Acerca del Proyecto de ley sobre la nulidad de la deuda argentina

4 de noviembre de 2004 por Hugo Ruiz Diaz Balbuena


Pasará, pasará, el último... ? Acerca del Proyecto de ley sobre la nulidad de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
argentina. Entre escepticismo y esperanza: acabar con la impunidad de los banqueros del Norte, del FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
y del Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (189 miembros el año 2017) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
.

El 22 de Octubre del corriente, el Diputado argentino Mario Cafiero presentó un proyecto de Ley para declarar odiosa la deuda contraida por la última dictadura militar.
El proyecto plantea también un punto crucial: la responsabilidad de los acreedores, quienes por el derecho internacional están objetivamente obligados a ejecutar la obligación de reparación. El proyecto de ley abre también las vías para reclamar el debido proceso penal de los dirigentes y responsables de las instituciones financieras internacionales y de los bancos privados que han incurrido en complicidad en crímenes contra la humanidad por el apoyo consciente dado a un régimen militar igualmente criminal.

El proyecto, que cuenta con el apoyo de aproximadamente 40 otros diputados será tratado el próximo 16 de noviembre en sesióon especial.
La Cámara de Diputados tiene la oportunidad histórica de volver a ser el espacio democrático donde los intereses y derechos de los ciudadanos y del pais son defendidos. Es también una oportunidad histórica para salir de la crisis de la legitimidad que carcome a casi todos los parlamentos y gobiernos del mundo que renunciaron a ejercder el control sobre los asuntos públicos para volverse un recinto del eco de los intereses privados. Y por sobre todo, la oprtunidad histórica para contribuir decisivamente a un proceso de desarrollo endógeno de nuestro continente.

1. Además de odiosa, la deuda argentina es una deuda entachada de nulidad absoluta

En lo que respecta a la deuda externa argentina, no existe ninguna duda tanto desde el punto de vista del derecho interno, pero especialmente a partir del derecho internacional, que la que fue contraída por la dictadura argentina, con la participación y estrecha colaboración del FMI y del Banco Mundial, es una deuda, no solamente odiosa desde el punto de vista doctrinal, sino también nula según el derecho internacional.

Ya la sentencia Olmos puso en evidencia dos aspectos esenciales que refuerzan el argumento según el cual el Estado argentino no tiene ninguna obligación jurídica de seguir pagándola. Es más, no sólo que no existe obligación jurídica sino que el Estado y los ciudadanos están habilitados a reclamar judicialmente la reparación de los danos ocasionados a la población, en tanto que víctimas, pero también reclamar judicialmente que los responsables de bancos privados y de instituciones públicas internacionales sean debidamente procesados, juzgados y condenados.

De la sentencia Olmos se desprenden dos elementos de particular importancia. La deuda externa argentina es odiosa y nula de nulidad absoluta por:

a. la existencia de una dictadura militar sangrienta, lo que automáticamente descarta la aplicación del principio de la continuidad del Estado, por la que todo gobierno posterior carga con la obligaciones internacionales asumidas por el predecesor e independientemente del carácter de éste.

b. la ilicitud intrínseca de los actos de gobierno en derecho internacional así como la ausencia de todo derecho de los acreedores para reclamar el pago de una deuda. Se trata de una realación viciada desde el inicio: por un lado, un gobierno de facto que perpetróo los crímenes más graves de derecho internacional y por otro, la complicidad directa de los acreedores los que además de incurrir en complicidad en tales crímenes, participaron activamente en un sistema de corrupción en tanto que corruptores y actores pricipales del robo sistemático y generalizado de los recursos de la Argentina.

El proyecto lo senala en términos explícitos cuando afirma que « ..de esta especial vinculación entre crímenes de lesa humanidad y el proceso de
endeudamiento descrito resultan consecuencias específicas..
». Evidentemente, la cuestión de la responsabilidad internacional y penal es, además de la nulidad de la deuda, un punto crucial en esta materia. Es en este contexto que debe ser leído e interpretado dicho proyecto.

2. De la responsabilidad de los acreedores privados, del FMI y del BM: la complicidad en críimenes contra la humanidad.

El Proyecto pone énfasis correctamente sobre el punto siguiente: existe una « ... manifiesta y necesaria complicidad de organismos internacionales de crédito, bancos privados internacionales y empresas transnacionales, que conociendo la situación imperante en el país, optaron igualmente por contratar con el régimen militar ante la inexistencia de controles republicanos permitiendo consolidar un proyecto político-económico sin oposición posible ante el marco de una masiva violación de los derechos humanos ».
Efectivamente, el rol nefasto y la complicidad de los acreedores privados y púublicos son suficientemente analizados y relatados en la sentencia Olmos.

En el caso argentino, pocas dudas existen para afirmar que los acreedores actuaron con conocimiento de causa. En este caso concreto, ellos tuvieron una conducta de verdaderas «organizaciones criminales» según lo definido por el artículo 11 de los Estatutos del Tribunal penal militar de Nuremberg. Su apoyo directo a la dictadura militar, la toma de control de facto del país, la corrupción de funcionarios públicos, el cohecho, la apropiación indebida de bienes públicos,etc., no son más que algunos de los delitos en los que incurrieron.
Pero la responsabilidad de los acreedores no se limita a delitos comunes. Ellos fueron cómplices de crímenes contra la humanidad: esto en razón de su apoyo consciente y constante a responsables del Estado (dictadura militar) que planificaron, ordenaron y ejecutaron los más atroces crímnes de lesa humanidad: tortura sistemática, generalizada y en gran escala, violación de mujeres y hombres, asesinatos, ejecuciones sumarias, desapariciones forzadas...

Se puede decir que éstos organismos, tanto públicos como privados, con su actitud de apoyo directo a un régimen criminal, posibilitaron, fomentaron y alentaron la ejecución de tales crímenes. Elementos facutales faltan para afirmar que los mismos participaron en la planficación y ejecución directa, sin que este vacío atenue su responsablidad penal.

Lucha contra la impunidad de las instituciones financieras internacionales y de los acreedores

Recordemos que los crímenes contra la humanidad se caracterizan por su impprescriptibilidad. Esto hace, como lo enfatiza el autor del proyecto, que las acciones de los ciudadanos tendientes a obtener el castigo de los responsables de estas « organizaciones criminales », sean también imprescriptibles.
Castigar a los miembros de dichas «organizaciones criminales» es parte integral de la lucha contra la impunidad, un medio para obtener las debidas reparaciones y un acto de justicia. Pero es ante todo un derecho inalienable et imprescriptible que está al alcance de las víctimas.
En el caso concreto, los responsables de las instituciones financieras internacionales no pueden invocar la inmunidad por dos razones. Primero porque la inmunidad es funcional y porque no está dentro de sus funciones apoyar financieramente a regímenes criminales. La cuestión de la especialidad de estas instituciones no contiene seguramente un tal mandato en sus estatutos. Segundo, por que se trata de violaciones de una gravedad especial del derecho internacional y que tanto la doctrina como la jurisprudencia internacional descartan invocarla en tales casos.

El derecho internacional pone más bien a la carga de los sujetos obligaciones de respetar y hacer respetar las normas imperativas. En el caso presente no trata sólo de la violación de la obligación de prevención o de debida diligencia por parte de los acreedores privados y públicos, sino de una conducta delictiva que se prolongó durante un largo periodo de tiempo. Las instituciones públicas internacionales,sus funcionarios y responsables tuvieron conocimiento de dichos crímenes( y si no lo tuvieron estaban obligados por el derecho internacional de saber con quién trataban). A pesar de ese conocimiento dieron su apoyo incondicional a un tal régimen.

Como se puede ver, los intereses que están en juego a través del proyecto son enormes y substanciales.
Pero es importante recalcar que independientemente del rechazo o aprobación del proyecto, las víctimas de los acreedores privados y públicos, de su acción Acción Título mobiliario emitido por una sociedad de acciones. Este título representa una fracción del capital social. En particular otorga a su titular (el accionista) el derecho a percibir una parte de los beneficios distribuidos (el dividendo) y de participar en las asambleas generales de la empresa. de violación constante, permanente, prolongada en el tiempo y en gran escala de los derechos humanos, deberían iniciar las acciones correspondientes en vistas de que los responsables de tales actos ilícitos y de tales «organizaciones criminales» sean debidamente sancionados y reparen integralmente y pronto todas las consecuencias de todas las otras violaciones del derecho internacional.




Hugo Ruiz Diaz Balbuena

Avocat, chercheur au CADTM, Licence Spéciale en Droit International et Droit Européen, Maîtrise en Droit International et Droit Européen, Doctorat en Droit International (Droit des Relations économiques et commerciales internationales).

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org