Pronunciamiento

G20 sigue sin consensos para salir la crisis. Es momento de retomar un debate democrático e inclusivo de la crisis

12 de noviembre de 2010 por Latindadd


Pasaron más de dos años desde que se evidenciaron los vacíos del sistema neoliberal para generar bienestar en la población mundial. La crisis generada por el modelo es de tal envergadura que requiere del concierto de todos los países del globo. En este marco, el G7 G7 Alemania, Canadá, EE.UU., Francia, Gran Bretaña, Italia, Japón. Se reúnen anualmente los siete jefes de Estado, generalmente a fines de mayo o principios de julio. El G7 se reunió por primera vez en 1975 a iniciativa del presidente francés, Valery Giscard d’Estaing. intentó legitimar un nuevo espacio, el G20 G20 El Grupo de los Veinte (G20) está compuesto por diecinueve países más la Unión Europea, en el que los ministros, gobernadores de bancos centrales y jefes de Estado se reúnen regularmente. Fue creado en 1999, tras la sucesión de crisis financieras de los años noventa. Pretende favorecer la cooperación internacional, integrando el principio de un diálogo ampliado ante el creciente peso económico adquirido por un grupo de países. Sus miembros son: Alemania, Sudáfrica, Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Turquía y la Unión Europea (representada por el Presidente del Consejo y el gobernador del Banco Central Europeo). , en el que incluyó a algunas economías emergentes, como salida política para controlar los daños creados por la crisis y se autoproclamaron como el foro que solucionaría la caída económica mundial. Ahora esperan consolidarse como el espacio para regular el orden económico mundial, capaz de generar acuerdos con poder vinculante sobre la colaboración fiscal y la regulación financiera. Sin embargo, no lo han logrado y la realidad evidencia que el G20 no es un grupo que busque el interés Interés Cantidad pagada como remuneración de una inversión o percibida por un prestamista. El interés se calcula sobre la base de la cantidad de capital invertido o prestado, de la duración de la operación y del último tipo aplicado en ese momento. común: la guerra de divisas y las diferencias entre implementar políticas procíclicas o contracíclicas está desmoronando este espacio, dejando en evidencia que los ex G7 quieren seguir controlándolo para beneficio Beneficio Resultado contable positivo neto fruto de la actividad de una sociedad. El beneficio neto es el beneficio después de impuestos. El beneficio a distribuir es la parte de aquél que puede ser repartido entre los accionistas. de sus lobbistas nacionales.

La emisión de derivados financieros por parte de la banca privada, no ha sido debidamente enfrentada y es una de las causas de la crisis. Peor aún, el endeudamiento de varios países desarrollados para salvar a dicha banca es ahora pagado por los trabajadores y jubilados que son afectados por las reformas neoliberales. El modelo económico global que consiste en disminuir el peso de los salarios y los impuestos en el PIB Producto interno bruto
PIB
El PIB es un índice de la riqueza total producida en un territorio dado, estimada sobre la base de la suma de los valores añadidos.
con la consiguiente concentración del ingreso en ganancias está intacto y Europa que intentaba resistirse al modelo ha ingresado en el 2010. El consumo basado en el crédito sigue en auge a pesar de la crisis.

En esta situación, nos preocupa que:

1. La crisis no ha terminado, pese a que el discurso del G20 señala que han evitado la debacle mundial, los índices de deuda Deuda Deuda multilateral La que es debida al Banco Mundial, al FMI, a los bancos de desarrollo regionales como el Banco Africano de Desarrollo y a otras organizaciones multilaterales como el Fondo Europeo de Desarrollo.
Deuda privada Préstamos contraídos por prestatarios privados sea cual sea el prestador.
Deuda pública Conjunto de préstamos contraídos por prestatarios públicos. Reescalonamiento. Modificación de los términos de una deuda, por ejemplo modificando los vencimientos o en relación al pago de lo principal y/o de los intereses.
pública de los países europeos de la OCDE Organización de Cooperacion y Desarrollo Economicos
OCDE
Creada en 1.960 y con sede en el Château de la Muette en París, la OCDE agrupaba en el 2.002 los quince miembros de la Unión Europea más Suiza, Noruega, Islandia; en América del Norte, Estados Unidos y Canadá; en Asia-Pacífico, Japón, Australia y Nueva Zelanda. Entre 1.994 y 1.996, ingresaron tres países del Tercer Mundo: Turquía, candidata a entrar también a la Unión Europea; México, que con sus dos vecinos del Norte forma el ALCNA o NAFTA; Corea del Sur. Desde 1995 se han sumado tres países del ex bloque soviético: la República Checa, Polonia y Hungría. En el año 2.000, la República Eslovaca constituyó el miembro número treinta.
Lista de los países miembros de la OCDE por orden alfabético: Alemania, Australia, Austria, Bélgica, Canadá, Corea del Sur, Dinamarca, España, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Japón, Luxemburgo, México, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, República Eslovaca, Reino Unido, Suecia, Suiza, Turquía.
Sitio web :
, estimada al 2010, promedia el 81%, evidenciando una importante crisis fiscal en el viejo continente. Las deudas de Alemania y Gran Bretaña superan el 82% del PIB y la de Francia llega al 92%. Además, existe un alto riesgo de burbujas financieras, generadas por la especulación Especulación Actividad consistente en buscar ganancias bajo la forma de plusvalía apostando por el valor futuro de los bienes y activos financieros o monetarios. La especulación genera un divorcio entre la esfera financiera y la esfera productiva. Los mercados de cambios constituyen el principal lugar de especulación. de las materias primas; se ha generado una guerra por las divisas, en la cual EEUU quiere ganar liquidez y competitividad imprimiendo dólares y exigiendo al resto de los países reevalúen sus monedas, sin importar el impacto en sus poblaciones. Todo esto sigue mellando el empleo y, con ello, el bienestar de la población.

2. Pese al descrédito en el que cayeron las instituciones financieras internacionales, el modelo neoliberal ya caduco tiene en las IFIS sus operadoras y defensoras más tenaces.

- El sistema de votación en las IFIS no refleja el cambio en el poder mundial ni el nuevo ril que juegan Brasil, China, Rusia y la India. Menos aun reflejan el empequeñecimiento de Europa en la economía internacional. Lo que existe en el G20 es una doble representación de Europa a través de la Comisión Europea más cada país europeo miembro del G7. Al 2018 el BRIC +3 (Indonesia, Corea del Sur y Turquía) pesarán más que el G7, lo que abre la discusión sobre la estructura de poder en general.

- Las IFIS han tratado de salir de sus propias crisis de legitimidad, reposicionándose y adoptando otro lenguaje. El FMI FMI
Fondo monetario internacional
El FMI nace, el mismo día que la Banca mundial, con la firma de los acuerdos de Bretton Woods. En su origen el rol del FMI era defender el nuevo sistema de cambios fijos instaurado.

A la finalisación de estos acuerdos (1971), el FMI es mantenido y se transforma paulatinamente en el gendarme y el bombero del capitalismo mundialisado : gendarme cuando impone los programas de ajuste estructural ; bombero cuando interviene financiaramente para sostener los países tocados por una crisis financiera.

Su modo de decisión es el mismo que el del Banco mundial y se basa sobre una repartición del derecho de voto en proporción a los aportes de cotisación de los países miembros. Estatutariamente es necesario el 85% de los votos para modificar la Carta del FMI (los EE.UU. poseen una minoria de bloqueo dado a que posees el 16,75 % de voces). Cinco países dominan : Los EE.UU. (16,75 %), el Japon ( 6,23 %), la Alemania (5,81%), Francia (4,29 %), y Gran Bretaña (4,29%). Los otros 177 Estados miembros estan divididos en grupos dirigidos, cada vez, por un país. El grupo más importante (6,57%) esta dirigido por Belgica. El grupo menos importante (1,55% de voces) precidido por el Gabon (países africanos).

Su capital está compuesto del aporte en divisas fuertes (y en monedas locales) de los países miembros. En función de este aporte, cada miembro se ve favorecido con Derechos Especiales de Giro (DEG) que son de hecho activos monetarios intercambiables libre e inmediatamente contra divisas de un tercer país. El uso de estos DEG corresponde a una política llamada de estabilización a corto plazo de la economía, destinada a reducir el déficit presupuestario de los países y a limitar el crecimiento de la masa monetaria. Esta estabilización constituye frecuentemente la primera fase de intervención del FMI en los países endeudados. Pero el FMI considera que en adelante es tarea suya (tras el primer choque petrolero de 1974-1975) actuar sobre la base productiva de las economías del Tercer Mundo reestructurando sus sectores internos; se trata de una política de ajuste a más largo plazo de la economía. Lo mismo sucede con los países llamados en transición hacia una economía de mercado. (Norel y Saint-Alary, 1992, p. 83).

Sitio web :
, a través de Línea de Crédito Flexible, ha conseguido canalizar el dinero destinado para solucionar la crisis, pero no ha quitado las condicionalidades, simplemente las ha colocado como requisitos de entrada. Por su parte, el Banco Mundial Banco mundial Creado en 1944 en Bretton Woods en el marco del nuevo sistema monetario internacional, el Banco posee un capital aportado por los países miembros (189 miembros el año 2017) a los cuales da préstamos en el mercado internacional de capitales. El Banco financia proyectos sectoriales, públicos o privados, con destino a los países del Tercer Mundo y a los países antes llamados socialistas. Se compone de las siguientes tres filiales.

Mas...
administra los ‘fondos verdes’ para superar los problemas del cambio climático, pero sólo constituyen un pequeño porcentaje de su portafolio, pues sigue financiando industrias basadas en energía no renovable.

- Las políticas recomendadas a los países industrializados son las ya conocidas por los PED: apertura comercial y de capitales, desregulación laboral y reducción del gasto, pese a los impactos sociales que generaron en el pasado.

- Se pretende consolidar una ‘red global de seguridad financiera y la promoción del desarrollo’, para contrarrestar las repentinas fluctuaciones de capital y reaccionar más rápido ante la próxima crisis. Es decir, se busca paliativos, pero no una solución que evite las crisis crónicas del sistema.

- La reestructuración de las IFIS no puede centrarse en aumentos mínimos e insuficientes en las cuotas de participación de algunos PED, sobre todo cuando la dirección de las mismas se mantiene entre las potencias mundiales. Las IFIS debieran estar bajo la dirección de las Naciones Unidas al servicio del bien común universal, reducir sus funciones y articularse coordinar con las instituciones de las iniciativas de regionalización que se están fortaleciendo en los continentes.

3. No hay voluntad política para regular los mercados especulativos. Todas las decisiones se toman a paso lento, y de las pocas propuestas importantes presentadas en el marco de la Convención de NNUU frente a la Crisis y su impacto en el Desarrollo, ninguna se ha llevado a la práctica. Basilea III no ha podido pasar de una banca especulativa a una banca basada en las reservas.

4. Peor aún, no existe ningún interés en salir de la crisis. El debate del G20 reafirma el neoliberalismo y busca las maneras para conservarlo. Simplemente se está buscando mantener el status quo que asegura las ganancias de algunas transnacionales.

Los temas a tratar en la Cumbre de Corea –la estructura de capital de los bancos, el fortalecimiento de la regulación de las instituciones financieras sistemáticamente importantes, la distribución de los fondos públicos entre el sector financiero, entre otros- son limitados en cuanto al impacto que pueden tener para mejorar el empleo, la calidad de vida y los derechos humanos. La falta total de cuestionamiento a un modelo neoliberal que genera crisis sistémicas recurrentes y que en décadas de existencia no ha logrado eliminar o disminuir sustantivamente la pobreza y la desigualdad, nos lleva a continuar con las demandas que venimos señalando desde que se inició la crisis:

a) Urge una Nueva Arquitectura Financiera Internacional en la cual exista regulación y supervisión de los flujos financieros. En este marco, los países requieren del control de capitales, y la regulación monetaria para limitar la entrada a los países de divisas especulativas que generan problemas de liquidez y afectan a los sectores emprendedores de la población. La regulación financiera generará mayor autonomía a los países para la implementación de políticas públicas, así como se destaca el rol a cumplir por marcos regulatorios regionales que contribuirán a que los sistemas financieros están mejor alineados al logro de los bienes públicos de cada región.

Para impulsar un debate comprehensivo de estos temas, proponemos un Código Financiero, y retomamos las propuestas de la Comisión Stiglitz para la creación de un Organismo Internacional de Regulación Financiera y un Consejo Económico Mundial, ambos organismos que funcionen en el marco de NNUU.

b) La colaboración internacional es indispensable para salir de la crisis y generar condiciones más equitativas entre los países. Pero esta no debe ser entendida únicamente como cooperación monetaria y libertad para el movimiento de capitales, como se insinuó en la última reunión de las IFIS. Los PED son los principales afectados por la crisis y el modelo que la generó, y por ello requieren de recursos para reducir las diferencias sociales características de cada región. En ese sentido es necesario:

- Una moratoria de la deuda, que genere liquidez a los países para atender a prioridades sociales antes que financieras;

-  Auditorías de la deuda, que permitan identificar las deudas ilegales e ilegítimas y no pagarlas;

- Recursos para enfrentar la crisis, que serán entregados por los países industrializados que la crearon, como reparación por los daños causados;

-  Otra gestión del endeudamiento, a través de un trato equitativo entre las IFIS y los países, respetando la soberanía de los últimos, y sin condicionalidades que impidan a los estados libertad para implementar las políticas públicas que requieren.

- Una verdadera Justicia Tributaria, basada en impuestos a la renta antes que al consumo, que permitan una mejor redistribución de los ingresos y que ayuden a tasar sustancialmente a los sectores e industrias que generan impactos negativos en el ambiente y la sociedad.

c) Se requiere financiamiento para enfrentar los problemas del cambio climático. Más aún cuando esto ha sido generado por los países industrializados, por el modelo productivo depredador de recursos, pero cuyas consecuencias afectarán más fuertemente a los PED. Urgen compromisos concretos y adicionales a la los recursos destinados para la crisis, de forma concesional y sin generar más endeudamiento. Por ello, respaldamos las propuestas de la Mesa de Financiamiento de la Cumbre de Cochabamba, así como las iniciativas de distintos sectores para un financiamiento equitativo: terminar con los subsidios a los combustibles fósiles, gravar a las industrias de acuerdo a su impacto ambiental y otros gravámenes internacionales. Además, apoyamos la propuesta del G77 G77 Es una emanación del Grupo de Países en Vías de Desarrollo que se reúnen para preparar la primera Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCED) en Ginebra en 1964. El Grupo ofrece un forum a los PVD para discutir los problemas económicos y monetarios internacionales. +China para que los países industrializados aporten entre el 0,5% y el 1% de su Producto para combatir el cambio climático.

d) América Latina debe consolidar su proceso de integración, impulsando la UNASUR. En ese marco, fortalecer el proceso de regionalización de las finanzas globales aparece como un complemento fundamental para generar mayor autonomía, recuperar los recursos financieros y facilitar el desarrollo sostenible. Específicamente, se necesita:

- Una institucionalidad que respalde un desarrollo sostenible, con un Banco del Sur que apoye la pequeña producción, el bienestar social y desarrollo tecnológico y científico que aporten una economía sustentable.

- Un Fondo de Reservas, para que la región tenga autonomía y liquidez ante eventualidades en la balanza de pagos Balanza de pagos La balanza de pagos corrientes de un país es el resultado de sus transacciones comerciales (es decir, de los bienes y servicios importados y exportados) y de sus intercambios de ingresos financieras con el extranjero. En claro, la balanza de pagos mide la posición financiera de un país en relación al resto del mundo. Un país que dispone de un excedente de sus pagos corrientes es un país prestamista respecto al resto del mundo. Inversamente, si la balanza de un país es deficitaria, ese país deberá dirigirse a los prestamistas internacionales a fin de pedir prestado para sus necesidades de financiación. y un sistema de pagos distinto al dólar que limite el contagio de futuras crisis y la dependencia de la banca internacional para el financiamiento de la producción local.

- Un Marco Regulatorio Financiero Regional que establezca las reglas para un eficiente y eficaz funcionamiento de las instituciones financieras en la región, dentro de un enfoque de desarrollo sustentable, así como los instrumentos regulatorios a ser usados por los Estados para intervenir en los fallidos mercados.

El G20 ha probado no tener interés en mejorar las reglas de juego para todos, sino que busca una ‘estabilización sistémica’ para que los capitales vuelvan a tener rentabilidades exacerbadas, haciendo creer al mundo que la economía de todos está creciendo. Sin embargo, en América Latina el desempleo post crisis sumó 39 millones para alcanzar un total de 189 millones de latinoamericanos bajo la línea de la pobreza; el coeficiente de desigualdad de la región es de 0,53 [1], constituyéndose como la región más desigual del mundo; y se estima que se necesita más de 100 mil millones de dólares al año para que los PED podamos hacer frente a los problemas ambientales ocasionados por el mundo industrializado, pero aún no se comprometen a darlos. El G20 no debe ser es el espacio para debatir problemas globales y decidir implementar propuestas que conciernen al mundo entero, pues como grupo solo representa al 10% de los países. Legitimarlos como los conductores de la economía internacional será consolidar que quienes tienen y producen más dinero son quienes tienen más derecho a decidir, por encima del resto de la población.

Ante esto, reivindicamos nuestras demandas de impulsar una nueva arquitectura financiera internacional, con control de capitales y regulación financiera; otra gestión para el endeudamiento, con la realización de auditorías de la deuda y recursos para enfrentar la crisis financiera; una verdadera justicia tributaria; recursos para el problema del cambio climático y un real impulso a la UNASUR.



Notas

[1Cifras al 2007

Traduccion(es)

CADTM

COMITE PARA LA ABOLICION DE LA DEUDAS ILEGITIMAS

35 rue Fabry
4000 - Liège- Belgique

00324 226 62 85
info@cadtm.org

cadtm.org