FMI visita Venezuela en medio de fuertes presiones internacionales

13 de mayo de 2004 por Taynem Hernández


Una misión de evaluación del Fondo Monetario Internacional FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
(FMI) llegará a Venezuela este mes de mayo, en medio de una fuerte presión internacional sobre el gobierno del Presidente Hugo Chávez, incluyendo la del propio organismo internacional, cuya visita ha sido señalada de tener fines estrictamente políticos por analistas financieros locales.

El anuncio de la visita, hace dos semanas, se enmarcó en críticas de voceros del FMI a las políticas económicas venezolanas y precedió a una serie de declaraciones emitidas por voceros gubernamentales de Estados Unidos, a principios de esta semana, dirigidas a hacer obligatoria la realización de un referendo revocatorio contra el primer mandatario venezolano y en las que se invoca a los países vecinos a «pedir cuentas a Venezuela en el cumplimiento de las reglas de juego democráticas».

Aunque las objeciones han sido hechas contra el gobierno, la concreción de una eventual consulta no depende de éste, sino de la ratificación de 1,1 millones de firmas de las que fueron presentadas por la oposición para la convocatoria del referendo y cuya validez fue objetada por el Consejo Nacional Electoral. Para esta ratificación, el ente comicial ha llamado a un proceso de reparos, durante el cual la alianza opositora deberá comprobar la veracidad de por lo menos medio millón de estas rúbricas para hacer efectiva su solicitud.

A pesar de que las críticas hechas, el pasado lunes tres, han sido calificadas como parte de un plan concertado de presiones internacionales, las mismas parecieron responder también a advertencias hechas el fin de semana por el Presidente Chávez, quien aseguró que la presencia estadounidense en Colombia no se ha limitado a la asesoría militar y dijo tener evidencias de que tropas de Estados Unidos estarían siendo desplegadas en la frontera con Venezuela, bajo la excusa de su participación en el conocido Plan Colombia.

La misión, cuya fecha exacta de llegada no ha sido anunciada aún, regresa al país tras dos años de ausencia, luego de junio del 2002, cuando visitó Caracas para evaluar un programa económico puesto en marcha dos meses después de una paralización petrolera que terminó en el golpe de Estado de abril, y en cuyo diseño no participó el organismo. Los lineamientos del FMI no son seguidos por Venezuela desde 1999, año en que se inició el gobierno del presidente Chávez, quien ha expresado públicamente sus diferencias con el fondo.

A finales de abril, el FMI hizo público su informe semestral en el que aseguró que la economía de Venezuela crecerá 8,8% este año, el mayor ascenso en América Latina, pero que sólo aumentará en 1,1% en el 2005. Sus principales voceros aseguraron, entonces, que la recuperación venezolana «dependerá de manera imprescindible de una resolución adecuada de su crisis política y de la recuperación correspondiente de la confianza de las empresas y los consumidores».

Tal crítica fue respondida inmediatamente por el ministro de Finanzas venezolano, Tobías Nóbrega, quien aseguró que las políticas económicas aplicadas en el 2003 - cuando el país sufrió una contracción de 9,2% como consecuencia de un paro económico que paralizó la industria petrolera por dos meses - demostró que «todo el andamiaje y las políticas del FMI son prescindibles», pues «estamos aplicando todo lo contrario a lo que recomiendan las limitadas y conocidas recetas del FMI».

«Esta visita tendrá un carácter estrictamente político», estimó el periodista de finanzas y profesor universitario, Wherter Sandoval, quien sigue la evolución del movimiento macroeconómico del país desde hace más de 15 años. «Las críticas que ya adelantó el FMI indican que la misión tiene como objetivo cuestionar el éxito moderado de las políticas aplicadas por Venezuela», indicó el analista al referirse a la elevación de las reservas internacionales, el mantenimiento de los precios petroleros y la tendencia a la baja de la inflación Inflación Subida acumulativa del conjunto de los precios (por ejemplo, una subida del precio del petróleo, que conlleva luego un reajuste de los salarios al alza, luego la subida de otros precios, etc.). en medio de una expansión fiscal. «Si Venezuela demuestra que el FMI no hace falta estaría dando un ejemplo muy peligroso en América Latina», dijo.

Y no es para menos. En medio de las dificultades, el gobierno se apresta a ver los resultados de una vasto plan de inversión pública, comenzado hace pocos años. De mantenerse los actuales programas, las autoridades empezarán a inaugurar, el año que viene, las primeras de una serie de grandes obras de infraestructura, como un sistema ferroviario y adecuación del sistema eléctrico nacional entre otras, para las cuales, sólo en el 2004 se han dispuesto 1.500 millones de dólares.

Estos proyectos cuentan con financiamiento de la banca multilateral. Aunque el gobierno no firma acuerdos con el FMI desde 1996 y su política económica no se diseña y ejecuta bajo lineamiento de ese organismo, Venezuela mantiene programas conjuntos con estos organismos. Según información oficial del Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (189 miembros el año 2017) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
, esta institución mantiene cinco proyectos activos en el país - tres de los cuales fueron firmados por las actuales autoridades -, los cuales representan préstamos por 171 millones de dólares, dirigidos a programas de asistencia médica y mejoramientos de barrios, entre otros. En el 2003, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) no aprobó préstamos para Venezuela y los programas que se mantienen fueron firmados en años anteriores.

Desde el 2002, el gobierno ha implementado una agresiva estrategia de refinanciamiento de su deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
que le ha servido para financiar buena parte de estos proyectos de infraestructura. A principios de abril, hizo una colocación de bonos por 1.000 millones de dólares, en una operación que fue calificada de exitosa.

Asimismo, ha presionado el aumento del gasto social en un intento por frenar el aumento de la pobreza crítica que prevalecía en el país, hasta 1998, aunque ello ha implicado una expansión fiscal. De acuerdo con cifras del Ministerio de Planificación, el gobierno destinó 40,9% del gasto público total hacia las áreas sociales en el 2003, frente a 33,7% que se le destinaba en 1994, año que se caracterizó por la crisis financiera y por un descontrol de la inflación que la llevó a 100%, presionando la adopción de un paquete de medidas económicas que se firmó con el FMI en 1996,

Mientras el gobierno hace esfuerzos para la recuperación económica, el ambiente político continúa calentándose, en medio de las diferencias entre los sectores de oposición por su participación en el proceso de reparos y de críticas de los propios sectores chavistas por lo que han considerado preferencias del ente comicial a favor de los opositores. De estos últimos, han surgido advertencias de supuestas conspiraciones en sectores militares. Y aunque el presidente Chávez ha asegurado que se mantiene alerta de los movimientos en el sector castrense, voceros de los principales partidos de gobierno han desestimado las posibilidades de triunfo de una nueva intentona golpista.

Las afirmaciones presidenciales sobre la presencia militar estadounidense en la frontera con Colombia han afianzado los temores de sectores partidarios del gobierno por una eventual invasión extranjera. Grupos radicales que apoyan al gobierno, como las Fuerzas Bolivarianas de Liberación (FBL), han reiterado su llamado a organizar milicias bolivarianas de defensa del país y a profundizar en lo inmediato el proceso de cambios que lidera Chávez, una propuesta que no ha recibido respuestas de parte de los principales partidos.

En medio de este tenso ambiente político, la visita de la misión del FMI podría coincidir con el proceso de reparos, que se realizará entre el 21 y el 31 de mayo.




Fuente: ADITAL.

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

8 rue Jonfosse
4000 - Liège- Belgique

00324 60 97 96 80
info@cadtm.org

cadtm.org