Entrevista a Julio Gambina, director de Attac Argentina

Argentina: “Desconocer al Fondo”

15 de enero de 2004 por Página12


Julio Gambina es director de Attac Argentina y tiene una mirada aguda sobre el problema de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
. Plantea que el Gobierno debería desconocer el último acuerdo con el Fondo, unido con los demás países endeudados.

¿Hay casos en que un país declaró “odiosa” su deuda?

El primer planteo ocurrió en la década del ‘20 y fue Cuba. Ahora Estados Unidos lidera una petición para que en Irak ocurra algo parecido. Esa posición no hace más que certificar la posición dominante de los EE.UU. No debe olvidarse que es el mismo país que trabaja para que la Argentina reconozca la mayor deuda posible en la renegociación con los acreedores. Y es el mismo que a través del Fondo obligó al Gobierno a reconocer el ciento por ciento de la deuda con el organismo. Hubo trato preferencial. Seguimos debiendo los mismos dólares, sin que se tomara en cuenta que al país le cuesta el triple generar las divisas para pagar.

¿Podría la Argentina declarar “odiosa” la deuda y plantear una nueva estrategia para la renegociación?

La Argentina debió hacerlo hace 20 años, al inicio de la administración de Raúl Alfonsín. Era el momento preciso para denunciar que esa deuda había sido contraída por un gobierno ilegítimo. Fue una lástima porque el tema de la deuda externa surgió como un problema estructural para el país.

¿Quiere decir que ya llegamos tarde para cambiar?

Podrían encararse otras fórmulas. Creo que el Gobierno está obligado a discriminar entre los acreedores. Eso implicaría desconocer el acuerdo con el Fondo, que fue impulsado por la comunidad financiera internacional, los organismos multilaterales en sociedad con los bancos y los países más poderosos nucleados en el G-7.

¿Sería viable esa propuesta?

Sí. Siempre y cuando ponga en marcha una acción Acción Título mobiliario emitido por una sociedad de acciones. Este título representa una fracción del capital social. En particular otorga a su titular (el accionista) el derecho a percibir una parte de los beneficios distribuidos (el dividendo) y de participar en las asambleas generales de la empresa. conjunta con los demás países endeudados. Hay que tener en cuenta que habría que enfrentarse al poder omnímodo de los Estados Unidos, ejercido a través del FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
. Por eso fue muy importante la época de comienzos de los años ‘80, cuando existía el movimiento de Países No Alineados. Ese grupo planteó la conformación de un club de deudores para debatir y hacer frente al problema de la deuda.

¿Ese objetivo quedó en la nada?

Se perdió su esencia porque los acreedores se movieron con astucia. La deuda ilegítima fue renegociada en el marco del Plan Brady. El proceso se publicitó con un marco favorable para los países, pero lo cierto es que les sirvió a los bancos para transferir la deuda a inversores particulares. Socializaron los pasivos mediante la transferencia de títulos de la deuda de los diferentes países. Se sacaron de encima, por ejemplo, la deuda impagable de la Argentina. La historia reciente quedó más fresca: la comunidad financiera internacional alentó el endeudamiento de la Argentina hasta el ahogamiento.

¿Sería posible replantear el acuerdo con el Fondo?

Por supuesto. Diría que es necesario modificar la situación en 180 grados. No es verdad que el estatuto del FMI prohíba condonar la deuda o darle un trato distinto al actual. En el año 2000 existió un jubileo y el Fondo le disminuyó los pasivos a un grupo de 47 países empobrecidos. ¿Por qué no podría llevar a cabo la misma decisión con la Argentina?

¿Cuál sería el argumento para convencer a la comunidad internacional de que ése debería ser el camino?

En los ámbitos académicos, en aquellos lugares sin cinismo, se coincide en que Washington debería asumir su responsabilidad de haber exigido las recetas neoliberales que aplastaron a la Argentina. Que dieron lugar a un endeudamiento irresponsable, sin el cual era imposible mantener el status exigido por la comunidad financiera internacional. Estados Unidos, a través del FMI, favoreció la concentración de la riqueza que, a su vez, dio lugar a la enorme desigualdad de la Argentina. Es tiempo de que se haga cargo del desastre.




Esta entrevista fue realizada por Claudio Zlotnik y fue publicada en el Diario Página 12 (Argentina), el 5-01-04.

Otros artículos en español de Página12 (4)

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

8 rue Jonfosse
4000 - Liège- Belgique

00324 60 97 96 80
info@cadtm.org

cadtm.org