Serie: El relato de la crisis griega por Yanis Varoufakis: un testimonio que va en su contra

Varoufakis se rodeó de asesores que actuaban como guardianes del orden dominante

Cuarta parte

29 de enero por Eric Toussaint


Si vosotros no habéis leído todavía Comportarse como adultos de Yanis Varoufakis, pedidlo en vuestra librería. Se lee como si fuera una novela policial política: hay suspense, vaivenes, traiciones… El enorme interés de este libro proviene de que el autor nos da su versión de unos acontecimientos que influyeron e influyen todavía en la situación internacional, particularmente en Europa —aunque también más allá de sus fronteras— ya que la decepción provocada por la capitulación del gobierno de izquierda radical griego afectó profundamente a la gente.

La serie de artículos que dedico al libro de Varoufakis constituye una guía para lectores y lectoras de izquierda que no quieren contentarse con la narración dominante, dada por los grandes medios y los gobiernos de la Troika, lectores y lectoras que tampoco les satisface la versión dada por el exministro de Finanzas. Como contrapunto del relato de Varoufakis, indico acontecimientos que él pasa en silencio y expreso una opinión diferente de la suya sobre lo que habría que haber hecho y sobre lo que hizo. Mi relato no sustituye al suyo: se leen en paralelo.

Otros artículos de la serie:





El reto de la crítica de la política que llevó a cabo el gobierno griego en 2015, no consiste principalmente en determinar las responsabilidades respectivas de Tsipras o de Varoufakis como individuos

Es esencial tomarse el tiempo de analizar la política puesta en práctica por Varoufakis y el gobierno de Tsipras puesto que, por primera vez en el siglo xxi, un gobierno de izquierda radical fue elegido en Europa. Comprender los fallos y sacar conclusiones de la manera en que ese gobierno afrontó los problemas que encontraba, son de la mayor importancia si no queremos toparnos con un nuevo fiasco. En otros países de Europa, una mayoría del electorado podría hacer llegar al gobierno a fuerzas de izquierda, que prometan romper con la larga noche neoliberal. Esos países no son, por cierto, muy numerosos pero existen. De todas maneras, incluso en los lugares donde la posibilidad de conseguir al gobierno es muy limitada, es fundamental presentar un programa coherente de medidas que deberían ser tomadas por un gobierno tan fiel al pueblo, como los actuales al gran capital.

La crítica que hago de las opciones que tomó Varoufakis, es precisa y dura, sin concesiones. No obstante, Varoufakis se tomó el trabajo de comunicar lo que él considera su parte de verdad. Y corrió riegos al hacerlo. Si no hubiese escrito este libro, muchos hechos importantes hubiesen quedado ocultos. No podemos esperar que Tsipras nos ofrezca seriamente su versión de lo que pasó. A Tsipras le es imposible relatar su acción Acción Título mobiliario emitido por una sociedad de acciones. Este título representa una fracción del capital social. En particular otorga a su titular (el accionista) el derecho a percibir una parte de los beneficios distribuidos (el dividendo) y de participar en las asambleas generales de la empresa. y justificarla. Si llega el día en que firma una crónica de lo pasado, habrá sido escrita por algún otro y estará llena de lugares comunes.

También es necesario hacer una distinción entre Tsipras y Varoufakis: el primero firmó el tercer memorando y lo hizo aprobar en el parlamento griego, el segundo se opuso a ese memorando, abandonó el gobierno el 6 de julio y, como diputado, votó en contra del mismo el 15 de julio de 2015.

El reto de la crítica de la política que llevó a cabo el gobierno griego en 2015, no consiste principalmente en determinar las responsabilidades respectivas de Tsipras o de Varoufakis como individuos. Lo fundamental es analizar la orientación político-económica que fue puesta en práctica, con el fin de determinar las causas del fracaso, de ver qué otras opciones se podrían haber tomado y sacar lecciones sobre lo que un gobierno de la izquierda radical puede hacer en un país de la periferia de la zona euro.

En esta parte, presentamos a los asesores con los que se rodeó Varoufakis. Cabe señalar que desde la etapa de selección de sus principales asesores, Yanis Varoufakis se rodeó de personas poco dispuestas a realizar las promesas de Syriza (lo menos que se puede decir), y a poner en marcha políticas alternativas con el fin de sacar a Grecia del control de la Troika Troika Troika : el Fondo Monetario Internacional, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo .


Los asesores del ministro Yanis Varoufakis

En su libro, Varoufakis describe al equipo de sus asesores directos y lejanos. La manera en la que se constituyó el equipo fue muy mala. La lógica que presidió la elección de las personas explica en parte el fracaso resultante. No fue el elemento determinante, pero ejerció su función.

JPEG - 46.5 KB
Alekos Papadopoulos

Para designar un viceministro de Finanzas, a cargo de supervisar el Tesoro, o sea, un puesto de la máxima importancia, Varoufakis nos cuenta que consultó con Alekos Papadopoulos, un ex ministro de Finanzas de los años 1990, proveniente del PASOK. Varoufakis explica que había colaborado con Papadopoulos en la redacción del programa económico que Yorgos Papandreu presentó en las elecciones de 2004, ganadas por los conservadores de Nueva democracia. Syriza, que se presentaba por primera vez, había obtenido 6 diputados y el 3,3 % de los votos. Nueva democracia de Karamanlis había obtenido el 45,4 % y el PASOK liderado por Papandreu el 40,5 % de los sufragios.

Varoufakis escribe: «Papadopoulos estaba en la oposición en relación a Syriza, pero estaba preparado a apoyarme personalmente y me prometió encontrarme a alguien. […] Esa misma noche, me envió un sms dándome el nombre de Dimitris Mardas » [1] Varoufakis contactó directamente con Mardas y le ofreció el cargo de viceministro de Finanzas.

JPEG - 41.8 KB
Dimítris Márdas

Pero debemos saber que el 17 de enero de 2015, ocho días antes de la victoria de Syriza, Mardas había publicado un artículo particularmente agresivo sobre la diputada de Syriza Rachel Makri con el título: «Rachel Makri vs. Kim Jong Un y Amin Dada». El artículo concluía con una pregunta muy elocuente (subrayada por el propio autor): «¿Estos son los que nos gobernarán?». Diez días más tarde, ese mismo Mardas se convertía, gracias a Varoufakis en ministro suplente de Finanzas. Varoufakis explica en su libro que, después de un mes como ministro, se dio cuenta de que no había hecho una buena elección. Señalemos que Madras, que apoyó la capitulación de julio de 2015, fue elegido diputado de Syriza en las elecciones de septiembre de 2015. Papadopoulos también respaldó el tercer memorando, de julio de 2015. [2]

Varoufakis explica que, en segundo lugar, tenía que elegir el Presidente del Consejo de economistas. Se dio cuenta que, para ese puesto, el viceprimer ministro Dragasakis ya había elegido, en su nombre, a George Chouliarakis. Este era un economista en la treintena que había enseñado en la Universidad de Manchester, antes de ser transferido al Banco Central Banco central Entidad que, en un Estado, se encarga generalmente de la emisión de billetes de banco y del control del volumen de moneda y crédito. En España es el Banco de España quien asume dicho rol, bajo el control del Banco Central Europeo (BCE, ver más abajo).

El Banco Central de un país gestiona la política monetaria y tiene el monopolio de la emisión de la moneda nacional. Proporciona moneda a los bancos comerciales a un precio determinado por las tasas directoras, que son fijadas por el proprio banco.
griego. Chouliarakis tuvo un papel nefasto desde el comienzo del ministerio de Varoufakis y, sin embargo, este lo conservó hasta el final. El nombre de ese personaje lo encontraremos varias veces en el relato de los acontecimientos.

A continuación, Varoufakis integró en su equipo a Elena Panaritis, porque esta mujer conocía bien el lenguaje y el modus operandi de la Troika. Panaritis, como diputada del PASOK, había votado a favor del primer memorando de 2010. Antes de eso, había trabajado en Washington, sobre todo en el Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (189 miembros el año 2017) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
, en donde había podido construirse, según Varoufakis, una excelente red de personalidades próximas a instituciones con sede en Washington. Especialmente, entre ellas, estaba el ex secretario del Tesoro, Larry Summers, a quien presentó Varoufakis. Panaritis, en los años 1990, trabajó para el Banco Mundial en Perú, donde colaboró con el régimen neoliberal, corrupto y dictatorial, de Alberto Fujimori. Varoufakis cuenta que: «Cuando la encontré de nuevo antes de las elecciones, no dudé un instante en pedirle que se nos uniera. No hay nadie mejor para luchar contra el diablo que alguien, que después de servirlo, se convirtiese en su peor enemigo [3] La continuación ha mostrado que lejos de convertirse en su peor enemigo, Panaritis continuó colaborando con el diablo.

JPEG - 88.9 KB
Elena Panaritis

Su nombramiento como asesora del ministerio de Finanzas provocó desde el comienzo protestas en Syriza y Tsipras trató de convencer a Varoufakis de deshacerse de Panaritis. Mas tarde, cuando Varoufakis en mayo de 2015, hizo nombrar a Panaritis, con el acuerdo de Tsipras, representante de Grecia ante el FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
, provocó tal oposición en Syriza y en el Parlamento, que finalmente Panaritis renunció a ese puesto el 1 de junio de 2015. [4]

En su equipo, Varoufakis también incorporó a Glenn Kim, especialista en mercados financieros y en particular en el mercado de deudas soberanas. En 2012, Kim había colaborado en la puesta en marcha de la reestructuración de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
griega especialmente como asesor de las autoridades alemanas. Cuando Varoufakis se puso en contacto con Glenn Kim, este le dijo que trabajaba como asesor del gobierno islandés, al que estaba ayudando a poner fin al control de capitales en vigencia desde 2008. Eso le convenía muy bien a Varoufakis que sobre todo, erróneamente, no quería recurrir al control de movimientos de capitales, cuando en realidad debería haber tenido en cuenta los resultados positivos obtenidos en Islandia.

Varoufakis escribe: «Un cínico diría que los expertos del tipo Glenn trabajan exclusivamente por el dinero y por su carrera personal. Puede ser. Pero estar rodeado de personas como él, que conocen todos los arcanos del poder, es un valioso activo Activo En general, el término “activo” hace referencia a un bien que posee un valor realizable o que puede generar ingresos. Por el contrario, hablamos de “pasivo”, es decir la parte del balance compuesta por los recursos de los que dispone una empresa (capital propio aportado por los socios, provisiones por riesgos y gastos, así como las deudas). .» Agreguemos que Glenn Kim continuó trabajando como asesor para Tsipras después de la capitulación de julio de 2015. [5]

Unas personalidades con las que no era necesario aliarse si realmente se quería buscar una solución favorable para el pueblo griego

JPEG - 47.9 KB
Matthieu Pigasse

Varoufakis se felicita de haber aceptado los servicios del Banco Lazard y de su director, el francés Matthieu Pigasse. [6] El banco Lazard había colaborado, a cambio de una comisión de decenas de millones de euros, en la reestructuración de la deuda griega realizada por la Troika en 2012. Según Varoufakis, Matthieu Pigasse y Daniel Cohen (profesor en la École Normale Supérieure de la calle Ulm de París y consejero de Lazard) [7] que lo acompañaba «consiguieron convencerme, elogiando las ventajas de su complicidad, disculpándose y proponiéndome sus valiosos servicios pro bono para volver a poner a Grecia de pie. Con tales tránsfugas a nuestro lado, nuestra fuerza técnica era enormemente mayor.» [8]

Dentro del equipo internacional del que se rodeó Varoufakis, hay que citar a James Galbraith que le aportó un apoyo constante y que hizo varias estadías en Atenas durante los seis primeros meses del año 2015. Entre las personas que menciona Varoufakis que lo ayudaron muy de cerca, James Galbraith es el único digno de confianza. James Galbraith es un economista neokeynesiano de Estados Unidos, cercano al Partido demócrata, conocedor de la política internacional. En 2009, Galbraith mantuvo estrechos contactos con el gobierno de Yorgos Papandreu. Trabajó, principalmente, en el plan B y eso en el mayor secreto. En su libro Welcome to the poisoned chalice: the destruction of Greece and the future of Europe, [9] hace un testimonio de ello. De todos los miembros del equipo que menciona Varoufakis, Galbraith es el único sobre el que podemos decir que realmente podía aportar una ayuda constructiva a las autoridades griegas. Defendió, al lado de Varoufakis, una línea demasiado moderada que no correspondía a los desafíos que había que afrontar y que solo reconocía parcialmente. [10] Daniel Munevar, un colaborador de Galbraith, aportó activamente su apoyo a Varoufakis en la negociación con los acreedores a partir de marzo de 2015, sin embargo no está mencionado en Comportarse como adultos. [11]

JPEG - 219.1 KB
James Galbraith

Varoufakis prefiere mencionar personalidades extranjeras que formaban parte directamente del establishment: «Además de Norman (Lamont), mis partidarios de ultramar comprendían a Jeffrey Sachs, economista de la Universidad de Columbia, Thomas Meyer del Deutsche Bank, Larry Summers y James Galbraith». [12]

Unas personalidades con las que no era necesario, en absoluto, aliarse, dejando aparte a Galbraith, si realmente se quería buscar una solución favorable para el pueblo griego. Aquí damos algunos ejemplos.


Larry Summers, Jeffrey Sachs y otros: Varoufakis continúa con opciones incompatibles con el programa de Syriza

El recorrido de Lawrence “Larry” Summers tiene cierto número de manchas que deberían haber sido indelebles… y hacer que se evitase cualquier colaboración con él. Sin embargo, Varoufakis, buscó sistemáticamente esa colaboración y está muy satisfecho de la misma. Declara en la introducción de su libro: «Estábamos ampliamente de acuerdo en lo esencial, y no era banal tener el apoyo del formidable Larry Summers […]» [13]

El pasado de Summers amerita que se subrayen algunas etapas importantes.

JPEG - 57.2 KB
Lawrence Summers

En diciembre de 1991, entonces economista en jefe del Banco Mundial, Summers escribió en una nota interna: «Los países de escasa población de África tienen también muy baja contaminación. La calidad del aire es de un nivel inútilmente elevado en relación a Los Ángeles o México. Es necesario alentar una migración más importante de industrias contaminantes hacia los países menos avanzados. Una cierta dosis de contaminación debería existir en los países donde los salarios son más bajos. Pienso que la lógica económica que quiere que masas de deshechos tóxicos sean lanzados allí donde los salarios son los más bajos es imparable, […] La inquietud [acerca de los agentes tóxicos] será evidentemente mucho mayor en un país en el que la gente vive bastante tiempo como para atrapar un cáncer que en un país donde la mortalidad infantil es de 200 cada 1000 criaturas de cinco años [14] E incluso agrega, en el mismo año de 1991: «No hay […] límites a la capacidad de absorción del planeta susceptibles de bloquearnos en un futuro previsible. El riesgo de un apocalipsis debido al recalentamiento del clima o a cualquier otra causa es inexistente. La idea de que el mundo corre a su pérdida es absolutamente falsa. La idea que deberíamos imponer límites al crecimiento debido a los límites naturales es un error profundo; además, es otra idea cuyo coste social sería asombroso si alguna vez fuese aplicada [15]

Nombrado vicesecretario del Tesoro en el gobierno de Clinton en 1995, Summers realmente tuvo muchísima influencia junto a su mentor Robert Rubin, secretario de Estado, en la eliminación en 1999 de la ley que separaba los bancos de depósito de los bancos de inversiones y reemplazarla por una ley dictada por los banqueros. [16] En 1998, junto a Alan Greenspan, director de la Reserva Federal FED
Reserva Federal
Oficialmente Federal Reserve System, habitualmente abreviada en Federal Reserve o Fed, es el banco central de Estados Unidos. Fue creada el 23 de diciembre de 1913 mediante el Federal Reserve Act, también llamado Owen-Glass Act, tras varias crisis bancarias y el pánico bancario de 1907.
, y Robert Rubin, Summers también logró convencer a la autoridad de control de las bolsas de materias primas, la Commodity Futures Trading Actividades de mercado
Trading
Operación de compra y venta de productos financieros (acciones, futuros, productos derivados, opciones, warrants, etc.) realizada con la esperanza de obtener un beneficio a corto plazo.
Commission
(CFTC CFTC
La Commodity Futures Trading Commission
La Commodity Futures Trading Commission es un órgano estadounidense de control de los mercados a término*.
), a abandonar todas las barreras que «obstaculizaban» el mercado de derivados de créditos Créditos Suma de dinero que una persona (el acreedor) tiene el derecho de exigir de otra persona (el deudor).

Créditos privados
Préstamos concedidos por los bancos comerciales, sea cual sea el prestatario.

Créditos públicos
Préstamos concedidos por acreedores públicos, sea cual sea el prestatario.
vendidos de común acuerdo, fuera de los mercados organizados (Over the Counter – OTC). Por lo tanto, la puerta ya estaba abierta de par en par para una aceleración de la desregulación bancaria y financiera que desembocó en la crisis de 2007-2008 en Estados Unidos y que tuvo efectos en Grecia en 2009-2010.

Agreguemos que, en el año 2000, Summers presionó, como secretario de Estado del Tesoro, al presidente del Banco Mundial, James Wolfenshon, para que se sacara de encima a Joseph Stiglitz, que le sucedió en el puesto de economista jefe y que era muy crítico con las orientaciones neoliberales que Summers y Rubin ponían en marcha en todo el planeta, provocando incendios financieros. Después de la llegada del presidente republicano George W. Bush, prosiguió su carrera al convertirse en presidente de la Universidad de Harvard en 2001, pero se destaca, en particular, en febrero de 2005, cuando se ganó la enemistad de la comunidad universitaria después de una discusión en la Oficina Nacional para la Investigación Económica (NBER). [17] Interrogado sobre las razones por las que se encuentran pocas mujeres en puestos elevados en el ámbito científico, afirmó que éstas están intrínsicamente menos dotadas que los hombres para las ciencias, descartando como posibles explicaciones el origen social y familiar o una voluntad de discriminación. Eso provocó una gran polémica [18] tanto al interior como al exterior de la Universidad. A pesar de sus excusas, la protesta de una mayoría de profesores y estudiantes de Harvard lo obligó a dimitir en 2006.

En 2009, Summers se convirtió en miembro del equipo de transición del presidente electo Barack Obama, y dirigió el Consejo Económica Nacional. En septiembre de 2010, Summers abandonó el equipo de Obama y retomó su carrera universitaria en la Universidad de Harvard, aunque continuaba ejerciendo su influencia política entre bastidores, especialmente, en Washington. Varoufakis cuenta que pidió a Helena Panaritis que lo pusiera en contacto con Summers en 2015, con el fin de poder tener alguna influencia sobre Obama por una parte y sobre el FMI por la otra.

JPEG - 81 KB
Jeffrey Sachs

Varoufakis también pidió a Jeffrey Sachs, especializado igualmente en los juegos de poder entre las bambalinas de Washington, que colaborara estrechamente con el ministerio de Finanzas, quien aceptó. Estuvo varias veces, en 2015, en Atenas, Bruselas, Londres y Washington para reforzar el equipo de Varoufakis. Jeffrey Sachs, como Lawrence Summers, está ligado al Partido demócrata, y está presente en los medios de comunicación dominantes, como un economista favorable a una solución suave a las crisis de la deuda, teniendo en cuenta el interés Interés Cantidad pagada como remuneración de una inversión o percibida por un prestamista. El interés se calcula sobre la base de la cantidad de capital invertido o prestado, de la duración de la operación y del último tipo aplicado en ese momento. de los pobres. [19] Sin embargo, Jeffrey Sachs fue asesor de gobiernos neoliberales que aplicaron la terapia del shock en sus respectivos países: Bolivia (1985), Polonia (1989), Rusia (1991). En su libro La doctrina del shock: el auge del capitalismo del desastre (2008), Naomi Klein hizo una requisitoria implacable contra Jeffrey Sachs y las políticas que recomendaba en colaboración con el FMI, el Banco Mundial y las clases dominantes locales.

Varoufakis menciona igualmente el inquebrantable apoyo que recibió de Lord Norman Lamont, quien fue Chancellor of the Exchequer (ministro de Finanzas del Reino Unido) en el gobierno del conservador John Major de 1990 a 1993. «Mi amistad con Lord Lamont de Lerwick, tory y euroescéptico puro y duro —el Chancellor que permitió a Gran Bretaña escapar del sistema monetario europeo—, no concordaba mucho con mi imagen de extrema izquierda.» Varoufakis subraya la importancia de la colaboración con Norman Lamont: «Pasé 162 días a la cabeza del ministerio de finanzas y Norman siempre fue un apoyo inquebrantable, especialmente para terminar la última versión de mis propuestas de reforma de la deuda y de la fiscalidad para someterlas a la UE y al FMI» [20]

Entre los otros expertos extranjeros a los que recurrió Varoufakis y que participaron en la elaboración de propuestas que el ministro hizo a los acreedores, se encuentran: William Buiter, que se unió al Banco Citigroup en 2010 como economista jefe, y Thomas Meyer, ex economista jefe del Deutsche Bank.

Si nos atenemos al relato de Varoufakis, el rol de esas personalidades no fue anodino. Refiriéndose al enésimo plan que propuso en mayo de 2015 a los acreedores, escribió: «Al tiempo que aterrizo, el Plan para Grecia está terminado. Jeffrey Sachs rectificó de forma brillante la versión que le había enviado dos días antes. Norman Lamont efectuó agregados importantes. El equipo de Lazard afinó la propuesta de intercambio de deudas y Larry Summers avaló el conjunto [21]


Spyros Sagias, otro ejemplo de un defensor del orden dominante que formaba parte del estrecho círculo de Tsipras y de Varoufakis.

Varoufakis explica que estableció una relación estrecha con Spyros Sagias que se convirtió en asesor jurídico del Primer ministro Tsipras, a quien había conocido unos días antes de las elecciones. La elección de Sagias por Tsipras nos dice mucho sobre las prioridades del gobierno. Quería, tanto como fuese posible, rodearse de personajes que pudieran establecer puentes con el establishment, con la patronal, con los acreedores. Sagias había asesorado al gobierno socialista de Simitis en los años 1990, en el momento en el que Simitis comenzaba un importante programa de privatizaciones.

JPEG - 51.4 KB
Spyros Sagias

Varoufakis describe a Sagias de la manera siguiente: «Sagias no era un hombre político pero, como se presenta a sí mismo riéndose, un abogado sistémico. […] Ningún gran contrato de negocios donde estuvieran en juego intereses privados y del sector público escapaba a su sagacidad: privatizaciones, grandes proyectos inmobiliarios, fusiones, dominaba todo. Había asesorado a Cosco, el conglomerado chino que había comprado parte de El Pireo y soñaba con adquirir la totalidad, una privatización a la que Syriza se oponía firmemente». Y agrega: «El día en que Pappas me había dicho que Sagias sería, sin duda, secretario del gabinete, fui gratamente sorprendido: tendríamos un as del derecho entre nosotros, un consejero que sabe redactar proyectos de ley imparables y desenterrar los secretos vergonzantes del antiguo régimen». «Me gusta mucho Sagias, pensaba, ya que era conciente de que se liaba con la oligarquía y no se escondía [22] Sagias, como lo muestra Varoufakis más adelante en su libro, apoyó cada una de las sucesivas elecciones que llevaron a la capitulación definitiva.

Agreguemos que durante el primer gobierno de Tsipras, Sagias también ayudó a Cosco en su adquisición de las partes del puerto de El Pireo que la empresa china todavía no poseía. [23] Por otro lado, fue el bufete de Sagias el que había redactado la primera convención con Cosco, en 2008. Después de haber abandonado sus funciones de secretario del gobierno, Sagias volvió, incluso de forma más activa, a su bufete de negocios. [24] Volvió a ser el asesor específico de los grandes intereses extranjeros, para favorecer nuevas privatizaciones. Sirvió a los intereses del emir de Qatar en 2016, que deseaba adquirir una isla griega, la isla de Oxyas en Zakisthos, perteneciente a una zona Natura. Sagias también fue asesor de Cosco en 2016-2017 en su litigio con los trabajadores del Pireo cuando se trató de encontrar una fórmula de retiro anticipado (o de despidos disfrazados) para más de un centenar de trabajadores próximos a la edad de la jubilación.

En la quinta parte, abordaremos los acontecimientos de enero y febrero de 2015. Los días que precedieron a la esperada victoria de Syriza el 25 de enero, la creación del gobierno Tsipras, el programa de Syriza, la entrada en funciones de Yanis Varoufakis como ministro de Finanzas y las negociaciones que conducen al funesto acuerdo del 20 de febrero de 2015.


Traducido por Griselda Pinero.



Notas

[1Yanis Varoufakis, Comportarse como adultos, Deusto editorial, Barcelona, 2017

[2Véase Vice, «The Former Finance Minister Who Tried to Warn Greece About the Crisis», publicado el 15 de julio de 2015, consultado el 12 de noviembre de 2017

[3Yanis Varoufakis, op. cit., capítulo 5.

[4Adea Guillot, «Grèce:l’ex-députée socialiste Elena Panaritis renonce au FMI», publicado el 1 de junio de 2015, Le Monde

[5Mientras que cuando trabajaba con Varoufakis, Glenn Kim fue retribuido modestamente, en agosto de 2015 remitió una factura de 375.000 euros por el período anterior a julio de 2015. Este hecho produjo agitación y alimentó la campaña de descrédito lanzada por la prensa dominante griega contra Varoufakis. Véase GRReporter, «A Korean adviser of Varoufakis claims a fee of € 375.000», publicado el 9 de agosto de 2015, consultado el 12 de noviembre de 2017.

[6El banco Lazard es un grupo mundial de asesoramiento financiero y gestión de activos. En su creación, en 1848, una empresa franco-estadounidense, actualmente, Lazard cotiza en la Bolsa de Nueva York, y está presente en 43 ciudades en 27 países. El dirigente más conocido en Francia es Mathieu Pigasse. Bajo su dirección, el banco asesoró a diferentes gobiernos sobre cuestiones de deuda o de gestión de activos (o sea, privatizaciones): a Ecuador, en 2008-2009, en lo que concierne a la deuda; a Grecia en 2012 y 2015; a Venezuela en 201-2013. Mathieu Pigasse tiene intereses en el diario Le Monde, en Huffington Post y en la revista Les Inrockuptibles. A fines de 2017, Mathieu Pigasse y el Banco Lazard se pusieron del lado del régimen corrupto y represivo del presidente congoleño Denis Sassou-Nguesso, para ayudarlo en sus relaciones con los acreedores.

[7Daniel Cohen, especialista en deuda soberana, es consejero en el banco Lazard, con el que asesoró al Primer ministro griego Georges Papandreu y al presidente ecuatoriano Rabel Correa, para renegociar la deuda de sus países. Participó con el Banco Mundial, en la «Iniciativa de reducción de deuda de la deuda de los países pobres muy endeudados» (iniciativa PPME). Es también editorialista en el diario Le Monde. Daniel Cohen también fue asesor de François Fillon, primer ministro de Nicolas Sarkozy de 2010 a 2012. Luego, respaldó a François Hollande, presidente de 2012 a 2017.

[8Yanis Varoufakis, op. cit., capítulo 5.

[9James K. Galbraith, Welcome to the poisoned chalice: the destruction of Greece and the future of Europe, Yale University Press, New Haven, 2016

[10Véase el artículo de Martin Orange «L’économiste James Galbraith raconte les coulisses du plan B grec»

[11Daniel Munevar es un economista poskeynesiano originario de Bogotá, Colombia. Desde marzo a julio de 2015 trabajó como asistente de Yanis Varoufakis mientras este fue ministro de Finanzas; le asesoraba sobre política presupuestaria y sostenibilidad de la deuda. Antes, había sido asesor en el ministerio de Finanzas de Colombia. En 2009-2010 fue miembro de la plantilla del CADTM en Bélgica y a su vuelta a Latinoamérica, coordinó la red latinoamericana del CADTM de 2011 a 2014. Es una de las figuras remarcables en el estudio de la deuda pública en Latinoamérica. Publicó numerosos artículos y estudios. Participó con Eric Toussaint, Pierre Gottiniaux y Antonio Sanabria en la redacción de Las Cifras de la deuda 2015. Desde 2017, trabaja en Ginebra en la UNCTAD (Conferencia de las Naciones sobre Comercio y Desarrollo). Daniel Munevar hacer referencia a su participación en el equipo de Varoufakis en: http://www.cadtm.org/Porque-cambie-de-opinion-acerca. En el libro ya mencionado, James Galbraith subraya la importancia de la ayuda que le aportó Daniel Munevar.

[12Yanis Varoufakis, op. cit., capítulo 5.

[13Yanis Varoufakis, op.cit., capítulo 1.

[14Extractos de estos artículos fueron publicados por The Economist (8 de febrero de 1992) y por The Financial Times (10 de febrero de 1992) bajo el título «Preservad el planeta de economistas»

[15Lawrence Summers, con ocasión de la Asamblea annual del Banco Mundial y del FMI en Bangkok en 1991, intervino con Kirsten Garret, «Background Briefing», Australian Broadcasting Company, segundo programa

[16La ley aprobada bajo la dirección de Robert Rubin y Lawrence Summers es como la ley Gramm-Leach-Bliley Act Financial Services Modernization Act de 1999. Esa ley estadounidense fue aprobada por el Congreso, dominado por una mayoría republicana, y promulgada por el gobierno de Clinton, el 12 de noviembre de 1999. Permite a los bancos de negocios y a los bancos de depósitos fusionarse poniendo en marcha servicios de bancos universales, que garantizan tan bien los servicios de un banco de depósito como de un banco de inversiones y de una compañía de seguros. La votación de esta ley fue el objeto de una intensa presión de los bancos para permitir la fusión del Citibank con la compañía de seguros Travelers Group, con el fin de formar el conglomerado Citigroup, uno de los más importantes grupos de servicios financieros del mundo. La adopción de la nueva legislación abrogaba la ley Glass Steagall Act, o Banking Act, instaurada desde 1933. Esa ley había declarado incompatibles los oficios de banquero de depósito y de banquero de inversiones y que permitió evitar grandes crisis bancarias a Estados Unidos hasta la de 2007-2008.

[17Financial Times, 26-27 de febrero de 2005.

[18La polémica también se nutrió por la desaprobación del ataque lanzado por Summers contra Cornel West, un universitario negro y progresista, profesor de religión y de estudios afro-americanos en la Universidad de Princeton. Summers, prosionista notorio, denunció a West como antisemita porque sostenía la acción de los estudiantes que exigían un boicot a Israel mientras su gobierno no respetara los derechos de los palestinos. Véase Financial Times del 26-27 de febrero de 2005. Cornel West, que fue un entusiasta partidario de Obama, se asombró cundo vi que se rodeaba de Summers y Rubin. Véase www.democracynow.org/2008/11/19/cornel_west_on_the_election_of

[19Sachs publicó en 2005 un libro titulado El fin de la pobreza, que fue muy bien acogido por el establishment. En 2007-2008, el CADTM participó en la realización y en la difusión del documental El fin de la pobreza? que constituye la demostración opuesta a Sachs. Este film del cineasta Philippe Díaz fue seleccionado para el festival de Cannes 2008 por la Semaine de la Critique (contiene intervenciones de Joseph Stiglitz, Susan George, Amartya Sen, Éric Toussaint, John Perkins). Sachs publicó un nuevo libro mainstream en 2015 sobre el desarrollo duradero. Un ejemplo de comentario promocional que podemos encontrar en la prensa: «Asesor especial del secretario general de la ONU, el economista Jeffrey Sachs se encuentra entre las personalidades más influyentes en materia de desarrollo duradero. Inspirador de los 8 objetivos del milenio para el desarrollo (OMD) programados para los años 2000-2015, Sachs sabe brillar y ser escuchado en todos los medios

[20Yanis Varoufakis, op. cit., capítulo 5.

[21Yanis Varoufakis, op. cit., capítulo 15.

[22Adéa Guillot y Cécile Ducourtieux del diario Le Monde, escribían a propósito de Sagias: «Durante largo tiempo próximo al PASOK, participó en numerosas negociaciones de contratos públicos y asesora regularmente a inversores extranjeros que desean implantarse en Grecia

[23Volveré más adelante sobre el papel que tuvo el propio Varoufakis en la consecución de la privatización del puerto de El Pireo y sobre sus relaciones con Cosco.

[24Véase el Sitio oficial de la firma de Sagias.

Eric Toussaint

es maître de conférence en la Universidad de Lieja, es el portavoz de CADTM Internacional y es miembro del Consejo Científico de ATTAC Francia.
Es autor de diversos libros, entre ellos: Bancocracia Icaria Editorial, Barcelona 2015,, Procès d’un homme exemplaire, Ediciones Al Dante, Marsella, 2013; Una mirada al retrovisor: el neoliberalismo desde sus orígenes hasta la actualidad, Icaria, 2010; La Deuda o la Vida (escrito junto con Damien Millet) Icaria, Barcelona, 2011; La crisis global, El Viejo Topo, Barcelona, 2010; La bolsa o la vida: las finanzas contra los pueblos, Gakoa, 2002. Es coautor junto con Damien Millet del libro AAA, Audit, Annulation, Autre politique, Le Seuil, París, 2012.
Coordinó los trabajos de la Comisión de la Verdad Sobre la Deuda, creada por la presidente del Parlamento griego. Esta comisión funcionó, con el auspicio del Parlamento, entre abril y octubre de 2015. El nuevo presidente del Parlamento griego anunció su disolución el 12 de noviembre de 2015. A pesar de ello, la comisión prosiguió sus trabajos y se constituyó legalmente como una asociación sin afán de lucro.

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org