¿Será ciudadana la auditoria de la Generalitat?

1ro de febrero por Manuela López Andujar , Fernando Patón Villarroya , Manuel Girón , Andreu Tobarra

En la sesión de las Corts del 29 de octubre de 2015 se aprobó la Moción 1/IX, sobre la realización de una auditoría ciudadana de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
. Esta moción se hizo en cumplimiento del “Acuerdo del Botánico” llevado a cabo entre Podemos, PSPV i Compromís. Desde la PACD-PV saludamos la iniciativa.

Porque se necesita una auditoria ciudadana? El nuevo consell del País Valencià se ha encontrado con que la deuda de la Generalitat asciende a más de 40.000 millones de euros, lo que supone prácticamente el 40% de su producto interior bruto anual. Esto significa que cada valenciana, tiene una carga de más de 8.000 € de deuda sobre sus hombros. La progresión de la deuda es notable (en el 2005 era 10.532 y en el 2010 de 20.119 millones de euros) y, por tanto también la del pago de sus intereses. Esta deuda provoca un colapso presupuestario a la Generalitat. Conocer los por qués de como se ha llegado a esta situación es algo que necesita saber la ciudadanía, ya que ésta es quien debe decidir que hacer con la deuda. Esta moción puede abrir la puerta a la identificación de la parte ilegítima o ilegal de esta deuda.

La Generalitat, en estos últimos años, ha visto disminuir sus ingresos de forma ilegítima. La Generalitat recibe menos dinero del gobierno central tanto por una infrafinanciación histórica como por una disminución de las transferencias derivada de la crisis del 2008. Esta disminución de las transferencia de dinero se debe, en primer lugar, a la decisión política de los gobiernos estatales de disminuir la recaudación fiscal sobre los más ricos y de proteger sus patrimonios durante este periodo de “crisis”. Esta política fiscal discriminatoria ha sido secundada por el gobierno del País Valencià (por ejemplo, con la exención del Impuesto sobre el Patrimonio cuando lo podía haber mantenido y con la congelación de los tipos de gravamen a las rentas altas cuando los podía haber subido). La disminución de ingresos también se debe a la falta de persecución del fraude fiscal de las grandes empresas. Esta debilidad recaudatoria se vio agravada con el aumento de la deuda pública derivada del rescate de la deuda privada de bancos y grandes empresas realizada por la administración central. La disminución de transferencias desde la administración central del estado -que se añade a una deuda histórica Deuda histórica

Es la deuda contraída fundamentalmente durante el colonialismo con los países y pueblos pertenecientes a las antiguas colonias, por la invasión y conquista de sus territorios, así como por la explotación de sus poblaciones y recursos. En la actualidad, esa deuda continúa acumulándose a través de las acciones de las empresas transnacionales, las políticas comerciales y migratorias y otras instituciones supranacionales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial o la Organización Mundial del Comercio.

Incluiría entre otros aspectos :

  • Expolio de recursos naturales
  • Genocidios
  • Esclavitud
  • Exterminio cultural y religioso
de 1000 millones anuales- ha obligado a pedir préstamos, y a aumentar, por tanto, la deuda de la Generalitat y los intereses que paga por ella. Como vemos, la parte importante del origen de la deuda radica en la política llevada a cabo por el gobierno del estado.

Además, parte del dinero público puede haberse gastado de forma como mínimo ilegítima. Algunos ejemplos. El pago de los conciertos con las grandes empresas aseguradoras dueñas de las concesiones de los hospitales de Alzira, de Elx, de Torrevella y de Dènia. El pago de los conciertos con las empresas privadas a las que se ha cedido la realización de resonancias, ya que como mostró la Sindicatura de Comptes esta concesión es más cara que el servicio público. El pago de negocios ilegítimos, y de una legalidad que hay que probar, como la Fórmula 1, la Ocean Volvo Race, el aeropuerto de Castelló, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, los sobrecostes de empresas públicas como Ciegsa, etc … Esto son gastos que no cubren necesidades básicas de la población. Esta disminución de ingresos y el aumento de gastos ilegítimos es el origen de recortes que todas padecemos.

Pero al tiempo que saludamos la iniciativa vemos que la misma tiene limitaciones importantes. Le dicen “ciudadana”, pero, desde nuestro punto de vista, esta auditoría la ciudadanía está de espectadora. La moció consta de 5 puntos y en 3 de estos el papel de la ciudadanía queda restringido. El punto 3 plantea que “se pondrá en marcha un órgano de fiscalización externa que realizará una auditoría pública” sin clarificar su composición. El punt 4t plantea que “se apoyará en y tomará como base los informes de los organismos creados al efecto en nuestro Estatuto de autonomía”. Eso quiere decir que la comisión ciudadana -si existe- no podrá establecer las preguntas y los criterios de ilegitimidad, así como que no tendrá acceso a los documentos y contratos, sino sólo a los informes ya hechos por las sindicaturas. De ser así, la comisión de auditoría estaría dirigida, en realidad, por los grupos políticos que han controlado (legalmente) el funcionamiento de estas instituciones.

Tampoco tendríamos acceso a documentos e información que nos permita establecer la ilegalidad de las acciones del gobierno valenciano del pasado. El punto 5 no tiene que ver con una auditoría ciudadana, ya que establece que, para un futuro, “se reforzarán los medios que poseen dichas instituciones”. Esto, en realidad, no significa nada, ya que el funcionamiento de estas instituciones va comandado por la actividad de los partidos mayoritarios de les Corts.

Por último, No hay ninguna referencia a las decisiones que puedan y deban tomarse al respecto del informe final, ni sobre las consecuencias de las ilegitimidades que se establezcan en torno a la deuda. ¿Cómo va a deliberar la ciudadanía sobre él?, ¿Con que plazos y procedimientos? ¿sus decisiones serán vinculantes? ¿Se le dará al informe final la presentación social que requiere?… etc

Por todo ello, el saludo inicial que hacemos desde la PACDPV no debe entenderse como un cheque en blanco. Las insuficiencias que hemos detectado consideramos que desactivan el potencial de salud y empoderamiento público que pudiera tener una auditoría ciudadana.

Moción 1/IX, sobre la realización de una auditoría ciudadana de la deuda en cumplimiento del Acuerdo del Botánico, aprobada por el Pleno de Les Corts, en la sesión de 29 de octubre de 2015.


PLENO DE LES CORTS

El Pleno de Les Corts, en la sesión de 29 de octubre de 2015, ha debatido la moción subsiguiente a la Interpelación al Consell sobre la política general del Consell con respecto a la realización de una auditoría ciudadana de la deuda, en cumplimiento del Acuerdo del Botánico, presentada por el Grupo Parlamentario Podemos-Podem (RE número 3.788), la enmienda presentada por el Grupo Parlamentario Socialista (RE número 4.270) y la enmienda transaccional presentada por los grupos parlamentarios Socialista, Compromís y Podemos-Podem, y por los grupos parlamentarios Popular y Ciudadanos sólo a los efectos de su tramitación.

Finalmente, de acuerdo con el artículo 151.3 del RC, ha aprobado el texto de la enmienda transaccional, incorporado en la siguiente moción:

MOCIÓN

Les Corts instan al Consell a:

1. Presentar un calendario y una metodología para hacer una auditoría ciudadana de la deuda, en la que se garantice el máximo conocimiento y la participación de la ciudadanía y la sociedad civil en todas las fases.

2. Igualmente, se garantizará que los resultados y los informes de la mencionada auditoría se presentan de forma comprensible para la ciudadanía para dotarla de una transparencia efectiva.

3. Para la realización de la auditoría ciudadana se pondrá en marcha un órgano de fiscalización externa que realizará una auditoría pública de la deuda en la que se abrirá el control y la auditoría a colectivos sociales y profesionales sin ninguna vinculación con las entidades con implicación en el organismo objeto de estudio.

4. Esta auditoría se apoyará en y tomará como base los informes de los organismos creados al efecto en nuestro Estatuto de autonomía y en la legislación autonómica correspondiente, es decir, la Sindicatura de Comptes, la Intervención General de la Generalitat y el Síndic de Greuges, órganos con plena autonomía y transparencia en el ejercicio de sus competencias.

5. Para el establecimiento de controles permanentes a la actividad de la Generalitat y de su deuda, se reforzarán los medios que poseen dichas instituciones, con el objetivo de dotar a los organismos de la Generalitat Valenciana de una fiscalización ágil, efectiva y estable en el tiempo.

Palau de les Corts

Valencia, 29 de octubre de 2015

El presidente
Enric Morera i Català

El secretario primero
Emilio Argüeso Torres

BOCV 30/IX de fecha 05.11.2015


Ver en línea : PACD

Artículo publicado en el levante y en el diario información

Otros artículos en español de Manuela López Andujar (2)

Otros artículos en español de Fernando Patón Villarroya (1)

Otros artículos en español de Manuel Girón (4)

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org