Serie

La deuda como dispositivo de despojo colectivo y acaparamiento individual. Un breve panorama del caso colombiano

Capítulo del Libro «la Deuda en América Latina y el Caribe»- Sección Colombia

6 de octubre de 2023 por John Freddy Gómez , Carolina Jiménez Martín


Foto: León Hernández. Imagen Creative Commons

Este libro (virtual), cuyo título es «La deuda en América Latina y el Caribe», se propone considerar la gravedad del endeudamiento como elemento de dominación capitalista y las regresivas consecuencias sobre la clase trabajadora y el pueblo. Es un aporte necesario a la “batalla de ideas” que debemos enfrentar en tiempos de crisis global. Hoy presentamos el capítulo escrito por Carolina Jiménez Martín y John Freddy Gómez sobre la situación de la deuda en Colombia



 Presentación

En lo recorrido del siglo XXI hemos padecido sin ropajes los horrores del capitalismo. Tan solo transcurridos siete años del nuevo siglo estalló la gran depresión demostrando los límites económicos, sociales, ecológicos y políticos de un sistema soportado en el despojo de los bienes comunes Bienes comunes En economía los bienes comunes se caracterizan por un modo de propiedad colectiva, que se diferencia tanto de la propiedad privada como de la pública. En filosofía hacen referencia a aquello que comparten los miembros de una misma comunidad, ciudad o la propia humanidad, desde un punto de vista jurídico, político o moral. y en la precarización del mundo de la vida.

Iniciando la tercera década de este nuevo siglo, nos enfrentamos a la pandemia del SARS-CoV-2, la cual visibilizó de modo aún más descarnado los desequilibrios y las profundas desigualdades e injusticias sociales y territoriales que signan el orden dominante.

En Colombia, la emergencia sanitaria, gestionada por un gobierno autoritario y ultraneoliberal, profundizó las condiciones de pobreza y precarización de millones de familias: en términos de pobreza monetaria [PM] se pasó de 35,7 % en 2019 a 42,5 % en 2021 y en pobreza monetaria extrema [PME] hubo un incremento del 9,6 % al 17,7 % para los mismos años. Estas tasas ubican al país como el segundo con mayor población de la región en condición de pobreza, solo superado por Honduras (CEPAL, 2022) y el más desigual de los
integrantes de la OCDE Organización de Cooperacion y Desarrollo Economicos
OCDE
Creada en 1.960 y con sede en el Château de la Muette en París, la OCDE agrupaba en el 2.002 los quince miembros de la Unión Europea más Suiza, Noruega, Islandia; en América del Norte, Estados Unidos y Canadá; en Asia-Pacífico, Japón, Australia y Nueva Zelanda. Entre 1.994 y 1.996, ingresaron tres países del Tercer Mundo: Turquía, candidata a entrar también a la Unión Europea; México, que con sus dos vecinos del Norte forma el ALCNA o NAFTA; Corea del Sur. Desde 1995 se han sumado tres países del ex bloque soviético: la República Checa, Polonia y Hungría. En el año 2.000, la República Eslovaca constituyó el miembro número treinta.
Lista de los países miembros de la OCDE por orden alfabético: Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Corea del Sur, Dinamarca, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Japón, Luxemburgo, México, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, República Eslovaca, Reino Unido, Suecia, Suiza, Turquía.
Sitio web :
. Entrado el año 2022 este escenario podría empeorarse debido a los anuncios de una eventual estanflación en la economía mundial.

Entre los dispositivos que jalonan y explican estas exorbitantes cifras de pobreza y desigualdad se encuentra el endeudamiento. La deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
se ha configurado como un proceso catalizador que soporta las dinámicas de acumulación capitalista en Colombia, así como su forma de inserción en la economía mundial.

Ateniendo a lo anterior, este artículo tiene como objetivo proponer una breve trayectoria histórica del comportamiento de la deuda en Colombia, especialmente la pública, y a partir de estos elementos situar la urgencia de avanzar en un proceso de auditoria internacional de esta. Tenemos la convicción de que auditar nos permite, por un lado, allanar caminos que contengan la brutalidad de este capitalismo financiarizado, y, por el otro, aportar insumos Insumos Elementos que entran en la producción de un bien. En la agricultura, los abonos, los pesticidas y herbicidas son insumos destinados a mejorar la producción. Para obtener las divisas necesarias para el pago del servicio de la deuda, los mejores insumos se reservan para los cultivos para la exportación, en detrimento de los cultivos alimentarios necesarios para la población. en un horizonte de justicia económica y tributaria.

 Deuda pública: fuente de estabilización fiscal y de apalancamiento Apalancamiento APALANCAMIENTO : El apalancamiento se refiere a los efectos sobre la rentabilidad del capital de una entidad (empresa, banco, etc.) que recurra al endeudamiento. La ratio de apalancamiento calcula la relación entre los fondos propios* de una determinada entidad y el volumen de sus deudas. del despojo

El carácter dependiente y primario de la economía colombiana y el consecuente deterioro de los términos de intercambio han configurado a la deuda pública como un dispositivo privilegiado para ordenar y dinamizar el sistema económico nacional. De ahí que la deuda no solo ha jugado como factor de incremento de los ingresos fiscales del Estado, sino también como dispositivo regulador del capital financiero, hoy globalizado, sobre nuestra soberanía monetaria y fiscal.

Con la entronización del neoliberalismo este panorama se ha complejizado aún más. En efecto, con el agotamiento y límite del proceso de Industrialización por Sustitución de Importaciones Industrialización por sustitución de importaciones Esta estrategia nos lleva principalmente a la experiencia histórica de América Latina en los años ’30 y ’40, y a la escuela teórica de la CEPAL (Comisión Económica para América Latina, de la ONU), fundamentalmente a las obras del argentino Raúl Prebisch. El punto de partida es la constante según la cual, confrontados a una drástica reducción de los intercambios, los principales países de América Latina tenían que responder a la demanda interna reemplazando los productos importados con el desarrollo de la producción local. La teorización de la CEPAL busca extender este procedimiento sucesivamente a todos los sectores de la industria creando una «desconexión» frente al centro: se apoyaba en una buena dosis de proteccionismo y en una intervención coordinada del Estado, procurando el despegue de las industrias nacientes. Es una suerte de versión reformista de las teorías de la dependencia, que cuenta con el dinamismo de los empresarios locales (Coutrot y Husson, 1993, p. 117; Prebish, 1981; Ugarteche, 1996). a finales de la década de los años 60 del siglo XX y la consecuente reprimarización y liberalización económica, asistimos a una reducción de los ingresos del Estado [1] y el consecuente crecimiento de la deuda pública como fuente de estabilización (Estrada, 2004).

La pérdida de fuentes de financiación estatal ha conducido, por un lado, a reforzar una estructura tributaria regresiva (aumento de los impuestos indirectos) y un desmantelamiento progresivo de la política social del Estado, con las implicaciones que esto tiene para la reproducción social y el ejercicio de los derechos fundamentales de las gentes del común; y por el otro, a un incremento exorbitante de la deuda. Todo lo anterior soportado en las orientaciones dadas por los organismos financieros internacionales como son el Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (189 miembros el año 2017) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
y el Fondo Monetario Internacional FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
.

Gráfica 1: Ingresos tributarios en Colombia entre 1970-2021 en porcentaje de participación

Gráfica 2: Deuda bruta Deuda bruta El concepto de deuda bruta no incluye los activos del Estado. La deuda en el sentido del Pacto Europeo de Estabilidad y Crecimiento (PEC) es una deuda bruta consolidada, es decir que no incluye los activos ni las deudas entre administraciones públicas. Si tomamos como ejemplo una vivienda con varios inquilinos, la deuda de la vivienda, entendida en el sentido del PEC, sería la suma total de las deudas de esas personas, sin considerar las cantidades que eventualmente pudieran haberse prestado entre ellas. De igual modo, el valor de la deuda no se vería aminorado según el valor de los bienes que poseyera el inmueble, como por ejemplo el valor de su vivienda, su coche… del Gobierno Nacional Central 1970-2021 en Colombia (en porcentaje del PIB Producto interno bruto
PIB
El PIB es un índice de la riqueza total producida en un territorio dado, estimada sobre la base de la suma de los valores añadidos.
)

Gráfica 3: Ingresos, gastos y déficit fiscal del Gobierno Nacional Central en Colombia 1985-2021 (en miles de millones de pesos colombianos)

Las gráficas anteriores ilustran la relación existente entre incremento de la deuda, injusticia tributaria, pérdida de otros ingresos fiscales y empobrecimiento de los sectores populares. En la primera gráfica se observa la reducción dramática de los ingresos derivados de los impuestos arancelarios y el recrudecimiento del Impuesto al Valor Agregado, lo que de facto ha implicado la transferencia de las cargas impositivas desde el gran capital a la sociedad en su conjunto.

En la segunda gráfica se evidencia el incremento sostenido de la deuda pública bruta del Gobierno Nacional Central como fuente de apalancamiento fiscal. Por último, se encuentran los ingresos, gastos y déficit fiscal en Colombia atestiguando el incremento del desequilibrio de la política fiscal bajo la puesta en marcha y devenir de las políticas neoliberales.

Tenemos entonces una lógica perversa de la organización económica la cual castiga el salario social y subordina las condiciones de existencia del conjunto de la sociedad al servicio de la odiosa y espuria deuda externa.

 Crisis, financiarización y ajustes estructurales en la economía colombiana

La configuración de un régimen de acumulación neoliberal, con rasgos dependientes y reprimarizados, ha aumentado de modo impactante la vulnerabilidad externa de la economía colombiana. Desde la década de los años 80 del siglo pasado se han desplegado diversas crisis económicas con importantes impactos fiscales, de endeudamiento y de pérdida de soberanía monetaria y fiscal debido a los acuerdos alcanzados con las Instituciones Financieras Internacionales [IFI].

Entre las crisis y acuerdos más lesivos se destacan:

A partir del año 2013 se evidencia un incremento exponencial de la deuda pública bruta del GNC con respecto al PIB pasando de 35 % en 2013 a superar el 60 % para el año 2021. Esta dinámica se debe a la crisis fiscal derivada de las políticas neoliberales y el desplome de los precios de las materias primas configurando procesos de reajuste estructural escalonados con venta de activos del Estado, austeridad en el gasto e inversión, reformas tributarias regresivas e indirectas, mayor demanda de deuda pública, incremento del autoritarismo y violencia como fuente de gobernabilidad. Este contexto fue exacerbado por el arribo del covid, el cual profundizó los procesos de austeritarismo: austeridad fiscal y autoritarismo gubernamental.

Gráfica 4: Crecimiento porcentual de la cartera de consumo, microcrédito, hipotecario y del salario mínimo entre 2004 y agosto de 2022

En la anterior gráfica se puede evidenciar el desequilibrio entre el incremento del salario mínimo y la deuda de consumo, microcrédito e hipoteca inmobiliaria, de los hogares colombianos en el periodo 2004 a 2022. Este desequilibrio da cuenta del alto nivel de endeudamiento que padecen el grueso de las familias colombianas y la forma en que apalancan el desmantelamiento de la política social vía deuda.

Así las cosas, las gestiones de la crisis han aumentado la dependencia, financiarización y austeritarismo; ocasionando un círculo vicioso de acceso a crédito, crisis, reajuste estructural y nuevo acceso a créditos Créditos Suma de dinero que una persona (el acreedor) tiene el derecho de exigir de otra persona (el deudor).

Créditos privados
Préstamos concedidos por los bancos comerciales, sea cual sea el prestatario.

Créditos públicos
Préstamos concedidos por acreedores públicos, sea cual sea el prestatario.
en el que se profundiza y se aplica diferentes olas y ampliaciones de las políticas neoliberales, las cuales lesionan profundamente a las poblaciones y la naturaleza debido al papel de la deuda como germen de desigualdad y subordinación. Al respecto es ilustrativo lo señalado por Nancy Fraser. Prácticamente todos los individuos poscoloniales no propietarios son expropiados a través de la deuda soberana Deuda soberana Deuda de un Estado o garantizada por un Estado. , mientras los Estados poscoloniales se endeudan con prestamistas internacionales y quedan atrapados en el dispositivo del “ajuste estructural”, viéndose obligados a abandonar el desarrollismo en favor de políticas liberalizadoras que transfieren riqueza al capital empresarial y las finanzas globales. Además, la reestructuración, lejos de reducir la deuda, no hace más que agravarla, elevando estratosféricamente la relación entre el servicio de la deuda y el PNB Producto nacional bruto
PNB
El PNB expresa la riqueza producida por una nación, en oposición a un territorio dado. Comprende los ingresos de los ciudadanos de esta nación que viven en el extranjero.
y condenando a innumerables generaciones a la expropiación, algunas mucho antes de que nazcan e independientemente de si están o no sometidas también a la explotación. (Fraser, 2020, pp. 109-110).

La deuda asume en simultáneo un lugar privilegiado para la acumulación y dominación del capitalismo financiarizado del siglo XXI.

 Buen deudor, crisis capitalista y escenario pospandemia

El contexto actual en Colombia evidencia un nuevo momento de crisis con un déficit de alrededor de 85 billones de pesos (7,2 % del PIB), una tasa de inflación anual de 9,67 %, una deuda pública bruta del Sector Público No Financiero de 72,8 % con relación al PIB, una tasa de desempleo de dos dígitos y la tasa de informalidad superando el 60 %, entre otros indicadores que ponen de presente la inestabilidad de un Estado diligente con el capitalismo financiarizado (Banco de la República, 2022b).

Un ejemplo de lo anterior es que Colombia destinó en el año 2022 para el pago del servicio de la deuda y de los dispositivos de control militares y policiales aproximadamente el 30 % del Presupuesto General de la Nación configurando su talante austeritario (Ley 2159, 2021). Para el año 2021 por cada 100 pesos de ingresos fiscales de la nación, 35,6 pesos se dirigieron al pago del servicio de la deuda pública, de los cuales el 47 % se destina al pago de intereses y tan solo el 53 % a la amortización de la deuda (Oficina de Relación con Inversionistas, Ministerio de Hacienda, 2022).

El gobierno de Iván Duque priorizó el pago del servicio de la deuda pública durante el periodo más fuerte de la pandemia y por encima de las grandes necesidades vitales de la población colombiana.

La negativa de implementar una renta básica y como correlato la transferencia de recursos al sistema financiero privado como fuente de apalancamiento de la oferta de créditos evidencia la captura del Estado por entes nacionales e internacionales del capitalismo financiarizado.

 Escenario progresista: auditoría internacional de la deuda y el camino del vivir sabroso

Atravesamos momentos convulsos como humanidad. La gran recesión [2] a la que asiste la economía mundial desde 2008, y que se complejiza con la pandemia, parece no encontrar puntos de fuga para su recuperación. Diversos análisis han advertido sobre la emergencia en el segundo semestre de 2022 de un período de estanflación (inflación alta sin crecimiento) que aumentaría de modo brutal el costo de vida y limitaría los márgenes fiscales de los Estados para atender las necesidades sociales más apremiantes de miles millones de hombres y mujeres en condición de pobreza.

La magnitud de la crisis requiere insistir en un horizonte antisistémico que nos permita caminar en la construcción de un orden social que realmente genere las condiciones para garantizar la vida digna para todas y todos. Advertir esta serie de asuntos resulta de suma importancia en el momento político que se vive en Nuestra América y en nuestro caso en Colombia.

El gobierno progresista que inicia en Colombia con la fórmula presidencial de Gustavo Petro y Francia Márquez requiere atender entre los puntos prioritarios para frenar la crisis el tratamiento de la deuda espuria y la financiarización del modelo económico que la soporta.
Para avanzar en este abordaje resulta de suma importancia que el gobierno nacional abra un gran diálogo sobre la deuda pública y permita una auditoría ciudadana internacional que advierta sobre qué sectores económicos nacionales e internacionales se han beneficiado de este sistema de despojo, el nivel de expropiación vía pago de intereses, la pérdida de soberanía monetaria, entre otros asuntos, que brinden herramientas para la suspensión de pagos, la renegociación de los montos y la reingeniería del sistema de deuda del país. Solo así se puede allanar el camino de una justicia tributaria, un buen vivir y un vivir sabroso para las gentes del común.

  Bibliografía

Banco de la República. (2022a). Boletín de Indicadores Económicos. https:// www.banrep.gov.co/sites/default/files/paginas/bie.pdf

Banco de la República. (2022b). Estadísticas: Balance Balance “Fotografía” a final de año de los activos (lo que la empresa posee) y pasivos (lo que la empresa debe) de una sociedad. Dicho de otra forma, los activos el balance aportan información acerca de la utilización de los fondos recabados por la sociedad. Los pasivos del balance informan sobre el origen de los fondos captados. Fiscal GNC. Bogotá:
Banco de la República.

CEPAL. (2022). Panorama Social de América Latina. Santiago de Chile: Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

DANE. (2022). Estadística de recaudo. Bogotá: Dirección de Impuestos y
Aduanas Nacionales.

Estrada, J. (2004). Construcción del modelo neoliberal en Colombia, 1970-
2004. Bogotá: Aurora S.A.

Fraser, N. (2020). Los talleres ocultos del capital. Un mapa para la izquierda.
Madrid: Traficantes de sueños.

Garay, L. (1991). Colombia y la crisis de la deuda. Bogotá: Ediciones Antropos LTDA.
Ley 2159, (2021). Por la cual se decreta el presupuesto de rentas y recursos
de capital y ley de apropiaciones para la vigencia fiscal del 10 de enero al
31 de diciembre de 2022. Diario Oficial No. 52052

Ministerio de Hacienda. (2021). Derecho de petición. Bogotá: Ministerio de
Hacienda y Crédito Público.

Oficina de Relación con Inversionistas – Ministerio de Hacienda. (3 de
Julio de 2022). Indicadores Deuda Pública. https://www.irc.gov.co/webcenter/portal/IRCEs/pages_Deuda

Roberts, M. (2016). La larga depresión. Madrid: El Viejo Topo.

  Descargar el libro

Puedes descargar el libro completo a partir del siguiente enlace:
https://biblioteca-repositorio.clacso.edu.ar/bitstream/CLACSO/248281/1/La-deuda-AL-Caribe.pdf


Notas

[1Esta reducción se explica, entre otras cosas, por una liberalización comercial que
redujo los impuestos arancelarios, los cuales pasaron de representar el 33 % de los
ingresos fiscales de la nación en 1970 a rondar el 2 % en el año 2020, y por la creación
de incentivos tributarios al gran capital.

[2“Esta caída del capitalismo ha sido llamada la Gran Recesión por su gran magnitud. Ha sido la más larga y profunda, en duración y profundidad de la contracción de la producción, que ha experimentado la economía global capitalista (representado por los 30 países capitalistas avanzados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo OCDE) desde la gran depresión de 1929-32” (Roberts, 2016, pág..88)

John Freddy Gómez

Politólogo de la Universidad Nacional de Colombia. Coordinador del “Grupo de Estudio Economía Digna" y de la Plataforma por la Auditoria Ciudadana de la Deuda en Colombia - PACDC. Investigador en temas de Economía política. Autor de artículos de opinión y análisis de coyuntura. Analista en temas de financiarización, globalización y Deuda como herramienta de despojo en Colombia y América Latina, con trabajo del estudio de caso de Colombia, Honduras, México y Puerto Rico.

Otros artículos en español de John Freddy Gómez (43)

0 | 10 | 20 | 30 | 40

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

8 rue Jonfosse
4000 - Liège- Belgique

00324 60 97 96 80
info@cadtm.org

cadtm.org