Congreso nacional e internacional sobre los bancos centrales, el sistema financiero y el desarrollo económico

30 de noviembre de 2023 por Eric Toussaint , Pablo Laixhay


Intervención de Éric Toussaint sobre el rol de los Bancos Centrales frente a las multicrisis capitalistas.



En el marco del Congreso Nacional e Internacional sobre los Bancos Centrales, el Sistema Financiero y el Desarrollo Económico, organizado en Bogotá los días 23 y 24 de noviembre de 2023, Éric Toussaint fue invitado para inaugurar la segunda jornada del congreso ante un centenar de participantes de los sindicatos del sector bancario provenientes de Colombia, Chile, Brasil, Bolivia, Argentina, Uruguay, Costa Rica, El Salvador y Perú. La intervención de Éric Toussaint, de 45 minutos, estuvo concentrada y sobre el papel de los Bancos Centrales frente a la multicrisis,

El texto que sigue, dividido en 4 grandes puntos, proviene de su intervención.

 1) Los objetivos de los Bancos Centrales al servicio de la nación

Existe un ligamen agobiante entre los dirigentes de los grandes bancos comerciales y los dirigentes de los Bancos Centrales que lleva lógicamente a estos últimos a favorecer los intereses particulares de los grandes accionistas de los bancos privados

Los Bancos Centrales tienen un papel clave en la contribución al desarrollo económico y social. Eso implica especialmente a «monetizar la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
» comprando directamente a los Estados bonos de la deuda soberana Deuda soberana Deuda de un Estado o garantizada por un Estado. o de organismos soberanos para financiar las políticas públicas. Se trata también de aportar un apoyo a los organismos públicos de crédito en la financiación de pequeñas entidades, cooperativas y otros actores de la vida económica del país. Para eso, es fundamental, a nivel de los movimientos sindicales entre otros, luchar para terminar con el nefasto dogma neoliberal de la autonomía de los Bancos Centrales con respecto al poder ejecutivo y legislativo que sirve únicamente para legitimar su subordinación al gran capital. Los Bancos Centrales deben rendir cuentas de sus iniciativas ante los gobiernos electos, ante la ciudadanía y no ante los grandes accionistas de los grandes bancos y de las grandes empresas. Actualmente, existe un ligamen agobiante entre los dirigentes de los grandes bancos comerciales y los dirigentes de los Bancos Centrales que lleva lógicamente a estos últimos a favorecer los intereses particulares de los grandes accionistas de los bancos privados e ir en su ayuda en caso de dificultades, con el fin de evitar una quiebra, y, con frecuencia, de manera incondicional. Ese ligamen debe romperse.

 2) Situación socioeconómica internacional

Entre 2019 y 2022, 95 millones de personas más cayeron en la extrema pobreza en el ámbito internacional

Es imposible entender el rol de los Bancos Centrales sin analizar la evolución de la situación internacional. Dos informes recientes provenientes de las instituciones financieras internacionales señalan la evolución preocupante de la situación internacional. Por una parte, según el último informe del Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (189 miembros el año 2017) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
, entre 2019 y 2022, 95 millones de personas más cayeron en la extrema pobreza en el ámbito internacional. Por otra parte, según el World Economic Outlook del FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
publicado en abril de 2023, mientras que en 2008 se necesitaban 80 años para reducir a la mitad la diferencia de ingresos per capita entre los países del Sur y los países del Norte, el cálculo actualizado anuncia que ahora son necesarios 130 años para el mismo avance. Estas dos constataciones subrayan la deterioración de las desigualdades entre el Norte y el Sur, entre las clases capitalistas y las clases populares, entre los países llamados «en vía de desarrollo» y los llamados países «desarrollados» y el fracaso de esas dos instituciones que debían luchar contra la pobreza y la estabilidad económica.

 3) Situación actual y policrisis

El sistema capitalista mundial ha entrado en una nueva crisis generalizada. Actualmente, se habla de una crisis capitalista con múltiples facetas o de «policrisis»:

• La crisis sanitaria, agravada por las políticas neoliberales impuestas por las instituciones financieras que debilitan desde hace décadas los sistemas de salud pública.
• La crisis ecológica y climática que afecta en primer lugar a los países del Sur y a los países más vulnerables.
• La crisis de conflictos armados (en Ucrania, en Israel/Palestina, en Yemen, en Sudán, en el este de la República Democrática del Congo, etc.) ligadas a intereses geopolíticos, geoestratégicos, económicos de las potencias imperialistas.
• La crisis comercial internacional que implica una serie de sanciones que fragmenta un capitalismo basado en la fluidez de los intercambios.
• La crisis de legitimidad política de las instituciones y de las democracias. Cuestionadas por el avance de los movimientos de extrema derecha que se apoyan en la ruina y el fracaso de esas propias democracias en Argentina, en Holanda, en Italia, en Estados Unidos y en tantas otras partes del mundo. Esta crisis conlleva un endurecimiento del ejercicio del poder que se aplica de manera cada vez más autoritaria, marginalizando el poder legislativo, concentrando el poder en el ejecutivo… El ejemplo de la democracia autoritaria francesa es revelador.
• La crisis del capitalismo mundial con unos porcentajes de crecimiento cada vez más débiles, incluso en Alemania, la 4ª potencia económica mundial, que se encuentra hoy en recesión económica.

 4) Albores de una nueva crisis de la deuda

Finalmente, la coyuntura actual y la conjunción de esas diferentes crisis nos llevan hacia una nueva crisis de la deuda soberana que afectará tanto a los países del Norte como del Sur, pero estos serán los más perjudicados. La dimensión histórica de la crisis de la deuda es particularmente importante ya que se inscribe en una serie de crisis de deuda. Efectivamente, durante estos dos últimos siglos, varias grandes crisis (5) de deuda tuvieron lugar.

Leer también: Más profunda que nunca, la crisis de un capitalismo agotado

En primer lugar, en 1826, los países de la periferia como la Gran Colombia de Simón Bolívar, estaban en aquel momento fuertemente endeudados con bancos de Londres, centro imperialista dominante de la época, con el fin de financiar las luchas por la independencia. Esos países entraron de esa manera en un nuevo ciclo de subordinación y de dependencia con respecto a los acreedores y fueron llevados a vender sus recursos para reembolsar esos préstamos. Como consecuencia de la crisis bancaria de 1825 y a la parada brutal de los flujos de capitales del centro hacia la periferia, esos países entraron en suspensión de pagos y tuvieron que hacer frente a intervenciones armadas de las potencias imperialistas, que llegaban para imponer el pago de las deudas. Esa lógica de ciclo (flujo de capitales, dificultades económicas, suspensión de pagos, presión imperialista) se reprodujo varias veces durante el siglo XIX.

Después, ya en el siglo XX, el crac de la bolsa Bolsa Lugar de encuentro de la oferta y demanda de valores mobiliarios que ya fueron emitidos en el mercado financiero primario. La bolsa es por tanto el mercado de ocasión de títulos mobiliarios; también llamado mercado secundario. de 1929 en Wall Street y la crisis bancaria generalizada de 1933 conllevaron una nueva parada de los flujos de capitales y una nueva serie de suspensión de pagos y crisis de la deuda en los países de América Latina. Paradojalmente —o no— esos países se beneficiaron de las suspensiones de pagos ya que invirtieron los capitales ahorrados en políticas de sustitución de importaciones, generando de esa manera una ola de industrialización y de crecimiento económico en la región entre 1930 y 1960.

Nuevamente, a partir de los años 1960, los países latinoamericanos entraron en una nueva fase de endeudamiento masivo, promovida especialmente por el FMI y el BM. A esa fase se le puso fin, muy duramente, en los años 1980 cuando los precios de las materias primas cayeron en los mercados internacionales y que, al mismo tiempo, la FED FED
Reserva Federal
Oficialmente Federal Reserve System, habitualmente abreviada en Federal Reserve o Fed, es el banco central de Estados Unidos. Fue creada el 23 de diciembre de 1913 mediante el Federal Reserve Act, también llamado Owen-Glass Act, tras varias crisis bancarias y el pánico bancario de 1907.
decidió aumentar unilateralmente sus tipos de interés Interés Cantidad pagada como remuneración de una inversión o percibida por un prestamista. El interés se calcula sobre la base de la cantidad de capital invertido o prestado, de la duración de la operación y del último tipo aplicado en ese momento. , sobre los que estaban indexados los préstamos a los países del Sur. Conocemos su continuación: intervenciones del FMI, generalización de los planes de ajuste estructural Ajuste estructural Política económica impuesta por el FMI como condición para la concesión de nuevos préstamos o para la refinanciación de préstamos anteriores. , privatizaciones, desestructuración del Estado social, décadas perdidas, etc.

Dos tercios de los países clasificados como de ingresos débiles están en situación de sobreendeudamiento y 54 países del Sur están actualmente en riesgo financiero

La comprensión de esos ciclos de endeudamiento y crisis de la deuda es particularmente importante para entender la situación actual. Actualmente, los países del Sur están más endeudados que nunca. El FMI se jacta de su capacidad, sin precedentes, de conceder préstamos, con un aumento de sus fondos de 650.000 millones de dólares y con sus intervenciones en 96 países desde 2020. Sus intervenciones se acompañan siempre de más privatizaciones, de recortes en los presupuestos públicos, de liberalización de las economías, etc. Dos tercios de los países clasificados como de ingresos débiles están en situación de sobreendeudamiento y 54 países del Sur están actualmente en riesgo financiero.

Es en esa coyuntura que los países del Sur están afectados desde hace tres años por varios shocks externos:

La pandemia del COVID, proveniente de China, afectó en primer lugar a Europa occidental y a Estados Unidos, y luego se extendió brutalmente a los PED. Esa crisis fue agravada por la fragilización de los sistemas sanitarios como ya se explicó, por el oligopolio de las empresas farmacéuticas que frenaban la distribución de vacunas, por no haber aumentando los impuestos a las transnacionales que se beneficiaban de la crisis, lo que llevó a los Estados a endeudarse más. Además, muchos países habían sustentado sus economías en el turismo, que en ese momento tuvo un paro total.
El impacto de la guerra en Ucrania, que se tradujo en un aumento alarmante y especulativo de los precios de los cereales, de los fertilizantes y de los combustibles. Los países del Sur, siguiendo la agenda de liberalización de sus economías, son fuertemente dependientes de esas importaciones y, por lo tanto, fueron profundamente afectados. Y eso produjo una serie de suspensiones de pagos, como el caso de Sri Lanka (dependiente de las importaciones de cereales y combustibles y de su sector turístico) o Ghana.
El aumento de los tipos de interés de los bancos centrales del Norte. Entre 2007 y 2022, el BCE BCE
Banco central europeo
El Banco Central Europeo es una institución radicada en Fráncfort, creada en 1998. Los países de la zona euro* le transfirieron sus competencias en materia monetaria y su funcióin oficial es el de asegurar la estabilidad de precios (luchar contra la inflación) en dicha zona. Sus tres órganos de decisión (El Consejo de Gobierno, el Comité Ejecutivo y el Consejo General) están compuestos por los gobernadores de los bancos centrales* de los países miembros y/o de “reconocidos” especialistas. Sus estatutos le hacen “independiente” políticamente pero está directamente influenciado por el mundo financiero.
y la FED inyectaron billones de dólares, a un tipo de interés muy bajo, en el sistema financiero internacional para mantenerlo a flote. Sin embargo, frente a la inflación Inflación Subida acumulativa del conjunto de los precios (por ejemplo, una subida del precio del petróleo, que conlleva luego un reajuste de los salarios al alza, luego la subida de otros precios, etc.). de 2022, esas dos instituciones pasaron de la quantitative easing a la quantitative tightening, y aumentaron sus tipos de interés hasta el 5%. Los bancos privados y los fondos de inversiones no fueron menos, se negaron a prestar a los PED a tipos de interés bajos, e impusieron ellos también tipos de interés exorbitantes. Las consecuencias son considerables para los países del Sur fuertemente endeudados que, actualmente, deben pagar interés de un 8, 10, 15 o 20%, y, por lo tanto, están totalmente asfixiados, ya no pueden respirar.

Los países del Norte, mucho más endeudados en porcentaje de PIB Producto interno bruto
PIB
El PIB es un índice de la riqueza total producida en un territorio dado, estimada sobre la base de la suma de los valores añadidos.
que los países del Sur, no escaparán tampoco a la situación y podrían tener que hacer frente a unas profundas curas de austeridad

Para nada sorprendente, esta serie de shocks está precipitando una nueva crisis de la deuda que afectará tanto más a los países dependientes de las importaciones de combustibles fósiles, de cereales y fertilizantes. Los países del Norte, mucho más endeudados en porcentaje de PIB que los países del Sur, no escaparán tampoco a la situación y podrían tener que hacer frente a unas profundas curas de austeridad —como lo vimos en Grecia y Chipre en los años 2010— así como al aumento de los movimientos de extrema derecha que aprovechan el empobrecimiento de las clases medias y de las clases populares para imponer políticas populistas, racistas y antiinmigratorias.

El desafío al que nos enfrentamos es, por consiguiente, enorme y los Bancos Centrales tienen un papel crucial. Hoy es urgente eliminar el control que sobre los Bancos Centrales tiene el gran capital comercial, industrial y financiero, con el fin de ponerlos de nuevo al servicio de los pueblos y del interés general. Sus misiones deben ser urgentemente revisadas para permitir unas inversiones públicas masivas, con el objetivo de luchar contra las crisis climáticas y sociales. Eso necesita cambios estructurales radicales y el establecimiento de diferentes medidas tales como la socialización de los bancos privados, es decir la transformación, bajo control ciudadano, de los bancos privados en servicio público, imposición de misiones de interés público a las grandes compañías aseguradoras, creación de catastros de patrimonios con el fin de identificar el patrimonio de los más ricos, establecimiento de medidas redistributivas a favor de políticas de justicia social…

Por consiguiente, son inevitables los enfrentamientos con el gran capital financiero, pero son necesarios para la implantación del progresismo, del anticapitalismo, del ecosocialismo y del feminismo ineludible.


Traducido por Griselda Piñero

Eric Toussaint

doctor en Ciencias políticas de la Universidad de Lieja y de la Universidad de París VIII, es el portavoz del CADTM internacional y es miembro del Consejo Científico de ATTAC Francia.
Es autor de diversos libros, entre ellos: Banco Mundial. Una historia crítica, El Viejo Topo, 2022 Capitulación entre adultos. Grecia 2015: Una alternativa era posible, El Viejo Topo, Barcelona, 2020; Sistema Deuda. Historia de las deudas soberanas y su repudio, Icaria Editorial, Barcelona 2018; Bancocracia Icaria Editorial, Barcelona 2015; Una mirada al retrovisor: el neoliberalismo desde sus orígenes hasta la actualidad, Icaria, 2010; La Deuda o la Vida (escrito junto con Damien Millet) Icaria, Barcelona, 2011; La crisis global, El Viejo Topo, Barcelona, 2010; La bolsa o la vida: las finanzas contra los pueblos, Gakoa, 2002. Ha sido miembro de la Comisión de Auditoria Integral del Crédito (CAIC) del Ecuador en 2007-2011.
Coordinó los trabajos de la Comisión de la Verdad Sobre la Deuda, creada por la presidente del Parlamento griego. Esta comisión funcionó, con el auspicio del Parlamento, entre abril y octubre de 2015. El nuevo presidente del Parlamento griego anunció su disolución el 12 de noviembre de 2015.

Otros artículos en español de Eric Toussaint (776)

0 | 10 | 20 | 30 | 40 | 50 | 60 | 70 | 80 | ... | 770

Pablo Laixhay

CADTM Belgique

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

8 rue Jonfosse
4000 - Liège- Belgique

00324 60 97 96 80
info@cadtm.org

cadtm.org