Declaración del CADTM África relativa a las sanciones de la CEDAO y la UEMOA contra Malí

10 de febrero por CADTM África


Imagen: Sede de la BCEAO (CC - Wikimedia)

Tras la cumbre extraordinaria celebrada en Accra, Ghana, el domingo 9 de enero de 2022, los Jefes de Estado de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) endurecieron el tono contra Malí. Pero tanto para el Gobierno maliense como para muchos observadores del espacio CEDEAO esas sanciones son ilegales e ilegítimas para el pueblo maliense y muestran la geopolítica de los intereses, franceses en particular y europeos en general, apoyados por sus aliados miembros de la CEDEAO. Además dichas sanciones rebasan el marco previsto por el protocolo adicional de la CEDEAO adoptado en 2001 en Dakar, Senegal. Está claro que el tratado de la CEDEAO no prevé el cierre de fronteras, la retirada de embajadores o las sanciones financieras.

La manipulación del Banco Central Banco central Entidad que, en un Estado, se encarga generalmente de la emisión de billetes de banco y del control del volumen de moneda y crédito. En España es el Banco de España quien asume dicho rol, bajo el control del Banco Central Europeo (BCE, ver más abajo).

El Banco Central de un país gestiona la política monetaria y tiene el monopolio de la emisión de la moneda nacional. Proporciona moneda a los bancos comerciales a un precio determinado por las tasas directoras, que son fijadas por el proprio banco.
de los Estados de África Occidental (BCEAO) [1] y de la Unión Económica y Monetaria de África Occidental (UEMOA), entra en un marco de sanciones sin base en los instrumentos normativos y políticos de la CEDEAO. En realidad, para los citados Jefes de Estado no se trata de las reglas adoptadas, sino de proteger los intereses de las clases dominantes africanas, así como los del imperialismo francés en particular y de la Unión Europea en general.

La CEDEAO ha violado sus propios estatutos y los de la ONU, la cual nunca ha desafiado a los Jefes de Estado despóticos y corruptos de África y calla frente a las violaciones de los derechos humanos en el continente.

Mapa de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO). En verde los países miembros: Benín, Cabo Verde, costa de Marfil, Gambia, Ghana, Guinea Bissau, Liberia, Níger, Nigeria, Sierra Leona, Togo. En verde claro los países miembros suspendidos: Burkina Faso, Guinea y Malí. https://fr.wikipedia.org/wiki/Communaut%C3%A9_%C3%A9conomique_des_%C3%89tats_de_l%27Afrique_de_l%27Ouest#/media/Fichier:ECOWAS_members.svg

Mapa de la Unión Económica y Monetaria de África Occidental (UEMOA) Países miembros: Benín, Burkina Faso, Costa Marfil, Guinea Bissau, Malí, Níger, Senegal, Togo Fuente: CC - Wikimedia - https://fr.wikipedia.org/wiki/Union_%C3%A9conomique_et_mon%C3%A9taire_ouest-africaine#/media/Fichier:Africa-countries-UEMOA.svg

Actualmente son la libertad de circulación y el futuro de la integración africana de los pueblos los que están en juego. El conjunto del movimiento asociativo y político de África Occidental se moviliza por otra forma de integración económica y política articulada en una renovación del panafricanismo militante. Existe, pues, una necesidad imperiosa de romper con el pensamiento neocolonial adoptado por la mayoría de la élite africana como señaló Thomas Sankara: “el pensamiento dominante neocolonial es el mayor obstáculo al que nos enfrentamos en este país. Fuimos una colonia, controlada por el Estado francés, que había abandonado sus tradiciones, el éxito y la felicidad en la vida se encarnaban en el intento de vivir como en Francia, como viven las personas más ricas de Francia. La difusión de esta idea en nuestros espíritus impide y marca un límite a los cambios que queremos hacer”.

El proceso de decisión política de los Jefes de Estado de la CEDEAO ha excluido cualquier consulta a los parlamentarios nacionales, incluido el Parlamento de la propia CEDEAO, reducido a una institución sin una utilidad real. Sería necesario revisar esa forma de toma de decisiones que confiere a los Jefes de Estado todas las prerrogativas sin consultar a sus pueblos, incluida la Carta de Buena Gobernanza. Los golpes de Estado militares se ven como obstáculos para la democracia mientras los frecuentes golpes de Estado constitucionales (Guinea Conakry, Costa de Marfil, Senegal, etc.) procedentes de de la inestabilidad subregional y de la represión no se contemplan como tales. Es obvio que en la CEDEAO la voluntad de los Jefes de Estado prevalece absolutamente sobre la de los pueblos.

Es todo lo señalado, incluidas las batallas geoestratégicas entre las potencias europeas, Rusia y Estados Unidos, lo que explica la amenaza de una intervención militar camuflada de la CEDEAO (principalmente al servicio de Francia), en desafío del derecho del pueblo maliense a decidir internamente sus procesos de desarrollo, incluida la gestión de sus propios recursos.

Hay numerosas transformaciones en curso en África con dirigentes civiles represivos, arrogantes, malversadores de bienes públicos, políticas irresponsables de endeudamiento, que finalmente sabotean el desarrollo humano y bloquean las soluciones políticas civiles. Además hay que añadir la dominación francesa, entre otras cosas por el franco CFA, convertido en un obstáculo para el desarrollo de la región. Esto explica en gran medida lo que está ocurriendo en Guinea y en Burkina Faso, donde los militares ofrecen salidas políticas frente al bloqueo de los procesos de diálogo y respuestas a las necesidades de las poblaciones. Los pueblos, por su parte, buscan otras alternativas para un auténtico desarrollo de sus países, para satisfacer sus necesidades inmediatas e instaurar los procesos políticos democráticos y constituyentes.

La CEDEAO, así como la Unión Africana, deben respetar la soberanía del pueblo maliense y mantener discusiones serias con el país frente a los efectos combinados del terrorismo y los malos gobiernos del pasado y sus efectos.

Frente a la incapacidad de la CEDEAO y la UEMOA de desempeñar un papel solidario, sometidas a los intereses del imperialismo de la Unión Europea, la red CADTM África condena esa instrumentalización externa y traidora de la CEDEAO y la UEMOA contra Malí a través de sanciones injustas, injustificables e injustificadas.

Celebramos las grandes manifestaciones de solidaridad con el pueblo Maliense en África Occidental (Dakar, Nouakchott, Konakry, Uagadugú, etc.) que demuestran que los pueblos señalan el camino: Por unas CEDEAO y UEMOA de los pueblos que rompan con la dominación imperialista

La red CADTM África llama a:

– Extender la solidaridad para la reapertura de las fronteras de los países vecinos y la anulación de las sanciones nefastas para el pueblo maliense.

– Suspensión del reembolso de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
y comienzo de un proceso de auditoría de la deuda pública, externa e interna, bajo control ciudadano, con el fin de determinar y anular las partidas de dicha deuda que se juzguen ilegítimas, ilegales, odiosas e insostenibles para invertir el importe en los sectores sociales de base y en la conquista de la soberanía económica.

– Cancelación de los acuerdos de Asociación económica (APE) con países de la Unión Europea y demás acuerdos de libre comercio perjudiciales para las poblaciones.

– Una transición democrática con el fin de realizar todos los esfuerzos necesarios de cara a futuras elecciones democráticas y aplicación de políticas que respondan a las aspiraciones del pueblo maliense.

– Apoyar las decisiones soberanas del pueblo maliense en cuanto a sus orientaciones políticas, económicas, culturales y sociales.

– Seguir promoviendo acciones de solidaridad con el pueblo maliense, en particular con una jornada internacional de solidaridad con los pueblos de África Occidental.

– Renacionalización de todas las empresas públicas privatizadas, de la transformación local de las materias primas y la soberanía energética y alimentaria.

– El CADTM condena toda intervención militar extranjera en Malí.




Traducido para Rebelión por Caty R.

Notas

[1El Banco Central de los Estados de África Occidental (BCEAO) es la institución emisora común de los ocho Estados miembros de la Unión Monetaria de África Occidental (UMOA).

CADTM África

SECRETARIAT RESEAU CADTM AFRIQUE, CAD-Mali Djélibougou Rue : 326 Porte : 26 - BP. 2521 Bamako - Mali - Tél./Fax : 20 24 01 34 / E-mail : secretariatcadtmafrique chez gmail.com

Otros artículos en español de CADTM África (3)

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

8 rue Jonfosse
4000 - Liège- Belgique

00324 60 97 96 80
info@cadtm.org

cadtm.org