La auditoría como arma de destrucción de la deuda

15 de enero de 2008


Actualmente se vive un momento de optimismo en cuanto a las perspectivas del desarrollo de África. Efectivamente, algunos analistas no dudan en hablar de «milagro económico» para calificar los resultados del crecimiento registrado por el continente desde el año 2000: casi el 5% por término medio. El FMI incluso prevé un crecimiento del 6,1% en 2007 y del 6,8% en 2008 [1].

Sin embargo, una gran nube negra relativiza el optimismo generado por este embellecimiento económico: el crecimiento no ha mejorado el nivel de vida de las poblaciones africanas. En el informe de 2005 sobre el estado del desarrollo humano, el PNUD Programa de las Naciones Unidas par el Desarrollo
PNUD
Creado en 1965 y con sede en Nueva York, el PNUD es el principal órgano de asistencia técnica de la ONU. Ayuda -sin restricciones políticas- a los países en desarrollo a dotarse de servicios administrativos y técnicos básicos, forma funcionarios, trata de responder a ciertas necesidades esenciales de las poblaciones, toma la iniciativa de programas de cooperación regional y coordina, en principio, las actividades locales del conjunto de los programas operativos de las Naciones Unidas. El PNUD se basa generalmente en conocimientos y tecnologías occidentales, pero un tercio de su contingente de expertos es originario del Tercer Mundo. El PNUD publica anualmente un Informe sobre el desarrollo humano, que clasifica los países según un Índice de Desarrollo Humano (IDH).
Sitio web:
señala que, en efecto, más de un tercio de la población del África subsahariana, es decir 240 millones de personas, viven en países cuyo IDH Indicador de desarrollo humano
IDH
Útil de medida, utilizado por las Naciones Unidas para estimar el grado de desarrollo de un país teniendo en cuenta el ingreso por habitante, el nivel de educación y la esperanza de vida media de su población.
(Índice de Desarrollo Humano, N. de T.) ha descendido [2].

Entre los múltiples factores que explican la continua degradación de las condiciones de vida en África, el peso de la deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
externa desempeña un papel determinante. En efecto, según la CNUCED CNUCED
Conferencia de las Naciones Unidas para Comercio y Desarrollo
Fué creada en 1964, bajo la presión de los países en desarrollo para hacer contrapeso al GATT (Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio), antecesor de la OMC.
Sitio web :
(Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo, N. de T.), aunque el África subsahariana recibió entre 1970 y 2002 aproximadamente 294.000 millones de dólares y ya ha reembolsado cerca de 268.000 millones de dólares en pago de la deuda, aún sigue siendo deudora de aproximadamente 210.000 millones de dólares [3]. La constatación es definitiva: hay una gran transferencia inversa de recursos procedentes del continente más pobre del mundo.

Estas cifras demuestran por sí solas el fracaso de la iniciativa de alivio de la deuda a los «países pobres muy endeudados» (PPTE) lanzada por los países industrializados en 1996 y reforzada en 1999. El G8 G8 Corresponde al G7 más la Federación de Rusia (desde 1995). de Gleneagles de 2005 intentó responder a este fiasco con el anuncio, a bombo y platillo, de la anulación «del 100%» de la deuda multilateral de los países que entraban en la calificación de la iniciativa PPTE, lo que representa actualmente un máximo veintinueve países pobres muy endeudados (dieciocho en el momento de la decisión). Dos años después del lanzamiento de esa medida –bautizada como «Iniciativa de alivio de la deuda multilateral» (IADM)- los resultados son amargos: los 18 países del África subsahariana beneficiarios del IADM han visto su deuda (con el FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
, el Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (189 miembros el año 2017) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
y el Banco Africano de Desarrollo) reducida solamente en un 64,4% por término medio, en vez del 100% prometido por el G8 en 2005 [4]. Además este alivio se extiende por un período de más de cuarenta años y bajo condiciones [5].

Pero lo más grave es que la IADM sigue eludiendo la importante carga política en la que se basa la cuestión de la deuda. Esta iniciativa, efectivamente, encubre la corresponsabilidad de los acreedores en el proceso del endeudamiento de los países pobres: aunque los préstamos concedidos por los gobiernos del norte (de acuerdo con las instituciones económicas internacionales), a menudo se han justificado con razones geopolíticas y han sido utilizados por dictadores para sus fines personales, siguen siendo reembolsados por los gobiernos que les sucedieron.

Precisamente para revelar esta realidad es por lo que el Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer mundo (CADTM), así como otras organizaciones de la sociedad civil, defienden desde hace varios años la idea de una auditoría de la deuda pública de los países en desarrollo. Según Hugo Ruiz Diaz y Eric Toussaint, «La auditoría consiste en analizar, uno a uno, todos los préstamos, determinar en qué circunstancias se concedieron, cómo se utilizaron los fondos, cuáles fueron los resultados obtenidos y quién se benefició» [6]. Es decir, esta herramienta jurídica permite definir las responsabilidades y detectar las deudas odiosas, nulas o ilegales, abriendo la vía al repudio de la deuda y a la solicitud de reparación tanto a los organismos oficiales que actuaron fuera de sus competencias como a los acreedores que actuaron con conocimiento de causa.

El principio de la auditoría ya se ha utilizado en aplicaciones concretas en Brasil, Argentina y Perú; y desde hace 2 años la dinámica parece intensificarse en este ámbito. En efecto, el 5 de julio de 2007, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, firmó un decreto presidencial instituyendo una Comisión para la Auditoría Integral del Crédito Público. Esta comisión, formada por representantes del Estado y de organizaciones de la sociedad civil ecuatoriana e internacional especializadas en el tema de la deuda (como CADTM), tiene un mandato de un año para señalar las deudas ilegítimas que posteriormente podrían ser objeto de anulación. Los resultados son de una enorme importancia para este país que, en 2005, dedicaba más del 40% del presupuesto al reembolso de la deuda mientras que los gastos de salud y educación sólo sumaban un 15% del presupuesto.

También es alentador constatar que algunos países del norte empiezan a reconocer sus responsabilidades en el proceso del endeudamiento del Tercer Mundo. Es el caso, especialmente, del gobierno noruego, que el 3 de octubre de 2006 tomó la decisión de cancelar, de manera unilateral e incondicional, una parte de sus créditos Créditos Suma de dinero que una persona (el acreedor) tiene el derecho de exigir de otra persona (el deudor).

Créditos privados
Préstamos concedidos por los bancos comerciales, sea cual sea el prestatario.

Créditos públicos
Préstamos concedidos por acreedores públicos, sea cual sea el prestatario.
bilaterales considerados ilegítimos, a 5 países deudores (Ecuador, Egipto, Jamaica, Perú y Sierra Leona). De la misma forma el Senado belga, en marzo de 2007, adoptó una resolución que pedía al gobierno la anulación de la deuda de los países menos avanzados (PMA), así como la puesta en marcha de una auditoría sobre el carácter «odioso» de las deudas de los demás países en desarrollo [7].

Con el fin de rentabilizar estos éxitos, en los que la sociedad civil a menudo ha desempeñado un papel determinante, el CADTM ha desarrollado un programa –apoyado por la CNCD (Comisión Nacional de la Cooperación Descentralizada, N. de T.)- de refuerzo de la capacidad de actuación de sus socios de África central y occidental, donde la cuestión de la auditoría ocupa un lugar central. A tal efecto se celebró un primer seminario, que agrupaba movimientos sociales de África central, en la República Democrática de Congo (RDC) del 23 al 24 de noviembre de 2007. Le siguió un segundo encuentro en Costa de Marfil, a finales de diciembre, consagrado a la red CADTM de África occidental. Estos dos seminarios tenían por objeto, esencialmente, sentar las bases de una auditoría ciudadana de la deuda en los países de las dos regiones.

Como destaca el CADTM en el documento descriptivo de su proyecto, las auditorías ciudadanas no son un fin en sí mismas, sino que básicamente deben servir de herramienta para ejercer presión y/o para ayudar a los gobiernos de África central y occidental a negar su deuda, retomar el control de sus recursos naturales y establecer todas las iniciativas destinadas a recuperar el conjunto de bienes mal adquiridos por las antiguas dictaduras.

Hasta hace muy poco tiempo este programa parecía demasiado ambicioso, pero la evolución reciente del proyecto de la auditoría y la corresponsabilidad de los acreedores en el endeudamiento del Tercer Mundo dan una oportunidad al optimismo.




Notas

[1Olivier Feiertag, «Le fric arrive en Afrique» (La ‘pasta’ llega a África), Libération, 19 de octubre de 2007.

[2El Índice de Desarrollo Humano (IDH) es más completo que el indicador del crecimiento porque además mide la cobertura de necesidades sociales fundamentales de las poblaciones (en los ámbitos de la salud y la educación).

[3Esta cifra incluye toda la deuda externa de África, no sólo la que concierne a los poderes públicos, cuenta también con las deudas contraídas por empresas privadas y no garantizadas por el Estado. Si se tiene en cuenta únicamente la deuda externa pública (es decir, contratada por los poderes públicos o garantizada por ellos), es interesante tener en cuenta que progresó sensiblemente desde 1980, pasando de 45.000 a 175.000 millones de dólares en 2003. «La deuda de África hoy», Damien Millet, marzo de 2005.

[4«Multilateral debt: one step forward, how many back? Eurodad report on the G8 debt deal 2 years-on» (La deuda multilateral: Un paso adelante ¿Cuántos hacia atrás? Informe de Eurodad sobre el reparto de la deuda del G8 en dos años), Eurodad, 16 de mayo de 2005.

[5Efectivamente, la iniciativa se basa en el principio según el cual cada dólar de deuda cancelado se compensa con una disminución de la ayuda que se paga al país beneficiario. Pero ese dólar de ayuda sólo se transfiere al país en cuestión si reúne las condiciones fijadas por las instituciones financieras internacionales, especialmente las exigencias en materia de privatización y liberalización.

[6«L’audit de la dette: un instrument dont les mouvements sociaux devraient se saisir», (La auditoría de la deuda: un instrumento que los movimientos sociales deberían utilizar), Hugo Ruiz Diaz y Eric Toussaint, julio de 2004.

[7Se entiende por «deudas odiosas» las contraídas por un régimen no democrático, sin beneficio para las poblaciones locales, con conocimiento de causa de los acreedores.

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

8 rue Jonfosse
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org