Comunicado de Prensa

El ODG insta al Gobierno Español a cancelar de forma inmediata toda la deuda de los países asiáticos y africanos afectados por el Tsunami

10 de enero de 2005 por El Observatorio de la Deuda en la Globalización.


El ODG critica que la mayor parte de la ayuda que el gobierno español ha prometido para la reconstrucción de los países afectados sea en forma de préstamos ligados a
los intereses comerciales españoles.

Añadiéndose a la petición de cerca de un centenar de organizaciones internacionales, lideradas
por la red Jubileo Sur [1], el Observatorio de la Deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
en la Globalización Globalización (ver también Mundialización)

Origen y sentido de este término anglosajón: en inglés, la palabra «global» se refiere tanto a fenómenos que interesan a la (o las) sociedad(es) humana(s) a nivel del globo como tal (es el caso de la expresión «global warming» que designa el efecto invernadero), como a procesos que poseen la característica de ser «globales» únicamente en la perspectiva estratégica de un «agente económico» o de un «actor social» preciso. En lo que estamos viendo, el término «globalización» nació en las bussiness schools norteamericanas y reviste el segundo sentido. Se refiere a los parámetros pertinentes de la acción estratégica del gran grupo industrial. Lo mismo sucede en la esfera financiera. A la capacidad estratégica del gran grupo de adoptar una aproximación y una conducta «globales». En un debate público, el patrón de uno de los mayores grupos europeos explicó, en sustancia, que la «globalización» representa «la libertad para su grupo de implantarse donde quiera, cuando quiera, para producir lo que quiera, aprovisionándose y vendiendo donde quiera, y en donde tenga que soportar las menores obligaciones posibles en materia de derechos laborales y convenciones sociales» (extraido de Chesnais, 1997[a]).
considera absolutamente necesaria la inmediata cancelación de toda la deuda externa de los países afectados por el Tsunami que el pasado 26 de diciembre acabó con la vida de más
de 150.000 personas, dejó miles de desaparecidos y desplazados y causó incalculables daños materiales. Los países afectados por el Tsunami suman una deuda externa total de 294.410 millones d’euros (393.480 millones de dólares) que deben principalmente a los gobiernos y bancos comerciales del países ricos y a las instituciones financieras internacionales como el Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (189 miembros el año 2017) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
y el Fondo Monetario Internacional FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
. El gobierno español por su parte es acreedor de cerca de 600 millones d’euros de deuda de países como Indonesia, India, Bangla Desh, Malasia, Somalia, Tanzania y Kenia. Según datos del Banco Mundial estos países dedicaron en el 2002 más de 1.300 millones de dólares a pagar el servicio de la deuda Servicio de la deuda Suma de la amortización más los intereses del capital prestado. , la
mayor parte a los gobiernos de los países enriquecidos. Algunos de estos países, como Indonesia, Malasia o Kenia, dedican más del 50% de su PIB Producto interno bruto
PIB
El PIB es un índice de la riqueza total producida en un territorio dado, estimada sobre la base de la suma de los valores añadidos.
a pagar anualmente este servicio de la deuda. En Indonesia, dónde el 52% de la población vive con menos de 2 dólares al día, se destina el 199% de los ingresos por exportaciones al pago de la deuda. Asimismo, Sri Lanka, India, Bangla Desh, Tanzania y Kenia destinan más del 115% de los ingresos por exportaciones al pago de la Deuda [2].

Buena parte de esta deuda ha estado considerado por las organizaciones de la sociedad civil de aquellos países como una deuda ilegítima, acumulada a menudo por dictadores o gobiernos corruptos. Un caso destacable es el de la deuda odiosa Deuda odiosa Según la doctrina jurídica de la deuda odiosa, teorizada por Alexander Sack en 1927, una deuda es «odiosa» cuando reúne dos condiciones esenciales:

1.- La ausencia de beneficio para la población: la deuda no fue contraída a favor del interés del pueblo y del Estado, sino en contra de esos intereses, y/o a favor del interés personal de los dirigentes y de las personas próximas al poder.

2.- La complicidad de los prestamistas: Los acreedores sabían (o tenían la capacidad de saber) que los fondos prestados no beneficiarían a la población.

Para Sack, la naturaleza despótica o democrática de un régimen no debía tenerse en cuenta. Una deuda contraída por un régimen autoritario debe, según Sack, ser reembolsada si ésta sirve a los intereses de la población. Un cambio de régimen no autoriza el cuestionamiento de la obligación que tiene el nuevo régimen de pagar las deudas del gobierno precedente, salvo si éstas fueran odiosas.

[Extractos] del Tratado jurídico y financiero por Alexander Nahum Sack, ex profesor agregado a la Facultad de Derecho de la Universidad de Petrogrado.

A partir de esta definición «conservadora» de deuda odiosa, otros juristas y movimientos sociales, como el CADTM, ampliaron esta definición teniendo en cuenta, especialmente, la naturaleza del régimen que contrae la deuda y la consulta que se hace, o no se hace, a los parlamentos nacionales para la aprobación o la concesión del préstamo.

De manera especial, citemos la definición de deuda odiosa utilizada por la Comisión para la verdad sobre la deuda griega, que se apoya, a la vez, en la doctrina de Sack, y también en los Tratados internacionales y los principios generales del derecho internacional.

Así que una deuda odiosa responde a:

1.- Una deuda contraída en violación a los principios democráticos, que comprende el asentimiento, la participación, la transparencia y la responsabilidad, y ha sido empleada contra los más altos intereses de la población del Estado deudor, mientras el acreedor sabía, o tenía capacidad de saber, lo precedente.

O a lo siguiente:

2.- Una deuda que tiene por consecuencia negar los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de la población, mientras el acreedor sabía, o tenía capacidad para saber, lo precedente.
de Suharto en Indonesia: durante su
mandato se acumuló una deuda externa de cerca de 150 mil millones de dólares, y el dictador desfalcó entre 15 y 35 mil millones de dólares entre 1964 y 1998. Ahora, la población de Indonesia tiene que hacer frente a los efectos del tsunami y al pago de la deuda que Suharto dejó pendiente. Por eso es por lo que desde el ODG reclamamos al gobierno español que, no sólo cancele la deuda de los países afectados, sino que disponga las herramientas y los
esfuerzos necesarios para realizar auditorias de la deuda externa en estos países, de forma que se esclarezca el grado de ilegitimidad de la deuda, así como quien son los
responsables de las ilegitimidades y se proceda a reclamar las reparaciones pertinentes.

La propuesta británica de moratoria en el cobro de la deuda: totalmente insuficiente

El gobierno británico ya ha negociado con el resto de países del G8 G8 Corresponde al G7 más la Federación de Rusia (desde 1995). una moratoria en el cobro de la deuda de los países afectados por el Tsunami y ha anunciado que propondrá una reestructuración de deuda al resto de los países que conforman el Club de París, un club informal que reúne a los 19 países principales acreedores de deuda, entre los cuales está el gobierno español. Esta reestructuración afectaría sólo a una parte de la deuda bilateral de estos países con los miembros del Club de París y quedará muy lejana de la cancelación del 100% de la deuda que reclamamos las organizaciones de la sociedad civil.

Desde el ODG instamos al gobierno español a que no espere las negociaciones del Club de París y se adelante con una cancelación total e inmediata de la deuda externa de los
países afectados. Asimismo, pedimos al gobierno español que proponga una cancelación total de la deuda externa de estos países tanto en el marco de la próxima reunión del Club de París, como en las Instituciones Financieras Internacionales dónde tiene representación (Banco Mundial, Banco Asiático de Desarrollo, Banco Africano de Desarrollo y Fondo Monetario Internacional). La moratoria propuesta por el Reino Unido no es en absoluto suficiente para hacer frente a la situación en que se encuentran los países afectados.

Ayuda en forma de préstamos? Más deuda para el Sur y beneficios para las empresas españolas

Desde el ODG queremos también denunciar la decisión del gobierno español de asignar hasta 50 millones de Euros con cargo al Fundes de Ayuda al Desarrollo (FAD) para hacer frente a la reconstrucción de los países afectados por el Tsunami. De estos, sólo 2 millones d’euros serán otorgados como donaciones no reembolsables. El resto, hasta 48 millones d’euros, serán prestados a los países afectados, de manera que pasarán a engrosar la deuda externa de estos
países. Los créditos Créditos Suma de dinero que una persona (el acreedor) tiene el derecho de exigir de otra persona (el deudor).

Créditos privados
Préstamos concedidos por los bancos comerciales, sea cual sea el prestatario.

Créditos públicos
Préstamos concedidos por acreedores públicos, sea cual sea el prestatario.
FAD se han revelado en varias ocasiones como una herramienta nefasta para hacer frente a emergencias en los países empobrecidos.

Parte de los préstamos prometidos por el gobierno español estarán ligados a la compra de bienes y servicios ofrecidos por empresas españolas. El Gobierno del PSOE continúa así elcamino iniciado por los primeros gobiernos socialistas, e intensificado por los gobiernos del Partido Popular, de priorizar los intereses comerciales y económicos españoles por delante de las necesidades de la población destinataria de las ayudas. La ayuda al desarrollo y la ayuda de emergencia a los países del Sur, tal y como recomienda el Comité de Ayuda al Desarrollo
(CAD) de la OCDE Organización de Cooperacion y Desarrollo Economicos
OCDE
Creada en 1.960 y con sede en el Château de la Muette en París, la OCDE agrupaba en el 2.002 los quince miembros de la Unión Europea más Suiza, Noruega, Islandia; en América del Norte, Estados Unidos y Canadá; en Asia-Pacífico, Japón, Australia y Nueva Zelanda. Entre 1.994 y 1.996, ingresaron tres países del Tercer Mundo: Turquía, candidata a entrar también a la Unión Europea; México, que con sus dos vecinos del Norte forma el ALCNA o NAFTA; Corea del Sur. Desde 1995 se han sumado tres países del ex bloque soviético: la República Checa, Polonia y Hungría. En el año 2.000, la República Eslovaca constituyó el miembro número treinta.
Lista de los países miembros de la OCDE por orden alfabético: Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Corea del Sur, Dinamarca, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Japón, Luxemburgo, México, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, República Eslovaca, Reino Unido, Suecia, Suiza, Turquía.
Sitio web :
, debería estar totalmente desligada de los intereses económicos y políticos de los países donantes.

Finalmente, desde el ODG queremos recordar que la cancelación de la deuda externa no se debe que limitar a los países afectados por el tsunami, sino que debería que hacer-se extensiva a todos los países empobrecidos, que encuentran en la deuda un importante impedimento para su desarrollo. Esta deuda externa, al igual que las relaciones injustas del comercio internacional, las políticas de ajuste macroeconómico impuestas por el Banco Mundial o el FMI, los impactos sociales y medioambientales de las grandes transnacionales, la degradación del medio ambiente o la falta de acceso a cierta tecnología (que entre otras cosas no permitió a los países del sudeste asiático detectar a tiempo la llegada del tsunami), impiden que los países empobrecidos puedan hacer frente a “desastres naturales” que, sin duda, no afectarían del mismo modo a países como el nuestro.

Por más información podéis poneros en contacto con:

Iolanda Fresnillo

iolanda.fresnillo chez debtwatch.org

93.785.13.18 / 678.29.69.79

Dani Gómez-Olivé

dani.goic chez debtwatch.org

93.785.13.18 / 660.66.59.34

Observatorio de la Deuda en la Globalización

Cátedra UNESCO en tecnología, desarrollo sostenible, desequilibrios y cambio global de la Universitat Politècnica de Catalunya



Fuente: ODG (www.observatorideute.org), 5 de enero de 2005.

Notas

[1Comunicado Internacional “Frente a la Deuda y el Desastre” (http://www.cadtm.org/article.php3?i...).

[2Banco Mundial, World Development Indicators 2004 (datos correspondientes a 2002)

Otros artículos en español de El Observatorio de la Deuda en la Globalización. (5)

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org