El escenario severo del Banco de España (y que su nota informativa calla): Una deuda pública del 122,6% y un paro del 18,3%… ¡este año 2021!

19 de abril por Fátima Martín


Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España.

Una deuda pública del 122,6% y un paro del 18,3% es el escenario severo que prevé el Banco de España… ¡para este mismo año 2021! Un panorama dramático que, curiosamente, la nota informativa del organismo gobernado por Pablo Hernández de Cos ha silenciado [1]. Y eso que ya desde mediados de febrero, España sabía, a través de Eurostat, que la deuda pública se dispararía al 120% del PIB en 2020 por la mala gestión del banco malo (SAREB) bajo la supervisión de la UE.

El pasado día 23 de marzo de 2021, el Banco de España publicó sus proyecciones macroeconómicas de la economía española entre el año en curso y 2023 [2]. En ellas, dibuja tres escenarios: Uno suave, uno central y uno severo. En este último, prevé un PIB Producto interno bruto
PIB
El PIB es un índice de la riqueza total producida en un territorio dado, estimada sobre la base de la suma de los valores añadidos.
del 3,2%, un paro del 18,3% y una deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
pública del 122,6% para 2021, frente al 6% del PIB, el 17% de paro y el 117,9% de deuda para este mismo año del escenario central, que es el que aparece destacado en la nota informativa.

En concreto, la nota en cuestión asegura que “los riesgos que rodean las proyecciones de crecimiento de la actividad en el escenario central están más equilibrados en el medio plazo de lo que lo estaban hace algunos meses”. Solamente menciona la existencia de dos escenarios alternativos “dado el elevado grado de incertidumbre que existe”. Al respecto, sostiene que “bajo el escenario suave se proyecta una resolución más rápida de la crisis sanitaria y unas menores secuelas de la crisis que en el central, mientras que lo contrario sucede bajo el escenario severo”. Dicha nota no recoge las sombrías proyecciones que el informe sí incluye en el escenario severo. Previsiones, por cierto, que elevan la deuda pública al 125,5% en 2023.

La cuestión es muy grave, porque euro que va a devolver la deuda es euro que no va a políticas sociales [3]. Recordemos que este año, sin contar con esos cerca de 35.000 millones de euros del banco malo (unos tres puntos del PIB), España gastará más en pagar los intereses de la deuda que en las prestaciones del paro[La deuda pública española se dispara al 117% del PIB... y la banca rescatada aún no ha pagado su hipoteca CADTM (09/03/2021) Ver online:19555]: 31.675 millones de euros en intereses de la deuda, frente a los 25.012 millones de euros para desempleo, según el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021 [4].

Cuando se cerraron las proyecciones macroeconómicas, el 16 de marzo de 2021, y aún más, cuando se publicó la nota informativa, el 23 de marzo, el Banco de España ya tenía que saber que elementos fundamentales de dichas proyecciones, como la deuda pública, iban a ser drásticamente modificados, lo que implica graves consecuencias, en perjuicio de los intereses generales. ¿Por qué se lo calló la nota informativa de la institución pública de la cual es responsable Pablo Hernández de Cos [5]?

Efectivamente, tan solo ocho días después, el día 31 de marzo, en la víspera de las vacaciones de Semana Santa, el mismo Banco de España publicaba que la deuda de las Administraciones Públicas se situó en el 120% del PIB en el 2020 [6]. La explicación que daba era que “incluye el efecto de la reclasificación de algunas unidades, entre las que destaca la correspondiente a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (SAREB)”.

De este modo, la deuda de las Administraciones Públicas según el Protocolo de Déficit Excesivo (PDE), que se envía a la Comisión Europea, alcanzó a finales de diciembre de 2020 un saldo de 1,346 billones de euros, el 120% del PIB, 24,5 puntos porcentuales más que en el mismo trimestre de 2019. La tasa de crecimiento del saldo de deuda fue del 13,2% en términos interanuales.

La reclasificación del banco malo en Administraciones Públicas dispara la deuda pública en 34.182 millones de euros en 2020

Ese mismo día 31 de marzo, víspera de Jueves Santo, el Banco de España publicaba otra nota informativa en la que daba cuenta de la reclasificación de SAREB en el sector de Administraciones Públicas [7]. Lo cual, según indicaba, “afecta al déficit público y a su saldo de deuda según el Protocolo de Déficit Excesivo (PDE)”. Esto significaba, ni más ni menos, que la deuda pública española aumentaba de un plumazo en 34.182 millones de euros en diciembre de 2020, importe que representa un 3% del PIB.

El mismo comunicado recordaba que “SAREB fue creada en noviembre de 2012, en el contexto de la crisis financiera y como parte del programa de ayudas a las instituciones financieras para la reestructuración y recapitalización del sector bancario español. La unidad fue establecida con una vida prevista limitada a 15 años y es mayoritariamente propiedad de entidades privadas (que ostentan el 54,1% del capital), aunque sus pasivos, principalmente emisiones de valores, están garantizados por el Estado”.

Sin despeinarse, la nota relataba cómo “en el momento de su creación, de acuerdo con Eurostat se decidió clasificar SAREB como una institución financiera privada no controlada por las Administraciones Públicas. Además del hecho de que SAREB era mayoritariamente propiedad de entidades privadas, una de las condiciones en las que se fundamentó esta decisión inicial fue que las pérdidas de SAREB, en caso de que las hubiera, tenían que ser relativamente pequeñas en comparación con el tamaño total de sus pasivos”.

A continuación, la nota informativa añadía lo que ya sabemos, que “desde su creación, SAREB ha ido incurriendo en pérdidas significativas, que actualmente representan un volumen apreciable en relación con sus pasivos, lo que indica que parte de las garantías Garantías Acto que proporciona a un acreedor una seguridad en el cumplimiento del compromiso del deudor. Distinguimos entre garantías reales (derecho de retención, fianza, prenda, hipoteca, privilegio) y las garantías personales (caución, aval, carta de intención, garantía autónoma). públicas sobre esos pasivos se ejecutarán en el futuro”.

Por todas estas razones, y alguna más, concluía que “el Comité Técnico de Cuentas Nacionales, teniendo en cuenta la opinión de Eurostat y de acuerdo con la normativa vigente, ha considerado que SAREB debe reclasificarse en las Cuentas Nacionales como una unidad perteneciente al sector de las Administraciones Públicas, dentro del subsector de la Administración Central, con efectos desde finales del año 2020”.

La carta de Eurostat exigiendo a España a asumir la deuda del banco malo

¿Y por qué el Banco de España sabía desde mediados de febrero que la deuda pública española se dispararía al 120% del PIB en 2020 por la mala gestión del banco malo? Sencillamente, porque fue en esa fecha, concretamente el 16 de febrero, cuando Eurostat envió una carta dirigida al Instituto Nacional de Estadística (INE) en la que exigía a España reclasificar la SAREB dentro del sector público, asumiendo como pública la mencionada deuda del banco malo, cifrada en 35.400 millones de euros [8].

Dicha misiva, firmada por Luca Ascoli, desde el Directorio de Estadísticas de las finanzas públicas de Eurostat y dirigida a Alfredo Cristóbal, director general de productos estadísticos del INE, recordaba que cuando se creó la SAREB en 2012 como parte del Memorando de Entendimiento firmado entre España y la Comisión Europea para ayudar a la reestructuración y recapitalización del sector bancario español, una de las condiciones para clasificarla como una institución financiera privada no controlada por el Gobierno era que las pérdidas tenían que ser pequeñas. Pues bien, según Eurostat, entonces las autoridades españolas, con Luis de Guindos -actual vicepresidente del Banco Central Banco central Entidad que, en un Estado, se encarga generalmente de la emisión de billetes de banco y del control del volumen de moneda y crédito. En España es el Banco de España quien asume dicho rol, bajo el control del Banco Central Europeo (BCE, ver más abajo).

El Banco Central de un país gestiona la política monetaria y tiene el monopolio de la emisión de la moneda nacional. Proporciona moneda a los bancos comerciales a un precio determinado por las tasas directoras, que son fijadas por el proprio banco.
Europeo- al frente del Ministerio de Economía, calcularon que el banco malo tendría un rendimiento cercano al 13%. La realidad fue que “desde la creación de la SAREB se ha incurrido anualmente en pérdidas”.

Ya en 2019, durante una visita de diálogo, Eurostat constató que “las pérdidas esperadas de la SAREB eran muy importantes (alrededor de 7.000 millones de euros a finales de 2018)”. y que además, “el plan de negocio presentado a Eurostat en 2012, que proyectaba un rendimiento del capital equivalente al 13%, claramente no fue cumplido”. Incluso el propio informe anual de la SAREB indicó que las pérdidas continuarían también en el futuro.

Regulación a medida diseñada por el Gobierno para la SAREB

La carta de Eurostat también hace hincapié en la regulación a medida que el Gobierno español ha diseñado para la SAREB, lo que en su opinión indica que “debe ser considerada como una entidad pública”. A lo que habría que añadir que “toda la deuda senior de SAREB está garantizada por el Gobierno”. Eurostat calcula dicha deuda senior en 35.400 millones de euros a mediados de 2020, al haber recuperado solamente 15.600 de los 51.000 millones de euros de deuda que el banco malo emitió.

Para colmo, Eurostat señala que, según un informe de la propia SAREB de 2020, se preveía que las pérdidas consumirían la totalidad del capital social y la deuda subordinada Deuda subordinada Se trata de una deuda en la que la devolución, en caso de liquidación, no tiene lugar más que después de otras deudas (denominadas privilegiadas o sénior). Los acreedores subordinados soportan entonces un mayor riesgo que el resto, lo que justifica una tasa de interés más alta para ellos. del banco malo durante el primer semestre de 2021 y que solo gracias a una regulación especial para la SAREB, ésta no tendría que ser disuelta y podría continuar desarrollando su actividad con normalidad…

En definitiva: La SAREB (o banco malo) ha sido gestionada como si fuera privada, entre buitres y parásitos [9], pero ahora su deuda milmillonaria (de euros) la pagamos entre todas porque figura como pública. Claro ejemplo de socialización de las pérdidas tras la privatización de las ganancias, bajo la estricta supervisión de la UE. ¿Cuándo será al revés?




Notas

[1Nota informativa
Proyecciones macroeconómicas de la economía española (2021-2023)
Banco de España (23/03/2021) Ver online: https://www.bde.es/f/webbde/GAP/Secciones/SalaPrensa/NotasInformativas/Briefing_notes/es/notabe230321.pdf

[2Proyecciones macroeconómicas 2021-2023 Banco de España (23/03/2021) Ver online: https://www.bde.es/bde/es/areas/analisis-economi/analisis-economi/proyecciones-mac/Proyecciones_macroeconomicas.html

[3¿No dejar a nadie atrás? El Gobierno de Pedro Sánchez asume la deuda del banco malo (SAREB), pero no la de los más vulnerables (26/03/2021) CADTM.org
Ver online: https://www.cadtm.org/No-dejar-a-nadie-atras-El-Gobierno-de-Pedro-Sanchez-asume-la-deuda-del-banco#nb5

[4Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021 Informe Económico y Financiero. Ministerio de Hacienda Ver online:https://www.sepg.pap.hacienda.gob.es/Presup/PGE2021Proyecto/MaestroTomos/PGE-ROM/doc/L_21_A_A1.PDF

[5Curriculum Vitae of Pablo Hernádez de Cos (en inglés) Banco de España Ver online: https://www.bde.es/f/webbde/INF/MenuHorizontal/SobreElBanco/organiza/ficheros/CV_GOB_EN.pdf

[6La deuda de las Administraciones Públicas se situó en el 120% del PIB en el 2020. Banco de España. (31/03/2021) Ver online: https://www.bde.es/f/webbde/GAP/Secciones/SalaPrensa/NotasInformativas/21/presbe2021_27.pdf

[7Nota informativa sobre la deuda según el Protocolo de Déficit Excesivo (PDE) de las Administraciones Públicas. Reclasificación de Sareb en el sector de Administraciones Públicas Banco de España (31/03/2021) Ver online: https://www.bde.es/f/webbde/GAP/Secciones/SalaPrensa/NotasInformativas/Briefing_notes/es/notabe310321.pdf

[8Sector classification of the Sociedad de activos de Restructuracion (SAREB) (16/02/2021) European Commission Eurostat Ver online: https://ec.europa.eu/eurostat/documents/1015035/12427511/Spain+sector+classification+of+SAREB.pdf

[9El banco malo, entre buitres y parásitos: Consejeros y altos directivos de la SAREB se embolsan más de 5 millones de euros públicos al año CADTM.org (22/05/2020)
Ver online: https://www.cadtm.org/El-banco-malo-entre-buitres-y-parasitos-Consejeros-y-altos-directivos-de-la

Fátima Martín

es periodista, miembro del CADTM y de la PACD del Estado español. Es coautora, junto con Jérôme Duval, del libro Construcción europea al servicio de los mercados financieros, Icaria editorial 2016. Actualmente está desarrollando el periódico ’online’ FemeninoRural.com.

Otros artículos en español de Fátima Martín (127)

0 | ... | 30 | 40 | 50 | 60 | 70 | 80 | 90 | 100 | 110 | 120

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

8 rue Jonfosse
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org