printer printer Haga clic en el icono verde de la derecha
Comité para la Verdad sobre la Deuda Pública Éxito de la segunda sesión plenaria realizada entre los días 4 y 7 de mayo de 2015, en Atenas
por Raphael Goncalves Alves
14 de mayo de 2015

Se había realizado una convocatoria al conjunto de miembros del Comité para una reunión de 4 días, la segunda después de la sesión de abril. Esta vez, se debía informar del avance de las respectivas investigaciones, planificar y organizar el trabajo que se tendrá que realizar con la perspectiva del informe provisorio que deberá entregarse a mediados de junio.

Las sesiones se desarrollaron en el Parlamento heleno, donde el conjunto de presentaciones y discusiones pudieron ser traducidas en forma simultánea a los tres idiomas de trabajo: griego, inglés y francés.

Eric Toussaint, como coordinador científico, presidió las diferentes sesiones, siendo el responsable de la apertura y clausura de cada una de ellas. Fue también el encargado de moderar las discusiones, las intervenciones y el proceso global para delimitar las próximas etapas del trabajo de la Comisión. Las sesiones de trabajo internas se acompañaron de una sesión de presentación pública el lunes por la mañana y una conferencia de prensa el jueves por la tarde

Esta ronda de sesiones se convocó bajo los auspicios de la Presidente del Parlamento y también Presidente de la Comisión, Zoe Konstantopoulou, que participó activamente en ellas, mediante sus intervenciones y sugerencias a pesar de su sobrecargada agenda. La Comisión también recibió la visita del ministro de la Función Pública y de la Reforma Administrativa, Georges Katrougalos, que estába a punto de someter al Parlamento su ley de reintegración de los funcionarios despedidos abusivamente a raíz de los memorandos1. Este ministro reafirmó el apoyo de todo el gobierno y de los diferentes ministerios a la Comisión.

Durante la sesión de apertura, Éric Toussaint recordó que la auditoría apunta a un doble objetivo: por un lado proveer de elementos de respuestas y de argumentos al gobierno griego para una eventual suspensión o anulación de la deuda, y por el otro, elementos para la movilización y sensibilización de las ciudadanas y ciudadanos de Grecia y del resto del mundo.

Con respecto a esta cuestión, es importante señalarel llamamiento internacional lanzado esta semana con el fin de respaldar la auditoría griega: 300 personalidades firmaron este llamamiento (como Noam Chomsky y Ken Loach) y ahora está abierto a la firma del público en general. Además, Giorgos Mitralias tuvo la oportunidad de promocionar esta iniciativa —que ya ha recibido un enorme apoyo— durante la conferencia de prensa del 7 de mayo en el Parlamento griego.

Avance de los trabajos y planificación

Desde el lunes por la tarde hasta el miércoles por la mañana, las sesiones consistieron en la presentación de los trabajos realizados por cada grupo de trabajo. Estos grupos fueron constituidos durante la primera sesión, reuniendo de 2 a 5 miembros del comité, según las competencias de cada uno y cada una, para que se dediquen a una parte específica de la investigación y del informe final. Aunque haya más temas específicos, estos grupos de trabajo se pueden dividir según 3 grandes ámbitos:

- los grupos dedicados a los diferentes acreedores (BCE, FMI, países miembros de la zona euro, FESF, acreedores privados)
- los grupos jurídicos (impacto de las políticas de austeridad sobre los derechos humanos; legalidad de los acuerdos con la Troika…);
- los grupos macroeconómicos (orígenes de la deuda griega, impacto de las políticas de austeridad y memorandos sobre la economía y la sostenibilidad de la deuda pública).

Por lo tanto, de acuerdo al orden del día, cada uno de los grupos presentó el avance de sus trabajos así como sus conclusiones parciales a las que habían llegado. Estas presentaciones, en cada oportunidad, fueron comentadas y se tomaron decisiones colectivas con el objetivo de que la orientación de los grupos sea la correcta en la prosecución de sus trabajos. Lo menos que se puede decir es que estas diferentes investigaciones demuestran ya fuertes indicios de irregularidades en el proceso de endeudamiento del país de 2010 a 2015, y más allá de este período. La suma del conjunto de las investigaciones e informes constituirá, salvo una armonización por un comité de redacción constituido durante la última sesión, el informe provisorio.

Los miembros de la comisión acordaron la estructura de este informe. Se hicieron enmiendas al proyecto del plan presentado por Éric Toussaint, y la estructura final del documento se determinó por consenso.

También se decidió que la tercera sesión de la Comisión se desarrollará en Atenas del 15 al 18 de junio de 2015. Los plazos son extremadamente cortos para los miembros de esta Comisión en la que todos y todas — más o menos 15 de Grecia y 15 internacionales— trabajan sin remuneración. Sin embargo, como lo recordó Éric Toussaint en la conferencia de prensa de clausura de las sesiones, la unidad temporal, de acreedores y de naturaleza permiten una auditoría más rápida que las ya efectuadas (como es el caso de la auditoría ecuatoriana). Pero, aunque se entregue un informe intermedio en junio, el trabajo continuará con el fin de presentar un informe definitivo con fundamentos aún más sólidos.

Cazadores de información

Uno de los debates más apremiante fue sin duda sobre la cuestión de la búsqueda y acceso a los documentos oficiales, cuestión que fue planteada especialmente durante la presentación de María Lucia Fatorelli (coordinadora de la auditoría ciudadana de Brasil), co-responsable del grupo de metodología de la auditoría. En efecto, más allá de todos los documentos e informaciones reunidos por los miembros de la Comisión, las diferentes Instituciones deberán responder a los requerimientos de la Comisión si se quiere que su trabajo sea realizado en buenas condiciones.

Durante estos cuatro días, varias autoridades demostraron su apoyo al comité y prometieron aportar su ayuda, particularmente, con respecto a la búsqueda y acceso a documentos. Por ejemplo, la visita de una delegación de la Comisión al vicedirector del Banco Central de Grecia. La Presidente de la Comisión también anunció que enviaría diferentes requerimientos que permitirán a la Comisión tener acceso al conjunto de documentos que ya están en posesión del Parlamento.

Finalmente, con el objetivo de facilitar las relaciones con los ministerios así como con las diversas administraciones públicas, y también la organización interna de los requerimientos de la Comisión, se ha establecido una secretaría dedicada específicamente a esas tareas.

En el marco de la recogida de información, la Comisión escuchará también a cierto número de personas cuyos testimonios podrían aportar informaciones útiles, incluso esenciales, para los trabajos del comité. Por consiguiente, se constituyó un subcomité encargado de preparar y llevar a cabo estas sesiones. Una primera lista de personas fue confeccionada por todos los miembros de la Comisión, para conseguir que se tramiten rápidamente esas primeras audiciones.

Eclosión de definiciones

Un grupo de trabajo dirigido por Cephas Lumina, ex relator de las Naciones Unidas sobre los efectos de la deuda en el ejercicio de los derechos humanos, fue el encargado de presentar un proyecto de definiciones de las deudas «ilegítimas», «ilegales», «odiosas» e «insostenibles». Esta era una cuestión crucial puesto que el mandato oficial de la Comisión se refiere, entre otros temas, a la identificación de esas deudas. Las propuestas de definición fueron ampliamente aceptadas y, mediante algunas enmiendas, aprobadas por consenso. Estas definiciones serán presentadas en el informe provisorio que se debe dar a mediados de junio.

Por lo tanto, queda una gran cantidad de trabajo que debe realizar la Comisión, de aquí a mediados de junio, para sacar adelante esta iniciativa histórica (única en Europa) que, esperemos, inspirará a otros países y llevará a otros pueblos a exigir una auditoría de su deuda pública. Hay que señalar, con respeto a esto último, que se constituyó en Argentina una comisión parlamentaria de auditoría.

Traducido por Griselda Pinero


Raphael Goncalves Alves