El Banco del Sur debe ser un banco para financiar una economía socialista

10 de mayo de 2007


Por: Dick Emanuelsson (especial para ARGENPRESS.info)
Fecha publicación: 09/05/2007

El Banco del Sur ya es un hecho. Otro proyecto integracionista esta en camino en América Latina, dicen los entusiastas. Pero hay otros que son más escépticos y dicen que el Banco podrá convertirse en una “teta” al gran capital latinoamericano.

La decisión la semana pasada en Quito de crear el Banco del Sur, significa indiscutiblemente un nuevo paso en la integración latinoamericana. Ahora no solamente están los países que integran el ALBA sino integran también países como Argentina, Brasil, Ecuador y Paraguay.

¿Pero que perspectiva hay que el Banco del Sur no sea una repetición del FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
, BID o el Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (189 miembros el año 2017) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
? ¿Cuales son las garantías Garantías Acto que proporciona a un acreedor una seguridad en el cumplimiento del compromiso del deudor. Distinguimos entre garantías reales (derecho de retención, fianza, prenda, hipoteca, privilegio) y las garantías personales (caución, aval, carta de intención, garantía autónoma). para que las transnacionales regionales latinoamericanas no se aprovechen el capital de pensiones de los pueblos fondado para propios beneficios?

Son temas que inquietan a mucha gente, no solamente en América Latina, sino en todo el mundo que ve con mucha expectativa los múltiples proyectos integracionistas lanzado por el presidente venezolano Hugo Chávez y los demás integrantes del ALBA.

Sobre Banco del Sur hablamos con Plinio Soares de Arruda, economista de la Universidad Estadual de Campinas, Brasil, uno de los destacados economistas que participó como ponente en la conferencia internacional sobre globalización Globalización (ver también Mundialización)

Origen y sentido de este término anglosajón: en inglés, la palabra «global» se refiere tanto a fenómenos que interesan a la (o las) sociedad(es) humana(s) a nivel del globo como tal (es el caso de la expresión «global warming» que designa el efecto invernadero), como a procesos que poseen la característica de ser «globales» únicamente en la perspectiva estratégica de un «agente económico» o de un «actor social» preciso. En lo que estamos viendo, el término «globalización» nació en las bussiness schools norteamericanas y reviste el segundo sentido. Se refiere a los parámetros pertinentes de la acción estratégica del gran grupo industrial. Lo mismo sucede en la esfera financiera. A la capacidad estratégica del gran grupo de adoptar una aproximación y una conducta «globales». En un debate público, el patrón de uno de los mayores grupos europeos explicó, en sustancia, que la «globalización» representa «la libertad para su grupo de implantarse donde quiera, cuando quiera, para producir lo que quiera, aprovisionándose y vendiendo donde quiera, y en donde tenga que soportar las menores obligaciones posibles en materia de derechos laborales y convenciones sociales» (extraido de Chesnais, 1997[a]).
e integración en la Habana el mes de febrero pasado.

A quebrar la dominación imperialista

¿Cómo ha sido el debate sobre el Banco del Sur en Brasil de punto de vista gubernamental y del movimiento popular? ¿Cuáles han sido o son las expectativas de aquel banco? ¿Tiene posibilidad de ser un banco que reindustrialice a Latinoamérica o será un banco en donde el gran capital industrial local o regional saque provecho de los fondos que ahí se va a crear?

- Brasil es un país muy provinciano. Las relaciones de dependencia y dominación que caracterizan el sistema capitalista mundial no forman parte del debate político brasileño. Por eso, la discusión sobre el Banco del Sur es paupérrima, tanto en las esferas gubernamentales como en el movimiento social. Hasta el momento, la discusión se ha restringido a los economistas conservadores, preocupados por la ofensiva diplomática de Chávez en América Latina. Se teme cualquier iniciativa que pueda provocar arañazos en las excelentes relaciones del gobierno Lula con el FMI, el Banco Mundial y Estados Unidos.

- La formación de un banco para administrar los excedentes de dólares de América Latina es una excelente idea. Tener un banco capaz de conceder crédito en moneda de curso internacional reduciría la dramática dependencia de los países de la región en relación a los organismos internacionales y a la comunidad financiera internacional. Pero es una ilusión imaginar que un banco sea capaz de resolver nuestros problemas. La autonomía financiera es una precondición para la articulación de políticas económicas vueltas hacia la atención de las necesidades del conjunto de la población.

- Pero no es condición suficiente para quebrar la dominación del imperialismo en la región. Para interrumpir el proceso de reversión neocolonial que asola la región, es fundamental promover cambios más profundos, tales como la nacionalización de la economía, la denuncia de pactos internacionales espurios que maniatan el rayo de libertad de nuestros estados nacionales, la reforma agraria, la reforma urbana, etc. Sin tales medidas, en la mejor de las hipótesis, el Banco del Sur se convertirá en una institución para financiar los llamados “campeones nacionales” - grandes empresas que funcionan como transnacionales, con gran autonomía operacional y, prácticamente, sin ninguna responsabilidad nacional.

La verdadera preocupación brasileña

El Clarín reportó el 17 de abril en las vísperas del inicio de la cumbre presidencial en Isla Margarita que ”Marco Aurelio García, asesor internacional del presidente de Brasil, Lula da Silva, desarmó ayer cualquier expectativa sobre una presunta disposición de ese país a participar del Banco del Sur, una iniciativa impulsada por Argentina y Venezuela, como socio fundamental” y comentó: ”No vamos a adherir al proyecto, no vamos a comer un plato hecho por otros”. ¿Qué lo que se esconde detrás de ese fuerte rechazo al proyecto del Banco del Sur y cuál ha sido la posición de ’Lula’?

- Lula no tiene el menor problema de “comer un plato hecho por otros”. El viene comiendo por la mano del FMI y de la banca internacional desde antes de asumir el gobierno, en septiembre de 2002, cuando suscribió la llamada “Carta a los Brasileños”, en la cual se compromete a continuación la cartilla neoliberal. El gobierno brasileño está más preocupado en consolidar su “credibilidad” junto a la comunidad financiera, internacional y nacional, que en experimentar salidas, más o menos heterodoxas, de la trampa del neoliberalismo. Por eso, Lula se resiste mucho en aproximarse a la revolución bolivariana y tiene serias desconfianzas en relación a Evo Morales y Rafael Correa.

¿En que sentido El Banco del Sur realmente podría ser una alternativa al FMI, el BID o el Banco Mundial en el sentido popular, integración y del desarrollo social para los pueblos de los miembros de ese banco? ¿O será una simple institución, como algunos han expresado, en donde se presta para obras de infraestructura?

- El Banco del Sur sería una alternativa a los organismos internacionales si sus recursos fueran utilizados para financiar un estilo de desarrollo donde “el norte fuera el Sur”, o sea, para financiar un patrón de incorporación de adelanto técnico que tenga como prioridad absoluta la atención de las necesidades del conjunto de la población de América Latina - tierra, trabajo, techo y soberanía nacional. De lo contrario, el Banco será sólo un instrumento a disposición de los grandes grupos económicos de la región para potenciar su capacidad de competencia en el escenario internacional. En otras palabras, para que el Banco del Sur sea un instrumento al servicio de los pueblos latinoamericanos, su construcción debe ser parte de un proceso más general de ruptura con el imperialismo. No veo la más mínima posibilidad de un cambio de esa envergadura sin la superación del capitalismo. El Banco del Sur debe ser, por lo tanto, un banco para financiar una economía socialista.

Poder político en el Banco para las economías más débiles

¿Cómo podrá ser un banco con participación igualitaria de los países que lo formen, basados en una representación ”proporcional”, como ha dicho Guido Mantega [2], el ministro de hacienda brasilero, a sus respectivas economías, para que todos los países estén ”en pie de igualdad”?

- La integración de los pueblos latinoamericanos debe ser concebida como una unidad dentro de la diversidad. Para tanto, es fundamental erradicar por la raíz cualquier tipo de actitud chauvinista y de pretensión hegemonista. Para que las economías más fuertes no engullan las más débiles, para que las minorías no sean masacradas por las mayorías, la integración latinoamericana exige un arreglo federativo, con altísimo poder político para los pueblos que poseen las economías más débiles. Es dentro de este espíritu que entiendo que debe ser concebido el proceso decisivo del Banco del Sur.

Mantega también ha sugerido al gobierno de Brasilia, que de concretarse la institución financiera, deberá estar ligada al Mercado Común del Sur (Mercosur Mercosur El Mercosur es una zona regional de cooperación económica del Cono Sur (mercado del Cono Sur) que reúne a Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay, más dos países asociados, Chile y Bolivia ), según la agencia de noticia venezolana, ABN. ¿Cuál es su opinión sobre esa posición? ¿Por qué el interés Interés Cantidad pagada como remuneración de una inversión o percibida por un prestamista. El interés se calcula sobre la base de la cantidad de capital invertido o prestado, de la duración de la operación y del último tipo aplicado en ese momento. de “amarrarlo” al Mercosur?

- El gobierno brasileño no tiene ninguna disposición de romper con la orden global. El interés de Mantega es subordinar el Banco del Sur a la lógica dominadora del Norte, pues el MERCOSUR es un acuerdo comercial que sirve a los intereses de algunas multinacionales y está perfectamente encuadrado en los marcos de la globalización neoliberal. Un banco para romper este orden no está en los planes del gobierno Lula.

¿Que camino elige Brasil?

¿Cuáles son los lazos que unen Brasil y Venezuela en el espectro económico e industrial y en que áreas se puede crecer? ¿Hay una real integración de Brasil en América Latina?

- Los lazos económicos entre Brasil y Venezuela son tenues. Brasil es autosuficiente en petróleo y el mercado venezolano tiene participación minúscula en la pauta de exportaciones de Brasil. Brasil tiene interés en el gas venezolano para disminuir la dependencia del gas boliviano, y tiene interés en abrir nuevos mercados para sus industrias en Venezuela.

- Los dos objetivos son complicados. El primero, sólo refuerza un modelo energético e industrial que debe ser superado. El segundo, si fuera implementado en las reglas ultraliberales del Mercosur, comprometerá la industrialización venezolana. Creo que Brasil y Venezuela tienen muchos frentes de cooperación económica, pero ellas deberían ser concebidas en los marcos de la ALBA.

- El Mercosur y los demás países de América del Sur son importantes socios comerciales de Brasil. Pero esto no significa que la economía brasileña esté integrada con América Latina. Son las empresas multinacionales acogidas en Brasil que, para desgracia nuestra, están profundamente integradas en el espacio económico latinoamericano. Una economía amenazada de desintegración, como la brasileña, no puede integrarse a la otra, y viceversa.

Las dos agendas de ’Lula’

¿Esta jugando Lula con dos agendas? ¿Una con Chávez y la otra con Bush? ¿Qué importancia tiene un eventual acuerdo sobre el etanol entre Brasil y Estados Unidos para crear obstáculos en la integración latinoamericana?

- En la realidad, Lula sólo tiene una agenda: ganar la “confianza” del imperialismo para ser su socio preferente en América del Sur. Además del juego de escena para efectos internos, sobre todo con los segmentos populares que tienen gran simpatía por la revolución bolivariana, la “amistad” con Chávez sirve para aumentar el poder de la maniobra de Brasil junto a Estados Unidos. Caso de concretizarse, la opción preferente por el etanol significa una verdadera pala de cal (muerte) en los sueños de una mayor participación de Brasil en un esquema alternativo de integración latinoamericana.

- El Etanol casa el agro-negocio con la industria automovilística - el nuevo latifundio con el viejo capital internacional - dando aliento adicional al patrón de acumulación neoliberal-periférico que condena a Brasil a profundizar el proceso de reversión neocolonial en curso hay más de tres décadas.




CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

8 rue Jonfosse
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org