printer printer Haga clic en el icono verde de la derecha
El Banco del Sur afina su estrategia
26 de junio de 2008

Las críticas contra los organismos financieros internacionales arreciaron ayer en la reunión de los delegados del Banco del Sur, que se realiza en Quito.

En el evento, donde se quiere delinear la estructura del organismo sudamericano, se promocionó la posibilidad de impulsar un sistema monetario común.

“Debemos buscar medios de pago alternativos, sin eliminar la moneda local”, señaló el ministro de Política Económica del Ecuador, Pedro Páez.

La propuesta del Ministro es utilizar derechos regionales de giro en el pago que se realiza entre los países miembros del Banco del Sur, ente al que Surinam se sumará en las próximas semanas.

“Debemos marcar la pauta para las nuevas prioridades”, que no han sido atendidas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) ni el Banco Mundial (BM).

Las mismas críticas llegaron de los expositores. Roberto Goodland, ex gerente de la División Medioambiental y Social del BM, aseguró que ese organismo dejó a América Latina con más pobreza.

Para combatir ese problema se debe impulsar la nueva estructura que promueva el empleo, mejore la calidad alimentaria, la salud, la educación y apoye a la pequeña agricultura, sostuvo Goodland.

Isabel Ortiz, asesora interregional de las Naciones Unidas, aseguró que el actual proceso de globalización no integra a todos los países. “Se debe apuntar a una globalización para todos”.

Por ello la integración del Sur es una alternativa. Además, criticó la distribución de los recursos que llegan a los países del Sur: “la mayoría (de los créditos) va a las reservas y el gasto económico y social es limitado. Eso es erróneo”.

Eric Toussaint, presidente del Comité para la Abolición de la Deuda en el Tercer Mundo, afirmó que el BM y del FMI sometieron los derechos de los países a las necesidades de las potencias que sostienen esos organismos.

Por eso, a criterio de Beverly Keene, representante de Jubileo Sur de Argentina, los recursos se quedan en los países desarrollados, sin atender adecuadamente a las demás naciones.

El proyecto se entregará a los ministros de Hacienda la próxima semana para que se discuta en la cita de Buenos Aires. Se prevé que a finales de este año se cuente con la estructura del Banco. Y en el 2009 entregar los primeros créditos.


Publicado en El Comercio