Comunicado de prensa

Solidaridad con la resistencia del pueblo palestino frente a las atrocidades cometidas por el ejército israelí

17 de enero de 2009 por CADTM


La agresión israelí no es una guerra, ni de defensa ni de protección para sus ciudadanos, lo que está cometiendo Israel en Gaza es una carnicería:

- Bombardeo de la zona más densamente poblada del mundo (donde la mitad de sus habitantes son niños) utilizando armas prohibidas, como el fósforo blanco, el uranio empobrecido, las bombas de fragmentación o con alta densidad de partículas metálicas.

- Exterminio de familias enteras, quemadas vivas y enterradas bajo los escombros de sus casas después del lanzamiento de esas bombas prohibidas desde aviones F-16 y helicópteros Apaches estadounidenses.

- Bombardeo de escuelas, hospitales, mezquitas, prisiones, infraestructura civil (carreteras, puentes, universidades, inmuebles civiles).

- Bloqueo alimentario y energético en pleno invierno de un millón y medio de personas encerradas en una gigantesca «ratonera».

- Ametrallamiento de convoyes de las Naciones Unidas, del Comité Internacional de la Cruz Roja, de ambulancias... provocando la muerte de médicos y personal sanitario.

Es una masacre que, oficialmente, tiene por objetivo a los milicianos de Hamas... pero ¿cómo se puede identificarlos? En ese escenario todos los palestinos están, potencialmente, en el punto de mira.

Hace ya cinco años, el gobierno israelí definía en bloque la Franja de Gaza, mujeres y niños incluidos, como una entidad hostil, cuya erradicación era legítima. La actual matanza nos permite decir que aquello no era una metáfora, sino un plan de acción Acción Título mobiliario emitido por una sociedad de acciones. Este título representa una fracción del capital social. En particular otorga a su titular (el accionista) el derecho a percibir una parte de los beneficios distribuidos (el dividendo) y de participar en las asambleas generales de la empresa. . Hablar de guerra significaría que los palestinos de Gaza tendrían una mínima capacidad de contraataque. Sin embargo, sólo disponen de un armamento primitivo, cuya capacidad de daño es mínima. En ese sentido, comparar el bombardeo masivo de Gaza con los cohetes lanzados por pequeños grupos de militantes, como la Jihad islámica, no tiene ningún fundamento. Los cohetes palestinos hasta ahora causaron cinco víctimas israelíes, mientras que un sólo bombardeo aéreo, el del sábado 27 de diciembre, produjo más de 200 víctimas. No existe simetría militar entre Palestina e Israel, pero, sobre todo, no hay ninguna simetría moral.

Gaza es actualmente a la vez la Guernica de la guerra civil española y el Gueto de Varsovia. Y mientras que a los periodistas se les prohíbe acceder e informar, Israel acumula las violaciones masivas de derechos humanos, civiles, sociales, económicos, políticos y culturales. Silencio, se mata.

Con total desprecio de la Convención de Ginebra, Israel comete, en efecto, crímenes de guerra y contra la humanidad, con el apoyo activo Activo En general, el término “activo” hace referencia a un bien que posee un valor realizable o que puede generar ingresos. Por el contrario, hablamos de “pasivo”, es decir la parte del balance compuesta por los recursos de los que dispone una empresa (capital propio aportado por los socios, provisiones por riesgos y gastos, así como las deudas). o el silencio cómplice de los gobiernos de las grandes potencias:

*La Unión Europea, siguiendo la iniciativa de Nicolas Sarkozy y Bernard Kouchner, acaban de reforzar el tratado de cooperación con Israel, cuya suspensión había reclamado el Parlamento Europeo.

* El apoyo activo y criminal de Washington (ya sea George W. Bush o Barack Obama).

Por lo tanto, denunciamos la indecencia y la hipocresía moral de equiparar los cohetes artesanales lanzados por Hamas u otras organizaciones y el diluvio de bombas que se abate sobre Palestina en este momento.

Hay que decirlo y repetirlo: los lanzamientos de cohetes no son, como nos quieren hacer creer ciertos diplomáticos europeos, unas provocaciones que no tienen explicación, sino una respuesta, por cierto bastante irrisoria, hay que reconocerlo, a un embargo salvaje impuesto por Israel desde hace una año y medio al millón y medio de pobladores de la Franja de Gaza, niños, ancianos y mujeres incluidos, con la colaboración criminal de Estados Unidos y también de Europa.

Al igual que el ataque al Líbano en 2006, la agresión israelí se enmarca en la guerra global, permanente y preventiva, de los estrategas neoconservadores del gobierno de Tel Aviv.

Apoyamos la resistencia palestina frente a las agresiones sistemáticas de la que es objeto por parte de las autoridades israelíes y de su ejército. Apoyamos firmemente el derecho del pueblo palestino a un Estado para vivir en paz en su territorio.

Una guerra para apropiarse de las riquezas naturales de Palestina

Al horror del crimen hay que agregarle la vileza de sus motivaciones inmediatas: en menos de dos meses se realizarán en Israel elecciones y las víctimas palestinas son también argumentos electorales. Los mártires del ataque israelí en Gaza son objeto de una competencia mediática entre Ehoud Barak, Tsipi Livni y Ehoud Olmert, a ver quién es más firme en la brutalidad. El criminal de guerra que dirige el Partido Laborista, o más bien lo que queda de él, se regocija de haber ganado cuatro puntos en los sondeos. Pero además de los motivos electorales, existen objetivos económicos.

A lo largo de la costa de Gaza, sólo a algunos cientos de metros, en los límites de la soberanía marítima reconocida a los Estados, existen inmensos yacimientos de gas natural. Desde hace años, se desarrollan negociaciones entre British Gaz, Israel y la Autoridad Palestina sobre estos yacimientos, aunque pertenezcan al pueblo palestino. Los potenciales beneficios de su explotación se calculan en más de 4.000 millones de dólares. También podrían abastecer hasta el 10 % de las necesidades energéticas de Israel, y a un precio ventajoso, ya que, aparte de su cercanía, las condiciones tarifarias serían negociadas al margen del mercado.

Si bien estas negociaciones están por el momento suspendidas y encima de estos yacimientos, que podrían contribuir a restablecer un poco el bienestar social y económico de los palestinos, no existe hoy ninguna plataforma de prospección o de explotación, ni tampoco se construye gasoductos... sólo está presente la marina israelí, bombardeando sin cesar a la población civil palestina.

Paz y justicia ante todo

Desde hace mucho tiempo denunciamos los crímenes cometidos por el Estado de Israel contra Palestina y el Líbano. Actualmente, más que nunca, unimos nuestras voces al clamor mundial que exige el fin inmediato de la agresión criminal del Tsahal (fuerzas armadas israelíes) contra el pueblo palestino, el retiro de sus tropas, que han perdido toda la moralidad humana, el levantamiento inmediato del bloqueo inhumano impuesto a un millón y medio de personas, y la libertad de circulación en la frontera egipcia.

Después de la aplicación de estas primeras medidas fundamentales, reclamamos un embargo total y absoluto sobre la venta de armas al Estado de Israel y la puesta en marcha de un boicot internacional cultural y económico como el que fue decretado por las Naciones Unidas contra el Estado racista de Sudáfrica.

Siguiendo el ejemplo de Venezuela, instamos a las naciones que se declaran civilizadas a que también expulsen a los diplomáticos israelíes presentes en su país y a la Comunidad Europea que suspenda de forma inmediata sus acuerdos económicos con Israel.

Exigimos la formación inmediata de una Comisión Internacional de Investigación sobre los crímenes de lesa humanidad y de guerra que se perpetran en el territorio palestino. Pedimos que esta Comisión esté acompañada del despliegue de una fuerza capaz de proceder a la detención y encarcelación preventiva de los militares, dirigentes políticos y otros actores que puedan ser procesados por esos hechos, para luego ser juzgados por la Corte Internacional de Justicia o la Corte Penal Internacional, o un tribunal internacional ad hoc (ya que Israel rechaza la competencia de la CPI).

Para una paz definitiva, actuemos para que se imponga a Israel el desmantelamiento de todas sus colonias en Cisjordania y el derribo del Muro de la Vergüenza. Para que se lo obligue a devolver todas las tierras confiscadas a los palestinos, indemnizándolos por los centenares de miles de olivos y árboles frutales arrancados, por los miles de granjas y pozos de agua destruidos, por los daños ecológicos infligidos a su ambiente.

El pueblo palestino no debe nada

Debemos aportar toda nuestra experiencia y nuestra capacidad de análisis para investigar y denunciar los crímenes económicos sufridos por el pueblo palestino desde hace décadas. Ello servirá para ayudar a la calificación como deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
odiosa, deuda de guerra, deuda ecológica Deuda ecológica Es la obligación de restitución contraída como consecuencia de la degradación del medio ambiente y la bio-diversidad, de la emisión de residuos, así como del agotamiento, apropiación y control de los recursos naturales, animales y de conocimientos ancestrales.

Englobaría, entre otros aspectos : Destrucción de la biodiversidad y los ecosistemas por su sobreexplotación ; Deuda del carbono ; Exportación de residuos ; Biopiratería
, deuda histórica Deuda histórica Es la deuda contraída fundamentalmente durante el colonialismo con los países y pueblos pertenecientes a las antiguas colonias, por la invasión y conquista de sus territorios, así como por la explotación de sus poblaciones y recursos. En la actualidad, esa deuda continúa acumulándose a través de las acciones de las empresas transnacionales, las políticas comerciales y migratorias y otras instituciones supranacionales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial o la Organización Mundial del Comercio.

Incluiría entre otros aspectos : Expolio de recursos naturales ; Genocidios ; Esclavitud ; Exterminio cultural y religioso
y deuda colonial a cada una de las deudas que algunos prestamistas querrían recuperar ilegítimamente.

Vigilemos que Palestina no pague ni un céntimo que se le pueda reclamar como deuda, si la misma no está justificada.

El pueblo palestino es acreedor neto

Vigilemos también que el Estado de Israel sea considerado deudor de las sumas necesarias para reparar íntegramente los inmensos daños de guerra infligidos al pueblo palestino así como la reconstrucción de Palestina mediante un fondo alimentado por el Tesoro israelí, de la misma manera que Alemania pagó durante décadas indemnizaciones a Israel después de la segunda guerra mundial.

Digamos bien alto que Estados Unidos debería participar en la financiación de este fondo debido a su complicidad militar y criminal con Israel: más del 90 % del equipamiento del ejército israelí es de tecnología o de fabricación estadounidense. En este mecanismo de reparaciones, debe haber una parte encargada del retorno de los refugiados y de su indemnización. Este fondo debe ser gestionado para y por el pueblo palestino.

Pero lo urgente hoy es detener la masacre.

Convocamos a todas las organizaciones sindicales, a todos los partidos políticos, ayuntamientos, administraciones territoriales, empresas, y ciudadanas y ciudadanos del mundo a denunciar la acción criminal del 4º ejército del mundo contra todo un pueblo, y a comprometerse al lado del pueblo palestino.

Sin justicia no habrá paz.

Todos y todas somos palestinos.

Lista provisoria de firmantes de organizaciones miembros de la red CADTM internacional www.cadtm.org :

CADTM Bélgica; CADTM Francia; Reseau National Dette et Developpement (RNDD-Níger) ; VAK India ; CADTM Pakistán ; Cercle d’auto Promotion pour le Developpement Durable (CADD-Benín), ATTAC Togo, CADTM - Suiza, FNDP (Costa de Marfil), ROAD (Réseau Ouest Africain pour le Développement), ATTAC-CADTM Maroc, CERIDA (Guinée – Conakry), Plateforme haïtienne de Plaidoyer pour un Développement Alternatif (PAPDA) Haïti, Solidaires-Pointe-Noire (Congo Brazzaville), CADTM Lubumbahsi (AMSEL- RDC), APASH Brazzaville (Congo Brazzaville), RAID ATTAC Tunisie, CADTM Tunisie, Coalition des Alternatives Africaines Dette et Developpement (CAD-Mali) APASH Brazzaville (Congo Brazzaville), Red venezolana contra la deuda (Venezuela), Attac Argentina.

Otras firmas:
Citizens Against Zionist Aggression ( Pakistan), Comité International Education pour la Paix (Massimo de Santi) (Italy), Ligue internationale Femmes pour la Paix et la Liberté ( Italy / Gianna Pagani-Wilpf), Corriente Roja ( Angeles Maestro / España), Peter Custers ( Chercheur / Netherlands ) antimil chez hotmail.com, Forum social autrichien ( Leo Gabriel ) gabriel.lai chez magnet.at , François Houtart, Réseau pour le Développement Local et l’Autopromotion de la Femme, de l’Enfant et de la Famille (RDL/AFEF), Alliance contre la Pauvreté au Mali (AP/Mali), Proyecto Utopia/Tercer camino (Venezuela), Franck Gaudichaud, Rebelión, Eduardo Lucita, EDI et Espacio Otro camino para superar la crisis (Argentina), Claudio Katz, EDI (Argentina), Julio Gambina FISyP/Attac (Argentina), Beatriz Rajland, FISyP/Attac (Argentina), Maria-Elena Saludos, Attac (Argentina), Todos por la patria (Paraguay), José Martinez Cruz, coordinador Foro social mundial en Morelos (Méjico), Tárzia Maria de Medeiros, Marcha mundial de mujeres (Brazil), Pedro Urbina, Enrique Gonzales, Gidalsy Jímenez, Pedro Reyes, Alejandro Gónzalez, José Guerrero, Arturo Albarán, Coromoto Hernández, Itzamana Núnez, Karibay Núñez, Miguel Angel Núñez, todos del Instituto para la Producción e Investigación de la Agricultura Tropical (IPIAT) (Venezuela), Martin Mantxo, Ekologistak Martxan (Euskal Herria/País Vasco), Guillermo Parodi, professor de universidad (Paraguay), Detman Mirabal Arismendi, abogado y escritor (Venezuela),
Jorge Marchini, profesor de economia de la Universidad de Buenos Aires (Argentina), Margarita Aguinaga, Colectivo feminista y CADTM Ecuador, Oscar Andino, radio comunitaria Raices (Uruguay)

Mandar firmas a virginie chez cadtm.org



Traduccion(es)

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org