printer printer Haga clic en el icono verde de la derecha
Se tiende una nueva trampa para el endeudamiento del Sur – Primera parte
Evolución de la deuda externa de los PED entre 2000 y 2018
por Eric Toussaint , Milan Rivié
9 de octubre de 2020

A fines de los años 1990, cuando despuntaba el tercer milenio, los países en desarrollo (PED) salían de una crisis de deuda sin precedentes, «las décadas pérdidas del desarrollo», que se había iniciado en 1982 con el anuncio de la suspensión de pagos de México. Entre 1980 y 1999, hubo, al menos, 280 operaciones de reestructuración de deudas.

Frente a la presión popular y a la amplitud de la crisis, en esa época los acreedores pusieron en marcha financiaciones de urgencia o iniciativas de alivio de deudas. Desde 1982, esas medidas sirvieron, sobre todo, para garantizar la continuación del pago del servicio de la deuda. De esa manera, los acreedores no se verían afectados por una suspensión generalizada de pagos de deudas, como ya había pasado en los años 1930.

Además, los nuevos créditos otorgados por las instituciones multilaterales, como el FMI y el Banco Mundial, estaban acompañados de condicionalidades que debilitaron mucho a los Estados y reforzaron su dependencia del endeudamiento externo.

Esas políticas neoliberales también conllevaron una degradación de los servicios públicos de salud, y eso tuvo, y tiene graves, consecuencias en la capacidad de los gobiernos para afrontar la pandemia de la Covid-19.

Agreguemos a eso, el levantamiento de las protecciones aduaneras y la supresión de ayudas a los pequeños productores locales, cuestión que los afectó seriamente. Sin contar que, entre 2000 y 2018, la deuda externa total de los PED se triplicó y 18 países entraron en suspensión de pagos parcial o total. Una nueva crisis de la deuda se está desarrollando, aunque su extensión y su profundización se ralentizan por la prosecución de una política de tipos muy bajos de interés, próximos a cero, en el Norte.

Si la crisis se ha ralentizado, es porque esa política de bajos tipos de interés aplicada por los bancos centrales del Norte, junto a la inyección masiva de liquidez en los circuitos financieros por esos mismos bancos centrales, tiene por consecuencia que el gran capital del Norte continúe comprando títulos de la deuda del Sur.

El gran capital del Norte (así como los capitalistas del Sur) continúa comprando títulos del Sur ya que ofrecen rendimientos mucho más altos que los títulos de la deuda pública del Norte. Los capitalistas del Norte están convencidos que si un gran número de países del Sur son empujados a suspender el pago de la deuda como consecuencia de la crisis mundial, que provoca una caída de sus ingresos en divisas, el FMI y el Banco Mundial concederán masivamente nuevos préstamos con el fin de impedir una situación generalizada de cesación de pagos. Los acreedores están persuadidos que, puesto que son privados, serán prioritarios para recibir los reembolsos, ya que los créditos del FMI y de otros organismos se concederían con la condición de que el dinero prestado sirviera prioritariamente a reembolsar a los acreedores privados. Y si, a pesar de todo, los acreedores tuvieran que hacer frente a algunas pérdidas, los capitalistas del Norte saben que podrán contar con la ayuda de los poderosos Estados del Norte bajo la forma de recortes en impuestos y ayudas financieras. Para los capitalistas simplemente es: «Cara: gano; cruz: tu pierdes». Siempre ganan o casi siempre.

En la primera parte de esta serie dedicada a la evolución de la deuda desde el comienzo de los años 2000, analizaremos, en particular, las relaciones entre el stock de la deuda y las transferencias netas. Las partes siguientes estudiarán las amenazas sobre la deuda de los PED desde un punto de vista global y por regiones.

1. Arquitectura de la deuda externa de los PED

Comencemos por estudiar la arquitectura de la deuda externa de los PED desde el ámbito de los acreedores (hemos redondeado las cifras provistas por el Banco Mundial concernientes al endeudamiento de los PED en 2018):

desde el ámbito de los deudores:

2. Evolución de la deuda externa de los PED entre 2000 y 2018

2.1 Lista de PED por categorías de ingresos

Población correspondiente a 135 PED en 2019: 6.438 millones.

Población de los países con ingresos bajos [1] en 2019: 668 millones.
Población de los países con ingresos medios [2] en 2019: 5.769 millones.

Lista de los 29 PED con ingresos bajos: [3] Afganistán, Burkina Faso, Burundi, Corea del Norte, Chad, Eritrea, Etiopía, Gambia, Guinea, Guinea-Bissau, Haití, Liberia, Madagascar, Malawi, Malí, Mozambique, Níger, Uganda, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Ruanda, Sierra Leona, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, Siria, Tayikistán, Togo y Yemen.

Lista de 106 PED con ingresos medios: [4] Albania, Angola, Argelia, Argentina, Armenia, Azerbaiyán, Bangladesh, Belice, Benín, Bután, Bielorrusia, Bolivia, Bosnia-Herzegovina, Botsuana, Brasil, Bulgaria, Camboya, Camerún, Cabo Verde, China, Colombia, Comoras, Congo, Costa Rica, Costa de Marfil, Cuba, Dominica, Ecuador, Egipto, El Salvador, Esuatini, Filipinas, Fiyi, Gabón, Gana, Georgia, Granada, Guatemala, Guinea ecuatorial, Guyana, Honduras, India, Indonesia, Irak, Irán, Jamaica, Jordania, Kazajistán, Kenia, Kiribati, Kirguistán, Kosovo, Laos, Líbano, Libia, Lesoto, Macedonia del Norte, Malasia, Maldivas, Marruecos, Marshall (Islas), Mauritania, México, Micronesia, Moldavia, Mongolia, Montenegro, Myanmar, Namibia, Nepal, Nicaragua, Nigeria, Pakistán, Palestina, Papúa-Nueva Guinea, Paraguay, Perú, República Dominicana, Rusia, Santa Lucía, San Vicente y Granadinas, Salomón (Islas), Samoa, Samoa estadounidense, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Serbia, Sri Lanka, Sudáfrica, Surinam, Tailandia, Tanzania. Timor oriental, Tonga, Túnez, Turkmenistán, Turquía, Tuvalu, Ucrania, Uzbekistán, Vanuatu, Venezuela, Vietnam, Yibuti, Zambia, Zimbabue.


Tabla 1: Evolución del stock de la deuda y de la transferencia neta (externa total y pública) de los PED entre 2000 y 2018

Total PED (deuda a largo plazo) en miles de millones de USD
Deuda external total Dette externa pública Deuda debida al BM
Stock total Transfer. neta Stock total Transfer. neta Stock total Transfer. neta
2000 1 695,49 - 103,29 1 251,67 - 30,18 192,42 8,07
2001 1 664,51 - 53,23 1 227,63 - 45,95 195,32 7,46
2002 1 678,11 - 78,04 1 264,93 - 57,59 204,93 - 0,02
2003 1 802,47 - 2,39 1 321,96 - 61,15 215,88 - 2,33
2004 1 908,25 17,47 1 362,27 - 36,55 224,13 2,34
2005 1 914,74 35,83 1 247,33 - 53,87 215,34 2,95
2006 2 072,05 84,08 1 212,16 - 84,79 189,87 - 0,01
2007 2 433,46 347,36 1 321,55 12,16 200,12 5,47
2008 2 690,78 62,32 1 372,37 - 25,72 206,87 7,33
2009 2 831,74 48,78 1 476,09 36,30 223,78 17,25
2010 3 084,27 571,81 1 612,27 104,30 241,55 22,50
2011 3 541,84 545,39 1 750,44 76,89 246,00 64,66
2012 3 979,33 373,02 1 960,36 133,31 255,88 11,95
2013 4 410,65 608,87 2 173,52 152,71 270,61 13,98
2014 4 713,42 317,70 2 330,10 126,48 274,56 14,88
2015 4 708,52 - 537,47 2 349,13 17,16 282,70 17,29
2016 5 012,75 - 9,45 2 490,14 58,25 291,62 13,57
2017 5 379,44 479,82 2 816,13 177,60 315,73 12,85
2018 5 519,20 218,91 2 933,94 44,48 324,91 14,77

Monto de la deuda externa pública de los países con ingresos bajos:

  • En 2000: 79.000 millones de USD
  • En 2018: 118.000 millones de USD

Monto de la deuda externa pública de los países con ingresos medios:

  • En 2000: 1,174 billones de USD
    - Países con ingresos medios inferiores: 427.000 millones de USD
    - Países con ingresos medios superiores: 745.000 millones de USD
  • En 2018: 2,816 billones de USD
    - Países con ingresos medios inferiores: 1,031 billones de USD
    - Países con ingresos medios superiores: 1,785 billones de USD


2.2 Una explicación corta

La tabla 1 nos ilustra el período 2000-2018. [5] Durante ese largo período se ejecutaron las medidas de alivio de las deudas aplicadas por los acreedores públicos (los Estados del Norte, el FMI, el Banco Mundial, otros bancos multilaterales regionales) a causa de la crisis de la deuda del Tercer Mundo [6] que se inició en los años 1980.

La columna 2 presenta la evolución del stock de la deuda externa total a largo plazo del conjunto de los PED para los que el Banco Mundial ofrece datos [7] (deuda a largo plazo, deuda debida y garantizada por los poderes públicos de los PED así como la deuda que tienen las empresas privadas de los PED). Con el título de «deuda externa pública», la columna 4 presenta la evolución del stock total de la deuda externa a largo plazo solamente debida y/o garantizada por los poderes públicos de los PED. Con el título de «deuda debida al Banco Mundial» la columna 6 presenta la evolución del stock de la deuda externa a largo plazo de los PED con el Banco Mundial (BIRD e IDA).

Las columnas 3, 5 y 7 presentan la transferencia neta sobre la deuda con respecto a los tres tipos de stocks referidos en la tabla 1.

La transferencia neta sobre la deuda representa la diferencia entre lo que un país recibe en forma de préstamos y lo que ese país reembolsa (capital más intereses, también llamado servicio de la deuda). Un monto negativo de esa transferencia neta significa que ese año el país ha pagado más dinero que el que ha recibido.


2.3 Interpretación de la tabla

Se pueden distinguir dos períodos: el primero de 200 a 2007-2008 y el segundo de 2oo7-2008 hasta 2018.

Primer período: De 2000 a 2007-2008, la deuda externa total se mantiene constante hasta 2003 y luego aumenta a un ritmo mesurado a partir de ese año. De 1,695 billones de USD en 2000, alcanzó los 2,433 billones de USD en 2007. La deuda exterior pública permanece, sin embargo, en un nivel constante sobre todo el período, pasando de 1,252 billones de USD en 2000 a 1,322 billones de USD en 2007.

Al mismo tiempo, la transferencia neta (de la deuda externa total y pública) es muy negativa. Eso significa que los PED reembolsaron más de lo que recibieron como préstamos.

Varios factores coyunturales se deben tener en cuenta. Una mayoría de los PED acababa de sufrir, o todavía sufre, una gran crisis de endeudamiento y estaba, y está, limitada en sus acciones. Aunque hay una pendiente descendente entre 2000 y 2008, los tipos altos de interés de los principales bancos centrales atraían a los inversores hacia los países occidentales, al mismo tiempo que enfriaban las veleidades de los PED de conseguir préstamos. En esta coyuntura, la liquidez a invertir era mucho más remuneradora en los países del Norte. Para los países del Sur, era esencialmente un período de reflujo de capitales. Severamente impactados por los planes de ajuste estructural exigidos por sus acreedores, varios PED procedieron en paralelo a reembolsos anticipados para liberarse de las condicionalidades de los acreedores oficiales (acreedores bilaterales y multilaterales). Especialmente, es el caso de Brasil, Argentina, Uruguay, Filipinas, Indonesia, Tailandia, Nigeria, Argelia e incluso Rusia, que aprovecharon un subida de los precios de las materias primas desde 2005 para utilizar las divisas extranjeras acumuladas para el reembolso de la deuda externa.

En el lapso de 6 años, los PED reembolsaron a los acreedores 370.000 millones de USD, el equivalente a 2 planes Marshall. Sin embargo, la deuda externa (total y/o pública) no disminuyó.

Segundo período: A partir de 2008, la situación se invierte sensiblemente. En 10 años, la deuda externa aumentó más del doble. De 2,691 billones de USD a 5,519 billones de USD para la deuda externa total. De 1,372 billones de USD a 2,934 billones de USD para la deuda externa pública. La curva de transferencias netas se invierte, y su pendiente pasa a ser ascendente, la transferencia es positiva. Los PED reciben más dinero de sus préstamos que lo que pagan a sus acreedores.

Se deben considerar varios factores. El principal concernía a los efectos de la crisis de las subprimes. En 2007, la burbuja de los créditos subprimes estalló en Estados Unidos. Rápidamente, se propagó al conjunto de los grandes bancos occidentales, todos interconectados. El mundo financiero entró en pánico y temió por el desplome del sistema. Llamados al rescate, los Estados del Norte salvaron a esos bancos mediante un endeudamiento público masivo permitido por la implantación de las políticas de quantitative easing (flexibilización cuantitativa) [8] aplicadas con urgencia por los principales bancos centrales (Reserva federal de Estados Unidos, Banco Central Europeo, etc.). Los tipos directores de interés de los bancos centrales alcanzaron niveles históricamente bajos. De 4,75 % y 4,25 % en 2007, los tipos de interés de la Fed y del BCE pasaron respectivamente a 0,25 % y a 1 % en 2009, luego a 0,5 % y a 0,05 % en 2015. Aliviados, los inversores buscaban, por lo tanto, invertir su importante liquidez en sectores más remuneradores. La deuda de los PED les ofrecía esa perspectiva. Del lado de los acreedores, los beneficios a realizar con los PED eran superiores a los que se podían obtener de una economía occidental en crisis. Del lado de los prestatarios, estos se beneficiaban de un tipo de interés más interesante que el acostumbrado. Al mismo tiempo, se asistía entre 2008 y 2013 a un «súper ciclo de materias primas», con precios que nunca habían sido tan elevados. Consecuentemente, los PED aumentaron sus reservas de cambio gracias a sus ingresos de exportación en alza. Disponiendo de una coyuntura favorable, intensamente cortejados por los inversores y alentados por las instituciones financieras internacionales a recurrir a la financiación privada para desarrollar infraestructuras, los PED fueron incitados a endeudarse masivamente, principalmente por la vía de las obligaciones en los mercados financieros.


Las siguientes partes de este estudio tratarán las amenazas sobre la deuda de los PED desde un punto de vista global y por regiones.


Traducido por Griselda Pinero


Notas :

[1El Banco Mundial considera países con ingresos bajos a los que un PIB por habitante inferior o igual a 1.035 USD

[2El Banco Mundial considera países con ingresos medios a aquellos que tienen un PIB por habitante entre 1036 USD y 12.535 USD. Esta categoría está a su vez dividida en países con ingresos medios inferiores con un PIB por habitante entre 1.036 USD y 4.045 USD, y países con ingresos medios superiores con un PIB por habitante comprendido entre 4.045 USD y 12.535 USD.

[3La lista de países con ingresos bajos y con ingresos medios se refiere a la determinada por el Banco Mundial. Véase: «World Bank Country and Lending Groups», consultado el 28 de julio de 2020. Disponible en: https://datahelpdesk.worldbank.org/knowledgebase/articles/906519-world-bank-country-and-lending-groups

[4Los países con ingresos medios superiores están subrayados

[5En el momento de la redacción de este capítulo, las cifras disponibles en la página web del Banco Mundial llegan al 31 de diciembre de 2018.

[6Hacemos aquí una particular referencia a la Iniciativa para países pobres altamente endeudados (IPPAE), y a la Iniciativa para un alivio de la deuda multilateral (IADM) lanzadas, respectivamente, en 1996 y 2005, y destinadas a 39 países.

[7Salvo mención contraria, los datos ofrecidos en este capítulo están sacados de International Debt Statistics del Banco Mundial. Allí están referenciados 122 países en vías de desarrollo. Entre los países de los cuales el Banco Mundial no ofrece datos están: Cuba, Irak, Libia, y Corea del Norte. Para ver más detalles podéis consultar:
https://openknowledge.worldbank.org/bitstream/handle/10986/32382/9781464814617.pdf?sequence=7&isAllowed=y

[8El quantitativa easing (flexibilización cuantitativa) consiste en una política de recompras masivas de títulos de deuda privada y pública permitida por la creación monetaria y que tiene por objetivo relanzar la economía después de un período de crisis. Para un análisis crítico podéis consultar: Éric Toussaint, «2007-2018: Les causes d’une crise financière qui a déjà 11 ans», CADTM, 25 de julio de 2018. Disponible en: https://www.cadtm.org/2007-2018-Les-causes-d-une-crise-financiere-qui-a-deja-11-ans. Está también en inglés.

Eric Toussaint

doctor en Ciencias políticas de la Universidad de Lieja y de la Universidad de París VIII, es el portavoz del CADTM Internacional y es miembro del Consejo Científico de ATTAC Francia.
Es autor de diversos libros, entre ellos: Sistema Deuda. Historia de las deudas soberanas y su repudio, Icaria Editorial, Barcelona 2018; Bancocracia Icaria Editorial, Barcelona 2015; Una mirada al retrovisor: el neoliberalismo desde sus orígenes hasta la actualidad, Icaria, 2010; La Deuda o la Vida (escrito junto con Damien Millet) Icaria, Barcelona, 2011; La crisis global, El Viejo Topo, Barcelona, 2010; La bolsa o la vida: las finanzas contra los pueblos, Gakoa, 2002. Es coautor junto con Damien Millet del libro AAA, Audit, Annulation, Autre politique, Le Seuil, París, 2012.
Coordinó los trabajos de la Comisión de la Verdad Sobre la Deuda, creada por la presidente del Parlamento griego. Esta comisión funcionó, con el auspicio del Parlamento, entre abril y octubre de 2015. El nuevo presidente del Parlamento griego anunció su disolución el 12 de noviembre de 2015.

Milan Rivié

CADTM Bélgica
Twitter: @RivieMilan