Deuda: restructuración o condonación

27 de junio de 2005 por Antonio Gershenson


El llamado Grupo de los Ocho decidió, de manera preliminar, condonar el adeudo de 18 países con los organismos financieros internacionales, el Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (189 miembros el año 2017) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
y el Fondo Monetario Internacional FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
. Esto será sobre la base de condicionamientos, y hay que considerar que el grueso de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
externa de los países es con banca u organismos financieros privados, y que ésta no fue tocada.

Sin embargo, este paso, que en cierto sentido y con sus limitaciones implica una concesión en el plano internacional, es uno de los resultados de la batalla por la solución de la deuda externa, en determinados casos ya impagable, de los países dependientes. En especial, el caso argentino ha tenido una repercusión mundial. Como hemos visto en momentos anteriores, esa restructuración implicó una reducción de la deuda nominal argentina a un 40 por ciento, en los casos renegociados, que fueron la gran mayoría, y en los otros un alargamiento del problema, pero que ya no pesa sobre la economía argentina. Hace poco, este país obtuvo un nuevo triunfo en este proceso, cuando tribunales estadunidenses rechazaron una demanda de acreedores inconformes, que pretendían bloquear arreglos de otros acreedores con Argentina.

La medida del Grupo de los Ocho tiene también, entonces, el sentido de presentar una alternativa para desalentar la adopción de medidas estilo argentino a numerosos países cuya deuda es prácticamente impagable. No va a resolver el problema, pero tratará de encauzarlo para evitar ese camino ahora no sólo abierto por este país del sur sino comprobado en cuanto a su éxito, hasta el momento en un elevado porcentaje. Los casos que quedan en conflicto son mínimos en comparación con el problema anterior, y prácticamente no afectan su desarrollo económico.

Este proceso no se limita a la deuda. En Bolivia han caído dos gobiernos que trataron de defender un modelo de desarrollo ya fracasado. El planteamiento de nacionalizar el petróleo y el gas natural es una bandera central. En Venezuela, para compensar las excesivas utilidades que gobiernos anteriores concedieron a compañías petroleras, ahora el gobierno les eleva los impuestos como un medio de recuperación.

En México, una vez que tengamos un gobierno libre de compromisos con la tecnocracia, se planteará un problema que, en cierto sentido, no tiene la gravedad del que se tuvo en Argentina, donde tuvieron más de tres años de suspensión de pagos de la deuda, con múltiples implicaciones. Pero sí hay un problema serio en cuanto al tamaño de la deuda pública real.

Las autoridades financieras mexicanas se han negado a reconocer como deuda pública a los llamados Pidiregas. Estos son pagos diferidos a presupuestos de años futuros Futuros
Contrato a término
Un contrato a término o futuros (futures en inglés) es un compromiso firme de entrega normalizado, donde las características son conocidas de antemano, por una cantidad determinada de un activo subyacente definido con precisión, en una determinada fecha, denominada vencimiento, en lugar prefijado, y negociado en un mercado a término organizado. Los contratos a término son los instrumentos financieros que más se negocian del mundo.
, o sea, deuda. Y los contraen empresas públicas, básicamente Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad, o sea que es deuda pública. Lo mismo hacen con el dineral del «rescate bancario», o sea, el del Fobaproa, luego rebautizado como IPAB. Con eso, se persigue dar una imagen de deuda chiquita, de estabilidad macroeconómica y de cumplimiento con las viejas reglas financieras internacionales. Pero también se protege a delincuentes de cuello blanco, varios de ellos banqueros o ex banqueros.

Así, se usa el «secreto bancario» para bloquear la fiscalización, incluso por parte del Congreso por medio de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), de fideicomisos y de cuentas que pueden ser usadas aun para el lavado de dinero, dada su impunidad y su falta de transparencia. Esto ha costado a los tecnócratas sucesivas observaciones de la ASF, pero también de organismos internacionales como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, y de gobiernos del exterior. Y sus «calificaciones» no son las que ellos hubieran querido. En general, la deuda pública federal tiene calificación BBB o BBB-, cuando que la deuda del Distrito Federal tiene AAA, muy superior.

En cuanto caigan las barreras tecnocráticas, a México se le planteará la necesidad de reducir de manera notoria los pagos del servicio de su deuda pública real. Caerán los mitos de una «quiebra de Pemex» inventada cuando funcionarios tiran la basura en la casa del vecino y dicen que la paraestatal es la endeudada, cuando que es público que tiene una rentabilidad enorme, especialmente con los actuales precios del petróleo crudo. Entonces, habrá que hacer frente a la cruda realidad. Y se planteará la necesidad de la restructuración de la deuda externa, ya consolidada y reconocida como tal.

Como hemos dicho, las formas que esto puede adoptar dependen de muchos factores. Uno de ellos es la disposición de los acreedores a negociar, o bien su agresividad en caso contrario. Cabe suponer que, después de Argentina, serán más cuidadosos al ver cómo les fue a los más beligerantes, que se quedaron sin un centavo del dinero que habían prestado, y con una serie de juicios casi eternos como único consuelo. Pero, de una u otra forma, la restructuración no sólo deberá reducir el servicio de la deuda Servicio de la deuda Suma de la amortización más los intereses del capital prestado. en lo general, sino que tendrá que dar lugar a plazos más largos para su pago, como ha sucedido en casos anteriores. Esto será un elemento importante para la reactivación de la economía del país.




Fuente: La Jornada, México, Domingo 19 de junio de 2005.

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

8 rue Jonfosse
4000 - Liège- Belgique

00324 60 97 96 80
info@cadtm.org

cadtm.org