printer printer Haga clic en el icono verde de la derecha
Deuda y crecimiento
por Francisco Louça
22 de abril de 2013

Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff han argumentado que los países más endeudados tienen un menor crecimiento. Pero el artículo que escribieron estaba equivocado. Un artículo crítico demuestra cómo el crecimiento (y la deuda) varían fuertemente con el ciclo económico.

Carmen Reinhart y Kenneth Rogoff, académica ella, antiguo alto funcionario del FMI él, publicaron un influyente libro sobre la deuda a lo largo de la historia (Esta vez es distinto, que ha sido traducido a muchos idiomas, entre ellos el español, por Fondo de Cultura Económica). He mencionado este libro por su demostración de que casi todos los países desarrollados han renegociado y reestructurado sus deudas cuando lo han necesitado de manera unilateral.

Pero lo que ahora atrae una gran atención pública en los Estados Unidos es otro argumento: que los países más endeudados tienen menor crecimiento, tesis que han resumido en un artículo con gran impacto: «Growth in a Time of Debt». Los republicanos han citado este artículo para justificar su propuesta de prohibir el aumento de la deuda pública.

Pues bien, el artículo está equivocado. Su base de datos fue mal construida; la hoja de cálculo de Excel que utilizaron para hacer sus cálculos estaba mal programada, la estadística es defectuosa y las conclusiones son erróneas. Michael Ash, director del departamento de economía de la Universidad de Massachusetts en Amherst, ha publicado con dos colegas una crítica devastadora del trabajo de Reinhart y Rogoff: http://www.peri.umass.edu/236/hash/31e2ff374b6377b2ddec04deaa6388b1/publication/566/

Lo que esta crítica demuestra es que los países estudiados, con más del 90% de deuda en relación con su PIB no han tenido, entre 1946 y 2009, un crecimiento medio del 0,1% (como habían calculado Reinhart y Rogoff), sino un 2,2% . Este crecimiento fue menor que el de los países que no tienen una deuda importante (que alcanzó el 4,2%): aproximadamente la mitad. Pero hubo crecimiento y, por lo tanto, la alta deuda no puede estar relacionada con el colapso de la economía: sólo depende de la cantidad que pagamos, el interés, la financiación futura y de las decisiones económicas y políticas. Además, hay varias razones que explican las diferencias entre las tasas de crecimiento y puede ser a la inversa de lo que sugieren Reinhart y Rogoff: el bajo crecimiento alimenta la deuda, porque unos ingresos fiscales pequeños crean déficit. Por lo tanto, la hemorragia causado por la pérdida de fondos públicos para pagar la deuda, al tener efecto sobre la economía nacional, acentúa las dificultades y las recesiones.

Por otra parte, este artículo crítico muestra cómo el crecimiento (y la deuda) varían fuertemente con el ciclo económico: desde 1946 hasta hoy ha habido un período de gran crecimiento y varios períodos de recesión intensa y crisis. Y por lo tanto, refuerza el argumento en contra de la austeridad, que está provocando la recesión de 2013.

Traducción para www.sinpermiso.info: Gustavo Buster


Francisco Louça es un economista portugués de reputación académica internacional y, hasta hace muy poco, el principal dirigente del Bloco de Esquerda.

Francisco Louça

économiste, est membre de la direction et ancien porte-parole du Bloc de gauche qui dispose de 19 députés au parlement portugais depuis les élections d’octobre 2015. Francisco Louçã est militant de la IVe Internationale.