Reflexiones en torno al Foro Social de las Américas: Experiencias y Discursos

12 de septiembre de 2004 por Carlos Rojas Reyes


1. En el principio era la diversidad.

Cuando llegas al foro lo primero que cada uno hace es ubicarse, inscribirse, adquirir la guía de eventos, establecer el día, la hora y el lugar en donde hay que intervenir. El siguiente paso, es revisar la guía para ver a qué te gustaría ir, cuáles son los intereses particulares de cada persona. Finalmente, decides quedarte en el espacio de mayo afinidad según tu trayectoria o la delegación en la que has venido.

La magnitud del evento, cerca de diez mil asistentes y más de 300 eventos de todo tipo, te desconcierta; no se sabe exactamente de qué se trata, de qué se trata efectivamente. Y entonces me pregunté de qué manera podía uno hacerse una idea global y general de lo que estaba aconteciendo allí. Ciertamente para los ojos de una sola persona era francamente imposible. Los acontecimientos rebasaban cualquier posibilidad de que un solo individuo pudiera verlo todo.

A pesar de esto, decidí que lo mejor sería realizar otro tipo de recorrido del foro, ya no escogiendo alguno de sus segmentos para quedarse en él, sino con una estrategia nómada. Así, comencé a vagar por los diversos lugares tratando de permanecer en cada uno de ellos el tiempo suficiente para enterarse de los temas, los debates, las acciones planteadas, el tipo de participantes.

Aún así vería nada más que un fragmento, pero espero que con otros ojos. Junto con esta estrategia, fui útil dejarse ir en la multitud, permitir que los acontecimientos me arrastraran y tratar de formarse si no una idea acabada, una impresión general, una imagen que tratara de aproximarse a lo que fue el evento, sabiendo de antemano que muchísimas cosas se escaparían inevitablemente. [1]

Trataré a continuación de presentar esta imagen del Foro Social de las Américas, centrándome en buscar aquellos elementos comunes, la deriva general de esa masa congregada en estos lugares y en estos momentos de la historia, tratando de comprender su significado básico.

Más adelante habrá que revisar los otros reportajes que se realizarán, las evaluaciones que se propondrán, a las que esta imagen quiere contribuir. Como se dijo en alguna mesa, se trata de la construcción de un pensamiento colectivo.

En el principio era la diversidad...

Bajo el lema de Otra América es Posible, como parte de Otro Mundo es Posible, el Foro Social de las Américas se caracterizó en primer lugar por la diversidad: organizaciones sociales de todo tipo, organizaciones no gubernamentales, individuos, corrientes no clasificables, sectores organizados de las ciencias sociales, ocasionalmente algún partido político repartiendo tímidamente su propaganda, hasta desembocar en los patios de la Universidad Politécnica Salesiana en donde encontramos comida típica, artesanías, venta de libros, distribución de música, programas de radio, un sector que expone las semillas que tienen que defenderse de la voracidad de las transnacionales. El bolso blanco y el programa hacen fácilmente identificables a sus participantes.

En realidad el recuento sería interminable. En el sitio de internet del foro se puede encontrar una enumeración detallada, aunque no completa, de todos los participantes. [2]

De esta primera aproximación se desprenden algunas reflexiones:

- la diversidad es el elemento constitutivo de los Foros, tanto del mundial como de los regionales o de las nacionales; esta diversidad expresa los mil caminos que sigue la lucha contra la globalización Globalización (ver también Mundialización)

Origen y sentido de este término anglosajón: en inglés, la palabra «global» se refiere tanto a fenómenos que interesan a la (o las) sociedad(es) humana(s) a nivel del globo como tal (es el caso de la expresión «global warming» que designa el efecto invernadero), como a procesos que poseen la característica de ser «globales» únicamente en la perspectiva estratégica de un «agente económico» o de un «actor social» preciso. En lo que estamos viendo, el término «globalización» nació en las bussiness schools norteamericanas y reviste el segundo sentido. Se refiere a los parámetros pertinentes de la acción estratégica del gran grupo industrial. Lo mismo sucede en la esfera financiera. A la capacidad estratégica del gran grupo de adoptar una aproximación y una conducta «globales». En un debate público, el patrón de uno de los mayores grupos europeos explicó, en sustancia, que la «globalización» representa «la libertad para su grupo de implantarse donde quiera, cuando quiera, para producir lo que quiera, aprovisionándose y vendiendo donde quiera, y en donde tenga que soportar las menores obligaciones posibles en materia de derechos laborales y convenciones sociales» (extraido de Chesnais, 1997[a]).
neoliberal, al mismo tiempo que la consecuencia paradójica de esta, que es la tendencia a la unificación de las luchas contra el capital,
- la diversidad que trata ante todo de representarse a sí misma, de mostrarse por ella misma, sin delegaciones apresuradas, con un enorme sentimiento de precaución y de inseguridad -justificada- frente a las formas organizativas y políticas que pudieran desprenderse de aquí,
- ha sido, por lo tanto, la celebración de la diversidad, la afirmación de que el mundo es constitutivamente múltiple y variado, que la forma primaria de existencia es la particularidad de cada movimiento.

Junto con esto habrá que afirmar que con toda la fuerza posible, tanto en la acción Acción Título mobiliario emitido por una sociedad de acciones. Este título representa una fracción del capital social. En particular otorga a su titular (el accionista) el derecho a percibir una parte de los beneficios distribuidos (el dividendo) y de participar en las asambleas generales de la empresa. como en el plano discursivo -incluyendo las reflexiones que provengan de las ciencias humanas-, que cualquier proyecto de otro mundo que se quiera construir tiene que ser la afirmación, el sostenimiento, el desarrollo de la diversidad, que bajo ningún motivo, bajo ninguna razón por importante que sea deberá admitirse que uno de los elementos de la multiplicidad se levante por encima de los demás y se desemboque nuevamente en un sistema de opresión.

Es indispensable que todas las formas de existencia social se expresen, que todas sean oídas, que sus reivindicaciones sean incorporadas a las luchas en el mismo plano que las demás.

Únicamente después de esta consideración y teniéndola siempre en cuenta, habrá que plantearse los modos de emergencia de lo común, de aquello que nos une sin disolvernos.

2. Otra historia es posible.

El lema y leit-motiv de los foros sociales, Otro mundo es posible, Otra América es posible, Otra comunicación es posible y así sucesivamente, enuncia que la realidad en la que vivimos no contiene ni engloba todo, no agota el conjunto de lo que puede ser y lo que no puede ser; sino que más allá de la sociedad capitalista y de sus formas de existencia -ahora el imperialismo y el capitalismo tardío-, se abre ante nosotros otros futuros Futuros
Contrato a término
Un contrato a término o futuros (futures en inglés) es un compromiso firme de entrega normalizado, donde las características son conocidas de antemano, por una cantidad determinada de un activo subyacente definido con precisión, en una determinada fecha, denominada vencimiento, en lugar prefijado, y negociado en un mercado a término organizado. Los contratos a término son los instrumentos financieros que más se negocian del mundo.
, otras historias que van en dirección opuesta, aunque apenas si alcanzamos a ver el inicio del camino.

Del abigarrado conjunto de participantes salía un grito único dicho de muchas maneras: otra historia es posible y nosotros estamos aquí para llevarla a cabo. Más allá de las diferencias de inquietudes, de los modos de entendimiento quizás hasta contrapuestos, de la falta de un claro desarrollo de su significado, quedaba plenamente establecido esta voluntad, que no solo deseo, de negar a la realidad del capital, de su mercado, de su razón, el derecho a representar a todo el mundo y de afirmar, precisamente, que otro mundo anuncia su llegada.

A pesar de los límites, de los errores, de las confusiones, de la falta de acuerdos, que hubo y que habrán, el Foro Social de las Américas como hecho dado aquí y ahora, en Quito del 23 al 27 de julio del 2004, junto con sus eventos previos y sus consecuencias que todavía no avizoramos y ciertamente como parte del Foro Social Mundial, se convierte en anuncio de lo que él mismo propone, como primer pregón de ese otro mundo, al cual se convoca, en vista del cual estamos reunidos.

Hay que decir que los foros sociales son ya el inicio de otro mundo, el paso de la mera posibilidad especulativa, imaginada, a ese mundo como concreción, como nueva realidad, que se hacen presentes en su fragilidad, en su invisibilidad, que nada garantiza su plena permanencia, que no sabemos qué caminos tomarán. Los foros sociales son una prefiguración de las comunidades que vienen.

Como anuncio y prefiguración de Nuestra América, los foros sociales mueven la historia hacia la creación de tiempos y espacios en los que se produzcan nuevos eventos, sucesos inesperados, acciones y movilizaciones que hasta hace poco no eran posibles.

La historia de los sucesos se abre en abanico, penetra en diferentes niveles: mundiales, regionales, nacionales, locales, individuales; integra distintas reivindicaciones, coloca a unos movimientos sociales frente a otros, obliga a mirar desde la perspectiva de un nuevo internacionalismo, forza a pasar desde cada segmento al siguiente segmento o al conjunto, como, por ejemplo, el caso de la Marcha Mundial de las Mujeres o la Vía Campesina.

Junto con el desarrollo de estrategias y acciones de resistencia contra la globalización neoliberal y contra el ALCA, los foros se conforman como nuevos horizontes de sentido, crean la posibilidad de que otros discursos, otros conocimientos puedan darse; plantean a nuestro entendimiento desafíos de comprensión, retematizan las preocupaciones de las ciencias sociales.

Los foros se convierten en parte de la lucha de sentidos que se desarrolla en el mundo, como lugares privilegiados para la reconstrucción del pensamiento crítico, como espacios de resistencia contra el pensamiento único.

Sin embargo, hay que insistir en la fragilidad del momento inicial. Su consolidación será compleja y difícil, sobre todo porque hay que reinventarlo todo, para evitar cualquier recaída en los viejos problemas que las transformaciones sociales y las revoluciones han enfrentado sin poder solucionarlos.

3. El FSA como parte del Foro Social Mundial.

Sería imposible comprender el Foro Social de las Américas sin el Foro Social Mundial; ha sido este último el que ha desencadenado una serie de foros regionales que promueven intercambios de experiencias sobre preocupaciones específicas, como es el caso de la lucha contra el ALCA.

Esta relación entre los foros significa que cambios importantes se han producido, especialmente en la relación entre los procesos internacionales y los nacionales. Ha quedado lejos, esperamos, aquellas discusiones sobre la oposición entre lo nacional y lo mundial, con la supeditación de las lógicas impuestas por los estados nacionales y las luchas que de aquí se derivaban.

Las influencias son variadas, pero podemos centrarnos en las siguientes:

- hay una dinámica mundial de las resistencias a la globalización neoliberal que desencadenan procesos regionales, nacionales y globales; las luchas internacionales poco a poco tienden a convertirse en referentes de las luchas locales,
- las organizaciones sociales y no gubernamentales se orientan a construirse tanto en el plano internacional como en el nacional; vemos a una serie de organizaciones no gubernamentales crear “unidades” o instancias nacionales, tornando mucho más compleja su estructura; asistiremos en el futuro, probablemente, a la internacionalización de las luchas de prácticamente cada uno de los sectores sociales, con más o menos eficacia. Nuevamente campesinos, mujeres son un buen ejemplo, junto a los comités contra la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
externa,
- surge como exigencia de las luchas cotidianas mejores y más avanzadas formas de coordinación, especialmente en lo que se refiere a la batalla contra el ALCA.

De todas maneras, el proceso de interrelación entre las luchas internacionales y las nacionales está recién en una etapa muy inicial. En el caso ecuatoriano, para las elecciones seccionales de octubre del 2004 el movimiento indígena y los movimientos sociales han preferido alianzas con sectores burgueses que impulsan directamente los acuerdos del ALCA. En este caso le han dado la espalda a las estrategias internacionales y han privilegiado la supervivencia inmediata dentro de las reglas de juego de la democracia representativa. [3]

Si se hubiera tomado en cuenta esta articulación de las luchas internacionales con las nacionales, ¿hubiera sido diferente la táctica electoral en esta coyuntura? Y creo que la respuesta tiene que ser claramente afirmativa.

4. En búsqueda de lo común.

El Foro Social de las Américas ha sido, como lo hemos dicho, una explosión de diversidad, un estallido de las multiplicidades. Ha estado guiado por el principio de proliferación, de un estuario de un mismo río que desemboca en el mar de muchas maneras.

La propia estructura del foro, que se desarrollo a través de mesas organizadas centralmente y de eventos autogestionados, promovió muy poco los encuentros entre los diferentes movimientos, organizaciones y personas participantes.

La lógica predominante fue que cada sector, con sus intereses particulares, organizara sus propios eventos, creara su dinámica, hiciera sus diagnósticos, sus balances, estableciera sus reivindicaciones más importantes, pero que apenas si tomara contacto con las otras realidades que estaban allí presentes en el foro.

Fue paradójico, por ejemplo, lo avanzado de los debates y la propuesta de la mesa sobre Otra comunicación es posible, que se combinó con una estructura de panel de lo más tradicional; así, la mesa de comunicación no fue una buena muestra de una comunicación alternativa. No llegó a plantearse que las formas de comunicación alternativa debieron atravesar el conjunto del foro y se podría haber inventado una serie de dinámicas para permitir que las voces diversas se escucharan entre sí.

El encuentro de experiencias y voces distintas hubiera permitido avanzar hacia el encuentro de propuestas de acción comunes, de delinear formas de tornar a la resistencia eficaz, de debatir las mejores estrategias para el momento actual, de debatir hacia dónde va el movimiento y la organización de los foros.

El gran lema de Otra mundo es posible y su concreción en Otra América es posible, hubieran podido especificarse y adquirir dimensiones mucho más reales, en donde se tomaran los aportes de todos y de cada uno, pero planteándose los caminos de interrelación, las vías de emergencia de lo común y la construcción de comunidades socialistas.

Tenemos la conciencia de que estamos en una misma trayectoria: la resistencia contra la globalización neoliberal; se acepta que la declaración de principios del Foro Social Mundial es la referencia que permite saber quiénes pertenecen al foro y quiénes no, con una cierta vaguedad ciertamente; insistimos en que no solo queremos criticar sino proponer alternativas.

A pesar de esto, es indispensable desarrollar dinámicas de transversalidad y coextensividad entre los movimientos y organizaciones, al igual que un trabajo de constitución de un conocimiento colectivo.

5. Las acciones.

Sería incorrecto que se concluyera rápidamente que el Foro Social de las Américas en medio de su dispersión y diversidad, carezca de repercusiones hacia el futuro. Por el contrario, una de las consecuencias más visibles del foro es su capacidad para desencadenar nuevas movilizaciones, foros, encuentros, manifestaciones y eventos múltiples.

La iniciativa de cada una de los sectores conduce a una programación de las luchas contra la globalización neoliberal desde las perspectivas más variadas. Así, el calendario de actividades termina por llenarse de propuestas de acciones, unas más integradas e integradoras que otras; algunas que cubren a todos los sectores, otras que se centran en algún aspecto particular. [4]

Enumeramos las principales acciones acordadas en el FSA y señalamos uno de sus aspectos relevantes:

- Militarización: Campaña por desmilitarización de las Américas (CADA): centrada especialmente en la lucha contra las bases militares de Estados Unidos y contra la intervención militar.

- Marcha Mundial de las Mujeres: movilizaciones de mujeres contra el ALCA.

- Campaña por el no pago de la deuda: organización del foro contra la deuda.

- Niños y niñas: elaboración de propuesta para presentar al próximo FSM.

- CLOC / Vía Campesina: jornadas por la soberanía alimentaria, organización de diversas campañas.

- Campaña por el Derecho a la comunicación: campaña por la democratización de los medios.

- Campaña de videos documentales sobre las luchas sociales: constitución de una red alternativa a los medios de comunicación tradicionales.

- Campaña por acceso a medicamentos de las Américas: campaña por el derecho a la salud y por el acceso a medicamentos.

- Diálogo Sur - Sur / GLBT: defensa de la diversidad sexual.

- Jóvenes: participación organizada de los jóvenes a los foros.

- Estudiantes: organización de congreso de estudiantes latinoamericanos.

- Plataforma energética de los pueblos de AL: organización de foro energético.

- Foro por la Humanidad: apoyo a las luchas con el ALCA y el TLC.

- Campaña Continental de Lucha Contra el ALCA: programaciones de movilizaciones en diversos lugares y fechas.

- Movimientos sociales urbanos de Latinoamérica y Alianza Internacional de Habitantes: luchar por Otra ciudad es posible.

- Asamblea de los Pueblos del Caribe: programación del Foro Social del Caribe.

-  Pueblos indígenas y afrodescendientes: lucha por la autodeterminación.

En este contexto, las acciones con el ALCA y contra los TLC son la columna vertebral, que permite articular la diversidad de las luchas y empujarlas hacia mejores y mayores mecanismos de coordinación.

Estas acciones acordadas son:

- 29 de agosto: Acción continental de protesta y de solidaridad con los hermanos(as) estadounidenses que se movilizarán en Nueva York en ocasión de la convención republicana en contra de la reelección de Bush.

- 13 de septiembre: Jornada contra el TLC Andino. Con especial énfasis en las acciones que se realizarán en Puerto Rico, sede de la ronda de negociaciones.

- 12 de octubre: jornada de movilización continental contra los TLCs.

- 23 a 26 de octubre: Movilización o Cumbre paralela a la reunión de negociación del TLC Andino en Guayaquil, Quito.

- 19 de noviembre: Santiago de Chile, movilizaciones y actividades paralelas a la reunión de presidentes de la APEC.

- 1 de enero 2005: Fiesta por la conmemoración del incumplimiento del plazo de entrada en vigencia del ALCA

Esta es una muestra de que tanto la conciencia como el estado de ánimo de las masas ha cambiado radicalmente, pasando de una sensación de derrota a una reafirmación de la capacidad de resistir a la globalización y a la apertura de la construcción de alternativas que conduzcan a otra América.

La autoactividad de las masas aún carece de una direccionalidad clara, exceptuando ciertos aspectos centrales, como es la lucha contra el ALCA o contra la deuda externa. En el plano organizativo, el futuro es todavía más incierto y queda abierto a recorridos. La pregunta clave es quizás si desembocarán en la reinvención de formas de poder popular, de consejos populares, o si, por el contrario, tenderán a convertirse en organismos de negociación gremial tanto con los estados como con los organismos internacionales del capital.

En medio de los dos extremos caben todas las variantes; sin embargo, hay que poner sobre el tapete esta discusión para saber qué líneas se impulsan, que formas de lucha se privilegian, qué negociaciones son aceptables y cuáles no; qué tipo de oposición se establecerán con los Estados y los organismos internacionales una vez que la oleada de movilizaciones obligue al poder a tomarlos en cuenta.

Es en este contexto en el que cabe señalar que la estrategia centrada en la resistencias se acompaña de la búsqueda de alternativas a la sociedad construida por la globalización neoliberal. No solo se resiste, también se construye otra realidad, que va emergiendo de modo antagonista con la anterior.

Los dos procesos están íntimamente vinculados, el uno no puede estar sin el otro. Mientras se resiste se ponen las bases de la comunidad que viene, por eso es decisivamente importante la forma en que se resiste, las relaciones que se establecen mientras se resiste, los mundos que se van creando a medida que la resistencia se amplía, los territorios que se construyen en medio de la resistencia.

No hay posibilidad de una “toma del poder” que se pregunta al día siguiente qué sociedad se quiere construir; es fundamental que desde el inicio se vaya prefigurando esa nueva comunidad, para evitar las recaídas autoritarias y totalitarias.

En la programación del Foro Social de las América se tuvo plena conciencia de la necesidad de combinar las luchas de resistencias con la propuesta de alternativas; podemos anotar algunos ejemplos:

- Otros caminos de integración regional.
- Justicia económica y justicia de género: ¿cómo redistribuir responsabilidades, tiempos, recursos y reconocimientos?
- La otra economía: alternativas para organizar la producción, la reproducción, el intercambio, las finanzas. Economía solidaria. Sostenibilidad ambiental y económica.
- Soberanía alimentaria: propuesta estratégica para el campo y la ciudad, para el Norte y el Sur. ¿Cómo construirla?
- Ética y política de la democracia que queremos.
- Medios independientes, alternativos y comunitarios.
- Propuestas alternativas de pueblos indígenas y afro descendientes ante la globalización. [5]

6. Tematizaciones.

Como forma inicial de poder constituyente, junto con el Foro Social Mundial, el Foro Social de las Américas, su emergencia crea tanto un campo para que nuevas experiencias sean posibles. Una nuevo horizonte para que otros sucesos se produzcan se abre.

Sobre la base de este campo de experiencias abierto por el FSA, el horizonte de sentido existente cambia radicalmente; se expande, se ensanche, crea agujeros en la razón occidental y levanta las barreras colocadas que impedían el desarrollo del pensamiento crítico.

No solo transforma el estado de ánimo de los masas y de los intelectuales, sino que tematiza el espacio del pensamiento crítico, colocando frente a él tareas que habían sido dejadas de lado o que simplemente no estaban colocadas como retos actuales para la humanidad.

Por lo tanto, surgimiento de un campo de experiencias hasta ahora inéditas y de un horizonte de sentido, en donde las temáticas, los problemas, los debates se ubican -y deben contextualizarse-, como su referente obligado. El futuro del Foro Social Mundial y del Foro Social de las Américas depende tanto de lo que hagamos como de la teoría que produzcamos que alcance a iluminar el camino que debemos seguir.

Señalemos algunas de estas tematizaciones que emergieron del Foro Social Mundial y que esperan su desarrollo:

- Otra ciencia social social es posible, que esté orientada hacia la comprensión y transformación de nuestra realidad, primero como resistencia y luego como generadora de alternativas al capital y a su razón.

- La necesidad de superar las dicotomías que nos impiden avanzar: público/privado, societal/comunal, sociedad civil/sociedad política, movimiento/partido, acción/discurso, global/local, que son disyunciones insostenibles, en la mayoría de casos paralizadoras de la acción.

- Resolver el problema de la política. El FSA es un hecho político, pero: ¿de qué política se trata? ¿Hay que construir organizaciones revolucionarias de nuevo tipo acorde con las exigencias actuales? Es indispensable deshacer las confrontaciones entre social y político, para dar paso a nuevas imágenes de comunidades políticas, comunidades de sentido, comunidades de acción...

- Otras esferas de lo público, que no son exclusivamente las del Estado. Abrir el campo de lo público, para mostrar su variedad y riqueza tanto de experiencias como de discursos.

- Reflexionar sobre la evolución de las organizaciones no gubernamentales que participan en los foros y debatir ese particular lugar que ocupan entre lo estatal y los movimientos sociales.




Notas

[1Una de las situaciones que más debería tratar de evitarse son las revisiones sumarias del foro que no muestren la complejidad de sus tendencias y la multiplicidad de entradas que caben; solo así se hará justicia a un evento de esta magnitud y profundidad. Desde luego, será igualmente importante analizar las miradas sectoriales que se elaborarán a partir del evento.

[2La dirección del FSA es: www.forosocialamericas.org.

[3En el caso del PT brasileño, con el gobierno de Lula, la situación ha sido todavía más catastrófica: un partido obrero y popular administrando de la mejor manera los negocios del capital.

[4El calendario completo de actividades se puede consultar en: www.forosocialamericas.org.

[5Tomado de: www.forosocialamericas.org.

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

8 rue Jonfosse
4000 - Liège- Belgique

00324 60 97 96 80
info@cadtm.org

cadtm.org