Las Iglesias y el Fondo Monetaria Internacional

18 de octubre de 2004 por Gustavo Castro Soto


Argentina se debate en la peor crisis económica que ha llevado a millones de personas a la pobreza. México se acerca a la agudización de esta crisis como le sucedió también a Rusia y los países asiáticos, entre otros muchos países. El factor común es la aplicación de las políticas económicas impuestas por el Fondo Monetario Internacional FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
(FMI) y el Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (189 miembros el año 2017) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
(BM). En este año se cumplen el 60 Aniversario lamentable de estas dos Instituciones Financieras Internacionales (IFI’s) que, en el caso del Continente Americano, sus políticas son apoyadas por otros bancos multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), entre otros.

Dos veces al año se llevan a cabo las reuniones del FMI y el BM. El próximo 4 de octubre de 2004 tendrán su reunión en la ciudad de Washington donde se encuentran las sedes de estas IFI’s. Se preparan nuevamente muchas movilizaciones sociales para esas fechas. Para las reuniones de estos bancos en el pasado abril, la sociedad civil lanzó un “Llamado a la acción Acción Título mobiliario emitido por una sociedad de acciones. Este título representa una fracción del capital social. En particular otorga a su titular (el accionista) el derecho a percibir una parte de los beneficios distribuidos (el dividendo) y de participar en las asambleas generales de la empresa. para las movilizaciones” en contra de estas IFI’s ya que “marcan el inicio de: las instituciones y estructuras que han diseñado los programas económicos neoliberales para cerca de 100 países; los intereses de las corporaciones sobre la ecología mundial; la reducción de los recursos públicos y las políticas públicas a simples instrumentos para crear más ganancias para el sector privado; la dominación institucionalizada de los ricos sobre los pobres - ¡una nueva forma de colonialismo!”.

La mayor pobreza y desigualdad social creada por ambas instituciones ha llevado a la sociedad civil del sur global (o sea, los pobres tanto de los países ricos como pobres) a lanzar este grito: “¡Apoya en la lucha para terminar con la injusticia económica producida por las políticas y programas impuestos por los organismos financieros internacionales!”. En este aniversario se demandó que las siguientes medidas fueran adoptadas por los gobiernos y ambas instituciones: “que todas las reuniones del Banco Mundial y el FMI sean abiertas a la gente y los medios; que se cancele la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
en todos los países pobres, usando los recursos de estas mismas instituciones; que se acaben todas las políticas del Banco Mundial y el FMI que imposibilitan el acceso de la gente a la alimentación, al agua, la vivienda, la salud, la educación y el derecho a la organización. (tales como los programas de “ajuste estructural Ajuste estructural Política económica impuesta por el FMI como condición para la concesión de nuevos préstamos o para la refinanciación de préstamos anteriores. ”, incluyendo pagos de los usuarios, privatización y políticas para la austeridad económica); que se pare todo el apoyo del Banco Mundial a proyectos social y medioambientalmente destructivos como los referentes al gas, petróleo y actividades mineras y también aquellos proyectos como las represas que incluyen traslados forzosos de la gente; que se apoyen todos los fondos mundiales para la lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria; y se pare el apoyo para iniciativas comerciales que impiden el acceso de la gente a medicaciones que pueden salvar vidas como aquellas referentes al SIDA.

El llamado de la sociedad civil se encamina a generar procesos de educación en la población sobre lo que significan las IFI’s, desenmascarar su discurso y evidenciar la forma en cómo afecta la vida cotidiana de millones de personas y enriquece a unos cuantos; a organizar eventos públicos, generar movilización social y acciones mediante talleres, luchas locales, festivales, teatro callejero, conferencias, vigilias, educación popular y música (ver http://www.50years.org; http://www.noidb.org).

Pero no sólo la sociedad civil toma conciencia del significado del FMI y el BM para nuestras vidas. El sector religioso también. El pasado 23 de abril en la ciudad de Washington se llevó acabo el panel organizado por el Consejo Mundial de Iglesias (CMI) y la Iglesia Evangélica Alemana. En el CMI, “sus Iglesias representan 400 millones de creyentes en el mundo, de los cuales la mayoría están sufriendo bajo el nivel de pobreza”. En esta conferencia el Obispo (E) Aldo M. Etchegoyen, de la Iglesia Evangélica Metodista Argentina, miembro del Comité Central del CMI; Co-Presidente de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, presentó la ponencia “Promoviendo Justicia y Democracia en el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, Proceso de reforma y cambio de gobierno del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM)”.

Por su importancia y trascendencia, y porque creemos que es de mucho interés Interés Cantidad pagada como remuneración de una inversión o percibida por un prestamista. El interés se calcula sobre la base de la cantidad de capital invertido o prestado, de la duración de la operación y del último tipo aplicado en ese momento. para la comunidad religiosa y al pueblo creyente en general, reproducimos a continuación y de manera textual las reflexiones del Obispo Etchegoyen. Dejémosle ahora la palabra al sector de las iglesias:

En 1982 Francois Miterrand decía ‘Vamos hacia un mundo de islotes de prosperidad en un mar de miseria’. Lamentablemente aquellas palabras se han cumplido y aún aquellos organismos como el FMI y el Banco Mundial que fueron creados para favorecer el desarrollo de las naciones, han fracasado en sus objetivos.

Debemos recordar que uno de los objetivos del Fondo es: ‘Facilitar la expansión y el crecimiento equilibrado del comercio internacional y contribuir de ese modo, a la promoción y el mantenimiento de altos niveles de empleo y de ingreso real; y al desarrollo de los recursos productivos de todos sus miembros como principal objetivo de política económica.’

Hoy no son organismos que sirvan al desarrollo humano sino a un continuo y mayor crecimiento de la riqueza y poder de las ocho naciones poderosas del mundo mientras las naciones dependientes y pobres continúan empobreciéndose a través de la transferencia de sus recursos económicos puestos al servicio de la deuda Servicio de la deuda Suma de la amortización más los intereses del capital prestado. externa como también al éxodo de millones de personas que hoy ofrecen su capacitación y trabajo en el norte. Miles de ellas son altamente capacitadas en el campo de la ciencia y tecnología.

Desde la perspectiva de la fe cristiana, el injusto y desigual orden económico internacional que ciertamente, tiene graves consecuencias humanas para millones de personas, para las Iglesias miembros del CMI tiene implicaciones teológicas y se constituye en un desafío a favor de un cambio profundo de estos organismos que comience en su forma de composición, estructura y decisiones.

Vengo de América Latina donde aproximadamente 250 millones de personas sufren exclusión y pobreza, una Región del mundo donde la mitad de los muertos son niños y niñas menores de cinco años que murieron por hambre, desnutrición y enfermedad.

Por otro lado, es una Región sumamente rica en recursos naturales de los cuales se benefician las más ricas naciones del mundo. Esta situación no es casual sino resultado de un bien elaborado plan político-económico-militar (al comienzo del gobierno militar l976 en Argentina la deuda era de 5.500 billones de dólares, al finalizar en 1983 había llegado a 42.800) que ha llevado a nuestros países a una esclavisadora dependencia especialmente mediante el reprobable sistema de la deuda externa.

En 1975 la deuda externa de América Latina y Caribe era de 69 mil millones de dólares, desde entonces fueron pagados 795 mil millones hasta 1990. Hoy la deuda supera 750 mil millones. Incomprensible matemáticamente hablando: más pagamos, más debemos y más pobres somos. Esto no es sólo un problema financiero sino una estructura inhumana que produce exclusión y muerte especialmente para niños, mujeres, comunidades indígenas y negras.

Hoy el panorama mundial nos muestra este panorama, los Organismos no Gubernamentales y los Organismos Religiosos vienen sirviendo desde décadas atrás en programas de nutrición y apoyo a las personas excluidas que sufren las consecuencias de las decisiones que son tomadas en los centros de poder económico mundial.

Los centros del poder económico toman sus decisiones basándose en intereses financiero-económico y los Organismos Religiosos y Sociales procuran sanar a los heridos del sistema. ¿Hasta cuándo seguirá esta muy grave situación de injusticia que permite además concentración sin límite de riquezas y continuo empobrecimiento de países y comunidades?

Desde el Sur reclamamos un cambio en la estructuras del FMI y Banco Mundial por varias razones:

1. Humanas. La situación actual significa vida o muerte para millones de personas. En América Latina la mitad de los muertos enterrados son niños y niñas menores de cinco años que perdieron sus vidas por desnutrición y enfermedad. Además 250 millones, lo cual significa aproximadamente el 50% de la población, como resultado del bajo nivel de empleo e ingreso, viven en el nivel de pobreza y miseria. Las graves consecuencias de esto son violencia, deterioro de la educación, de la salud, del desarrollo y de las relaciones familiares.

2. Éticas. Una gran mayoría de las deudas han sido resultado de préstamos concedidos a gobiernos ilegítimos como fueron los militares en las décadas 70 y 80. Estos gobiernos que sirvieron a poderosos intereses económicos internacionales causaron mas de 120.000 personas desaparecidas en la Región y se beneficiaron con los préstamos recibidos, que hoy los gobiernos democráticos deben seguir pagando. Este mecanismo es éticamente reprochable. Una decisión que marcaría alguna decisión a favor de un cambio sería la condonación de la deuda tomada por esos gobiernos con al acuerdo del FMI y BM.

3. Justas. La estructura y conformación del FMI y BM expresan una manifiesta desigualdad que impide una mayor participación especialmente de las Regiones del Sur, en la composición y en las decisiones tomadas. Por otro lado estos países son los mas afectados en su economía, en su libertad política y situación social por las decisiones que los organismos económicos toman.

Afirmamos la urgente necesidad de cambios que propugnen:

I. Democratización. Voz y voto no por la capacidad de riqueza y poder de los países, criterio contrario a la democracia y favorable al imperio del dinero, sino por el criterio de membresía responsable en el organismo. Mucho hablamos de democracia en el mundo sin embargo cuando de intereses financiero se trata, prevalecen los valores del poder económico.

II. Participación. a) Igualdad en la constitución de los organismos directivos, lo cual permitiría una nueva dirección en las decisiones. Ciertamente las ocho naciones ricas manejan y controlan todos los mecanismos del FMI y BM. De no haber un cambio en este esquema llegará el momento, si no ha llegado ya, que esas naciones serán responsables de la más masiva violación a los derechos económicos, sociales y culturales de millones de personas tanto en las naciones pobres como en los bolsones de pobreza de las ricas; b) Reclamamos algún mecanismo por el cual los deudores tengan voz y voto en las decisiones. Asimismo debe ser garantizada la opinión de los Organismos Religiosos y no Gubernamentales dado su muy importante lugar en el acompañamiento solidario a quienes sufren las consecuencias de esta desigual situación.

III. Equidad. La injusticia de la carencia de voto para la mayoría de las naciones dependientes se agrava por el hecho de que el país mas rico del mundo tiene derecho al veto cuando sus intereses son afectados. Esto se transforma en un muy injusto privilegio que suele significar muy graves consecuencias. Asimismo la desigualdad se manifiesta en que Europa tiene exclusivo derecho a elegir el jefe del FMI y Estados Unidos del BM. Esta decisión excluye la posibilidad democrática de que esos importantes funcionarios puedan ser elegidos mediante un proceso amplio y transparente donde puedan todos los países miembros tener derecho a elección. Esta carencia de equidad se manifiesta también en la constante presión que sufren los gobiernos democráticos para la implantación de sucesivos ajustes económicos. Argentina, mi país sufre constantemente esta presión y cada visita de alguna delegación del FMI se constituye en una directa amenaza a la ya insegura estabilidad económica lograda e indirecta intervención en los asuntos internos del país. La premisa de no intervenir en los asuntos internos de un país ha caído en el olvido. Si miramos hacia América Latina en este momento todos los países están siendo presionados para llegar a la creación de la Asociación de Libre Comercio Americano propuesta que esconde detrás de la palabra “libertad” una carencia total de igualdad en el intercambio comercial. La dureza de EE.UU. en continuar manteniendo los subsidios a sus productos es un ejemplo de esta carencia de equidad.

IV. Transparencia. El FMI y el BM mundial tienen “brazos” para cubrir áreas que están fuera de sus mandatos. Esta metodología de trabajo usurpa el mandato de otras instituciones multilaterales. Es necesario también renegociar los acuerdos de relación entre el BM, FMI y las Naciones Unidas (UN) a fin de clarificar las responsabilidades de ambos organismos financieros en relación a las UN.

Antes de finalizar deseo señalar que Argentina fue un país ‘muy buen alumno’ en hacer los ‘deberes’ que impuso el FMI especialmente en el tiempo del gobierno del Dr. Carlos S. Menem sin embargo en ese período 1990-1999 la deuda creció en 80.919 billones de dólares, en ese mismo tiempo el resultado de las privatizaciones de empresas del estado alcanzó una suma aproximada a 30 billones. Ese país ‘buen alumno’ llegó al momento cuando perdió el respaldo del Fondo y literalmente ‘cayó al vacío’ en diciembre del año 2002, el sistema político tembló, tuvimos cinco presidentes en diez días, decenas de muertos por la represión, el sistema bancario levantó un muro a los depósitos del pueblo y toda la economía fue un caos.

Finalmente dejo algunas preguntas :

¿Será posible un cambio del FMI y del BM? o todo esto será un ‘juego de palabras’

Hoy los Derechos Humanos son sistemáticamente violados por los intereses de grandes monopolios de países y empresas ¿llegará el momento cuando la vida se imponga sobre los intereses económico-financieros?

Desde el CMI estamos vislumbrando una nueva forma de Instituciones Financieras. Ellas deberían ser: menos ideológicas, menos burocráticas, más flexibles y más pragmáticas. Deberían prestar mayor atención a una economía que sirva principalmente, al bienestar de las personas, a una economía que genere trabajo antes que hambre y educación y desarrollo antes que exclusión. El desafío es adquirir una nueva visión en la cual la vida tenga su valor real.

La preocupación del Consejo Mundial de Iglesias en cuanto a la justicia económica se basa sobre la falta de compartir el poder de parte de las instituciones económicas y financieras poderosas en el mundo. Cree que solamente una verdadera democratización puede hacer que el mercado, instituciones financieras y otras instituciones relacionadas cumplan su papel adecuado en la sociedad. El movimiento ecuménico por años ha criticado la falta de la democracia económica, la flagrante desigualdad internacional en la distribución de ingresos, conocimiento, poder y riqueza. Así, el poder dentro de las Instituciones Financieras Internacionales (IFI) debe ser distribuido según los ideales de la democracia.

En uno de los encuentros del CMI (durante la reunión de) el FMI y el Banco Mundial que se llevó a cabo en octubre del 2003 en Washington, DC, el CMI concluyó: ‘En cuanto al gobierno y responsabilidad, se reconocieron comúnmente el déficit democrático en el gobierno de las Instituciones Financieras Internacionales (IFI) y la necesidad de reformas para que las IFI sean más democráticas y responsables. Un número de cambios están en proceso y son apreciados, pero esos cambios no son suficientemente profundos y más trabajo tiene que ser realizado en esta área. En particular la voz y la representación de los países en desarrollo en las estructuras del gobierno de las IFI’s tiene que ser ampliadas y fortalecidas”.

Para llegar a esa meta es preciso con urgencia un cambio hacia una situación donde se haga manifiesta plenamente la democracia, la igualitaria participación y la justicia. Las Instituciones Financieras Internacionales exigen gobiernos responsables y democracia en las naciones en desarrollo. Ellas mismas deberían demostrar que son democráticas.

Hasta aquí el texto del obispo Aldo M. Etchegoyen.

En Chiapas como en todo México hay poco conocimiento entre la población campesina, indígena, obrera y en general en toda la sociedad, de lo que significa el FMI y el BM. Se inician apenas movilizaciones contra estas IFI’s como contra el BID. La campaña gubernamental del presidente Vicente Fox en el mes de septiembre del 2004 por medio de anuncios publicitarios en la televisión, por primera vez se explicita que el BM confirma que en México se ha bajado el porcentaje de la pobreza. Realmente es una burla ante los cada vez más miles de personas que cruzan la frontera hacia Estados Unidos en busca de la sobrevivencia. El año pasado las remesas que enviaron los migrantes desde Estados Unidos a México llegó a ser la segunda entrada de divisas al país. O sea que más ponen los pobres para combatir su misma pobreza generada por las IFI’s que el mismo BM, el gobierno o el sector empresarial que en sus anuncios televisivos insiste en que “la chamba de las empresas es dar chambas”.




Fuente: CIEPAC, A.C. (http://www.ciepac.org) / Chiapas al Día, No. 428, sptiembre de 2004.

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

8 rue Jonfosse
4000 - Liège- Belgique

00324 60 97 96 80
info@cadtm.org

cadtm.org