharouch - Guillermo Caviasca - Silvia Susana Chavez - Helena García Fabregas - Sol Alejandra - Patricio A. Brodsky - Edgardo Logiudice - Silvia Delfino - Fabricio Cardelli - Daniela Planes - Florencia Gasparini - Verónica Tejerina - Alicia Balderrama - Juan Imassi - Susana Fernández - Carlos Aliaga - Gustavo Burachik - Jorge Navarro - María Leonor Moyano - Ana Beatriz Villar - Sebastian Vidákovics -Pablo Volkind - Melissa Gerardi - Daniela Vergara - Luis Lafferriere - Javier Echaixe - Gaston Canali - Jorge Osvaldo Morina - Guido Galafassi - José Rosas - Brenda Rupar - Adriana de los Santos - Luciana Toledo - Sergio García - Mariano Rosa - Carlos Carcione - Valeria Ianni - Natalia Araceli Lopez - Gabriel Montes-Rojas - Jorgelina Matusevicius

Siguen las firmas!



CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org