Deudas y migración: Invertir el mundo de la deuda

18 de enero por Anaïs Carton


Ilustración : Céline De Vos, Léna Rol Cortijo, Line Nguyen

En su último informe sobre los efectos de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
externa en los derechos humanos [1], el experto independiente de la ONU Juan Pablo Bohoslavsky destaca fenómenos particulares, incluyendo, en particular, el creciente recurso al endeudamiento para financiar la emigración y las violaciones de los derechos humanos engendradas por los intentos de reembolsar la deuda. Además del hecho de que el endeudamiento privado esté vinculado a la migración, también debe recordarse que la migración está ella misma vinculada al endeudamiento público de los países del Sur y a las crisis económicas. En otras palabras, el endeudamiento está tan vinculado a la migración como la migración al endeudamiento. Esto es lo que la exposición “Deudas y migración: derrocando el mundo de la deuda” [2] expuesta desde diciembre de 2020 en la Iglesia del Beguinaje, por iniciativa del CADTM Bélgica, está tratando de hacer visible.

 La deuda está vinculada a la migración

Hay una multitud de situaciones de endeudamiento para cubrir los costes de la migración. A veces las y los migrantes tratan de escapar de sus acreedores (usureros, microcréditos abusivos, etc.) o abandonan su país para poder pagarles. Además, durante sus trayectorias migratorias, ocurre a menudo que las personas migrantes tengan que endeudarse en su país o con traficantes. El informe muestra que políticas migratorias más estrictas conducirán a un aumento de los precios que las y los migrantes tendrán que pagar a quienes les ayuden en su viaje. Una vez en el país de llegada, también enfrentan dificultades administrativas y financieras, debido a unas políticas de inmigración cada vez más restrictivas.

Tal endeudamiento generalmente pesa sobre toda la familia (en el sentido amplio) que está sujeta a los riesgos de numerosos abusos por parte de actores a veces poco o nada institucionales que otorgan préstamos y se benefician financieramente de la situación. El endeudamiento relacionado con la migración también tiene repercusiones en la problemática de género que se encuentra tanto en los países de origen como en los de tránsito o llegada.

El endeudamiento, y a menudo la servidumbre por deudas, ocupa una posición importante en la migración nacional e internacional de las mujeres, en contextos que van desde el servicio doméstico hasta la esclavitud sexual. Por lo tanto, las mujeres están particularmente expuestas a estos mecanismos de endeudamiento y a su violencia inherente.

Estamos presenciando nuevas formas de migración forzada debida al sobreendeudamiento. Es obvio, como se explica en el informe de Juan Pablo Bohoslavsky, que la gente debe endeudarse para compensar el hecho de que los Estados no cumplen con su obligación de proteger, promover y realizar los derechos humanos. Por lo tanto, la deuda privada está eminentemente vinculada a la creciente desigualdad, la inviabilidad de la deuda soberana Deuda soberana Deuda de un Estado o garantizada por un Estado. y las crisis financieras.

 La migración está vinculada a la deuda

Con esta exposición, el CADTM quiere demostrar lo siguiente: las y los migrantes a menudo viajan para tratar de escapar de la miseria generada en su país de origen por las políticas de austeridad relacionadas con el pago de la deuda impuestas por las Instituciones Financieras Internacionales y los países del Norte. Para hacer esto visible, la exposición ofrece una cartografía de los contornos de la deuda en el mundo, en correlación con las migraciones. El mapa, basado en datos diversos, muestra los flujos migratorios, el riesgo de deuda pública y privada de los Estados [3], los países que se han beneficiado de la iniciativa “países pobres muy endeudados” (PPME) [4] , así como los países en guerra [5].

Los datos de flujo se refieren a los movimientos de población y, más específicamente en el contexto de la migración, a la entrada y salida de personas de un territorio determinado [6] . La I-PPME es una iniciativa de alivio de la deuda lanzada por el Fondo Monetario Internacional FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
(FMI) y el Club de París en 1996 para una lista de 39 países, anunciando “la cancelación del 90% o más” [7] de la deuda de estos países. Las crisis de la deuda pueden ser causadas por las deudas gubernamentales o por el peso de las deudas del sector privado, es decir, empresas, bancos y hogares. La deuda privada puede conducir a una crisis financiera, que luego transfiere la deuda al público, en este caso a las y los migrantes.

El mapa destaca que las personas migrantes provienen principalmente de países en riesgo de crisis de deuda. Estos países están ubicados en regiones fuertemente debilitadas por siglos de colonialismo y por políticas neoliberales impuestas por los países del Norte, lo que se traduce en pobreza crónica, desigualdad, conflicto y, por lo tanto, migración.

a) Las potencias coloniales han establecido un sistema inhumano de explotación de la fuerza de trabajo de la población y los recursos naturales de los países colonizados y han utilizado regularmente el mecanismo de la deuda para hacerlo. El Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (189 miembros el año 2017) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
participó directamente en la creación de ciertas deudas coloniales durante las décadas de 1950 y 1960. Parte de las deudas contraídas con este banco por las autoridades coloniales para sus colonias fueron transferidas a países que accedían a su independencia, sin su consentimiento, como la República Democrática del Congo [8]. Así, en violación del derecho internacional [9] , las antiguas colonias estaban obligadas a pagar a los Estados colonizadores las deudas que habían contraído para explotarlas. Hasta la fecha, estas deudas aún no se han cancelado.

(b) Después de la larga lucha de las antiguas naciones colonizadas para lograr oficialmente su independencia, se estableció un sistema de deuda permanente para estas últimas, sistema establecido por acreedores externos bilaterales (principalmente Estados miembros del Club de París) o multilaterales (FMI, Banco Mundial y otras instituciones financieras internacionales), a veces con la complicidad de las autoridades locales. Esta situación fue señalada por el CADTM en el cuaderno de reivindicaciones comunes sobre la deuda. La crisis de la deuda del Tercer Mundo que comenzó en la década de 1980 favoreció la imposición de políticas neoliberales por las cuales los acreedores llevaron a cabo una reestructuración de la deuda destinada a continuar con los reembolsos a cambio de la aplicación de los Planes de Ajuste Estructural Ajuste estructural Política económica impuesta por el FMI como condición para la concesión de nuevos préstamos o para la refinanciación de préstamos anteriores. (PAE). Estos últimos, que se supone que se utilizan para pagar deudas públicas ilegítimas, han generado un deterioro constante de las condiciones de vida de las poblaciones, a través de la drástica reducción del gasto público para lograr el equilibrio presupuestario, la liberalización económica, la producción agrícola orientada a la exportación en detrimento de los cultivos alimentarios, etc. Medidas, todas, de austeridad que agravan la desigualdad y aumentan la pobreza. Con el lanzamiento de la I-PPME en 1996, el FMI cancelaba solo las deudas impagables y hacía que la deuda fuera simplemente sostenible. Los países afectados estaban obligados a reembolsar al máximo de sus posibilidades. A cambio de este alivio, se fortalecían los PAE (privatizaciones, recortes presupuestarios, etc.). Por lo tanto, el objetivo de la I-PPME era garantizar el pago de la deuda al tiempo que se fortalecían las condicionalidades de la “ayuda”. Por lo tanto, si la migración también tiene otras motivaciones, culturales por ejemplo, está esencialmente vinculada al modelo económico que resulta de la acción Acción Título mobiliario emitido por una sociedad de acciones. Este título representa una fracción del capital social. En particular otorga a su titular (el accionista) el derecho a percibir una parte de los beneficios distribuidos (el dividendo) y de participar en las asambleas generales de la empresa. de las instituciones financieras internacionales en los países del Sur, a través de la deuda.

El endeudamiento y los planes catastróficos de austeridad también están afectando a varios países del Norte hoy en día. Por citar solo un ejemplo presentado en la exposición, de los once millones de habitantes de Grecia, medio millón se convirtió en migrante económico en la década de austeridad impuesta desde 2010 con el pretexto de que reduciría la deuda pública. Las y los migrantes no griegos que habían venido a Grecia en décadas anteriores como inmigrantes eran aún más numerosos. En efecto, Grecia es desde hace años, igual que Italia y España, uno de los principales países que se hacen cargo de demandantes de asilo, según el “reglamento de Dublín” por el que la Unión Europea (UE) intenta desplazar, más allá del Mediterráneo, la gestión de sus fronteras externas al espacio Schengen. Aunque los acuerdos de Schengen en 1985 abrieron las fronteras entre los países miembros, también marcaron el punto de partida para la construcción de Europa como fortaleza como la conocemos hoy. En efecto, desde 2016 se han firmado acuerdos, que violan muchos derechos humanos fundamentales, entre países europeos y países como Libia o Turquía, de modo que estos últimos se hacen cargo de la gestión de las y los migrantes en las fronteras europeas en lugar de la UE. Finalmente, es un enfoque de las políticas de fronteras que está eminentemente vinculado a la agenda política neoliberal. Son estas relaciones las que la exposición pretende demostrar, con el fin de entender, sobre un mapa, el mundo.

 Detrás de las falsas apariencias de la migración, la deuda

Cuando se trata de la migración y la llegada de nuevas personas a las sociedades occidentales, las ideas más comunes despiertan miedo o rechazo, haciendo a las y los migrantes responsables de las situaciones de vulnerabilidad en las que se encuentran. Estas preocupaciones a menudo se basan en prejuicios que deben deconstruirse para entender la realidad de los hechos, para identificar las responsabilidades de las políticas neoliberales en los mecanismos de la emigración y el fracaso patente de los Estados en garantizar los derechos económicos, sociales y culturales para todas y todos.

Hoy en día, es importante recordar que la percepción de que la migración es principalmente un fenómeno del Sur hacia el Norte no corresponde a la realidad. Porque la migración entre países del Sur es el tipo de migración más común y representó el 38% de la migración internacional en 2017 [10]. Solo el 35% de las personas migrantes internacionales se mueven del Sur al Norte, mientras que en 2017, Europa y América del Norte poseían el 60,6% de la riqueza mundial, que África poseía solo el 0,8% y América Latina el 2,5%, estando el resto repartido entre los países de Asia y el Pacífico [11]. También es importante señalar que en 2019 [12] , Turquía, Colombia, Pakistán y Uganda, que en conjunto representan el 1,6 % de la economía mundial, acogieron a un tercio de los refugiados, mientras que el 86 % de los refugiados fueron recibidos en los llamados países “en desarrollo”. Esto significa que “no damos acogida a toda la miseria del mundo” contrariamente a lo que a menudo se sugiere para justificar una política de inmigración restrictiva. Además, la mayoría de las y los refugiados provienen de solo 5 países. Estos últimos están ubicados en regiones fuertemente debilitadas por siglos de colonialismo y luego políticas neoliberales impuestas por los países del Norte.

Mientras los países del Sur están atrapados por la deuda, las políticas migratorias han ido acompañadas de la creación de una agencia de control fronterizo de la UE, Frontex, cuyo presupuesto anual ha aumentado de alrededor de 6 millones de euros en 2005 a alrededor de 143 millones de euros en 2015 y a más de 450 millones de euros en 2020 [13]. En los últimos años, los instrumentos para reprimir la migración también han aumentado constantemente dentro de los Estados miembros, con el uso generalizado de centros de detención de migrantes, el uso de nuevas tecnologías para monitorear las fronteras o la construcción de muros y barreras para evitar que las y los migrantes crucen fronteras (por ejemplo: Ceuta, Calais). Entre enero de 2014 y diciembre de 2019, al menos 19.803 personas murieron tratando de cruzar el Mar Mediterráneo para llegar a Europa [14]. Como ha subrayado el CADTM en el libro conjunto de reivindicaciones comunes sobre la deuda, Stathis Kuvélakis argumenta convincentemente que las fortificaciones instaladas en los últimos años para evitar que las personas migrantes lleguen a la UE son responsables de esta tragedia; también indica que, desde la firma del acuerdo entre la UE y Turquía, “si el número de muertes por mes ha disminuido, el número de muertes en comparación con el número de personas que llegan a suelo de la UE sigue aumentando, habiéndose duplicado desde 2016” [15] . Esto es aún más inaceptable cuanto que Europa tiene una grave responsabilidad material y moral en la formación de situaciones que llevan a cientos de miles de personas a abandonar sus países.

 Nueva crisis de la deuda, nueva crisis de la acogida

Según el Banco Mundial, más de 500 millones de personas podrían caer en la pobreza como resultado de la crisis del Coronavirus [16]. Cabe señalar que incluso antes de la llegada de la pandemia, 64 países gastaban más en el pago de la deuda que en financiar el sector de la salud. Por ejemplo, la RDC, que dedica 2,5 veces más de sus recursos al pago de la deuda externa (11,3%) que al gasto sanitario (4,4%) [17].

Debido a este aumento de la pobreza combinado con la creciente dificultad para pagar la deuda pública, los países se ven obligados a recurrir a las medidas de emergencia del G20 G20 El Grupo de los Veinte (G20) está compuesto por diecinueve países más la Unión Europea, en el que los ministros, gobernadores de bancos centrales y jefes de Estado se reúnen regularmente. Fue creado en 1999, tras la sucesión de crisis financieras de los años noventa. Pretende favorecer la cooperación internacional, integrando el principio de un diálogo ampliado ante el creciente peso económico adquirido por un grupo de países. Sus miembros son: Alemania, Sudáfrica, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Turquía y la Unión Europea (representada por el Presidente del Consejo y el gobernador del Banco Central Europeo). y el FMI, que tendrán un impacto extremadamente bajo. Cuarenta años después de la crisis de la deuda del Tercer Mundo y la aplicación de los PAE, la “ayuda” externa y sus condicionalidades requeridas por los acreedores han demostrado sus deficiencias. Cuando, los países del Sur atraviesan una nueva crisis de deuda pública, los reembolsos de la deuda socavan la economía de un país y la capacidad de su gobierno para proteger los derechos económicos y sociales fundamentales de sus ciudadanos que, por lo tanto, emigran.

Como hemos visto, las deudas no resuelven la migración, la agravan y la alimentan. Frente a esta observación, los países del Norte optan por una gestión criminal de las fronteras y la renuncia al principio de solidaridad con las poblaciones de los países pobres que se incorporan a los países del Norte.

Sin embargo, a lo largo de este artículo y esta exposición, se esboza claramente que algunas de las respuestas apropiadas a los problemas de migración podrían darse en el marco de un reequilibrio del conjunto de las relaciones Norte-Sur. Se deben tomar medidas que vayan más allá, para redistribuir la riqueza, reducir las desigualdades y garantizar, en cualquier caso, una acogida digna para las y los migrantes. De esta manera, la cancelación inmediata e incondicional de las deudas públicas ilegítimas aparece como una de las condiciones indispensables para garantizar la satisfacción de los derechos humanos.

Se han hecho propuestas claras en el marco de las iniciativas Recommons Europe. Manifiesto por un nuevo internacionalismo de los pueblos en Europa así como en el Cuaderno de reivindicaciones comunes sobre la Deuda y la necesidad de control ciudadano sobre las finanzas a nivel europeo, ambos defendidos por el CADTM, para cambiar verdadera y profundamente las relaciones injustas entre los Estados europeos y los pueblos del Sur Global. En este sentido, es necesario en particular:

  • Reducir las desigualdades para que todas las personas puedan vivir decentemente donde quieran.
  • Establecer rutas de acceso legales y seguras en todo el mundo y poner fin a la violencia en las fronteras. Facilitar los marcos legales y administrativos necesarios garantizará la circulación segura de las personas, para que podamos hacer de la migración una opción, no una necesidad mortal.
  • Eliminar lugares de detención y dispositivos militares como muros y cercas, sistemas de vigilancia, etc.
  • Poner fin a la criminalización y las leyes que clasifican a las personas migrantes como personas “ilegales”; también poner fin a las distinciones moralizadoras entre las y los buenos migrantes (aquellos y aquellas con acceso al asilo, quienes tienen acceso al mercado laboral) y los malas personas migrantes (“personas ilegales”).
  • Establecer verdaderos mecanismos de acogida para las y los migrantes, que garanticen el acceso a los servicios públicos y luchen contra el racismo estructural. Proporcionar oportunidades de regularización a las y los migrantes en situación irregular que les permitan establecer o restaurar sus derechos.

Este texto retoma elementos importantes avanzados en los dos documentos clave mencionados. Es posible encontrarlos aquí:

18786

https://mrafundazioa.eus/es/centro-de-documentacion/otros-documentos/recommons-europe-manifiesto-por-un-nuevo-internacionalismo-de-los-pueblos-en-europa/@@download/file




Notas

[2Exposición a iniciativa de los activistas del CADTM Bruselas en el marco del Día Internacional del Migrante el 18 de diciembre, llevada a cabo por el CADTM Bélgica y la Casa de la Compasión. La exposición se celebra del 12/10/2020 al 31/01/21 en la Iglesia Béguinage de Bruselas.

[6Myria, Migración en Bélgica: datos estadísticos, 2017, https://www.myria.be/files/Migration2016-2-Migrations_en_Bélgica_statistics_data.pdf

[7Véase la descripción de la iniciativa PPME en el sitio web del Club de París, consultado el 16 de diciembre de 2020. http://www.clubdeparis.org/en/communications/page/initiative-ppte

[9El Tratado de Versalles de 1919 establece, en su artículo 255, que Polonia está exenta del pago «la parte de la deuda que la Comisión de Reparaciones atribuirá a las medidas adoptadas por los gobiernos alemán y prusiano para la colonización alemana de Polonia». Una disposición similar se hizo en el tratado de paz de 1947 entre Italia y Francia, que declaró «inconcebible que Etiopía asumiera la carga de las deudas contraídas por Italia para asegurar su dominio sobre el territorio etíope». El artículo 16 de la Convención de Viena de 1978, que rige el derecho de los tratados, no dice nada más: «Un Estado recién independizado no está obligado a mantener un tratado en vigor o a convertirse en parte en él únicamente porque, en la fecha de la sucesión de los Estados, el tratado estaba en vigor con respecto al territorio al que se refiere la sucesión de Estados».

[10OIM, Hoja informativa sobre tendencias migratorias globales 2015, abril de 2016. Los datos de las principales instituciones internacionales como la OIM son esenciales porque estas instituciones tienen enormes medios para producir estadísticas. Sin embargo, tenemos un enfoque crítico de estos datos porque las propias Naciones Unidas desempeñan un papel importante en las políticas de control migratorio de los países occidentales, despolitizando así las cifras aislándolas del contexto que conduce al fenómeno migratorio.

[13Frontex, Documentos Clave. https://frontex.europa.eu/about-frontex/key-docu-ments/ (consultado el 15 de diciembre de 2020).

[14Organización Internacional para las Migraciones, Proyecto Migrantes Desaparecidos. http://missingmigrants.iom.int (consultado el 19 de julio de 2020).

[15Stathis Kouvélakis, «Borderland. Grecia y la cuestión sur de la UE», New Left Review, Número 110, marzo-abril de 2018. En francés, véase una versión anterior de este texto: «Grecia, la frontière, l’Europe», Contretemps-web, 19 de junio de 2017. URL: https://www.contretemps.eu/grece-bordere-europe-forteresse/. En español, https://newleftreview.es/issues/110/articles/stathis-kouvelakis-zona-fronteriza.pdf

[17“Comparing debt payments with health spending” Jubilee Debt Campaign («Comparación de pagos de deuda con gastos de salud», Campaña de deuda jubilar), abril de 2020. https://jubileedebt.org.uk/wp-content/uploads/2020/04/Debt-payments-and-health-spending_13.04.20.pdf

Anaïs Carton

Permanente au CADTM Belgique

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org