printer printer Haga clic en el icono verde de la derecha
Una nueva trampa se cierne sobre el endeudamiento tanto de los países del Sur como del Norte
La carga insoportable de la deuda para les pueblos del África subsahariana
Parte 5
por Eric Toussaint , Milan Rivié
22 de marzo de 2021

En África subsahariana, los gastos de salud y el nivel de desarrollo humano están en una situación dramática. Más que nunca, está justificada la suspensión unilateral del pago de la deuda invocando los argumentos de derecho internacional tales como el estado de necesidad y el cambio fundamental de circunstancias. Es una condición sine qua non a cumplir para reorientar urgentemente los gastos y tener la posibilidad de combatir algunos efectos de la pandemia. Una suspensión como tal de pagos debe incitar a los gobiernos a franquear nuevas etapas para liberar el desarrollo humano, o sea, abandonar el marco neoliberal, repudiando al mismo tiempo las deudas identificadas como ilegítimas mediante un proceso de auditoría ciudadana de la deuda.


En las tres partes anteriores, observamos la evolución de la deuda externa de los PED durante los últimos veinte años. La primera parte trató sobre el aumento espectacular del endeudamiento en ese periodo, marcado por la multiplicación de la deuda por 2,5 y una fuerte aceleración a partir de 2008. La segunda parte revelaba las principales amenazas sobre la deuda externa de los PED, y entre ellas la creciente importancia de la parte obligatoria, la evolución de los tipos de interés y la depreciación de sus monedas frente al dólar estadounidense. La tercera parte señalaba los factores que estaban conduciendo a los PED hacia la trampa de la deuda: dependencia de las materias primas, disminución de las reservas de cambio, aumento de los reembolsos, coyuntura de la crisis multidimensional agravada por la pandemia de la Covid-19, etc.

Para concluir este estudio. Profundizamos nuestro análisis poniendo nuestro foco en las diferentes regiones del mundo. Después de América Latina y Caribe, continuamos con el África subsahariana.

1. Enfoque general

Gráfico 1: Comparación entre los montos prestados anualmente y los montos reembolsados anualmente (deuda externa a largo plazo, en miles de millones de USD)


Gráfico 2: Comparación entre la evolución del stock total de la deuda y la transferencia neta (deuda externa a largo plazo, en miles de millones de USD)

En correspondencia con la tabla 1 de nuestra primera parte, el gráfico 1 compara las sumas reales prestadas (en naranja) y las sumas reembolsadas anualmente (en azul-también llamado el servicio de la deuda) de la deuda externa total a largo plazo. El gráfico 2 representa la evolución del stock de la deuda (en naranja- escala derecha) y de las transferencias netas (en azul-escala izquierda).

Como se indicó anteriormente, entre 2000 y 2006, el servicio de la deuda fue superior a las sumas recibidas en préstamo. El stock de la deuda aumentaba moderadamente. La transferencia neta fue globalmente negativa. Sigue un período corriente, desde 2008 hasta 2019, donde la transferencia neta fue positiva. Se produjo una excepción en 2015 como consecuencia de la brutal caída del precio de las materias primas. De manera general, se asistió a un aumento espectacular del stock y del servicio de la deuda.

2. Región África subsahariana

Población del África subsahariana en 2019 (todos los países son considerados como PED): 1.107 millones de habitantes.

Lista de los 48 países (todos PED): [1]

  • 23 países con ingresos bajos: Burkina Faso, Burundi, Chad, Eritrea, Etiopía, Gambia, Guinea, Guinea Bissau, Liberia, Madagascar, Malaui, Malí, Mozambique, República Centroafricana, República Democrática del Congo, Ruanda, Sierra leona, Somalia, Sudán, (Sudán del Sur), [2] Togo, Uganda.
  • 25 países con ingresos medios: Angola, Benín, Botsuana, Cabo Verde, Camerún, Comoras, Congo, Costa de Marfil, Esuatini, Gabón, Ghana, (Guinea ecuatorial), Kenia, Lesoto, (Mauricio), Mauritania, (Namibia), Nigeria, São Tomé y Príncipe, Senegal, (Seychelles), Sudáfrica, Tanzania, Zambia, Zimbabue.

Observad que las categorías de países utilizadas por el Banco Mundial son discutibles. Pero nosotros decidimos tomar de referencias esas categorías para poder utilizar la base de datos del Banco Mundial. Para una crítica de estas categorías utilizadas por las instituciones internacionales, consultad: Norte/Sur, países en desarrollo/países desarrollados: ¿Exactamente, de qué estamos hablando? (cadtm.org)


Gráfico3: Evolución de la deuda exterior pública de la región África subsahariana por tipo de acreedor (en miles de millones de USD)

25 años después de su lanzamiento, Eritrea y Sudán todavía no vieron aplicada a sus países esa anulación condicional

En este gráfico, encontramos las dos fases enunciadas anteriormente: una reducción del endeudamiento desde 2004 hasta 2006, al comienzo del aumento de los ingresos debido al aumento de los precios de las materias primas. Para esta región en particular, hay que también tener en cuenta la iniciativa PPAE, lanzada en 1996. Esa iniciativa anulaba el 90 % o más de la deuda externa pública bilateral —no ayuda oficial al desarrollo, véase recuadro 1— en contrapartida de las políticas de austeridad impuestas por el FMI. Sobre los 38 países implicados, 34 forman parte del África subsahariana. Hay que señalar que 25 años después de su lanzamiento, Eritrea y Sudán todavía no vieron aplicada a sus países esa anulación condicional a causa, especialmente, de los retrasos de pago con respecto a las instituciones de Bretton Woods. La segunda fase: a partir de 2006, la deuda exterior pública se incrementó moderadamente, para luego acelerarse desde 2008. Además, se puede diferenciar a los acreedores, repartidos en este gráfico en 4 categorías:

  • En azul: los acreedores bilaterales. Correspondientes a los préstamos entre Estados.
  • En amarillo: los acreedores multilaterales, dejando fuera el FMI. Correspondientes a los préstamos provenientes de las instituciones financieras internacionales (Banco Mundial, Bancos de desarrollo).
  • En rojo: las deudas correspondientes al FMI. [3]
  • En verde: los acreedores privados. Se distinguen en: verde oscuro, los créditos contraídos en los mercados financieros en forma de títulos soberanos vendidos generalmente en Wall Street; en verde caqui, los préstamos bancarios; en verde claro, los préstamos provenientes de otros tipos de acreedores privados.
Recuadro 1: ¿A quién beneficia la ayuda oficial al desarrollo (AOD)?


Los créditos AOD – Los créditos no-AOD


Para la parte bilateral de la deuda exterior pública, se pueden diferenciar las deudas generadas por los créditos AOD (por la Ayuda Oficial al Desarrollo), con un tipo de interés bajo (llamado también tipo concesional), de las deudas generadas por los créditos no-AOD, cuyos tipos de interés corresponden a los tipos fijados en los mercados financieros. Según los términos determinados por el Club de París, las deudas no-AOD pueden ser anuladas total o parcialmente, mientras que las deudas AOD deben ser reestructuradas. [4]


¿La Ayuda Oficial para... quién?


Según la OCDE, la AOD está destinada a todos los países con ingresos bajos y con ingresos medios según la definición del Banco Mundial, a excepción de los países del G8 (o sea, Rusia) y de la Unión Europea. [5] La AOD es aportada por los treinta [6] países miembros del Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la OCDE.

En su forma actual, la AOD plantea más problemas que los que resuelve.

En principio, por su monto. A pesar de que los miembros del CAD se habían comprometido desde 1970 a dedicar un mínimo del 0,7 % de su Ingreso Nacional Bruto (INB) a la AOD, esa cantidad nunca se alcanzó. En 2019, el total de AOD estaba evaluado en 155.000 millones de USD, o sea… el 0,3 % de los INB de los países del CAD. [7] Si se compara con los 485.000 millones de USD enviados, durante el mismo período, por la diáspora a sus países de origen PED, ese monto es lamentable (véase la parte 3 de la serie, https://www.cadtm.org/Los-paises-en-desarrollo-cayeron-en-la-trampa-de-la-deuda.

A continuación, de qué se compone esta ayuda. Contrariamente a lo que su nombre dejaría suponer, la AOD no es una ayuda incondicional desinteresada y «humanista». Si bien está compuesta de donaciones, también tiene préstamos llamados «con tipo concesional» (véase el comienzo del recuadro). Por lo tanto, no es raro que la transferencia neta anual de la AOD para los países «receptores» sea negativa. Así mismo, el país no es libre de gastar según sus propios deseos, ya que está sometido a un calendario definido por los países donantes y/o las instituciones internacionales.

Y más aún: su cálculo. Con el correr de los años, la AOD ha evolucionado. Muchas veces denunciada por las organizaciones de derechos humanos, «la ayuda» militar y los créditos a la exportación finalmente se excluyeron de la liquidación de la AOD. [8] Por el contrario la cooperación técnica, la ayuda ligada, los alivios de deuda, las becas otorgadas a los residentes de los PED que estudian en los países del CAD, al igual que los gastos ligados a la acogida de los demandantes de asilo (incluido el encierro) pueden ser contabilizados como tal. Problemas, por un parte esas sumas no representan una transferencia de dinero del Norte hacia el Sur, por otra parte, esos gastos constituyen, la mayoría de las veces, obligaciones para Estados sometidos al cumplimiento del derecho internacional.

Y finalmente, su opacidad: según los datos suministrados por la OCDE, no es posible disociar la ayuda en forma de donaciones de aquella en forma de préstamos. Para aumentar mejor esas cifras, de forma artificial, la OCDE creó una categoría «equivalente-donaciones» en la cual entran las donaciones, pero también los préstamos con interés bajo y con un largo período de pago, con el fin de «reflejar mejor el esfuerzo realmente realizado por los países donantes» [9] … ¡de no creer!

Véanse también los artículos https://www.cadtm.org/Iniciativa-PPAE?lang=es, y www.cadtm.org/Los-diez-límites-de-la-iniciativa, y el artículo de Damien Millet: «La iniciative PPTE: entre illusion et arnaque» en https://www.cadtm.org/L-initiative-PPTE-entre-illusion-et-arnaque [La iniciativa PPAE: entre ilusión y estafa] (solamente en francés).


Gráfico 4: Comparación entre la evolución del stock total y las transferencias netas sobre la deuda externa pública del África subsahariana (en miles de millones de USD)

Recordemos que la transferencia neta sobre la deuda externa es la diferencia entre lo que un país recibe en concepto de préstamos y lo que paga por los mismos (capital e intereses incluidos, llamado también servicio de la deuda). Un monto negativo significa que ese año el país reembolsó más dinero que el recibido.

En el gráfico, las columnas en naranja indican la transferencia neta.

Entre 2000 y 2019, la deuda externa pública de la región se multiplicó por 2,43. Durante el mismo período, la transferencia neta fue positiva (+217.540 millones de USD). Entre 2000 y 2006, la transferencia neta fue negativa (-1.935 millones de USD). Ese monto es el 2,15 % del PIB de los PED de la región, en 2006. Las crisis financieras en el Norte y el flujo de capitales hacia los países del Sur explican en gran parte la transferencia neta positiva de los años siguientes (Véase la parte 1).

Monto de la deuda externa pública en 2000: 171.000 millones de USD.
Monto de la deuda externa pública en 2019: 415.000 millones de USD.

Los PED de la región en situación de alto riesgo de sobreendeudamiento en febrero de 2021 eran: [10] Cabo Verde, Camerún, Chad, Etiopía, Ghana, Mauritania, República Centroafricana, Sierra leona, Yibuti.

Los países de la región en suspensión de pagos en febrero de 2021 eran: Congo, Eritrea, Gambia, Mozambique, São Tomé y Príncipe, Somalia, Sudán, Sudán del Sur, Zambia, Zimbabue.

En 20 años, esos países tuvieron préstamos del FMI por 40.800 millones de USD, y ya pagaron 21.800 millones o sea, únicamente el 29 % de capital e intereses

Símbolo de las dificultades económicas encontradas en esos países: mientras que el PIB se triplicó entre 2000 y 2008 (de 395 a 1.208 millones de USD), entre 2008 y 2019 solo aumentó un 50 % (1.751 millones de USD), con una contracción marcada en 2015-2016, en consonancia con el fin del súper ciclo de las materias primas.

Otro símbolo: el número de países que recurrieron al FMI durante ese mismo período fueron 47, es decir, a excepción de Eritrea (país que sigue esperando la aplicación de la iniciativa PPAE lanzada en 1996), la totalidad de los países (recordemos todos PED) de la región. En 20 años, esos países tuvieron préstamos del FMI por 40.800 millones de USD, y ya pagaron 21.800 millones o sea, únicamente el 29 % de capital e intereses.

La región es la más afectada por la intervención del FMI y sus políticas de austeridad, mediante, en particular, los planes de ajuste estructural impuestos desde los años 1980, la aplicación de la iniciativa PPAE a partir de 1996, y desde abril de 2020 el ISSD en el marco de suspensión del servicio de la deuda, (véase recuadro 2). Entre los países más afectados, podemos citar a Costa de Marfil, Madagascar, Níger, Senegal, RDC, Togo [11]] y numerosos países del África central. [12]]

Recuadro 2: Las medidas de «alivio» de la deuda de las instituciones internacionales en respuesta a la Covid-19

La crisis de la Covid-19 está impactando gravemente a las economías de mundo entero y en particular aquellas de los PED, y el África subsahariana no es la excepción, ni mucho menos.

Sin entrar aquí en detalles de las medidas, llamadas de urgencia, puestas en marcha por las instituciones financieras internacionales (IFI), [13] señalemos, no obstante, que los países del África subsahariana son los más implicados por el ISSD y el Common debt Framework, lanzado por el G20 bajo el impulso del Banco Mundial y el FMI respectivamente en abril y en octubre de 2020.

Sobre los 73 países potencialmente involucrados, 27 países subsaharianos realizaron la demanda para el ISSD. Con respecto al Common Debt Framework, solamente tres países la pidieron, todos pertenecientes a la región: Chad, Etiopía y Zambia.

Como es costumbre por parte de las IFI, esta pretendida ayuda, exenta de cualquier anulación de la deuda, está condicionada a la aplicación de las políticas de austeridad del FMI. [14]

En valor absoluto, la evolución de la deuda externa pública de estos PED representa fielmente la del conjunto de los PED, con una fuerte aceleración del endeudamiento a partir de 2008.

Por el contrario, la región se distingue por el reparto de la deuda externa pública por la categoría de los acreedores (véase tabla 1). Primera particularidad, la parte bilateral: a pesar de estar disminuyendo, sigue representando un cuarto del total. En otras épocas, ampliamente mayoritarios, estos acreedores del Club de París vieron cómo se reducían sus acreencias en beneficio, especialmente, de China, en estos momentos primer acreedor de la región. La parte multilateral permanece relativamente estable (entre el 36 y el 42 % en todo el período) ocupando el FMI, un lugar importante. Segunda particularidad: la parte obligatoria. No obstante estar en fuerte progresión, permanece por retrasada con respecto a otras regiones del mundo (véanse las otras partes de la serie). Hay dos elementos de explicación. Por una parte, muchos de estos países tienen ingresos bajos, por otra parte la nota atribuida por las agencias de calificación no les permiten, muy a menudo, pedir préstamos en los mercados financieros. Respecto a eso, a pesar de tipos de interés «records», los países que demandan préstamos en los mercados financieros lo pagan muy caro, con tipos de interés, sin primas de riesgo, del 5,75 %.


Tabla 1: Evolución de la deuda externa pública de los países de África subsahariano por categoría de acreedores entre 2000 y 2019, en valor absoluto y relativo

2000 2010 2019
En miles de
millones USD
En % En miles de
millones USD
En % En miles de
millones USD
En %
Parte bilateral 80,73 47,19 45,63 25,59 100,51 24,23
Parte multilateral Acreedores Multilaterales 54,27 31,73 58,37 32,74 123,63 29,81
FMI 8,70 5,08 19,33 10,84 22,81 5,50
Parte privada Obligaciones 10,11 5,91 30,47 17,09 109,10 26,30
Bancos privados 8,47 4,95 20,30 11,38 49,56 11,95
Otros acreedores privados 8,79 5,14 4,18 2,35 9,15 2,21
Total 171,08 100 178,28 100 414,76 100

El 89 % de los países de la región son, por cierto, muy dependientes de las exportaciones de materias primas [15] (véase tabla 2). Eso concierne tanto las exportaciones de productos agrícolas (18 países), de combustibles fósiles (8 países), de minerales y menas (17 países), esas categorías no son necesariamente excluyentes, por ejemplo, Ghana exporta cacao y oro.


Tabla 2: Dependencia de los países del África subsahariana de las exportaciones de materias primas
 [16]

Productos agrícolasCombustibles fósilesMinerales y menas
1. Benín,
2. Comoras,
3. Costa de Marfil,
4. Etiopía,
5. Gambia,
6. Guinea-Bissau,
7. Kenia,
8. Madagascar,
9. Malaui,
10. Maldivas,
11. República Centroafricana
12. São Tomé y Príncipe,
13. Senegal,
14. Seychelles,
15. Somalia
16. Uganda
17. Yibuti,
18. Zimbabue.
1. Angola,
2. Camerún,
3. Chad,
4. Gabón,
5. Guinea ecuatorial
6. Nigeria
7. República del Congo
8. Sudán.
1. Botsuana,
2. Burkina Faso,
3. Burundi,
4. Ghana,
5. Guinea,
6. Liberia,
7. Malí,
8. Mauritania,
9. Mozambique,
10. Namibia,
11. Níger,
12. República Democrática del Congo,
13. Ruanda,
14. Sierra Leona,
15. Tanzania,
16. Togo,
17. Zambia.

En el lapso de 20 años, el servicio de la deuda de la región alcanzó nuevos récords, pasando de 9,87 mil millones de USD a casi cuatro veces más 34,13 mil millones de USD

En el período entre el 1 de marzo de 2020 y el 1 de abril de 2021, [17] los países de la región estuvieron también muy sujetos a una depreciación de sus monedas frente al dólar estadounidense (USD) y al euro, principales divisas de intercambio. Frente al dólar, ciertamente, 25 países vieron como sus monedas se apreciaban, pero muy mayoritariamente debido a la paridad fija de sus divisas (y especialmente los 15 países que utilizaban el Franco CFA, sin que ello fuera una real plusvalía para ellos). [18] Por lo demás, la depreciación fue de una media del 11,5 % (con una horquilla de -004 a -78,05 %). Frente al euro, fuera de los países con paridad fija con esta moneda, a excepción de Liberia (+7,90 %), las monedas se depreciaron una media de 16,76 % (con una horquilla de -4,95 a -80,37 %).

Señalemos que bajo la presión del FMI y de sus acreedores, Sudán devaluó su moneda el 21 de febrero de 2021. Al alinear la libra sudanesa con el tipo del mercado negro, haciendo pasar su valor de 1USD por 55 libras a 1 USD por375 libras, Sudán hizo una nueva reverencia a sus acreedores y al FMI, con el fin de ver aplicada la iniciativa PPAE, 25 años más tarde. Otro ejemplo del chantaje político inherente al sistema deuda. Esa devaluación es un nuevo ataque a la población, que ve cómo se encarece el coste del servicio de la deuda, así como una serie de productos alimentarios importados e indispensables. [19]


Gráfico 5. Servicio de la deuda de los PED de la región África subsahariana (en miles de millones de USD)

En el lapso de 20 años, el servicio de la deuda de la región alcanzó nuevos récords, pasando de 9,87 mil millones de USD a casi cuatro veces más 34,13 mil millones de USD, con un pico en 2018 de 37,48 mil millones de USD. En 2019, más del 60 % de esos PED dedicaban muchos más recursos al servicio de la deuda que a gastos de salud. El servicio de la deuda de esos 10 países absorbía entre el 5,35 % al 42,6 % de los ingresos del Estado. [20]

Recuadro 3: Algunas cifras sobre la pobreza en África subsahariana [21]
En 2019 África subsahariana Conjunto de los PED Mundo
Causa de muerte por enfermedades
transmisibles y patologías asociadas al
embarazo, el parto y la nutrición
(en % de la población)
53,67 21,25 18,41
Incidencia de la malaria/paludismo
(por 1.000 personas)
219,13 57,59 57,43
Incidencia de la tuberculosis
(por 100.000 personas)
226,00 152,00 130,00
Esperanza de vida
al nacer
61,26 71,00 72,56
Tasa de mortalidad infantil,
menos de 5 años (por mil)
75,75 40,98 37,70
Número de muertes maternas
(embarazo, parto, posparto)
200 000 293 000 295 000
Número de muertes de niños y niñas
de menos de 5 años
2 843 088 5 125 492 5 188 872
Prevalencia de la subalimentación
(en % de la población)
17,54 9,74 8,90
Prevalencia de la inseguridad alimentaria
grave en la población (en %)
20,2 10,9 9,4
Población que vive con menos
de 1,90 USD/día (en %)
40,2 16,9 9,2
El África subsahariana es la región del mundo donde el impacto de la pobreza es mayor. Cualquiera sea el indicador buscado, las condiciones de vida de los pueblos del África subsahariana están mucho más degradadas que en el resto de los países en desarrollo o del mundo en su totalidad.

Conclusión

Las deudas públicas aumentaron fuertemente en África subsahariana. La crisis económica mundial vuelve cada vez más difícil la prosecución normal del pago de la deuda para una región que ya cuenta con la mayoría de países en situación de sobreendeudamiento o en suspensión de pagos. El último en hacerlo ha sido Zambia desde noviembre de 2020.

Para una región en la que los gastos de salud y el nivel de desarrollo humano acusan un retraso muy grave en comparación con otros países, incluidos los PED, está más que nunca justificada la suspensión unilateral del pago de la deuda, invocando los argumentos de derecho internacional tales como el estado de necesidad y el cambio fundamental de circunstancias

Aunque según las estadísticas oficiales [22] la región parece menos afectada por la pandemia del coronavirus que en otros lados, las cifras siguen en fuerte aumento, agravadas por la variante llamada sudafricana y la casi ausencia de vacunas. [23] La región sigue estando muy afectada por enfermedades mucho más mortíferas que la covid-19, como el paludismo, la tuberculosis, el VIH, las enfermedades diarreicas. Por cierto, el Ébola está de vuelta en Guinea y en la RDC. [24]]

Para una región en la que los gastos de salud y el nivel de desarrollo humano acusan un retraso muy grave en comparación con otros países, [25]] incluidos los PED, está más que nunca justificada la suspensión unilateral del pago de la deuda, invocando los argumentos de derecho internacional tales como el estado de necesidad y el cambio fundamental de circunstancias. Es una condición sine qua non para reorientar urgentemente los gastos públicos y tener la posibilidad de combatir algunos efectos de la pandemia. Una suspensión de pagos como tal debe incitar a los gobiernos a franquear nuevas etapas para liberar el desarrollo humano, es decir, salir del marco neoliberal, procediendo al mismo tiempo al repudio de las deudas identificadas como ilegítimas mediante un proceso de auditoría ciudadana de la deuda.

Continuando con esta serie, seguiremos el análisis de la evolución del endeudamiento de las otras grandes regiones del Sur global.


Traducción Griselda Piñero


Notas :

[1Los países entre paréntesis no son tenidos en cuenta por el sistema estadístico del Banco Mundial, ligado a la deuda.

[2Según el Banco Mundial, los datos de Sudán del Sur están contabilizados con los de Sudán, sin distinciones.

[3Aunque es acreedor multilateral, el FMI no aparece bajo esa denominación en la base de datos del Banco Mundial.

[4Para visualizar esta distinción, véanse, por ejemplo, las deudas pendientes del Club de Paris al 31 de diciembre de 2019. Disponible en https://clubdeparis.org/fr/communications/communique-presse/club-paris-publie-donnees-detaillees-ses-creances-au-31-decembre-4

[8Para leer explicaciones más detalladas, véase Éric Toussaint, «¿A quién beneficia realmente la ayuda al desarrollo?» en A quién favorece realmente la Ayuda Oficial al Desarrollo? (cadtm.org), enero de 2004.

[10List of LIC DSAs for PRGT-Eligible Countries As of January 31, 2021 : https://www.imf.org/external/Pubs/ft/dsa/DSAlist.pdf

[11Véase especialmente, «Club de Paris, Comment sont restructurées les dettes souveraines et pourquoi une alternative est nécessaire», p.31, marzo de 2020 disponible en https://dette-developpement.org/Club-de-Paris-Comment-sont-restructurees-les-dettes-souveraines-et-pourquoi-une [Club de París,cómo son reestructuradas las deudas soberanas y por qué es necesaria una alternativa

[12Véase especialmente Jean Nanga, «Afrique centrale : Retour à l’ajustement structurel néolibéral et mobilisations populaires», 12 de mayo de 2017, disponible en : Afrique centrale : Retour à l’ajustement structurel néolibéral et mobilisations populaires [África central: Vuelta al ajuste estructural neoliberal y movilizaciones populares

[13Para un análisis crítico del ISSD y del Common Debt Framework, véase especialmente Milan Rivié «« 6 mois après les annonces officielles d’annulation de la dette des pays du Sud : Où en est-on ? », 17 septembre 2020, disponible à : https://www.cadtm.org/6-mois-apres-les-annonces-officielles-d-annulation-de-la-dette-des-pays-du-Sud [6 meses después de los anuncios oficiales de anulación de la deuda a los países del Sur: ¿en qué situación estamos hoy?] y CADTM Internacional El CADTM condena las medidas del G20 sobre la Deuda, 16 de octubre de 2020

[14Véase Daniel Munevar, «Développement à l’arrêt. Prêts du Fonds monétaire international et austérité post Covid-19» [Desarrollo detenido. Préstamos del Fondo Monetario Internacional y austeridad pos Covid-19], Eurodad, octubre de 2020, disponible en: https://d3n8a8pro7vhmx.cloudfront.net/eurodad/pages/1063/attachments/original/1611654045/arrested-development-FR.pdf?1611654045

[15UNCTAD, State of commodity dependence 2019, p. 3-4.

[16Ibid.

[17Según los datos en la web de Fxtop,com, consultada el 17 de febrero de 2021, disponible en: https://fxtop.com/en/forex-trends.php

[18Para un análisis crítico del Franco CFA, véase especialmente la obra de Fanny Pigeaud y Ndongo Samba Sylla, L’arme invisible de la Françafrique, Une histoire du franc CFA, publicado en ediciones La Découverte.

[19«Sudán devalúa drásticamente su moneda para intentar estabilizar su economía» El banco central de Sudán devalúa drásticamente la moneda para facilitar los préstamos internacionales (politicaon.com) Para recordar, fue el alto precio del pan que estuvo en el origen, en diciembre de 2018, del movimiento popular que produjo el derrocamiento, el 11 de abril de 2019, del presidente Omar El-Bechir

[20Jubilee Debt Campaign, «Comparing debt payments with health spending», abril de 2020, disponible en : https://jubileedebt.org.uk/wp-content/uploads/2020/04/Debt-payments-and-health-spending_13.04.20.pdf

[21Todos los datos provienen de la base de datos «Indicadores del desarrollo en el mundo» del banco Mundial. Datos consultados el 22 de febrero de 2021. Disponible en: https://databank.banquemondiale.org/reports.aspx?source=world-development-indicators

[22Véase especialmente la cuenta de twitter de la Organización Mundial de la salud, región África: https://twitter.com/WHOAFRO/status/1361781240702115843/photo/1

[23The Economist, «Africa faces major obstacles to accessing Covid vaccines», 25 de enero de 2021, disponible en : https://www.eiu.com/n/africa-faces-major-obstacles-to-accessing-covid-vaccines/

[24Laurence Caramel, «Le virus Ebola réapparaît en Guinée et en RDC», 16 février 2021, Le Monde, disponible à : https://www.lemonde.fr/afrique/article/2021/02/16/le-virus-ebola-reapparait-en-guinee-et-en-rdc_6070128_3212.html [El virus del Ébola reaparece en Guinea y en la RDC

[25Véase Milan Rivié, «Dette et Coronavirus: L’Afrique pourra-t-elle se prémunir des effets délétères du système capitaliste et des politiques néolibérales?», 1 de abril de 2020, disponible en: https://www.cadtm.org/Dette-et-Coronavirus-L-Afrique-pourra-t-elle-se-premunir-des-effets-deleteres#2_l_afrique_moins_touchee_par_le_coronavirus [¿África podrá protegerse de los efectos deletereos del sistema capitalista y de las políticas neoliberales?

Eric Toussaint

doctor en Ciencias políticas de la Universidad de Lieja y de la Universidad de París VIII, es el portavoz del CADTM internacional y es miembro del Consejo Científico de ATTAC Francia.
Es autor de diversos libros, entre ellos: Capitulación entre adultos. Grecia 2015: Una alternativa era posible, El Viejo Topo, Barcelona, 2020; Sistema Deuda. Historia de las deudas soberanas y su repudio, Icaria Editorial, Barcelona 2018; Bancocracia Icaria Editorial, Barcelona 2015; Una mirada al retrovisor: el neoliberalismo desde sus orígenes hasta la actualidad, Icaria, 2010; La Deuda o la Vida (escrito junto con Damien Millet) Icaria, Barcelona, 2011; La crisis global, El Viejo Topo, Barcelona, 2010; La bolsa o la vida: las finanzas contra los pueblos, Gakoa, 2002. Ha sido miembro de la Comisión de Auditoria Integral del Crédito (CAIC) del Ecuador en 2007-2011.
Coordinó los trabajos de la Comisión de la Verdad Sobre la Deuda, creada por la presidente del Parlamento griego. Esta comisión funcionó, con el auspicio del Parlamento, entre abril y octubre de 2015. El nuevo presidente del Parlamento griego anunció su disolución el 12 de noviembre de 2015.

Milan Rivié

CADTM Bélgica
Twitter: @RivieMilan