Encuentro “Deuda externa, el estado de la cuestión y alternativas para la construcción de una nueva arquitectura financiera internacional”

20 de septiembre de 2007 por Jorge Acosta Arias


Quito, 20 de septiembre del 2007

RETOS PARA LA ECONOMÍA GLOBAL: DÓLAR, PETRÓLEO Y DEUDA Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
EXTERNA.

Elementos de análisis de la Economía Global y perspectivas

La economía mundial atraviesa por un momento de cambio e incertidumbre. Este se caracteriza, entre otras cosas, por la posibilidad cada vez más cercana de una crisis o recesión económica mundial; por la consolidación de economías emergentes como la China, India y Brasil; por una situación de “bonanza” económica en los países exportadores de materias primas, principalmente petróleo y minerales; y, por el condicionamiento del Calentamiento Global.

La posibilidad de una crisis económica mundial se fundamenta en varias manifestaciones, de las que desde mi punto de vista dos son determinantes. El uno es la inminente crisis de la economía norteamericana que arrastraría a la economía mundial, lo que se expresa en su elevado déficit fiscal que actualmente superaría los 500 mil millones de dólares, su alta y prolongada inflación Inflación Subida acumulativa del conjunto de los precios (por ejemplo, una subida del precio del petróleo, que conlleva luego un reajuste de los salarios al alza, luego la subida de otros precios, etc.). que en lo que va del año bordea el 6%, el proceso de devaluación Devaluación Modificación a la baja del tipo de cambio de una moneda frente a otras divisas. del dólar, y la inminente explosión de la burbuja inmobiliaria Burbuja inmobiliaria Una burbuja inmobiliaria es una burbuja especulativa en el mercado inmobiliario en su conjunto, caracterizada por un rápido incremento en el precio de los bienes inmobiliarios. Esto se traduce en una significativa y persistente separación entre los precios de los inmuebles y la variación de sus determinantes económicos fundamentales, como salarios o rendimiento de los alquileres. que está dejando una legión de propietarios que no pueden pagar sus hipotecas.

Aunque las estadísticas no reflejan adecuadamente la gravedad del problema, si se consideran que no son nuevos para los Estados Unidos y que aparentemente existen medidas que pueden contrarrestar la situación, la verdad es que solo hay una, que es la que está manejando la Reserva Federal FED
Reserva Federal
Oficialmente Federal Reserve System, habitualmente abreviada en Federal Reserve o Fed, es el banco central de Estados Unidos. Fue creada el 23 de diciembre de 1913 mediante el Federal Reserve Act, también llamado Owen-Glass Act, tras varias crisis bancarias y el pánico bancario de 1907.
, y es la disminución de las tasas de interés Interés Cantidad pagada como remuneración de una inversión o percibida por un prestamista. El interés se calcula sobre la base de la cantidad de capital invertido o prestado, de la duración de la operación y del último tipo aplicado en ese momento. , la cual en el plazo de un poco más de 2 años, ha sido reducida por más de 15 veces, cosa inédita en los Estados Unidos con el propósito de mantener el consumo y la producción. ¿Pero esta medida es sostenible? Obviamente no, pues el “libre” mercado determinará una descapitalización de la economía norteamericana, agravada por la presencia de un escenario de pérdida de poder del dólar.

Pero incluso considerando lo anterior podríamos decir que son argumentos insuficientes para predecir tal crisis. Sin embargo, hay otro elemento a considerar que desde mi punto de vista terminaría por definir la situación. Me refiero al tema del petróleo. Por un lado está el impacto de los altos precios en una economía tan dependiente del petróleo, en tanto importa el 75% del hidrocarburo que necesita.

Sin embargo, este dato aislado tampoco tiene contundencia, pues de un análisis a precios constantes se establece que los 40 dólares que alcanzó el barril de petróleo a finales de la década de los 70 equivaldrían a 95 dólares a precios actuales; es decir, mayor al record alcanzado estos últimos días en los que superó la barrera de los 80 dólares. Entonces se podría argumentar que el problema se podría resolver, como en otros momentos del pasado, con la caída de los precios de petróleo en un escenario de incremento de la producción petrolera o con manejos de mercado que países como los Estados Unidos ha hecho en el pasado.

Pero las dos alternativas parecen inviables. La posibilidad de que los Estados Unidos incida en los precios a través del aumento de la oferta de petróleo en el mercado sacando de sus reservas, que las maneja como un recurso estratégico, es muy difícil pues no es sostenible, ya que al hacerlo en los últimos años ha significado una merma importante de ellas.

Pero hay una razón demás peso, y es que de acuerdo a importantes análisis de organizaciones especializadas en el tema, la producción petrolera estaría alcanzado su cenit. Por lo que la discusión ya nos es sobre si esto tiene fundamento científico o no, sino en que plazo se dará. Unos establecen que esto estaría sucediendo ahora, otros que sucederá hasta el 2011.

En uno de ellos, el de Roberto Canogar, titulado ¿Se acaba el petróleo?, que usa como fuente a varios estudios de organizaciones vinculados a la industria petrolera, establece que “de los 65 mayores productores de petróleo, 54 han entrado en declive. Básicamente los incrementos en la producción en los últimos años se deben a Arabia Saudita y a Rusia”. Y que de la información que se dispone, ese nuevo potencial del que algunos hablan, son cálculos que dejan serias dudas. Particularmente porque las reservas probadas se incrementaron de un momento a otro, cuando la actividad petrolera de varios países como Arabia Saudita pasaron a manos privadas, a empresas que cotizaban en la bolsa Bolsa Lugar de encuentro de la oferta y demanda de valores mobiliarios que ya fueron emitidos en el mercado financiero primario. La bolsa es por tanto el mercado de ocasión de títulos mobiliarios; también llamado mercado secundario. y que para dar mayores garantías Garantías Acto que proporciona a un acreedor una seguridad en el cumplimiento del compromiso del deudor. Distinguimos entre garantías reales (derecho de retención, fianza, prenda, hipoteca, privilegio) y las garantías personales (caución, aval, carta de intención, garantía autónoma). a sus acciones, incrementaron las reservas. Esto es posible porque esas reservas no son sujetas a auditorias.

En todo caso más allá de esto, lo que si es cierto es que la demanda mundial de petróleo crece año a año – se estima que para fines de este año esta se incrementará en 1,8 millones de barriles diarios según la EIA (Administración para la Información sobre Energía de los Estados Unidos), citado en El precio del petróleo se dispara en Líderes del 17 de septiembre del 2007 y las reservas probadas decrecen. Los datos históricos establecen que la brecha entre la producción actual y nuevas reservas descubiertas aumenta año a año.

Obviamente esto explica la necesidad de encontrar alternativas energéticas las cuales, desde la lógica del capital, dependen en la actualidad del desarrollo de los agrocombustibles –principalmente el etanol del cultivo de maíz, que según estudios sería el más eficiente de estos- pero cuya posibilidad de reemplazar a los combustibles fósiles está en serio cuestionamiento. Por un lado la cantidad de biomasa es enorme y por otro demanda e altas cantidades de petroleo para su producción. En un estudio se menciona como ejemplo de esto que si España sembraría toda su superficie agrícola de maíz, esta solo alcanzaría a producir el 10% de la demanda de petróleo de ese país.

Este análisis nos lleva a la pregunta sobre ¿si estamos a puertas de una más de las crisis de capitalismo central, que implica que luego de un período de transición el sistema se recompone y se abre otra fase de expansión, o si estamos en el umbral de un cuestionamiento profundo del actual paradigma económico y por tanto ante su redefinición, en la cual se enmarca el importante tema de la nueva arquitectura financiera mundial y regional?

La situación actual de América Latina y el Caribe y perspectivas

De acuerdo a datos de la CEPAL, las economías de la región han tenido tasas de crecimiento importantes en el último quinquenio. Este crecimiento ha sido posible por el importante incremento de sus exportaciones, ya que los precios de sus principales productos de exportación crecieron en el período 2003-2006 a una tasa anual del 24%, y de estos lo más importantes y en orden de prioridad son los minerales y metales (que supongo incluye el petróleo crudo) y luego los agropecuarios.

Esta fuente establece que este crecimiento de las exportaciones “recientemente se estarían desacelerando” (Panorama de la Inserción de América Latina y el Caribe 2006: tendencias 2007, José Luis Machinea, Secretario Ejecutivo de la CEPAL) lo que estaría asociado a que “aumentan los indicadores de riesgo en la región, ante el temor de contagio e insolvencia por crisis del mercado subprime”. Lo que está asociado a la desaceleración de la economía de los Estados Unidos y de la economía mundial.

Sin embargo de estos riesgos, el documento establece que América Latina y el Caribe es menos vulnerable a los shocks externos, entre otras cosas por “la reducción de deuda pública y externa, gran acumulación de reservas, menores necesidades de recursos en el corto plazo y menor impacto del tipo de cambio”

Desde una perspectiva de largo plazo debemos plantearnos la pregunta sobre ¿si esta situación es sostenible?

Una primera aproximación a la respuesta tiene que ver con el corto plazo y sobre lo que la propia CEPAL da cuenta: la desaceleración de ese crecimiento. Esto puede tener que ver con que la capacidad de exportación de nuestros países topó techo.

Sin embargo, podríamos pensar en un escenario en el que produzcamos más, entonces la cuestión es si podremos vender más, principalmente a los Estados Unidos, el mercado más grande del mundo, y principal destino de las exportaciones de la región. Y aquí está el verdadero problema. Como lo menciona en uno de sus trabajos Eric Toussaint, “los países más industrializados y China trabajan para bajar los precios de las materias primas” y si a esto se suma el alto déficit fiscal de los EUA y la pérdida de poder del dólar como moneda de reserva, lo que debemos esperar es una caída de los precios de las materias primas y la disminución de las importaciones de los Estados Unidos. El propio documento citado de la CEPAL menciona como uno de los riesgos la posibilidad de un incremento del proteccionismo.

La excepción a esta situación en un escenario de “desaceleración” como lo plantea la CEPAL, es el petróleo, pues por lo mencionado en la primera parte, no existe posibilidad de una caída de precios, al menos consistente. Pero en un escenario de crisis, estos precios podrían caer también, con lo que se configura una debacle nuevamente en nuestras economías.

Sobre el tema de la disminución de la deuda externa, que menciona la CEPAL, esto es cierto, pero su análisis es parcial. No considera el crecimiento de la deuda pública interna, producto de los “procesos de reingeniería” de deuda impulsados por los propios organizamos multilaterales, que como lo menciona Eric Toussanint también, considerando situaciones de países como México y Colombia, esta deuda progresivamente está llegando a las manos de la banca internacional. Por lo que el problema se mantiene latente. Y en un escenario de crisis de la economía mundial, se presentaría una nueva crisis de deuda.

A manera de recomendaciones

A pesar de lo dicho, me parece importante reconocer que la situación para la región en la actual coyuntura es positiva por el crecimiento económico de la región, y dada también la coyuntura política favorable al contar con algunos gobiernos progresistas, que aunque con matices, se plantean un paradigma económico nuevo, es posible y necesario pensar en cómo la región y cada país nos preparamos para el futuro, particularmente para enfrentar una seria crisis económica mundial, que a manera de hipótesis lo planteé al principio. En la mayoría de los casos las recomendaciones no son novedad, algunas se han empezado a hacer, aunque la mayoría no con la suficiente decisión, y otras están pendientes.

- La superación del modelo extractivista, basado en la renta producida por la extracción de petróleo, gas y minerales. Lo cual no quiere decir desconocer la importancia de los recursos que por esto se generan. Lo que quiere decir, y para el caso del Ecuador, eso es claro, no ampliar la frontera petrolera, recuperar la soberanía sobre ese recurso y sus beneficios; y usarlo de manera inteligente, es decir con justicia social y ambiental y en la perspectiva de una reconversión de un modelo productivo sustentable y que garantice la vigencia plena de los derechos humanos. En esta perspectiva adquiere relevancia la propuesta de mantener el crudo represado en el Parque Nacional Yasuní que ha sido realizada por el gobierno ecuatoriano y apoyada entusiastamente por la sociedad civil nacional e internacional.
- La construcción de un nuevo modelo económico productivo que tenga como orientación clave el desarrollo endógeno, hacia dentro de cada país y de la región. En este sentido la propuesta de la soberanía alimentaria es básica.
- La integración latinoamericana, con un enfoque de complementariedad y que del proceso actual quiero recuperar como importante, la construcción del Banco del Sur. No solo porque implica avanzar en la recuperación de nuestra soberanía, en tanto, permitirá a la región usar su ahorro en su propio beneficio Beneficio Resultado contable positivo neto fruto de la actividad de una sociedad. El beneficio neto es el beneficio después de impuestos. El beneficio a distribuir es la parte de aquél que puede ser repartido entre los accionistas. , sino porque potencia el cambio; por ejemplo significa un cambio de la arquitectura financiera regional y potenciará un cambio de la arquitectura financiera internacional; pero además se constituye en una alternativa real para generar salidas en caso de que la crisis económica del mundo se produzca. Por ejemplo, será importante contar con una alternativa de moneda fuerte, de relativa amplia circulación, en caso de un derrumbe del dólar, y está estaría en el Banco del Sur, aunque en principio se está proponiendo que la que se crea en su seno sea solo como una unidad de transacción entre los países.
- Algunas de las pendientes tienen que ver con la deuda externa pública: la constitución del club de deudores, o dicho de manera apropiada, el club de acreedores de la deuda social, histórica y ecológica, el tribuna de arbitraje de deuda soberana Deuda soberana Deuda de un Estado o garantizada por un Estado. y el concomitante Código Financiero Internacional, etc.

En fin, creo que estamos por la senda correcta, pero nos falta mayor decisión y agilidad. Creo que tenemos tiempo, pero no mucho.

Gracias.

Jorge Acosta Arias (*)
jacosta chez intermonoxfam.org.ec

(*) Las opiniones vertidas son de responsabilidad exclusiva del autor y no necesariamente representa la posición de Intermón Oxfam.




CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org